Skip to main content
Category

Cannabis

¿Qué es un politoxicómano?

By Alcohol, Alcohol, Alucinógenos, Anfetaminas, Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Cocaína, Éxtasis, Heroína, LSD, LSD, Marihuana, MDMA, Metadona, Nicotina, Noticias, Tabaco

Una persona politoxicómana es la que, a lo largo de su vida de adicción, desarrolla el hábito de combinar, en períodos cortos, el consumo de diferentes estupefacientes, para conseguir diferentes sensaciones psicológicas, físicas y emocionales.

Read More

¿Qué es el THC y cuáles son sus efectos?

By Blog, Cannabis, Marihuana

El tetrahidrocannabinol o THC es uno de los compuestos químicos del cannabis. Esta sustancia se acumula en el tejido graso del cuerpo y puede tardar hasta 30 días en eliminarse del organismo.

El THC es una resina que producen los tricomas de la planta de marihuana para defenderse de animales herbívoros. Se encuentra, principalmente, en los cogollos de las plantas de marihuana hembras

Si quieres saber más sobre lo que es el THC y sus efectos en nuestro organismo, desde Clínicas CITA te contamos todo lo que debes saber.

¿Cómo influye el THC en nuestro organismo?

El THC es el principal componente psicoactivo que contiene la marihuana. Éste influye de forma directa en la actividad cerebral. Cuando lo hace en las funciones cerebrales lo notamos principalmente a la hora de procesar pensamientos, recuerdos, noción del tiempo o risa.

Consumir un alto contenido de THC también puede afectar en nuestras funciones motoras, debido a la liberación de dopamina, que provoca un efecto de euforia estimulando la actividad cerebral.

Nuestro organismo fabrica de forma natural algunos elementos cannabinoides, que participan de forma activa en el traspaso de información entre neuronas, mientras tiene lugar la sinapsis en el sistema nervioso.

Estos cannabinoides cuentan con el apoyo de unos receptores llamados CB1 y CB2. Es en el sistema nervioso donde se transmiten las informaciones y órdenes para que el placer, la memoria o el razonamiento funcionen, y se coordine además de forma adecuada a los movimientos.

Como el THC y los componentes psicoactivos de la marihuana se parecen estructural y atómicamente con los cannabinoides, se produce una interacción indeseada.

¿Cuáles son los efectos del THC?

Cuando el consumo de la marihuana se hace con fines recreativos, sin seguir la pautas de un profesional, perdiendo el control del consumo y toda responsabilidad, pueden aparecer algunos efectos graves para la salud. Los principales son:

  • Episodios de ansiedad
  • Lagunas de memoria a corto plazo
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Sequedad bucal
  • Problemas con las funciones motoras
  • Cansancio extremo
  • Aumento del apetito
  • Se nublan los sentidos
  • Puede desencadenar o acelerar la aparición de la esquizofrenia

¿Cuáles son los efectos del THC a largo plazo?

Aunque los efectos más conocidos son los que se sufren a corto plazo, los más importantes y graves son los que se dan a largo. Estos son los que generan mayor dificultad a la hora de tratar la adicción de raíz. Los más comunes son:

  • Dependencia a la sustancia
  • Aumento de la probabilidad de sufrir enfermedades respiratorias
  • Deterioro de las capacidades cognitivas
  • Síndrome amotivacional de la marihuana
  • Posibilidad de padecer trastornos psiquiátricos
  • Problemas de convivencia
  • Descenso de la productividad y/o el rendimiento escolar o laboral

¿Cuáles son los efectos adversos del THC?

Consumir cannabis puede provocar efectos inesperados y adversos sujetos al ya conocido como THC, y que es el componente psicoactivo más potente y abundante de la planta. A continuación te contamos cuáles son los más importantes.

Efectos cardiovasculares

El más común y rápido en aparecer es el aumento de la frecuencia cardíaca. Surge en pocos minutos y puede durar hasta 3 horas. 

Efectos respiratorios

Estos efectos aparecen sobre todo en aquellos consumidores crónicos, en cuyos registros aparecen alteraciones en la función pulmonar, como por ejemplo obstrucciones de la salida de aire.

Efectos inmunológicos

Entre los consumidores más crónicos también se registra una bajada en las defensas antitumorales. En aquellos más jóvenes aumenta mucho la probabilidad de que aparezca cáncer relacionado con el aparato respiratorio.

