Skip to main content
Category

Adolescentes

¿Qué es la vigorexia?

¿Qué es la vigorexia? ¿Y cuál es su tratamiento?

By Adolescentes, Blog, Sin categorizar

¿Qué es la vigorexia?

La vigorexia es un trastorno obsesivo que tienen las personas que no están satisfechas con su apariencia física. Las personas que padecen esta enfermedad psicológica,  no son capaces ver objetivamente cómo está su cuerpo, solo se centran en sus imperfecciones. Creen que su cuerpo no esta suficientemente musculado por lo que sienten la necesidad de hacer deporte constantemente para ponerse en forma. 

Read More

vivir con un adicto

Consecuencias de vivir con un adicto

By Adolescentes, Blog
vivir con un adicto

Vivir con un adicto no es tarea fácil, es muy agotador. Hacerlo sin ayuda externa de algún profesional es prácticamente imposible. Aparecen discusiones y problemas a diario por lo que provoca un desgaste enorme a la familia o la gente que convive con el adicto.

La comunicación con una persona con un trastorno por consumo de sustancias es muy complicada. Es muy importante saber cómo actuar y llevar la convivencia para evitar problemas de cara el futuro.

Dicha convivencia es tan problemática por que la sustancia a la cual es adicto pasa a ser el centro de su vida. La familia, pareja o amigos con los que vive pasan a un segundo plano.  A medida que la adicción avanza, el individuo deja de cuidar a su familiar, en cuanto a ofrecerles ayuda cuando lo necesitan, apoyarlos o atender sus necesidades.

¿Cómo es la convivencia con un adicto?

Podemos encontrar varias situaciones que son muy habituales en una familiar que convive con un adicto. Aquellos miembros que conviven con alguien adicto se sienten solas. Todas las cargas familiares recaen sobre sus hombros y son ellas quienes deben ocuparse de todo lo relacionado con la familia, sin la ayuda del adicto. Lo único en lo que se preocupa el consumidor es en la droga.

También podemos encontrar la codependencia de la familia. La persona adicta se vuelve dependiente de su pareja para sobrevivir de la adicción. En el caso de una pareja dónde hay un miembro el cual es adicto, la otra persona que es el codependiente, también se le llama coadicto.

Detrás de cada adicto, hay un círculo de personas,  que está afectado por la adicción. Y en muchos casos, la familia sufre tanto como el enfermo, pero no pide ayuda porque es difícil entender que uno esté tocado por la adicción de otra persona.

Consejos para tener una mejor convivencia con un adicto

  • Evita consumir en casa, ya que solo despertarás sus ganas de consumir.
  • No hagas de policía, la adicción es una enfermedad muy compleja y no puedes controlar su proceso.
  • Evita conversaciones sobre su comportamiento o vida de antes.
  • Tratar de no poner películas que contengan contenidos sobre excesos.
  • Cambiar el canal en la televisión si salen imágenes de consumo, ya sea en las noticias o películas.
  • Retira del uso cotidiano todo lo que lleve publicidad de alguna sustancia que pueda incitar su consumo.
  • No te tomes como algo personal sus ataques.
  • Evita las discusiones.
  • Cambia los muebles de sitio, estar en un entorno diferente le hará sentir mejor.
  • Trata de no darle dinero, ya que muy probablemente acabara comprado la sustancia a la cual es adicto.
  • Haz tu vida, no te centres en el enfermo.

¿Cuáles son las consecuencias de vivir con un adicto?

Una adicción no solo daña a la persona que tiene la enfermedad, sino también a todo su circulo de seres queridos que le rodean, en especial, a los que conviven con él.

El consumo puede provocar situaciones muy problemáticas en el hogar, incluso llegar a la violencia ya que una persona bajo les efectos de la droga puede perder el control.

En hogares dónde los consumidores son los padres, es muy habitual que haya mucha desatención a sus hijos. En esta desatención, hacemos referencia a todo tipo de necesidades que un hijo requiere.

Como hemos comentado anteriormente, es muy habitual que la violencia sea frecuente en hogares con algún miembro adicto. Dicha violencia se puede experimente, sobretodo, en dos ocasiones, la primera es cuando el individuo tiene exceso de sustancia al cuerpo. La segunda, cuando su organismo le pide consumo al cual no tiene acceso.

