Skip to main content
Category

Tabaco

¿Qué enfermedades provoca el tabaco?

By Blog, Sin categorizar, Tabaco
¿Qué enfermedades provoca el tabaco?

¿Qué enfermedades son causadas por fumar?

Fumar causa la mayoría de cánceres de pulmón, de hecho, 9 de cada 10 muertes por este tipo de cáncer se debe al consumo de cigarrillos.

Una de las enfermedades más comunes que puede provocar a las personas fumadores es el cáncer. A parte de esto fumar también puede causar que el cuerpo sea incapaz de combatir dicha enfermedad, ya que las sustancias tóxicas en el humo del cigarrillo pueden debilitar el sistema inmunitario del organismo cosa que provocará que sea más difícil matar las células cancerosas. Provocando así una propagación de dichas células sin posibilidad de detenerlas.

Las sustancias tóxicas en el humo pueden provocar un cambio en el ADN de las células. Cuando esto pasa, estas células, pueden comenzar a crecer sin control y formar un tumor canceroso.

El tabaquismo puede causar cáncer en casi cualquier parte del cuerpo, no solo en el pulmón. Otros tipos de cáncer causados por fumar:

  • La sangre
  • La vejiga
  • El cuello uterino
  • El colon y recto
  • El esófago
  • El riñón y la pelvis renal
  • La laringe
  • El hígado
  • La boca y garganta
  • El páncreas
  • El estómago

Las 5 enfermedades más comunes del tabaquismo

El consumo del tabaco está muy normalizado pero la verdad es que produce una gran cantidad de daños perjudiciales en el organismo. Las enfermedades más comunes que provoca la adicción a esta sustancia, son las siguientes:

  • El cáncer de próstata tiene una evolución muy lenta. Esta enfermedad incorpora una difusión relajada a través del organismo, pero puede presentarse de formas muy agresivas. Los síntomas más habituales son los dolores a la hora de mantener relaciones sexuales u orinar.
  • Otra enfermedad común es el cáncer de hígado. Es una de las enfermedades más agresivas que existen, a parte, en muchas ocasiones se detecta tarde debido a que desarrolla sin a penas ser visto.
  • El cáncer de colon y recto es otro ejemplo de enfermedades que puedes padecer si tienes un estilo de vida donde el alcohol y el tabaco tienen una gran incidencia.
  • La bronquitis aguda no esta causada directamente por el tabaco. Pero el consumo del mismo ayuda a la aparición del virus que provoca dicha enfermedad. Básicamente, es el deterioro de las vías respiratorias dejándolas desprotegidas.
  • Las enfermedad más común es la enfisema, esta radica en el deterioro de las paredes de los alvéolos. Este desgaste impide la entrada de oxígeno en los pulmones.

¿Cómo prevenir los cánceres relacionados con el tabaquismo?

Obviamente para prevenir el cáncer de pulmón, o cualquier otro, ocasionado por el tabaquismo, es no fumar o bien dejarlo cuanto antes. Otro consejo es evitar ser fumador pasivo ya que se han registrado enfermedades en fumadores pasivos debido al tabaco.

Solo con dejar de fumar reduces mucho la probabilidad de padecer algún tipo de cáncer comentado anteriormente. Y cuanto más tiempo pase sin fumar mucho mejor, obviamente. Por ejemplo, la posibilidad de padecer un cáncer de boca a los 5 años de dejar de fumar se reduce a la mitad. A los 10 años, se reduce la probabilidad de padecer un cáncer de vejiga, esófago o riñón. Y al cabo de 20 años el riesgo de presentar cáncer de boca, garganta, faringe o páncreas se reduce hasta casi la misma probabilidad de un no fumador. También reduce a la mitad el riesgo de presentar cáncer de cuello uterino.

¿Cómo es el tratamiento del tabaco?

En Clínicas CITA realizamos un tratamiento personalizado para abordar la adicción. Creamos un modelo adaptado a su personalidad, costumbres y nivel de adicción. En primer lugar, se ataca a la raíz de la adicción, dónde se identificará las motivaciones físicas y psicológicas que le llevaron a fumar.

Con la identificación de estas motivaciones, buscamos que el paciente reaccione y afronte a ellas. Siempre con la ayuda y seguimiento de los terapeutas que le enseñaran recursos para oponerse a su deseo de fumar y superar su adicción.