Efectos endocrinos

Consumir tetrahidrocannabinol provoca una disminución de la adrenalina y puede llegar a desaparecer con el consumo repetido de cannabinoides.

Efectos cognitivos

En cuanto a los efectos cognitivos que se registran con el consumo de THC, se han podido detectar varios tipos de alteraciones, como la pérdida de memoria o la disminución de fluidez verbal, entre otros.

Efectos psiquiátricos

Consumir cannabis aumenta la posibilidad de registrar cuadros esquizofrénicos. Una intoxicación aguda de este tipo de droga también tiene mucha relación con la psicosis tóxica.

Las consecuencias del consumo de cannabis no solo nos afectan a nivel personal; también en nuestras relaciones sociales. Es por ello que, antes de empezar un tratamiento para la adicción al cannabis, es importante conocer los efectos secundarios del tetrahidrocannabinol que deben de ser tratados de raíz.

En CITA tenemos un equipo de expertos que conocen a la perfección qué es el THC, cuáles son sus efectos y cómo afecta a nuestros pacientes. Contacta con nosotros si quieres dar el paso definitivo y apostar por un cambio de vida.

Tratamiento de desintoxicación de cannabis

Tratamiento de Cannabis

By Blog, Cannabis

¿Cómo es la adicción al cannabis?

Un abuso en el consumo del cannabis puede llegar a se adictivo. La principal causa que genera adicción es el componente de tetrahidrocannabinol (THC). Esta droga afecta a receptores del cerebro de una manera muy parecida a la cocaína y alcohol, causando un subidón al consumidor.

El principal problema de consumir y ser adictos a esta droga es que la gran mayoría de veces al consumirla no se percibe los efectos negativos que conlleva. Un uso excesivo de esta sustancia puede generar pérdida de memoria, ansiedad, trastornos depresivos, entre otros muchos efectos.

¿Qué síntomas provoca consumir esta sustancia?

Como en casi todas las drogas, el uso reiterado del cannabis provoca efectos más perjudiciales a lo largo del tiempo, por eso es importante ir a hacer terapia con un profesional ya que de esta manera no será tan nocivo y más fácil de lograr la desintoxicación. Podemos identificar si alguien ha consumido o es adicto si presenta alguno de los siguientes síntomas:

Síntomas del comportamiento:

  • Hablar en voz alta y reír a carcajadas
  • Participar en conductas peligrosas
  • Conflictos familiares
  • Disminución de la motivación
  • Disminución del desempeño académico y/o laboral

Síntomas físicos:

  • Disminución de las capacidades motrices
  • Aceleración de la frecuencia cardiaca
  • Apetito y aumento de peso
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Aspecto personal descuidado

Síntomas cognitivos:

  • Disminución de la memoria
  • Dificultad para pensar o resolver problemas
  • Problemas con el aprendizaje i concentración
  • Alucinaciones y paranoia
  • Malas decisiones

Síntomas psicosociales: 

  • Reacciones de pánico o temor
  • Estado de ánimo depresivo
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Disminución en el interés por las cosas que anteriormente se disfrutaban

Tratamiento de desintoxicación de cannabis

En nuestras clínicas CITA el tratamiento de cannabis es personalizado según las necesidades de cada paciente. Adaptamos las terapias y tratamientos al conocer su caso.

Existen varias fases de tratamiento de desintoxicación de cannabis que se tienen que ir superando progresivamente. La primera fase inicial se le explica al paciente los efectos negativos del abuso de consumo de esta droga, haciéndole entender que si deja de consumir su vida mejorará de forma radical. El paciente tendrá que desvincularse de todo contacto y ambiente relacionado con el consumo, ya que sino será imposible la rehabilitación por completo. Después se hace un tratamiento al paciente para recuperar la autoestima y control de su vida. También entra en juego la familia que tienen un papel muy importante, sobretodo en jóvenes.

Una vez estas fases iniciales estén superadas entraremos en las fases de rehabilitación y reinserción. A través de terapias psicológicas y educativas se enseña al paciente a decir que no a una oferta de la droga y aprende a saber divertirse sin uso de ella. Se trata también la prevención de la recaída controlando las ganas de consumir otra vez y la reinserción social de manera que se le enseña de nuevo habilidades para comunicarse, para saber resolver problemas, controlar enfados y síntomas depresivos.