Si por culpa del consumir habitualmente se ha generado una adicción, un comportamiento muy habitual es priorizar dicho consumo. El deseo de drogase pasa como prioridad  antes que los amigo y la propia familia. Al ser lo más importante, puede conllevar también problemas económicos. Estos problemas no solo afectan al adicto, sino también a la familia ya que el individuo realizar robos para conseguir dinero y poder adquirir así los narcóticos.

Si convives con alguien que tiene alguna adicción, no dudes en contactar con nosotros. Podemos ayudaros y recuperar vuestras vidas.

pastillas para estudiar

Pastillas para estudiar

By Adolescentes, Blog
Pastillas para estudiar

Hay una amplia variedad de sustancias las cuales ayudan y aumentan la actividad cerebral proporcionando mayor concentración. El consumo de dichas sustancias es muy común entre los estudiantes para mejorar su rendimiento.  Estas sustancias son diseñadas con fines sanitarios. Es decir, que se venden bajo una receta médica a persona que padecen trastornos psicológicos. El problema viene cuando estos pacientes que la adquieren con receta después venden  dichos medicamentos en el mercado negro.

Este tipo de pastillas, comúnmente conocidas como las pastillas de la inteligencia, es cada vez, más común entre los estudiantes. Son sustancias estimulantes que inciden en la actividad cerebral mejorando la capacidad de atención y concentración. Reducen el cansancio, el estrés y aportan más energía mental.

¿Cuál es el objetivo de tomar pastillas para estudiar?

Como hemos comentado anteriormente, estos fármacos aportan energía mental para poder realizar cualquier tarea con mayor eficacia, inmediatamente después de tomarlos.

Pero en realidad este tipo de fármacos se crearon para controlar algunos trastornos psicológicos, como por ejemplo el TDAH. Los medicamentos más comunes que se recetan son el Adderall, Dexedrine y Vyvanse que contienen anfetaminas o bien, el Ritali y Concerta los cuales contienen metilfenidatos.

Las principales sustancias que utilizan los adolescentes para estudiar mejor son:

  • Gamalate: este tipo de pastillas se utilizan para mejorar la concentración y la memoria. También son útiles para combatir el estrés y el cansancio. Es muy común en épocas de exámenes.
  • Mentix: es una de las más utilizadas ya que ayuda a estar despierto más horas promoviendo el estado de vigilia.
  • Las bebidas energéticas también es una sustancia muy común ya que provoca un aumento de la hiperactividad.
  • Por último el Ritalin, se usa para provocar relajación en aquellos niños hiperactivos.

¿Cuáles son los síntomas que producen estas pastillas para estudiar?

Consumir este tipo de pastillas para estudiar, obviamente no es un remedio sano ya que la mayoría de consumidores no tienen ningún trastorno psicológico. Abusar de ellos provoca efectos negativos sobre el organismo y a largo plazo, puede conllevar el desarrollo de varias enfermedades graves.

Los principales que provocan el consumo de pastillas para estudiar son el aumento de alerta, una mayor producción energética del organismo, un incremento del ritmo cardíaco, una aceleración de la frecuencia respiratoria y un aumento de la tensión arterial.

¿Qué consecuencias provocan este tipo de fármacos?

Los médicos que recetan este tipo de medicamentos lo hacen con dosis muy pequeñas. Pero cuando se toma estos fármacos de manera ilegal con fines recreativos o para estudiar, la dosis son mucho más elevadas. Ya que el consumidor no tienen en cuenta la dosis administrada. Además, las personas que consumen para estudiar mejor lo hacen de manera recurrente, incluso a veces combinando con otro tipo de sustancias como bebidas energéticas.

Esto puede provocar una serie de graves consecuencias, las más comunes son:

  • Hipertensión arterial
  • Insuficiencia cardíaca
  • Convulsiones
  • Problemas cerebro-vasculares
  • Paranoias

¿Qué alternativas existen a las pastillas para estudiar?