Como toda adicción a sustancia, aparece el síndrome de abstinencia. En el caso de la abstinencia de nicotina es el punto de partida del tratamiento del tabaco. Sus síntomas más comunes son:

  • Cambios repentinos de humor
  • Somnolencia, fatiga, dificultad de concentración, disminución de la agilidad menta, entre otros síntomas psicológicos.
  • En cuanto a los síntomas fisiológicos, encontramos aumento de peso, disminución de la frecuencia cardíaca, trastorno del sueño, aumento de la tos, entre otros.

Los primeros pasos del tratamiento para una correcta desintoxicación del tabaco pasan por la superación de la adicción física a la sustancia. Para ello habrá una reducción gradual de la sustancia, siempre con seguimiento y asistida por un profesional. En segundo lugar, habrá una reducción de los receptores nicotínicos y por último, si es necesario, apoyo farmacológico.

Para superar por completo la adicción al tabaco es importante lograr también una deshabituación psicológica de la sustancia. Superar todos esos cigarrillos rutinarios, aquellos que asocias con ciertos momentos, como por ejemplo tomar café, momentos de estrés, etc. Al ofrecer planes personalizados, evaluamos estas rutinas para evitar caer en la trampa. Los pasas para superar la adicción psicológica serán:

  1. Explicación del mecanismo del hábito de fumar
  2. Aspectos motivacionales
  3. Factores específicos de abandono
  4. Prevención de recaídas

¿Qué efectos provoca el tabaquismo?

Un cigarrillo contiene una infinidad de sustancias químicas. La forma más común de consumirlo es fumando el tabaco. Al inhalar el humo del tabaco, el fumador promedio absorbe entre 1 a 2 miligramos de nicotina por cigarrillo. Al consumir la nicotina, a aparte de ser el factor adictivo del cigarrillo, esta alcanza rápidamente los niveles máximos en el flujo sanguíneo e ingresa al cerebro.

La nicotina es una sustancia estimulante, aunque muchos piensen que la acción de fumar les relaje, simplemente lo que hace la nicotina es calmar la ansiedad que genera el propio organismo por la falta de nicotina precisamente.

El tabaquismo favorece la aparición de enfermedades en diversos sistemas de nuestro organismo. Al poco tiempo de ser un fumador adicto, aparecen pequeñas señales que alarman de este tipo de efectos pero que el fumador no le da mucha importancia. Los principales efectos a corto plazo del tabaquismo son:

  • Fatiga prematura
  • Mayor riesgo de anginas
  • Aumento de constipados
  • Tos
  • Pérdida de apetito
  • Alteraciones del ritmo del pulso
  • Color amarillento en los dientes
  • Mal olor del aliento

¿Cuáles son las consecuencias del tabaco?

El tabaquismo es una droga legal aceptada socialmente. Cuando estos dos factores se juntan, los resultados son desastroso, pues el tabaco es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo. Mucho desconocen las graves consecuencias que produce su consumo continuado:

  • Síndrome de abstinencia
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Falta de concentración

  • Insomnio
  • Enfermedades pulmonares
  • Aumento del riesgo de cáncer
  • Problemas y riesgos altos en el embarazo

¿Por qué no se puede fumar?

Dejar de fumar es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida. Y es cierto que es muy difícil, ya que aproximadamente un 75% de los fumadores ha pensado en dejarlo. Pero lo cierto es que solo entre el 4 y 7% conseguirán superar la adicción. Dejar de fumar es difícil, pero con fuerza de voluntad y motivación es posible, como en toda adicción.

Motivos por los cuales debes dejar de fumar:

  • Fumar mata. Dejarlo alargará la esperanza de vida.
  • Evitar el cáncer. El tabaco provoca una gran cantidad de cáncer.
  • Mejorará tu salud cardiovascular, la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Evitarás insuficiencias respiratorias.
  • Mejorará tu fertilidad.
  • No tendrás problemas de disfunción eréctil.
  • Evitarás el envejecimiento prematuro de la piel.

Estas son algunos de los principales motivos por los que dejar de fumar es una buena idea. Pero realmente la lista es mucho más larga. A parte de mejorar en salud también preservarás la salud del bolsillo ya que es un consumo muy caro. Dedicar ese dinero en gastar en cosas satisfactorias como disfrutar el tiempo libre con amigos y familia o simplemente ahórralos para el futuro.