En CITA disponemos de tratamientos individuales, como hemos comentado anteriormente, son tratamiento individualizados. Y también existen tratamiento grupales donde  aprenden a anticiparse a los obstáculos para conseguir nuevas habilidades y desarrollan técnicas de adaptación.


tabaco y marihuana

Tabaco y cannabis, una mala combinación

By Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Nicotina, Noticias, Tabaco

Fumar cannabis con tabaco es habitual entre los consumidores de cannabis europeos, sin embargo en Estados Unidos no es así. Los recientes informes de la organización británica Global Drug Survey aseguran que el 90% de los consumidores europeos de marihuana, cannabis o hachísmezclan marihuana y tabaco.

Por contra, esta práctica tan extendida en Europa no es igual en los Estados Unidos, donde tan solo el 8% de los consumidores de cannabis hacen la mezcla con tabaco. Los estadounidenses prefieren consumir marihuana sola.

El problema de mezclar tabaco y marihuana es algo que desconocen la mayoría de consumidores. La mezcla en realidad no hace nada más que perjudicar a nuestra salud.

Según desveló el estudio conjunto entre instituciones y universidades inglesas, mezclar marihuana con tabaco eleva la dependencia a ambas sustancias. Además provoca que sea mucho más difícil abandonar el consumo de cualquiera de las dos.

Cabe matizar incluso, que la alta tasa de mortalidad de los usuarios de tabaco, que cada año se sitúa en torno a los 8 millones de personas, se ve afectada por este tipo de mezclas.

Efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana mezclada

Uno de los principales riesgos de fumar dicha mezcla, son los efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana producen en el organismo, además del daño que provoca el propio tabaco.

Como bien se conoce, el tabaco contiene nicotina, una de las sustancias más adictivas que provoca una gran dependencia, provocando síndrome de abstinencia al tabaco cuando se deja de consumir.

Además, la nicotina es la responsable del incremento de determinadas hormonas en sangre que provocan alteraciones en el metabolismo o aceleran el ritmo cardiaco o la presión arterial, entre otras muchas consecuencias.

A pesar de esto, la combustión que se produce al fumar rompe los enlaces químicos de los compuestos orgánicos presentes en las plantas y los transforma en radicales libres.

Estas moléculas se encargan del envejecimiento de las células, a la vez que provocan enfermedades cardiovasculares y aumentan el riesgo de cáncer, principalmente en la zona bucal, la faringe y el esófago, principalmente.

Conclusión de fumar cannabis mezclado con tabaco

Más allá de si produce más y mejores efectos, las consecuencias del consumo de estas drogas no son favorables para el organismo, en ninguna de sus características.

Es más, la mayoría de consumidores de marihuana, cannabis o hachís, acaban necesitando ayuda médica y terapéutica para poder dejar los porros mediante un tratamiento de desintoxicación de cannabis.

En CITA realizamos tratamientos multidisciplinares para rehabilitar a adictos a drogas. Puedes informarte del tratamiento en la web de nuestro centro de adicciones.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

porros

Consumo de porros en España

By Blog, Cannabis

Se ha realizado una macro-encuesta que analiza el consumo de alcohol y otras drogas en España.

La muestra de esta encuesta, dirigida por el Ministerio de Sanidad y que incluye 22.541cuestionarios, se realizó entre diciembre del 2015 y mayo del 2016, y sus conclusiones demuestran una vez más que el alcohol sigue siendo la droga más consumida por los españoles, seguido por el tabaco, los hipnosedantes y el cannabis.

En el caso del cannabis, el consumo de esta sustancia en nuestro país ha registrado un pequeño repunte de 0,6 puntos porcentuales (del 6,6% al 7,3%) en el caso de los entrevistados que la habían consumido en los últimos 30 días.

Esto implica que 2,2 millones de personas la han consumido al menos una vez durante el último mes. También ha crecido la cifra de los que lo hacen a diario (del 1,9% al 2,1%). Otro dato negativo en este caso es que desciende la percepción de riesgo.

En cuanto a las demás sustancias, su consumo desciende o se mantiene en relación a la anterior encuesta del 2013. Sin embargo, si comparamos las cifras actuales con los registros de 1995, cuando se realizó el primer sondeo, los resultados son positivos

Los expertos justifican en parte este leve repunte del consumo de cannabis a una cuestión sociológica, ya que la encuesta revela que ha bajado la percepción del riesgo respecto al cannabis (del 82,4% al 79,8%) y que ha subido el número de españoles que abogan por su legalización (del 33,1% al 37,4%), sobre todo los propios usuarios, y en especial, los que presentan un consumo problemático.

