Skip to main content
Category

Información CITA

yoga

La meditación y el yoga, terapias complementarias

By Actualidad, Blog, Información CITA

Desde su creación, en el centro de desintoxicación Clínicas CITA siempre hemos contado con aquellas terapias complementarias que ofrecían una garantía para que el proceso terapéutico pudiese ser lo más eficaz posible. Treinta años después, la mayoría de los centros de tratamiento de adicción a las drogas y a las adicciones comportamentales cuentan en su programa con actividades dirigidas de yoga y meditación.

Ahora, una nueva noticia viene a refrendar la idoneidad de esta elección: El Hospital General de Massachussetts y de la Facultad de Medicina de Harvard, ha intentado determinar científicamente los beneficios de esta práctica, concluyendo que meditar, además de reducir el estrés y generar relajación, produce cambios significativos en el cerebro.

Por ejemplo, al valorar las capacidades cerebrales de un grupo de personas que estaba meditando regularmente desde hacía mucho tiempo, observaron que su corteza sensorial tenía una mayor cantidad de materia gris, lo que implicaría una mayor capacidad para un correcto funcionamiento de los sentidos. Otra diferencia es que estas personas también tenían más materia gris en la parte del cerebro vinculada a la memoria del trabajo y a la toma de decisiones.

Y para comprobar que efectivamente existía una relación de causa-efecto entre la actividad de meditar y de practicar yoga con un mayor potencial cerebral, constituyeron un nuevo grupo de personas que no nunca habían practicado estas disciplinas y les propusieron dos meses de práctica. Después de este tiempo, se constató también en este grupo cambios neurológicos significativos, como el aumento del grosor de las zonas del cerebro implicadas en actividades como la capacidad de regular emociones y sentimientos, la memoria, la capacidad de aprendizaje, la atención, la percepción del dolor, las relaciones sociales, la empatía…, reduciéndose en cambio la parte cerebral que está relacionada con la ansiedad, el miedo y el estrés.

pastillas

El Captagón, la droga de los terroristas.

By Actualidad, Blog, Información CITA

El Captagón, conocido como la ‘droga de los yihadistas’, es un estimulante que genera ausencia de dolor y empatía y que por tanto deshumaniza. Por eso puede servir tan bien a quienes han de entrar en combate o buscan cometer un acto terrorista.

Se comenta que la tomaron los terroristas que provocaron el último atentado ocurrido en París y que los supervivientes del ataque describieron a los yihadistas como sujetos emocionalmente muy fríos, que mataban sin pestañear.

El Captagón está formado por una mezcla de anfetaminas (clorhidrato de fentilina) y cafeína que, consumida junto a otras sustancias, inhibe el dolor y la sensación de miedo, y además aumenta el sentimiento de fuerza absoluta.

A este respecto, sin embargo, la organización Energy Control ha publicado una nota de prensa aclarando que el consumo de este producto no va ligado imperativamente al yihadismo y que el captagón fue un fármaco creado en los años 60, utilizado para el tratamiento de la hiperactividad y la narcolepsia, y consumido en comprimidos.

La fenetilina, de acción estimulante, era el compuesto activo de este medicamento hasta que su producción fue prohibida en los años 80. Desde esta prohibición, los análisis realizados a decomisos de comprimidos de Captagón producidos ilegalmente han mostrado que están compuestos por combinaciones de anfetamina, metanfetamina y cafeína.

Por lo tanto, actualmente, Captagón es el nombre popular por el que se conocen los comprimidos de anfetamina con cafeína y nada tiene que ver con su origen (el nombre comercial de un fármaco). En España no se han detectado este tipo de comprimidos.

tabaco

Fumar puede volverte loco

By Actualidad, Blog, Información CITA

Aunque la opinión generalitzada es que el tabaco ayuda a reducir el estrés, científicos del King’s College de Londres afirman haber descubierto que el hábito de fumar está vinculado con el desarrollo de la psicosis y la esquizofrenia.

Después de analitzar a 15.000 fumadores y a 273.000 personas que no fumaban, este equipo de investigadores del Reino Unido ha concluido que, más de la mitad de la gente que fue diagnosticada con este tipo de trastornos mentales, fumaba con regularidad. En concreto, los fumadores diarios tenían el doble de probabilidades de desarrollar psicosis o esquizofrenia y, como promedio, fueron diagnosticados con dichas enfermedades un año antes que los que no fumaban.