¿Cuántos cigarrillos puedo fumar sin que me haga daño?

Se cree que fumando pocas cantidades al día no es dañino para la salud, pero lo cierto es que también es arriesgado.

Estudios realizados a fumadores leves se ha podido ver como su función pulmonar disminuye a ritmo más cercano al de los fumadores que los no fumadores. Observando los resultados, se ha visto que un fumador leve podría perder la misma cantidad de función pulmonar en un año que un fumador la pierde en nueve meses aproximadamente.

Por lo que fumar pocos cigarrillos al día es mucho más peligroso de lo que la gente se imagina.

tabaco

¿Por qué el tabaco es más perjudicial en el 2018?

By Blog, Tabaco

El tabaco es más perjudicial en el 2018 que años atrás, aunque se fumase más cantidad de cigarrillos.

El tabaco perjudica seriamente la salud, lo dicen los paquetes de cigarrillos, los fumadores lo saben, y lo saben los profesionales que atienden a personas adictas al tabaco.

De todos modos, esta verdad no debe ser tan absoluta cuando conocemos a muchas personas ancianas que han fumado prácticamente toda su vida y gozan de buena salud.

Del mismo modo, uno de los pueblos más longevos del mundo, el de Villacamba, en una valle andino de Ecuador muy alejado de la civilización, era una comunidad de 819 habitantes en la que vivían nueve centenarios, uno de ellos de 123 años, que fumaban cada día más de 20 cigarrillos hechos en casa.

No hace mucho, era normal que fumadores habituales alcanzasen edades avanzadas; hace falta remarcar, sin embargo la forma pretérita del verbo, ya que desde la llegada de nuestro estilo de vida y probablemente también de los actuales cigarrillos, se ha acortado esta legendaria longevidad.


Es bien sabido que el cigarrillo de hoy no es el mismo tabaco de antes y, por tanto, ha de tener forzosamente un efecto distinto sobre el organismo.

Lejos quedan ya las verdes hojas de tabaco dorándose al sol, secándose bajo las ramas de palmera del techo de la cabaña, fermentándose después de haber sido untadas con miel, empapadas de la humedad del entorno.

Pero seguramente aún es más distante la manera de fumar de los indios del Amazonas de la del hombre y la mujer modernos.

No se puede comparar el cigarro compartido diariamente en uno de los momentos más relajados de la jornada de una existencia tranquila con los cigarrillos que se encienden uno tras otro dentro del coche, cuando uno está angustiado porque llega tarde y está atrapado en un embotellamiento, en la tensión de una reunión de trabajo en la que hay que competir para reafirmarse, o en tantas otras situaciones que dirigen directamente el humo a las coronarias y las retuercen.

Este fumador de los modernos cigarrillos tiene poco que ver, no ya con el indígena del Amazonas sino con el viejo que contemplaba el paso del tiempo fumando tranquilamente.

A lo largo de los siglos, el hombre, en una existencia más ligada a la naturaleza, había sometido a su organismo a una mayor actividad física y a muchas menos tensiones mentales y emocionales.

El trabajo que le ocupaba era en gran parte manual y el vehículo más utilizado para desplazarse era el propio cuerpo.

Y fumaba también al estilo de siempre, es decir, si lo hacía en el trabajo, paraba la actividad, se sacaba la petaca del bolsillo, ponía un poco de picadura en la palma de la mano, con la otra lo deshacía, sacaba un papel del librillo con el que lo liaba meticulosamente, haciéndolo rodar hasta que se repartía de un modo uniforme.

Y al final ensalivaba el extremo engomado del papel, encendía el cigarrillo y se lo fumaba con parsimonia mientras se distraía por unos minutos de su trabajo.

El daño que el tabaco puede hace sobre el organismo no depende sólo de la calidad y de la dosis, sino que tiene mucho que ver con la manera de consumirlo.

Y es que las hojas de tabaco genuino han sido apreciadas por los indígenas americanos desde la prehistoria para ser fumadas en cantidades moderadas, haciendo tres o cuatro caladas al día, y en estado de relajación.

