Skip to main content

Según la ONU, en el mundo habría 27 millones de drogodependientes con problemas graves de salud, de los cuales 12 millones utilizan drogas inyectables como la heroína.

Otros datos aportados por el citado organismo internacional es que cada año se invierten en el mundo 100.000 millones de dólares para combatir el comercio ilegal de drogas, mientras que, paradójicamente, el 83% de los delitos relacionados con drogas tienen que ver con la posesión de pequeñas cantidades de estas sustancias.

centro desintoxicacion cita

Más estadísticas: Casi 200.000 personas mueren cada año por el consumo de narcóticos ilegales, sea por sobredosis o por otros problemas médicos relacionados con las drogas.

banner blog notas

La ONU también subraya que el tráfico de drogas y los enormes ingresos que genera, constituyen un grave y extendido problema en numerosas regiones del planeta, como América Central. Y cada vez se evidencian lazos más estrechos entre grupos narcotraficantes y la violencia terrorista.

Por otra parte, es de lamentar que los programas de prevención, tratamiento y rehabilitación de consumidores sean muy escasos en muchos países, y en cambio, se apliquen a los adictos medidas incompatibles con los derechos humanos. En este sentido, la ONU aconseja evitar el encarcelamiento por delitos menores, como la posesión de droga para consumo personal, y aplicar, en cambio, programas de prevención y reinserción social, ya que con esa medida se evitaría que individuos vulnerables en prisión fueran reclutados por criminales o incluso terroristas. La ONU también destaca que la aplicación de la pena de muerte en delitos relacionados con las drogas no está ni en la letra ni en el espíritu de las convenciones internacionales sobre drogas.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

doctor

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

Autor: Comunicación Clínicas CITA