También ha contribuido al aumento del consumo el hecho de que el cannabis sea la droga ilegal más fácil de encontrar: el 64,3% de la población cree que podría obtenerla con facilidad en menos de 24 horas.

Sobre el consumo de cannabis por parte de menores, un 12,6% de los jóvenes de entre 15 y 17 años aseguran haberlo probado en algún momento en el último año. Es una cifra preocupante, aunque inferior al 14,5% de la anterior encuesta, lo que supone un notable descenso. A pesar de ello, los jóvenes consumidores de cannabis doblan en número a los consumidores mayores de 35 años (5,5%).

En cuanto al resto de drogas, tanto las legales como las ilegales, también se percibe un descenso de uso por parte de los menores de edad. El alcohol lo habían probado el 66,2% durante el último año en la encuesta del 2013 y un 58% el último año del reciente estudio. Por lo que respecta al tabaco, se ha pasado del 28,3% al 20,6% entre los consumidores menores de edad. En el resto de drogas ilegales (cocaína, heroína, éxtasis u otras sustancias psicoactivas), el consumo se mantiene como totalmente residual y en niveles muy bajos.

El alcohol es probablemente la sustancia que mejores noticias aporta. Más aún si se tiene en cuenta que se trata de una droga todavía 100% legal. El 9,3% de los encuestados admite que bebe a diario. Es la cifra más baja desde 1995. En el 2001 llegó a marcar el 15,7%, un 59% más que hoy. Cerveza, vino y combinados siguen siendo lo más habitual. Y el consumo esporádico es generalizado y estable: el 62,1% ha bebido en los últimos 30 días.

La encuesta detecta un leve descenso de borracheras en los pasados 12 meses (del 19,1% al 17,9%) pero registra un acusado aumento en la ingesta de grandes cantidades de alcohol (cinco o más copas en los hombres y cuatro o más en las mujeres) en una misma noche (del 15,5% de la población al 17,9%). Esta modalidad es alarmante en las franjas de edad que van de los 15 a los 17 (el 10% la han practicado en el último mes) y de los 15 a los 24 (el 30%).

cannabis en el ejercito

Israel: fumar porros de cannabis en el ejército

By Blog, Cannabis

La despenalización parcial del consumo de marihuana y hachís se aplicará en Israel a partir del próximo enero, pero sólo a los soldados de reemplazo que estén de permiso.

Fumarse un porro durante el servicio militar obligatorio en Israel, que dura unos tres años para los hombres y dos para las mujeres a partir de los 18 años, ya no estará castigado con un consejo de guerra y hasta dos meses de cárcel. El cambio de leyes permitirá a los reclutas ser pillados hasta cinco veces fumando cannabis.

Pero a cambio de esta indulgencia, tendrán que comprometerse a seguir un programa de rehabilitación antidrogas y a permanecer limpios durante al menos un año, con la obligación de someterse a análisis de orina mensuales para comprobar que la abstinencia es real.

Sin embargo, para la tropa que se encuentre de servicio o en el interior de los cuarteles, la severidad de la ley militar seguirá castigando duramente el consumo o tenencia de estupefacientes, y, en cualquier caso, los militares con graduación no tendrán dispensa en ningún caso.

128 soldados fueron encausados por la jurisdicción militar en 2015 por consumo de estupefacientes, y casi la mitad de los efectivos de la policía militar se dedican a la persecución del consumo de drogas.

Lo que se pretende con este cambio legislativo es substituir la represión, que no ha sido efectiva, por una política de rehabilitación. En contrapartida por el abandono del hábito de fumar cannabis, se ofrecerá a los reclutas licenciados un futuro sin antecedentes penales para que puedan incorporarse sin trabas al mercado laboral al terminar el servicio militar obligatorio.

El consumo de cannabis está prohibido en Israel, salvo para los 26.000 pacientes que cuentan con autorización médica para su consumo.

craneo

La marihuana y la memoria: ¿Por qué el cannabis hace perder la memoria?