La explicación, a su juicio, estaría en un exceso de dopamina, que es la neurohormona responsable del estado psíquico y emocional de las persones y –según las corrientes organicistes-  una posible explicación de trastornos mentales como la esquizofrenia. Según ellos, es posible que el incremento del nivel de dopamina, provocado por la nicotina del tabaco, cause el desarrollo de las enfermedades mentales.

Sin embargo, tampoco sería muy difícil darle la vuelta a esta explicación: ¿Cómo sabemos que la relación causa-efecto no funciona en sentido contrario, es decir, que el incremento de la ansiedad y del estrés en personas con trastornos psiquiátricos graves es justamente lo que les empuja a fumar en un intento de intentar reduir la angustia?

manos

Talleres de Clínicas CITA: La venganza

By Actualidad, Blog, Información CITA

En un taller, salió una pareja a trabajar. Ella estaba pletórica y él con cara de culpabilidad. Pregunté, como siempre, cuál era el tema. Y ella dijo con gesto casi triunfal:

-Él me ha sido infiel.

Es curioso, pero lo decía como si fuera una victoria en lugar de un hecho triste. Se la veía crecida y a él empequeñecido. Entonces le pregunté.

-¿Has pensado cómo vas a vengarte?

Y la mujer me miró extrañada, como si la venganza fuera algo muy por debajo de su nivel.

– Sí, ¿cómo vas a vengarte para ponerte a su altura? –le dije.

Ella seguía sin comprender. Todo el mundo en la sala se reía nervioso, pensando que yo invitaba a la mujer a ser infiel, lo cual, dicho sea de paso, no era en absoluto mi idea; pero planeaba en el grupo de una forma graciosa, siguiendo la antigua y presuntamente justa idea del ojo por ojo, la cual es un uso fatal no sólo para la pareja sino para cualquier relación humana. Lo importante del asunto es que yo la invitaba a vengarse de alguna manera, porque era un buen modo de recuperar un estado de igualdad y equilibrio entre ambos. Ella era la justa y la buena, y él el pecador y el malo, y eso la ponía por encima, así que la única forma de recuperar el equilibrio era que ella pecara también. Porque puede parecer que los justos necesitan pecadores para alimentar su arrogante sentimiento de justicia, pero en verdad lo que necesitan es pecar para no encontrar tanto placer en condenar a los pecadores.

Ella pensaba más bien en el perdón, pero el perdón puede ser muy peligroso, sobre todo porque no suele ser verdadero. El verdadero perdón, el que efectivamente ayuda, significa aceptación e incluso amor hacia los hechos tal como fueron, aunque duelan. Demasiado a menudo el perdón es un mensaje interpersonal que dice: ‘Yo, como bueno, te perdono a ti como malo’, y de esta manera uno se eleva por encima del otro a través de un mensaje falso que viene de las buenas intenciones y no de la verdad del corazón. Es peligroso porque no suele dar buenos resultados.

También hay que decir, visto desde una perspectiva más amplia, que ambos estaban haciendo las cosas conforme a las costumbres de sus sistemas familiares, ya que en ambos sistemas se repetía por generaciones que los hombres fueran infieles y las mujeres se sintieran víctimas, pero paradójicamente superiores, a hombres débiles y tentados. Así que, sin darse cuenta, seguían al pie de la letra un dictado escrito por varias generaciones en sus familias, repitiendo el libreto como buenos hijos y nietos.

Cuando se produce un intercambio negativo dentro de la pareja, es decir, cuando uno de los dos daña al otro, el que ha sido objeto del daño debe compensarlo vengándose con amor. Vengarse con amor significa devolver el daño pero en una cantidad suficientemente menor. Si el perjudicado se limita a perdonar, de alguna manera queda en una posición de superioridad moral, mientras que si devuelve el daño procurando que sea un poco menor, restablece el equilibrio y la igualdad; aunque pueda parecer lo contrario, cuida también del amor en la relación, sobre todo al devolver en menor medida. Si por el contrario, devuelve el daño en una medida mayor o con ensañamiento, entonces no sólo no se restablece la vivencia de justicia, sino que se lastima el amor.

