Skip to main content
Category

Talleres

señor

Talleres de Clínicas CITA: Tu felicidad sólo depende de ti

By Blog, Talleres

Joan Garriga es un psicólogo humanista y terapeuta Gestalt. Imparte formación en Constelaciones Familiares. En los talleres del Centro de desintoxicación Clínicas CITA hemos reflexionado en los contenidos de esta entrevista sobre la relación de pareja y la búsqueda de felicidad.

  • Necesitamos pareja?
    • Anhelamos un vínculo que nos reporte pertenencia, intimidad, sexualidad y crecimiento.
  • ¿Y la pareja nos lo da?
    • Sí, pero hoy queremos que la pareja sirva al yo…, y eso lo complica todo.
  • ¿Puedo ser feliz sin pareja?
    • Sí: conozco a un monje feliz, sin sexo, pero con pertenencia, intimidad y crecimiento.
  • ¿Mejor solo que mal acompañado?
    • Sí…, ¡pero casi todo el mundo prefiere mal acompañado! Solemos preferir algún vínculo…, ¡aunque sea de mal amor!
  • ¿Qué hacer para tener buen amor?
    • Hay cuatro etapas. Primera, enamoramiento: ‘Me mueves mucho…, pero te veo poco’. Segunda, relación: ‘Ya te veo mejor, ¡y aun así te elijo para caminar juntos!’
    • Compromiso: ‘Estamos creando algo más importante que nuestras familias de origen y parejas anteriores’.
  • ¿Y cuarta?
    • Entrega: ‘¡Te quiero a ti y a lo que a ti te dirige!’. Este es ya un amor muy desarrollado…
  • ¿Por qué?
    • Es el deseo espontáneo de que el otro sea feliz. ¡Eres feliz en la plenitud del otro!
  • Palabras mayores, ¿no?
    • ¡Sí! Entre tanto, importa que sepamos esto: nadie, ¡nadie!, puede hacerte feliz. Y que nadie, ¡nadie!, puede hacerte infeliz.
  • ¿Entonces…?
    • Tu felicidad sólo depende de tu conexión íntima con tu ser interior.
  • ¿Y de qué depende esa conexión?
    • De estar en paz con tus figuras paternas y familiares para no cargar con nudos… que luego pretenderás ventilar en la pareja.
  • ¿Eso pasa?
    • Una pareja no son dos personas: son dos sistemas familiares que se encuentran.
  • ¿Qué coste y beneficio tiene la pareja?
    • ‘¿Es mejor casarse o permanecer soltero?’, le preguntaron a Sócrates, que respondió: ‘Cásate. Si te va bien, serás un poco feliz. Y si te va mal…, ¡serás filósofo!’.
  • Deme algún ejemplo de mal amor.
    • ‘Sin ti no podría vivir’, le decimos a nuestra pareja, como si fuésemos niños. ¡Mal amor! Buen amor: ‘Sin ti también me iría bien… pero como adulto, elijo estar contigo’ ‘Te quiero por ti mismo’, decimos, ¡y no es bueno!: el buen amor consiste en ‘te quiero… a pesar de ti mismo’, es decir, el buen amor acepta la sombras del otro, acoge y lima las asperezas de los egos que se encuentran. ‘Quiero pareja’: ¡mal amor! Abandona la demanda… ¡actúa!: ‘Mejor me preparo para ser pareja’. Encuentra tu modo de ser buen compañero…, y lo demás ya vendrá solo.
  • ¿Algo muy intenso y emocional?
    • ¡No! Esas turbulencias empobrecen y desvitalizan, responden a heridas infantiles y viejos anhelos no colmados. ¡Lo enriquecedor es que la relación fluya con facilidad!
  • Toda pareja es una relación de poder.
    • ¡No! Es cooperar, es que uno y uno sean más que dos. Mal amor: ‘Te lo doy todo’
  • ¿Por qué?
    • Dar mucho puede originar en el otro un sentimiento de deuda, y empequeñecerlo. Ya no hay igualdad. ¡Da lo que el otro pueda devolver sin que tenga que perder la dignidad!
  • ¿Y si una parte pide: ‘Damemás’?
    • Puede que esté anclada en un guión de insatisfacción que se nutre de demanda: le des lo que le des, ¡será siempre insuficiente!
  • Otro ejemplo de mal amor.
    • Poner a tus padres o a tus hijos por delante de tu pareja. El buen amor es: ‘¡Primero nosotros!, antes que nuestras familias de origen y que nuestros hijos en común’.
  • Otro ejemplo de buen amor.
    • Reír y llorar juntos ante cualquier adversidad: muertes, abortos, ruinas…
  • Qué difícil que la pareja dure, ¿no?
    • Pues que dure lo que dure: entrar en el amor de pareja significa también hacerse candidato al dolor de su eventual final.
  • ¿Cuánto dura de promedio una pareja?
    • Podemos esperar entre tres y cuatro parejas a lo largo de nuestra vida…, ¡con el consiguiente estrés emocional! Cada final nos enseña el dolor y el desapego…, para luego volver de nuevo al carril del amor y de la vida.
  • Regale un último consejo para fomentar el buen amor en una pareja.
    • No deis por hecho que conocéis a vuestra pareja. Miradla cada día de nuevo como si fuera nueva, y veréis lo que no veíais. Nos relacionamos con la imagen que nos hemos hecho del otro, pero… ¿es el otro así hoy?
  • Conclusión amorosa.
    • Lo dicho: solemos reclamar al otro: ‘Hazme feliz’, pero el buen amor consiste en sentir el deseo espontáneo de que el otro sea feliz.
tirolina