Para aumentar la concentración, no es necesario recurrir a sustancias químicas. Hay muchas otras opciones que serán igual de útiles las cuales no provocaran consecuencias graves a tu organismo. Estás técnicas sirven tanto para combatir el estrés, descansar mejor y mejorar la concentración:

  • Meditación: para reducir mucho el estrés, hacer meditación es muy útil si lo haces de manera recurrente cada día.  Hacerlo justo antes de empezar a estudiar te ayudará a despejar la mente y te concentrarás mucho mejor.
  • Dormir: descansar bien y dormir las horas que tocan es fundamental para que el cerebro se centre en el estudio.
  • Ejercicio: Haz que tu sangre bombee de forma natural haciendo deporte, una clase de gimnasia, yoga o solo una caminata a ritmo rápido.
  • Comer de forma saludable: Una buena nutrición es fundamental para tener el cuerpo sano y la mente sana.

En Clínicas CITA te podemos ayudar si crees que tienes alguna dependencia a este tipo de fármacos. No dudes en contactar con nosotros y recibirás atención personalizada.

Adicción a las bebidas energéticas

By Adolescentes, Blog
adicción a las bebidas energéticas

El principal uso de las bebidas energizantes es para concentrarse, rendir más o bien mantenerse despiertos durante largas jornadas de trabajo o estudio.

A corto plazo puede parecer que los síntomas que provoca son beneficiosos, pero la verdad es que a largo plazo puede ser muy peligroso para la salud e incluso provocar la aparición de una adicción a las bebidas energéticas.

¿Qué síntomas provocan las bebidas energéticas?

Dos de los principales ingredientes de las bebidas energéticas son la cafeína y la taurina. Como todos sabemos, la cafeína es un estimulante y actúa sobre el sistema nervioso central y del corazón. Por otra parte, la taurina afecta a la contractilidad del músculo esquelético.

Su alta presencia en este tipo de bebidas las hace responsables de una serie de síntomas que se experimentan después de su consumo, entre los que encontramos:

  • Aumento de la energía
  • Reducción de la somnolencia y la fatiga
  • Mejor rendimiento en el ejercicio físico
  • Incremento del estado de alerta
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Relajación muscular
  • Aumento de la memoria

Estos síntomas pueden parecer positivos pero a largo plazo y según la cantidad consumida, estas bebidas pueden tener consecuencias muy negativas.

¿Cuáles son los principales riesgos de las bebidas energéticas?

Existe una gran complicaciones asociadas al consumo de este tipo de bebidas. La más común es la intoxicación por cafeína. Al consumir grandes cantidades de cafeína puede provocar la aparición de taquicardia, nerviosismo, insomnio, náuseas y vómitos. En los casos más extremos podemos registrar casos de graves arritmias cardíacas, convulsiones e incluso la muerte.

En toda dependencia existe el famoso síndrome de abstinencia. En este caso de la adicciones a las bebidas energéticas, pasa lo mismo. Existe el síndrome de abstinencia a la cafeína el cual puede mostrarse como cansancio y fatiga. También provoca empeoramiento del rendimiento cognitivo. Si el consumidor es recurrente este síndrome podría aparecer al cabo de las 12h.

Otros de los riesgos más comunes es el deterior de las funciones ejecutivas y el rendimiento cognitivo.  Esto es debido a que el efecto de la cafeína en el cerebro podría tener consecuencias a largo plazo afectando al desarrollo normal de las funciones ejecutivas. Si a esto, le sumamos una falta de descanso, podrías interferir en el proceso de maduración cerebral, y cómo consecuencia provocar deficiencias de la atención, irritabilidad y dificultades en la regulación de conductas.

¿Cómo saber si hay adicción a las bebidas energéticas?

Hay una gran variedad de señales que confirman que realmente existe adicción a las bebidas energéticas. Alguna de ellas son:

  • Pensar constantemente en la bebida cuando no puedes consumirla.
  • Cuando estás cansado, si no tomas tu bebida energética te pones nervioso o irritable.
  • El cuerpo empieza a crear tolerancia a esta bebida.
  • Te levantas por la mañana y te tomas una bebida energética
  • Consumes varias bebidas energéticas al día
  • Acompañas muchas de tus comidas con bebidas energéticas
  • La gente de tu entorno te alerta constantemente sobre la cantidad de bebidas energéticas que consumes
  • Tienes problemas de concentración si no consumes bebidas energéticas

¿Cómo superar la adicción a las bebidas energéticas?