By Blog, Cannabis

La marihuana y la memoria están intrínsecamente relacionadas. Uno de los efectos secundarios más importantes del consumo de cannabis es la pérdida de memoria. Por ello en Clínicas CITA sabemos cómo funciona nuestro organismo al respecto y cómo nos afecta la marihuana.

¿Cómo actúa la marihuana en el cerebro?

Lo que se sabia hasta ahora es que tanto el cannabis natural como los fármacos sintéticos (cannabinoides) que se usan para paliar el dolor en enfermedades crónicas y el cáncer, afectaban a la memoria. Y ello curre porque estas sustancias se unen a algunos receptores de cannabinoides localizados en las terminales nerviosas de las neurones, y dificultan la transmisión de mensajes entre estas células del cerebro, provocando así episodios de amnesia. Y un mal funcionamiento mitocondrial puede tener serias consecuencias en el cerebro.

En este sentido, la investigación que ahora se acaba de hacer pública, da un paso adelante y demuestra que la amnesia inducida por cannabinoides requiere de la activación de los receptores de cannabinoides CB1 localizados en las mitocondrias del hipocampo, que es la estructura cerebral implicada en la formación de memoria.

 

¿Cómo afecta el cannabis a nuestra memoria?

Hablar de marihuana y pérdida de memoria es hablar de memoria a corto plazo. El consumo de cannabis reduce la capacidad de retener y procesar información. Así es cómo se reduce el razonamiento y el aprendizaje. ¿Por qué sucede esto?

El cannabis y la memoria tienen relación gracias al THC (tetrahidrocannabinol), principal ingrediente psicoactivo de la marihuana. Este no afecta a las neuronas, sino a los astrocitos. Se trata de las células de la glía que dan soporte a las neuronas, y que tienen un rol importantísimo en los recuerdos.

Un grupo de investigadores ha descubierto por qué el cannabis provoca una pérdida de la memoria, y la razón es que esta sustancia afecta a la mitocondria de las neuronas, la encargada de suministrar energía a las células del cerebro.

El Trabajo acaba de ser publicado en Nature, ha sido liderado por Giovanni Marsicano de la Universidad de Burdeos (Francia), y se ha realizado en colaboración con científicos de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), del Achucarro Basque Center for Neuroscience, de la Universidad Complutense, y de varios centros de Canadá e Italia.

¿Cómo actúa la marihuana en el cerebro?

Es habitual que tras consumir marihuana, se acelere el ritmo cardíaco, los vasos sanguíneos se dilaten o los ojos se enrojezcan. Pero esta sustancia también afecta al cerebro. La marihuana y la memoria se relacionan, y tal y cómo hemos explicado, ya que produce que los recuerdos a corto plazo se vean afectados. La droga afecta la función en las regiones claves del cerebro relacionadas tanto en el aprendizaje como en la memoria.

Tanto el cannabis natural, como los fármacos sintéticos (cannabinoides) que se usan para paliar el dolor en enfermedades crónicas y el cáncer, afectan a la memoria. Y ello ocurre porque estas sustancias se unen a algunos receptores de cannabinoides localizados en las terminales nerviosas de las neuronas, y dificultan la transmisión de mensajes entre estas células del cerebro, provocando así episodios de amnesia. Y un mal funcionamiento mitocondrial puede tener serias consecuencias en el cerebro.

¿La memoria afecta la memoria a largo plazo?

Entre los efectos secundarios de la marihuana, se ha comprobado científicamente que su consumo también tiene un impacto directo en la pérdida de memoria a largo plazo

El cannabis y la memoria son dos enemigos naturales, y por ello hay estudios que demuestran que la exposición aguda a los cannabinoides produce déficits a medio y largo plazo. Una exposición prolongada a la marihuana durante la etapa de desarrollo puede provocar cambios adversos en el cerebro, algunos incluso permanentes.

En experimentos con ratas expuestas al THC antes de nacer, se confirmó que tuvieron problemas con algunas tareas específicas de aprendizaje y memoria conforme fueron creciendo. Esto se debe a cambios estructurales en el hipocampo causados por el cannabis.

Otros efectos secundarios de la marihuana en la memoria

Aunque ya hemos analizado la influencia negativa del cannabis a la hora de recordar cosas, también existen otra serie de afectaciones en la memoria a causa de la marihuana. Se daña, de forma prolongada, la inteligencia y la capacidad de atención del consumidor. Y lo que es peor: abandonar los hábitos y tratar la adicción no revierte la pérdida por completo. 