Jornada de actividad lúdica grupal en un parque de aventuras.

By Actualidad, Blog, Talleres

Complementando el plan terapéutico integral e individualizado que se establece para cada paciente, con terapias grupales e individuales, terapias asistidas por equinos y talleres de gestión emocional y de prevención de recaídas, etc.., El centro de desintoxicación CITA ofrece además talleres y actividades directa e indirectamente terapéuticas: desde las actividades deportivas libres y dirigidas hasta las terapias orientadas a la salud y al bienestar (dietas desintoxicantes, yoga, Pilates, masaje thai, actividades de relajación en el agua, meditación Mindfulness, equitación, et…)

Además, los fines de semana y días festivos, en los que algunos pacientes realizan salidas programadas, individuales o grupales, se proponen regularmente algunas actividades grupales de ocio. La última de ellas consistió en pasar la jornada en las instalaciones deportivas de un parque de aventuras en los árboles.

En un entorno natural muy hermoso y tranquilo, se practicaron disciplinas deportivas y de ocio, como la de moverse entre la copas de los árboles utilizando lianas, tirolinas, tablas de snow, patinetes y bicicletas.

Aquí mostramos algunas imágenes de dicha actividad:

escritura

Taller de cuentos terapéuticos de Clínicas CITA

By Blog, Cuentos terapéuticos, Talleres

Hoy queremos presentar el contenido y los objetivos generales de una de los talleres impartidos en Clínicas CITA, centro de desintoxicación y deshabituación de las drogas y las conductas adictivas: El taller de cuentos terapéuticos.

Número de sesiones: 6

Sesión 1ª

Título: Cuentos que curan

Objetivo: Habilitar una identificación con ciertos roles que la persona no se permite desempeñar en su vida real.

Metodología: Leer un cuento con una duración de entre 35 y 45 minutos. Se plantean algunas preguntas orientadas a que se expresen emociones, sensaciones, sentimientos. ¿Cómo se sintieron? ¿Qué sensaciones tienen? ¿Qué generó el cuento en vosotros?

Sesión 2ª

Título: Dos sonrisas

Objetivo: Generar un espacio de encuentro. Se trata en este sentido de una tarea psico-higiénica de prevención y orientación.

Metodología: Se realiza una discusión en torno al cuento, fomentando la participación del grupo y apuntando objetivos que van saliendo.

Sesión 3ª

Título: Sólo vine a hablar por teléfono.

Objetivo: Trabajar sobre una determinada temática, con el objetivo de presentar estrategias para abordar la problemática.

Metodología: Se plantean consignas para trabajar a nivel grupal, cumpliendo con los objetivos de la actividad (expresión de identificaciones, toma de conciencia, etc), definiendo a su vez objetivos específicos para cada cuento. Ponernos en el lugar del personaje principal del cuento y vernos en la situación: ‘Si yo estuviese ahora en esta situación, ¿cómo me sentiría?

Sesión 4ª

Título: Una flor amarilla.

Objetivo: Abordar el análisis de las problemáticas presentadas con la ayuda de la literatura.

Matodología: Tras haber ‘vivenciado’ la identificación con los personajes y las alternativas, se sugiere que la persona intente pensar en su vida actual y piense en un posible cambio de actitud o una toma de decisiones que el cuento haya revelado.

Sesión 5ª

Título: El caballero de la armadura oxidada.

Objetivo: Generar un espacio de encuentro de intercambio afectivo y emocional.

Metodología: Escribir libremente a partir de lo que nos quedó resonando: sensaciones, asociaciones con nuestra propia vida.

Sesión 6ª

Título: El retorno del caballero de la armadura oxidada.

Objetivo: Desde el punto de vista psicopatológico, se propone combatir la postura fatalista.