Dejar el Tabaco en 2018

Si quieres dejar el tabaco en CITA podemos ayudarte mediante un tratamiento multidisciplinar.

tabaco

Las colillas de cigarrillos, la primera fuente de basura en el mundo

By Blog, Tabaco

Las colillas de cigarrillos, la primera fuente de basura en el mundo

Cada año se consumen 6 trillones de cigarrillos, de los cuales un 64% acaba en las calles, parques, ríos, bosques o playas. Los filtros de las boquillas de los cigarros acumulan parte de los componentes nocivos del tabaco y suponen una grave amenaza para la biodiversidad. Países como Australia o Nueva Zelanda tienen papeleras específicas para colillas y en París se ponen multas específicas para quien las tira al suelo.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta de la contaminación ambiental y del riesgo para la salud de las colillas de cigarrillos, lo que se considera como el tabaquismo ‘de cuarta mano’, ya que son la primera fuente de basura en el mundo y tardan entre 8 y 12 años en descomponerse. Esta sociedad científica recuerda que cada año se consumen 6 trillones de cigarrillos que, en el 64% de los casos, acaban en el medio ambiente, lo que equivaldría a unos 4,5 trillones de colillas. Se trata de restos que contaminan más que los envases de alimentos, botellas y otros plásticos. SEPAR alerta también del impacto de este tabaquismo ‘de cuarta mano’, detrás del consumo directo (primera mano), el tabaquismo pasivo (segunda mano) o los restos que el humo del tabaco deja en zonas donde se ha fumado (tercera mano). Los filtros de las boquillas de los cigarros acumulan parte de los componentes nocivos del tabaco y los libera en contacto con el agua, lo que supone una grave amenaza para la biodiversidad, dado que esta contaminación puede acabar afectando a la cadena alimentaria.

Ante esta situación, SEPAR propone obligar a la industria tabaquera a informar de los efectos nocivos de tirar las colillas al suelo o a hacer filtros biodegradables, una idea que no ha cuajado del todo porque parece no tener un sabor muy atractivo para los consumidores. En los últimos 50 años, prácticamente todos los cigarrillos que se venden llevan un filtro de acetato de celulosa, un componente fotodegradable pero no biodegradable, y aunque los rayos ultravioleta provenientes del sol pueden eventualmente romper el filtro en pequeñas piezas en condiciones ideales del medio ambiente, el material fuente nunca desaparece, y esencialmente se diluye en el agua y en el suelo. De media, las colillas pierden un 37,8% de su masa inicial tras dos años de degradación, y se estima que pueden tardar en descomponerse totalmente entre 8 y 12 años. El problema fundamental radica en la toxicidad que acumulan. El filtro de las colillas está diseñado para acumular los componentes del tabaco, incluyendo las sustancias químicas más nocivas que son liberadas en contacto con el agua. Por tanto, cuando llegan a los ríos e incluso al mar, desprenden dichas sustancias, lo que supone una grave amenaza para la biodiversidad.WhatsAppFacebookTwitterPinterestCompartir

pulmones tabaquismo

Los daños al ADN que causa el tabaco

By Blog, Tabaco

Los daños al ADN que causa el tabaco

El tabaco quita la vida a al menos seis millones de personas cada año y, si las tendencias actuales continúan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pronostica más de mil millones de muertes relacionadas con el tabaco en este siglo.

Y, para completar los estudios que evidencian los riesgos que implica el tabaquismo, también se ha podido medir científicamente el grave daño genético causado por la adicción al tabaco en distintos órganos del cuerpo y se han identificado los mecanismos queintervienen para que la adicción al tabaco pueda causar mutaciones en el ADN.

Un estudio publicado en la revista Science asegura que los fumadores acumulan un promedio de 150 mutaciones adicionales en cada célula pulmonar por cada año que fuman un paquete de cigarrillos al día. De este modo, el estudio proporciona un vínculo directo entre el número de cigarrillos fumados y la cifra de mutaciones en el ADN del tumor. De hecho, las tasas de mutación más altas se observaron en los cánceres de pulmón, pero los tumores en otras partes del cuerpo también contenían estas mutaciones asociadas al tabaquismo, lo que demostraria –según los investigadores- que fumar causa muchos tipos de cáncer.

Otros órganos también resultan afectados: fumar un paquete de cigarrillos al día durante un año genera un promedio de 97 mutaciones en cada célula de la laringe, 39 mutaciones en las células de la faringe, 23 mutaciones en las células de la boca, 18 mutaciones en las células de la veixiga, y 6 mutaciones en cada célula del hígado.