Superar una adicción es un proceso largo y complicado. Dependiendo del nivel de adicción y la sustancia, hacerlo solo es prácticamente imposible. Es cierto que en este caso, la sustancia no es de las más adictas. Existen diferentes vías para lograrlo:

  • Dejar el consumo de una sola vez. Esto implicará, muy probablemente, la aparición del síndrome de abstinencia.
  • Reducir el consumo progresivamente. Consiste en ir reduciendo el consumo poco a poco hasta ser capaz de dejar dicha sustancia por completo.

Es muy importante escoger el método que más se adapte a cada caso. En un caso más extremos es necesario pedir ayuda a un centro o profesional especializado en adicciones. Tener seguimiento del tratamiento va a ser mucho más beneficioso y ayudará a lograr buenos resultados.

Clínicas CITA es un centro de tratamiento de adicciones dónde trabajamos con cualquier dependencia. Si crees que puedes tener alguna adicción, no dudes en contactar con nosotros. Podemos ayudarte a recuperar tu vida.

Los efectos de las anfetaminas

Los efectos de las anfetaminas

By Adolescentes, Blog

¿Qué son las anfetaminas?

Las anfetaminas son unas drogas estimulantes muy adictivas. El principal efecto de este tipo de sustancias es acelerar las funciones del cerebro y del cuerpo. Normalmente vienen en forma de pastilla o comprimidos y se acostumbran a consumir de manera oral, fumadas, esnifadas o bien, inyectadas. Los efectos de las anfetaminas pueden aparecer a corto y a largo plazo.

Esta sustancia provoca un aumento de dopamina en el cerebro. La dopamina participa en el movimiento corporal, la motivación y el refuerzo de las conductas que producen satisfactorias.

¿Cuáles son los efectos de las anfetaminas a corto plazo?

Los trastornos por consumo de anfetamina son muy variados, algunos pueden aparecer a corto plazo y otros de por vida. También va a depender la edad a la cual se consume, por ejemplo, si se consume durante la adolescencia podría provocar daños cerebrales permanentes ya que afecta directamente a las zonas del cerebro relacionada con la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Los principales efectos de las anfetaminas a corto plazo son:

  • Aumento del insomnio y la actividad física
  • Disminución del apetito
  • Respiración rápida
  • Ritmo cardíaco rápido o irregular
  • Presión arterial y temperatura corporal elevadas

¿Cuáles son los efectos de las anfetaminas a largo plazo?

Si el individuo consume esta sustancia inyectándosela, las probabilidades de contraer enfermedades infecciones como el VIH y la hepatitis B y C aumentaran drásticamente. También puede provocar una alteración del juicio y por lo tanto tener una toma de decisiones errónea.

Como sucede en muchas drogas, cuando se consume repetidamente, el organismo genera una tolerancia de los efectos placenteros de la sustancia. Esto provoca que el consumidor tiene que tomar más dosis para lograr el mismo efecto. En esta sustancia en concreto, los consumidores crónicos pueden tener la dificultad para sentir cualquier otro placer que no sea el derivado de la droga, lo que intensifica la adicción. Y como en toda adicción a sustancia, aparece el famoso síndrome de abstinencia cuando el consumidor abandona el consumo.

Los principales efectos de las anfetaminas a largo plazo son:

  • Pérdida de pes
  • Adicción
  • Problemas dentales graves
  • Cambios en la estructura y el funcionamiento del cerebro
  • Confusión
  • Ansiedad
  • Pérdida de la memoria
  • Problemas para dormir
  • Comportamiento violento
  • Alucinaciones

¿Cómo es el síndrome de abstinencia de las anfetaminas?

El síndrome de abstinencia de las anfetaminas se desarrolla después de la interrupción o reducción del consumo de la sustancia. Este síndrome acostumbra a presentarse con insomnio, inquietud, pesadillas, cansancio, aumento del apetito, ansiedad, entre otros efectos.