(Joan Garriga)

banner alcohol

Llamar a las drogas por su nombre

By Actualidad, Blog, Información CITA

Nuestra sociedad clasifica artificialmente las distintas drogas que crean adicción, dando la falsa impresión de que el alcohol y la nicotina, dado que son drogas legales, no son tan peligrosas y causan menos adicción que las drogas ilegales. Incluso al usar o dejar de usar el término adicción reforzamos dicho error. Con frecuencia pensamos que los adictos pertenecen a una clase social baja y la palabra adicto nos remite al indigente, al yonqui y a las minorías de barrios humildes. Para referirnos a otro estatus socioeconómico usamos la palabra hábito en lugar de adicción. Un adicto al tabaco es un fumador empedernido pero no es un adicto a la nicotina y un adicto al alcohol alguien que no sabe beber, y quien necesita de la cafeína un cafetero y no un adicto a la cafeína o quienes son adictos a la cocaína la usan para trabajar o pasarlo bien.

La nicotina, el alcohol, la cafeína ni siquiera son habitualmente consideradas drogas y pocas veces se incluyen en las campañas contra las drogas. Sin embargo, no hay ninguna base para calificar de un modo distinto la adicción a las drogas legales en contraposición a las drogas ilegales.

Fármaco es cualquier agente químico que afecta a una función biológica. Los fármacos se han usado tradicionalmente para tratar o prevenir la enfermedad. Unos actúan en el cerebro, otros en los restantes órganos y algunos en varias partes del cuerpo simultáneamente. Una droga es un fármaco que actúa en el cerebro alterando el humor, los procesos mentales o la conducta. No hay nada en los fármacos como tales, incluso en las drogas psicotrópicas, que haga que a la gente les gusten o les fuerce a consumirlas. Sin embargo, hay algo especial en algunas drogas psicotrópicas. Estas drogas adictivas se definen por el hecho de que se auto-administran, repetida, compulsiva e incluso autodestructivamente.

La adicción a las drogas, considerada como una enfermedad, ha sido vista cada vez más durante este siglo como un tipo de conducta moralmente reprensible que los adictos podrían controlar si lo quisiesen e intentasen de verdad, pero el problema de la adicción es muy complejo, con múltiples causas, y requiere múltiples estrategias preventivas y múltiples tratamientos.

banner cita

Hay que preguntarse por qué España tiene la tasa más alta de drogadicción de la U.E

By Actualidad, Blog, Información CITA

El diario La Vanguardia ofrece una entrevista con Don Winslow, novelista especializado en las guerras del narcotráfico. Winslow afirma que ‘el periodismo nos ofrece los datos, pero la ficción nos cuenta la realidad’. Por eso, en su novela El cártel, el escritor es capaz de  ofrecer una radiografía de la dramática magnitud del tráfico de drogas entre México y Estados Unidos. Ofrecemos un fragmento de esta entrevista:

  • ¿La droga es el origen de tanto mal?
  • Lo es la ingente cantidad de dinero derivada de mover droga a través de México y meterla en Estados Unidos.
  • ¿Puede cuantificarlo?
  • La droga que vale 300 dólares en México, ¡alcanzará los 18.000 dólares en Estados Unidos! Es un dineral que lo corrompe todo -policías, soldados, abogados, funcionarios, políticos, jóvenes – y destruye miles de vidas.
  • ¿Tiene solución este espanto?
  • Despenalizar la droga: 45 años de persecución han creado violencia, muerte, corrupción, cárceles más llenas que nunca, gasto sanitario… ¡No sigamos por ahí!
  • Convénzame de que no sería peor la droga legal?
  • Norteamérica gasta 46.000 millones de dólares anuales en seguridad (perseguir y encarcelar) y sanidad a causa de la droga. Y deja de ganar 47.000 millones en impuestos sobre drogas legalizadas. ¡Sume!
  • Entre lo que dejaría de gastar y lo que ganaría… 93.000 millones de dólares.
  • Dedíquelos a buena formación de los jóvenes, a empresas de trabajo digno, a tratar bien las adicciones… ¡Salvaríamos a una sociedad que ahora se descompone!
  • Lo dice con enfado
  • Es que ahora llega El Chapo a una aldea, regala lavadoras ¡y se gana a la gente! Y domina el 12% de la economía mexicana. ¿Y ante esto que hacen los biempensantes del mundo? Un poco de postureo y nada más. Ah, y preguntaos en España por qué tenéis la tasa más alta de drogadicción dentro de la Unión Europea, droga ilegal que enriquece a cuatro y que entra por el puerto de Barcelona.
banner cita