Hasta ahora, no se entendía por completo cómo el hecho de fumar aumentaba el riesgo de desarrollar cáncer en partes del cuerpo que no entraban en contacto directo con el humo. Sin embargo, esta investigación parece haver descifrado diferentes mecanismos por los cuales el tabaco genera esas mutaciones, dependiendo del área del cuerpo afectada.

Según los investigadores, este estudio sobre el tabaco nos enseña que buscar en el ADN de los cánceres puede proporcionar nuevas pistas sobre cómo se desarrollan éstos y, por lo tanto, sobre cómo se pueden prevenir.

tabaco

Fumar sólo un cigarrillo al día aumenta el riesgo de morir

By Blog, Tabaco

Según un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI), publicado recientemente por la revista JAMA Internal Medicine,

Concretamente, el hecho de fumar un cigarrillo diariamente a lo largo de la vida aumenta el riesgo de muerte prematura en un 64%. Y el incremento es de hasta un 87% entre quienes fuman entre uno y diez cigarrillos al día.

Estos resultados refuerzan el valor y la necesidad de las advertencias sanitarias contra el tabaco y apoyan la idea de que no hay un nivel de consumo de tabaco con riesgo cero. De hecho, el tabaquismo es el responsable estimado de cinco millones de muertes anuales en todo el mundo.

En este sentido, hay que reforzar la prevalencia de las campañas antitabaco entre los jóvenes, ya que los jóvenes que dejan de fumar pueden reducir considerablemente este riesgo, con la ventaja añadida de que, cuanto antes lo dejen, mayores serán sus expectativas de vida.

En cuanto al riesgo de morir de cáncer de pulmón, esta investigación ha concluido que la probabilidad de padecer esta enfermedad es nueve veces mayor en las personas que fuman regularmente al menos un cigarrillo por día, que en los no fumadores. Y entre quienes fuman regularmente de uno a diez cigarrillos diarios, esta probabilidad es doce veces mayor que la de quienes nunca han fumado.

origen tabaquismo

Los origenes del tabaquismo

By Blog, Tabaco

Los origines del tabaquismo

A causa del efecto embriagador del tabaco, esta nueva droga fue en un primer momento mal vista por la autoridad. El puerto de Barcelona fue uno de los lugares donde se vio fumar por primera vez tabaco en Europa.

El rey Jacobo I de Inglaterra prohibió el tabaco en 1604 porque ‘su humo evoca un infierno insufrible’. Otros reyes nórdicos opinaban igual: Gustavo Adolfo III de Suecia opinaba que ‘no hay nada tan abominable es este mundo como este humo, excepto la lengua alemana’

En Oriente, los primeros fumadores fueron objeto de una persecución particularmente salvaje: en el Imperio Otomano eran conducidos al cadalso. En Irán, a unos comerciantes de tabaco se les cortó públicamente la nariz en 1610, procedimiento definitivo que evitaba que pudieran volver a aspirar rapé. En Rusia, un zar ordenó la tortura de los fumadores hasta que denunciasen al proveedor y que se les cortase la nariz a los dos; los reincidentes eran azotados o condenados a muerte. Los mercaderes propagaron el tabaco con tanta rapidez que, en China se empezó a fumar poco tiempo después que en Europa, a pesar de que también allí, su carácter subversivo de los valores tradicionales le costó la cabeza a más de uno.

En tierras cristianas, el Papa Urbano VIII excomulgaba, hacia 1642, a quien fumaba cerca de los templos.

Pero a pesar de las prohibiciones o quizás estimulado por ellas, el tabaco se extendió de tal manera que en el siglo XVII ya se consumía en todas partes, ya fuese en pipa, masticado, en cigarro o esnifado en polvo. De este modo, el tabaco se fue popularizando por el viejo continente, no como medicina sino por sus propiedades embriagadoras y narcóticas.

tabaco

Excusas para no dejar de fumar

By Blog, Tabaco

Los centros de desintoxicación y deshabituación de Clínicas CITA ofrecen un tratamiento eficaz para dejar de fumar. Los siguientes motivos expuestos pueden parecer excusas para no dejar de fumar, pero es la adicción a la nicotina lo que afecta psicológicamente a hablar de estos argumentos.

Excusas para no dejar de fumar:

Para abordar este tratamiento, es fundamental que los médicos acepten un papel que no sea ambiguo en el proceso de dejar de fumar de sus pacientes. Si no desaconsejan clara y directamente dejar de fumar, el mensaje se hace confuso. Al final, la tarea más difícil para los médicos puede ser atraer y mantener la atención de sus pacientes.