El síndrome de abstinencia de las anfetaminas lo podemos organizar en varias fases. La inicial empieza en pocas horas y puede durar hasta los 9 días. Los principales efectos de esta primera fase son la disforia, depresión, agitación, ansiedad e insomnio. La siguiente fase tendrá un período de entre 1 a 10 semanas. Al inicio de la segunda fase se presentará fatiga, falta de energía y puede que depresión. En la tercera fase pueden aparecer fuertes episodios de craving relacionados que señales que le pueden provocar al individuo a consumir y así caer en una recaída.

¿Cuánto tiempo duran los efectos de las anfetaminas?

No todas las drogas dejan rastro en el cuerpo durante la misma cantidad de tiempo. Aunque sea una droga “leve” puede durar mucho en el organismo. Por ejemplo, la heroína es una de las sustancias más peligrosas del mercado y con el mayor nivel de adicción, pero lo cierto es que desaparece más rápido del organismo que otra droga considerada suave.

En cuanto a las anfetaminas, se trata de una droga sintética con efectos estimulantes y, es también, una de las drogas más adictivas. Como hemos comentado anteriormente, esta sustancia aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, provocando así la probabilidad de dañar la salud cardíaca de por vida.

Las anfetaminas están en la orina de uno a tres días, aproximadamente 12 horas en la sangre y hasta 90 días en el pelo.

Si crees que eres adicto a las anfetaminas no dudes en ponerte en contacto con un centro especializado en tratamiento de adicciones. En Clínicas CITA podemos ofrecerte un tratamiento de desintoxicación de anfetaminas personalizado para tu caso. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, te podemos ayudar.

inicio del consumo de las drogas

¿Cuál es la edad de inicio del consumo de las drogas?

By Adolescentes, Blog, Sin categorizar
inicio del consumo de las drogas

¿Cuál es la edad de inicio del consumo de las drogas?

La respuesta a esta pregunta no es exacta ya que hay varios aspectos que influyen. Uno de ellos es el tipo de sustancia, hay sustancias que la media de edad es muy temprana como el tabaco o el alcohol. Otro factor a tener es en cuenta es que a lo largo de los años esta va cambiado ya que depende también de los factores sociológicos, modas, etc.

Como hemos comentado anteriormente, las dos sustancia donde el inicio del consumo es mas temprano son el tabaco y el alcohol. Esto es debido, principalmente, a la facilidad de acceso que todos tenemos y que el consumo de dichas esta aceptado socialmente. Tanto el alcohol como el tabaco los jóvenes las empiezan a consumir antes de los 14.

La siguiente sustancia más consumida a temprana edad es el cannabis, que lo hace alrededor de los 15 años. Es a partir de ahí cuando se inician a consumir drogas más potentes la cocaína, alucinógenos, éxtasis y heroína.

Se han realizado estudios recientes en los cuales han concluido que la edad la cual los jóvenes empiezan a consumir cada vez va aumentando, pero también lo hacer el consumo. Es decir, cada vez empiezan con mayor edad pero el consumo también es mayor.

¿Por qué los jóvenes inician el consumo de las drogas?

La lista de los motivos por los cuales los jóvenes se inician al consumo de las drogas es muy larga y depende de muchos factores. Pero los principales son:

  • Ser aceptados socialmente. Muchos jóvenes se inician al consumo por el simple hecho de ser aceptado en sus amigos que también consumen.
  • Buscar la sensación de placer. Existe la posibilidad que el individuo consuma con el objetivo de sentirse bien y producir sentimientos de places.
  • Desafortunadamente hoy en día hay jóvenes que sufren depresión, bullying, ansiedad, estrés, etc. Cabe la posibilidad de que estos jóvenes afectados recurran a las drogas para encontrar un alivio a sus problemas.
  • La adolescencia es edad de experimentar y probar cosas nuevas, desgraciadamente el consumo es una de ellas.
  • No es muy habitual pero también existe la posibilidad de que a esa edad recurran a las drogas para mejorar en sus obligaciones académicas o deportivas.

¿Cuál son las drogas más consumidas por los jóvenes?

Las drogas más usadas hoy en día por los jóvenes son el alcohol, el tabaco y la marihuana. Estas sustancias son también las que tienen las edades de inicio de consumo menores. El principal motivo por el cual estas sean las sustancias más consumida es por el fácil acceso que tienen.

¿Por qué son peligrosas las drogas para los jóvenes?