Trabajo, mucho trabajo

By Actualidad, Blog, Información CITA

Llegue a CITA a finales de octubre. Lo cierto es que,  pese a que era plenamente consciente de la necesidad de realizar el tratamiento, no estaba completamente convencido. Además, por desgracia llevo muchos años con este  problema de mi adición y, por tanto, conozco bien esas ‘comunidades de vida’ donde, más que trabajar tus problemas, pretenden que trabajen sus negocios… Así que, realizada una exhaustiva investigación, decidí decantarme por CITA. Pero, no penséis que esto es la panacea: el SAO dolerá, echareis de menos  a la familia, habrá educadores digamos ‘poco receptivos’, y….. trabajo, mucho trabajo. Eso sí, nada de terapia ocupacional cavando zanjas y zanjas o levantando muros. Aquí se hace trabajo PSICOLÓGICO, una auténtica introspección, la búsqueda de la raíz de esa conducta adictiva, un descubrimiento de la causa- efecto que nos provoca tantos sinsabores. La filosofía de CITA no es tanto luchar contra la sustancia, sino el entender qué es lo que ésta nos aporta y cómo convertirla en una herramienta a nuestro favor…. Por supuesto, las habitaciones son cómodas, el trato digno, el personal médico cualificado y, muy especialmente, encontrareis receptividad y empatía. Sinceramente, os lo recomiendo. Al menos, intentadlo…

La adición en sí no es un problema (curioso, ¿verdad?) sino que mas bien se trata de que determinados problemas pueden alterar nuestro estado de ánimo y permitirnos acceder a los ‘paraísos artificiales’ tan placenteros, accesibles y  al mismo tiempo tan dañinos…. Se trata pues de ‘cognitar’, de introspeccionar, de alterar ese modus vivendi que tanto nos afecta, de llegar a lo más profundo de nuestra psique para poder trabajar esa conducta, buscando siempre la relación causa-efecto y sin olvidar que esas conductas adictivas no tienen porque ser únicamente producto de nuestras vivencias (familia, amigos, conductas socialmente aceptables, etc…, también tienen su papel) Suena irónico, pero no por ello es menos cierto: la búsqueda de la aceptación, nuestras carencias sociales, etc…, también pueden tener solución.

chico

‘Nuestra historia narcótica’ por Froylan Enciso

By Actualidad, Blog, Información CITA

En el centro de desintoxicación hoy queremos comentar lo que el escritor Froylán Enciso reflexiona en ‘Nuestra historia narcótica‘ sobre el desarrollo del prohibicionismo en Méjico y el breve lapsus legalizador de aquel país en 1940. Recogemos aquí una entrevista con el autor del citado ensayo.

  • ¿Cómo fue posible (la legalización)?
    • A principios del siglo XX una facción de la Revolución mexicana impulsó la prohibición, pero más adelante médicos del Gobierno argumentaron que la represión de las drogas generaba más problemas que su tratamiento y el presidente Lázaro Cárdenas decidió legalizarlas. La heroína y la morfina se empezaron a distribuir en dispensarios médicos y con respecto al consumo de marihuana y cocaína hubo una actitud de despenalización. Pero Estados Unidos amenazó con retirarle el suministro de medicinas a México y Cárdenas tuvo que dar marcha atrás.
  • ¿Hoy se camina de nuevo hacia la legalización?
    • Sí, pero la tragedia de México, que ha despenalizado la posesión de dosis mínimas, es la esquizofrenia de Estados Unidos, que en su territorio  está avanzando hacia la legalización, sobre todo la de marihuana para fines médicos y recreativos, y fuera de su país sigue promoviendo la guerra contra las drogas.
  • ¿Qué podría cambiar esa política exterior?
    • Una posibilidad sería que se sumen suficientes países a una vía multilateral de presión para desmantelar el régimen global de prohibición. En 2016 habrá una oportunidad con la reunión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el problema mundial de las drogas. Algunos de los que han propuesto esa reunión son México, Colombia, Uruguay, Bolivia y Guatemala.
  • ¿Cree que usted podrá ver despachar droga en las tiendas?
    • Los opiáceos es más complicado, pero marihuana y cocaína sí. Hace apenas 100 años que eso ocurría, que podías ir a junto de tu boticario a pedirle cocaína para rebajar la depresión o para anestesiarte una muela.
  • ¿Y de qué vivirán entonces en las montañas de Sinaloa?
    • Eso me preocupa, no los narcos sino las comunidades productoras, que están completamente abandonadas por el Gobierno y a las que nunca ha llegado la riqueza mitológica del narco.
  • ¿Cuáles son las drogas icónicas de la historia de México?
    • El peyote y la marihuana. El peyote representa la resistencia de las comunidades indígenas, que a pesar de la represión de la Inquisición y luego del Estado en el México independiente, han mantenido su consumo. Y la marihuana, aunque no es prehispánica. La corona española promovió el cultivo de cáñamo en el siglo XVII para usos textiles, luego los indígenas la adoptaron para usos rituales y, en el siglo XIX, los indígenas que fueron sacados de sus comunidades para servir como soldados extendieron su uso recreativo para sobrellevar los padecimientos de la guerra. Eso llega hasta la Revolución mexicana y en el primer tercio del siglo XX los migrantes exportan su consumo recreacional a Estados Unidos, donde en los años 30 se lanzó una campaña contra esta sustancia, que según las autoridades llevaba directo a la locura.
  • ¿Por qué México tiene niveles bajos de consumo de droga? ¿A qué se debe esta cierta contención?
    • Quizá nos ha sido suficiente con las drogas legales. Lo cierto es que tengo menos conocidos cocainómanos mexicanos que gringos o europeos, y no tengo ningún amigo mexicano heroinómano pero sí europeos o gringos. Como te digo, creo que en la modernidad mexicana nos ha sido suficiente con las drogas legales. Puede que sea herencia de la domesticación que en esta nación han generado las ideas prohibicionistas, que vienen desde la colonia, mucho antes de que Estados Unidos promoviera alrededor del mundo qué drogas iban a ser legales y cuales no. Antes de todo eso, diferentes grupos culturales en México ya tenían conciencia del prohibicionismo por la labor disciplinaria, por ejemplo, de la Santa Inquisición, que puso su edicto del peyote por todas las parroquias para decirles a los indios que si seguían relacionándose con sus dioses por medio del peyote se iban a ir al infierno. En el caso de México, históricamente, a las restricciones legales han venido agregadas restricciones espirituales.