Los fumadores acostumbran a tener un oído selectivo. Oyen lo que quieren oír. Y sólo aconsejar puede resultar inútil.

Cualquier programa para dejar de fumar es una mezcla de tratamientos farmacológicos, de actuación sobre la conducta y de otros abordajes.

El estado físico y psíquico del paciente condiciona en gran parte la extensión y el tipo de tratamiento que se debe aplicar. Hay, sin embargo, algunos aspectos comunes con los que se enfrentarán todos los terapeutas que quieran ayudar a un paciente a dejar de fumar.

No puedo dejar de fumar porque engordo

La mayor parte de las personas que dejan de fumar, ganan peso. Como resultado, se puede creer que, cuando se deja de fumar, hay que iniciar un régimen inmediatamente. Esto significa que cuerpo y mente tendrán un doble trabajo. Los pacientes han de enfocar el abandono del tabaco como el comienzo de un estilo de vida sano. En lugar del régimen, hacer ejercicio, comer mejor y si es posible el uso de un parche o chicle de nicotina durante un tiempo mitigarán el síndrome de abstinencia.

Aunque lo deje, en mi familia se sigue fumando. Es difícil dejarlo si los demás no lo hacen

Superar cualquier adicción requiere un sistema de apoyo familiar fuerte. La nicotina no es diferente. Dejarla es aún más difícil si la pareja fuma, sin mencionar a otros miembros de la familia. Incluso los no fumadores pueden ser co-dependientes pensando que el fumador debería fumar. Existen tácticas al respecto: zona para no fumadores en la casa o no fumar en presencia del paciente. Pero, al final, el mejor sistema es trabajar con toda la familia para reducir sus hábitos de fumar.

Fumar me hace sentir mejor. Necesito fumar en ciertos momentos y dejarlo sería peor

Igual que cualquier adicción sin conciencia de serlo, fumar constituye un modo de vida y forma parte del estilo de vida del adicto. Los efectos reforzadores de la nicotina, junto con las respuestas condicionadas a lugares y situaciones en las que se fuma, constituyen un freno muy poderoso a la interrupción de la adicción. Además, a menudo se fuma en situaciones sociales.

Los terapeutas deben evitar algunas de estas actitudes comprendiendo que las intervenciones farmacológicas no dominan los aspectos psicológicos de la ansiedad ni el consumo compulsivo. Por lo tanto, es importante proporcionar una perspectiva a largo plazo mientras se tratan los efectos a corto plazo. Los médicos deben animar a sus pacientes a tener paciencia, diciéndoles que aquellos que han dejado de fumar afirman ser más felices y estar más tranquilos como no fumadores.

Quiero dejarlo, pero cada vez que lo intento me parece que no puedo conseguirlo

La negación o la ambivalencia son normales. Las personas que creen que deberían dejar de fumar, tendrían que recibir consejo que les ayudara a alcanzar un nivel de motivación más alto para cambiar sus hábitos de fumador. Lo que da mejor resultado son estrategias y consejos específicos para cada caso.

tabaco

Obesidad y tabaquismo, los problemas sanitarios de Catalunya

By Blog, Tabaco

Comenta La Vanguardia que la obesidad y el tabaquismo son las principales asignaturas pendientes de salud pública en Catalunya, según un informe monográfico sobre la población catalana en el contexto europeo, elaborado por el Departament de Salut de la Generalitat, y que se presentó junto al informe de la Central de Resultados del 2015.

El director de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias (AQuAS), Toni Dedeu, ha destacado que la obesidad en la población infantil continúa en aumento, aunque añadió que este hecho no se está dando de forma aislada en Catalunya, sino que ocurre en el conjunto del sur de Europa. A pesar de ello, afirmó que éste es uno de los aspectos en el que más hay que incidir, y lo achacó a la influencia cultural de dietas foráneas y a la pérdida de la importancia de la dieta mediterránea.

Dejar de fumar

Por otro lado, el tabaquismo, pese a que se reduce, continúa siendo persistente en la población. Si se compara con otros países europeos, las tasas de adicción al tabaco en Catalunya son elevadas: entre un 14% y un 15% de las mujeres catalanas fuma, mientras que en el Reino Unido lo hacen un 10%. En hombres, la tasa llega hasta el 30%.