Las drogas son especialmente peligrosas para los jóvenes ya que su cerebro aún está en fase de desarrollo. Consumir drogas puede interferir este proceso con graves consecuencias, también puede afectar en la toma de decisiones y hacer cosas con un mayor riesgo como por ejemplo conducir temerariamente o tener sexo sin protección.

Mientras más temprano los jóvenes empiecen a consumir drogas, mayores serán las posibilidades de continuar consumiendo en el futuro. El abuso de drogas en la juventud puede contribuir al desarrollo de problemas como enfermedades cardíacas, presión arterial alta y trastornos del sueño.

Las drogas más usadas entre los jóvenes es el alcohol, el tabaco y la marihuana. Esto es debido, principalmente, a que tanto el alcohol como el tabaco están socialmente aceptados y tienen un acceso muy fácil para ellos.

¿Cómo prevenir el consumo de drogas en los jóvenes?

Los programa de ayuda para prevenir el consumo de drogas en los jóvenes pueden prevenir o reducir el consumo de drogas y evitar así una posible adicción. Algunos consejos y práctica para reducir ese riesgo son:

  • Buena comunicación con sus hijos
  • Alentarlos para el desarrollo de confianza y un fuerte sentido de sí mismos.
  • Enseñar a sus hijos habilidades para resolver problemas
  • Enseña a los niños el autocontrol y la responsabilidad, proporciona límites seguros y les demuestra que usted se preocupa de ellos
  • Supervisar: Ayuda a los padres a reconocer problemas, promover la seguridad y mantenerse involucrados con sus hijos
  • Conocer a los amigos de sus hijos
alcohol

¿Qué es el desfase controlado?

By Adolescentes, Blog

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), a través del Centro Reina Sofía, ha publicado los resultados de un estudio sobre el consumo de drogas de distintos grupos de jóvenes madrileños de entre los 16 y los 27 años.

‘Sudar material. Cuerpos, afectos, juventud y drogas’ es el nombre de esta investigación sobre la manera en que estos jóvenes entienden y viven el exceso en el consumo de drogas y alcohol y por qué acaban transformando el ocio en verdaderos maratones de fiesta al límite.

La investigación ha durado 16 meses y su objetivo era entender por qué mientras el consumo habitual de alcohol y drogas entre jóvenes se mantiene constante o desciende, el consumo excesivo, en cambio, aumenta y se inicia a edades más tempranas.

Una de las conclusiones del documento es que los jóvenes que toman drogas utilizan ahora la sofisticada estrategia del desfase faseado para conseguir lo que ellos mismos definen como un descontrol controlado o un puntillo, y que consiste en dosificar la ingesta de psicoactivos (drogas y especialmente alcohol) a lo largo de la noche para poder nivelar sus efectos, y en utilizar consumos ‘instrumentales’ para regular el subidón y el bajón. Así, el consumo de fin de semana se inicia en casas particulares o bares, con consumos suaves, para pasar a un consumo mayor en discotecas hasta alcanzar el desfase faseado. Los consumos finales suelen ser de nuevo suaves, por la mañana, y en casas particulares.

Los jóvenes acostumbran a valorar positivamente el hecho de consumir estupefacientes los fines de semana, para alcanzar un estado en el que se puedan maximizar las ventajas atribuidas al consumo de estas drogas (desinhibición, euforia, sociabilidad), diferenciándolo del consumo ‘negativo’ de los consumidores diarios adictos y también de un consumo excesivo en el que ya no se es capaz de mantener el control y que puede degenerar en situaciones indeseadas de desinhibición, en pérdida de la noción del espacio y el tiempo, y en estados de enajenación mental, agresividad, o malestar físico y mental.

Los jóvenes acuden a raves o macrodiscotecas principalmente para encontrar la felicidad de un buen ambiente y la diversión en grupo. En este contexto, hacen un consumo intensivo para buscar experiencias placenteras, nuevas y transgresoras en contraposición a la rutina de la vida cotidiana. Y buscan experiencias compartidas, consumos colectivos que refuercen la pertenencia al grupo y lo consoliden. Lo contrario, el consumo individual, se considera un consumo adictivo y perjudicial.