¿Es la pérdida de memoria por la marihuana un efecto secundario evitable? Por supuesto, recurriendo a expertos como los de Clínicas CITA. Nuestros centros están especializados en el tratamiento de adicciones como el cannabis. No dudes en contactarnos si necesitas asesoramiento para saber cómo puedes abandonar esta droga para siempre.

al paccino

¿Qué toman los actores cuando simulan que se drogan?

By Actualidad, Blog, Cannabis, Cocaína, Marihuana, Tabaco

La publicación ‘The Independent’ responde a esta interesante pregunta y hace un repaso de los trucos y sucedáneos utilizados en la gran pantalla cuando se trata de simular que se está tomando drogas.

Son muchas las películas cuya trama va estrechamente ligada al consumo de drogas y en ellas se presenta de manera explícita el consumo de drogas. Pero, ¿qué toman los actores en lugar de estupefacientes?

Respecto al tabaco, que es una droga legal pero de efectos perniciosos para la salud, los actores cuentan con sucedáneos, si bien hasta los 90 se fumaba tabaco de verdad. Pero ahora se fuman cigarrillos hechos a partir de hierbas naturales, no adictivas y sin tabaco. Por ejemplo, en ‘Mad Men’, una serie en la que se fuma constantemente, se usaban unos cigarros de hierbas llamados Ecstasy. Y en la película ‘Non Stop’, Liam Neeson fumaba cigarros de té y camomila.

En cuanto a la marihuana, se adoptan alternativas parecidas a las del tabaco o sucedáneos legales.

¿Qué esnifan los actores para simular que es cocaína?

La cocaína, en cambio, es una de las drogas más difíciles de simular. Se había llegado a usar leche en polvo o bicarbonato de sodio, pero el resultado no era el deseado. Por eso ahora se usa Inositol, un compuesto orgánico de vitamina B, utilizado habitualmente para cortar droga, que por sí solo no tiene los efectos de la droga, aunque sí provoca ligeros impulsos de energía.

Y en el caso de la heroína, la solución pasa no tanto por encontrar un sucedáneo, sino en usar jeringuillas falsas, imágenes generadas por ordenador o el simple uso de los cortes del metraje para poder solventar de manera creíble la escena.

fiesta

Las drogas no asustan a los españoles

By Blog, Cannabis, Información CITA

El centro de tratamiento de adicciones CITA hemos leído que la última Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas (2013-2014), presentada por el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, revela que desciende la percepción del riesgo de las drogas entre los españoles, hecho que es especialmente en el caso del cannabis. De hecho, persiste la consideración de que el tabaco es más peligroso que el hachís.

Las drogas no asustan a los españoles

En cuanto a géneros, las mujeres perciben mayor riesgo que los hombres para todas las sustancias, excepto para los hipnosedantes (somníferos y tranquilizantes).

Por otra parte, el consumo de la mayoría de drogas ilegales ha descendido con respecto a la última encuesta, realizada en 2011 entre la población general (de 15 a 64 años). Las únicas sustancias cuya ingesta aumenta son los hipnosedantes. Esta tendencia al alza desde 2005 ha sido general en toda Europa.

Concretamente, la utilización de antidepresivos se ha triplicado en 10 años en España. El porcentaje de mujeres que consume estos somníferos y tranquilizantes —casi en el 100% de los casos, legales; es decir, con prescripción médica— duplica el de hombres que los toman. Los adultos que toman estas sustancias a diario, o casi a diario en el último mes, han pasado de 4,6% en 2011 a 6,8%.

La encuesta ministerial analiza por primera vez los patrones de consumo problemático de algunas drogas. En el caso del cannabis, el 2,2% de la población adulta (unas 700.000 personas) entra en esa clasificación. El uso del cannabis desciende ligeramente, aunque aumenta la proporción de quienes lo fuman a diario. En el último año previo a la encuesta, 168.677 personas comenzaron a tomar cannabis, más que los que empezaron con el tabaco, que fueron 142.282.

El consumo de riesgo de alcohol, por su parte, se sitúa en el 4,5% de la población, lo que equivale a 1,6 millones de personas (1,3 millones de hombres y 300.000 mujeres). Y alrededor del 0,4% de la población entre los 15 y los 64 años presenta una posible dependencia (unas 120.000 personas).