Pese a esto, el informe también destaca que Catalunya tiene una mayor esperanza de vida, con 86 años, tres puntos por encima de la media europea.

tabaco

Las nuevas cajetillas de tabaco

By Blog, Tabaco

En el centro de desintoxicación queremos compartir que el día 20 de mayo entró en vigor la nueva Directiva Europea sobre Productos del Tabaco, que exige la duplicación de las advertencias sanitarias en las cajetillas. Las tabacaleras tendrán, a partir de este momento, un período transitorio de un año para que fabricantes y minoristas puedan agotar las existencias. Cuando se apliquen estas medidas, la advertencias ocuparán el 65% de la superficie de los envases en lugar del 40% como hasta ahora, y los lemas no aparecerán en la parte inferior del paquete sino en la superior.

Además , se incorporaran: un nuevo mensaje sobre el fondo amarillo, con una dirección web de ayuda para dejar de fumar; tres nuevos juegos de pictogramas, con 14 imágenes en cada juego, que deben ir rotando; y nuevas advertencias en los laterales de las cajetillas de cigarrillos, que ocuparán un 50% de sus superficies, con los textos ‘Fumar mata’ y ‘El humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas’. Por otro lado, desaparece la mención ‘Las autoridades sanitarias advierten’ y la impresión de los niveles de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, pero se mantiene la obligación de medición y notificación a las autoridades competentes. Asimismo, desaparecen los envases con menos de 30 gramos de tabaco para liar y el tabaco para liar y los cigarrillos con aromas característicos (olor y sabor) como vainilla o chocolate, los productos con vitaminas o aditivos como cafeína, taurina o con propiedades colorantes. Como excepción, los cigarrillos y tabaco para liar mentolados podrán seguir vendiéndose hasta mayo de 2020.

Tomar esa decisión no ha sido fácil para el Consejo de Ministros de la Unión Europea, que en 2014 aprobó la directiva tras un intenso debate sobre la idoneidad de adoptar el empaquetado genérico o, como finalmente ha ocurrido, aumentar la visibilidad de las advertencias sanitarias. Al respecto, Sanidad señala que el empaquetado genérico es otra opción que se habrá de estudiar en el futuro, tanto en España como en otros países europeos.

Esta medida no gusta, sin embargo, a la patronal del tabaco. La Mesa del Tabaco cree que la medida no va a reducir el consumo ni impedir el acceso a los menores, porque no hay ninguna evidencia científica que lo demuestre. A su juicio, y partiendo de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, la medida es desproporcionada y dura, aunque consideran que hubiera sido peor adoptar el empaquetado genérico, que considera una medida radical e ineficaz. Para la patronal, el tabaco es el producto más gravado, ya que el 80% del precio de una cajetilla son impuestos, es un sector del que viven 61.000 personas en España, y es el quinto contribuyente del Estado con más de 9.137 millones de euros de ingresos a las arcas públicas a través de los impuestos. La posibilidad de que se introduzca el empaquetado genérico supondría, en cambio, abrir la puerta a la falsificación y al contrabando de productos sin control sanitario, tendría una consecuencia nefasta en la recaudación por un incremento del tabaco de contrabando, y provocaria además un mayor acceso de los menores al tabaco no controlado. Para la Mesa del Tabaco, lo que hace la medida es reducir el poco espacio que ya le queda a la marca, y, por tanto, reduce el derecho de información del consumidor con un producto legal.

La patronal no niega los efectos nocivos para la salud que tiene fumar, pero parte de la base de que se trata de un producto legal y estrechamente regulado, y recuerda que el fumador ya está informado de estos efectos en la cajetilla. Cree asimismo que España ya cuenta con una avanzada regulación para el control del tabaco, con la prohibición total de consumo en lugares públicos y de trabajo, prohibición total de la publicidad y del patrocinio e importantes restricciones en cuanto a lugares de venta para alcanzar la efectiva protección del menor.

Por último, la patronal argumenta que en Australia, único país que ha introducido este tipo de cajetilla en 2012, los datos muestran un reducción en el consumo de tabaco semejante a la reducción ocurrida en otros países que no cuentan con el empaquetado genérico, y que, por el contrario, este tipo de empaquetado ha provocado un incremento del contrabando del 25%, produciendo además un incremento del 36% en la tasa de fumadores menores de edad como consecuencia de este aumento del contrabando.