Una de las conclusiones del estudio es que toda estrategia para reducir los daños del consumo abusivo de drogas y alcohol, debería pasar por escuchar a los jóvenes, de modo que no puedan deslegitimar el discurso contra las drogas de los adultos por hipócrita, ya que el exceso en el consumo de drogas y alcohol no es un problema exclusivo de los jóvenes. Otra de sus conclusiones es la necesidad de invertir en educación para el autocontrol y de ofrecer una información veraz sobre los riesgos de los consumos.

drogas en los jovenes

El consumo de drogas entre los jóvenes

By Actualidad, Adolescentes, Blog

A pesar de que el consumo de drogas no es nuevo y el ser humano jamás ha dejado de emplear todo tipo de sustancias para modificar el estado de conciencia, nunca las drogas han sido tan accessibles y tan abundantes como ahora, y nunca ha sido tan baja la percepción de los riesgos asociados a su consumo como hoy en día.

¿Por qué la drogadicción en los jóvenes ha llegado a convertirse en un fenómeno tan alarmante?

Porque propicia la banalización del patrón de consumo: el abuso de las sustancias, su empleo casi compulsivo concentrado en determinados días y franjas horarias. La peligrosidad de este consumo afecta a drogas muy incorporadas a nuestra cultura como el alcohol, se extiende a las sustancias ilegales ‘clásicas’ como el hachís o la cocaína, y es también muy preocupante en el caso de sustancias nuevas sintetizadas en laboratorio, cuyos efectos a medio y largo plazo son aún desconocidos.

Es decir, existe un peligro real para la salud física y mental, a veces irreversible, derivado de la nocividad de las sustancias en sí. Pero ese peligro se ve potenciado por los efectos que los hábitos de cosumo tienen para la evolución psicológica, interpersonal, social y educativa de niños y jóvenes.

Porque la edad en que se empieza a consumir es muy temprana y va descendiendo. Muchos menores, en su afán de convertirse en adolescentes cuanto antes, se apresuran a adoptar aquellos hábitos que definen la imagen social construida del adolescente, entre ellos, el consumo de determinades sustancias adictivas. Cuanto antes se inicia el consumo de drogas, más posibilidades hay de caer en la drogadicción y en la politoxicomanía a través de ‘drogas de entrada’ como el alcohol y el cannabis.

Porque el consumo está cada vez más extendido entre los diferentes segmentos de población. Hoy, el consumo de drogas ilegales no se asocia ya sólo a tribus urbanas muy específicas y mucho menos marginales; es compatible con planteamientos conservadores o progresistas, con hábitos solitarios o grupales, con actividades intelectuales o físicas, con personalidades introvertidas o extrovertidas, con el cumplimiento de la norma en estudios, horarios y ocio. Esta amplia penetración hace difícil en ocasiones detectar y abordar el problema.

Porque los intentos de reducción de la oferta chocan con el complejo entramado de intereses a nivel mundial basado en la fabricación, distribución y venta de drogas. Se trata de un negocio con importantes implicaciones políticas y económicas, que afecta muy negativamente a problemas como la desigualdad social, el atraso del Tercer Mundo, la financiación del terrorismo o el deterioro medioambiental.

En el caso de las sustancias legales, sólo en los últimos tiempos se han adoptado medidas rigurosas para su control, y se ha hecho patente que el gasto sanitario que conlleva el abuso de estas sustancias es más elevado que los importantes ingresos económicos que generan a los Estados.

Porque los padres no saben actuar eficazmente para apartar a sus hijos del consumo de drogas. Hay que procurar que no las usen en absoluto o sólo que no abusen? ¿Debemos mantener la misma actitud ante todas las sustancias? Si establecemos diferencias,

¿Debe ser en función de su consideración legal o en función de su peligrosidad?

Porque los educadores no cuentan con recursos y habilidades para actuar en el ámbito escolar. En ello influye la pérdida de prestigio y autoridad que afecta a maestros y profesores en los últimos años, e incluso la creciente actitud de muchos padres de complicidad con los hijos frente a la autoridad de la escuela. Hay también educadores que creen que este problema no les compete, e incluso lo infravaloran como problema.

(Fuente: ¿Y si mi hijo se droga?, de Begoña del Pueyo y Alejandro Perales)