reunion

La abstinencia y la presión de grupo

By Actualidad, Blog, Información CITA

La conocida consigna contra la droga: ‘Simplemente, di que no’, es ineficaz en el caso de los adictos. No es tan fácil como esto. Para empezar, un adicto es adicto porque no puede decir que no, no puede fijar fronteras ni respetar límites. Toda su vida ha buscado la aceptación y la aprobación de los demás por encima de todo ya que no se aprueba a si mismo. ¿Por qué de pronto habría de serle tan fácil decir que no?

Cuando se inicia la abstención, a menudo uno se encuentra ante un ofrecimiento de droga. Puede ser inesperado o puede provenir de personas a las que es incómodo decir que no, por lo que es posible encontrarse en problemas. Las tentaciones y las decisiones a tomar son infinitas.

Es esencial elaborar de antemano una manera cómoda y eficaz de decir que no. De lo contrario, cuando uno se encuentra en un aprieto, corre el riesgo de ceder. Aprender a fijar límites, a decir que no de un modo apropiado, es una parte imprescindible del proceso de recuperación.

En la primera etapa de la abstinencia, uno tiene la oportunidad de desaprender esta tendencia a complacer a la gente. La verdad es que a la mayoría de las personas no les importa que rechaces su ofrecimiento. Y, de importarles, encajarán tu negativa. E incluso si alguien se disgusta, lo que está en juego para ti es mucho más importante.

Hay que estudiar previamente los tipos de situaciones en las que te expones a ser objeto de presiones sociales y preparar dos o tres modos educados pero firmes de decir que no cuando se presenten estas situaciones. ¿Qué te parece que vas a sentir? ¿¿La necesidad de ceder? ¿De complacer a los demás? ¿De no ser diferente? ¿De evitar que otros se sientan incómodos? Permite que aflore cualquier sentimiento de temor, ansiedad o ambivalencia.

Haz una escenificación de cada situación con tu equipo terapéutico. Te sorprenderá lo útil que es la representación de roles. Y cuando te veas en un aprieto, no tendrás necesidad de inventar una respuesta ya que ésta estará incluida en tu repertorio de capacidades, lista para ser utilizada.

La técnica básica para responder de forma asertiva consiste en enfrentarse a la persona que hizo la oferta y decirle que no, sencilla y firmemente.

Si la otra persona trata de convencerte, desafiarte o discutir contigo, no te dejes arrastrar. Con calma y con firmeza, repite tu respuesta.

Si alguien sigue presionándote después de varias respuestas, puedes poner fin a la conversación e irte si es necesario.