Metodología: Lectura por capítulos del libro y análisis de los recursos que van apareciendo.

reunion cesped

Práctica de meditación Mindfulness en Clínicas CITA

By Blog, Talleres

En centro de desintoxicación CITA Clínica está introduciendo nuevas terapias complementarias y opcionales dirigidas a facilitar el proceso terapéutico y a incrementar la salud y el bienestar de nuestros pacientes. La meditación Mindfulness es una de ellas.

 ¿Qué es la meditación Mindfulness?

La meditación puede ser definida de varias maneras:

  • Como un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.
  • Como un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.
  • Como un proceso de concentración en el que la atención es liberada de su actividad habitual y es focalizada en Dios o la Unidad.
  • Como la focalización de la mente en la respiración o la recitación constante de un vocablo, etc…

La meditación Mindfulness es una práctica de meditación que nos ayuda a tomar conciencia de nuestra experiencia en el momento presente.

Normalmente, solemos prestar atención a las actividades del momento sólo con una pequeña parte de nuestra conciencia, ya que vivimos en modo ‘piloto automático’ y con muy poca atención a los detalles de nuestra experiencia del momento o de las intenciones que motivan nuestras acciones.

Sin embargo, cultivando la atención consciente gracias a la meditación Mindfulness, podemos aprender a tener mucha más sensibilidad para el proceso de reacción casi permanente que experimentamos en cada momento de nuestra vida.

Es posible que haya cosas que no podemos cambiar, como el dolor, la enfermedad o una circunstancia difícil, pero al menos podemos darnos cuenta de cómo reaccionamos o respondemos a todo lo que nos ocurre, y desarrollar estrategias para cambiar la relación que tenemos con nuestras circunstancias. Mediante la Atención Consciente o Mindfulness, podemos aprender a transformar cualquier momento en el que podríamos sentirnos una víctima de las circunstancias, en un momento de iniciativa y confianza.

Razones para practicar Mindfulness:

  • Reduce radicalmente el dolor y la reacción emocional al dolor.
  • Mejora el estado de ánimo y la calidad de vida.
  • Mejora la memoria, la creatividad, la capacidad de concentración y la velocidad de reacción. También incrementa la resistencia física y la capacidad de recuperación.
  • Incrementa la inteligencia emocional.
  • Evita y reduce la ansiedad, el estrés, la depresión, el agotamiento y la irritabilidad.
  • Ayuda en procesos depresivos.
  • Reduce el comportamiento adictivo y autodestructivo.
  • Mejora la función cerebral y calma la parte del cerebro encargada de producir hormonas del estrés.
  • Mejora el sistema inmune.
  • Reduce el envejecimiento celular.
  • Mejora el control de azúcar en sangre en la diabetes tipo II.
  • Mejora la salud del corazón y reduce la presión arterial.

La terapia de meditación Mindfulness se añade a otras propuestas de CITA Clínica, como el masaje thai, las actividades relajantes en el agua o las dietas desintoxicantes.

adelgazar

Talleres de Clínicas CITA Cómo mejorar la autoestima

By Blog, Talleres

En el centro de desintoxicación queremos hablaros hoy de la autoestima. La autoestima puede trabajarse y mejorarse. He aquí algunas manera de hacerlo:

  • Convierte lo negativo en positivo: Busca pensamientos alternativos a los pensamientos negativos. Por ejemplo: ‘No puedo hacer nada’ por ‘Tengo éxito cuando me lo propongo’
  • No generalizar a partir de las experiencias negativas que podamos tener en ciertos ámbitos de nuestra vida. Debemos aceptar que podemos haber tenido fallos en ciertos aspectos, pero que esto no quiere decir que en general y en todos los aspectos de nuestra vida seamos ‘desastrosos’
  • Centrarnos en lo positivo: Debemos acostumbrarnos a observar las características buenas que poseemos. Todos tenemos algo bueno de lo que sentirnos orgullosos y hay que aprender a apreciarlo y a tenerlo en cuenta cuando nos evaluemos a nosotros mismos.
  • Hacernos conscientes de los logros o éxitos: Una forma de mejorar nuestra imagen, relacionada con este ‘observar lo bueno’, consiste en hacernos conscientes de los logros o éxitos que tuvimos en el pasado e intentar tener nuevos éxitos en el futuro. Han de ser objetivos a corto plazo, alcanzables y realistas.
  • No compararse: Todas las personas somos diferentes, todos tenemos cualidades positivas y negativas. Aunque nos veamos ‘peores’ que otros en algunas cuestiones, seguramente seremos mejores en otras; por lo tanto, no tiene sentido que nos comparemos ni que nos sintamos ‘inferiores’ a otras personas.
  • Confiar en nosotros mismos, tanto en nuestras capacidades como en nuestras opiniones. Actuar siempre de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, nos hará sentir bien y en paz con nosotros mismos. No hay que preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás.
  • Aceptarnos a nosotros mismos: Debemos aceptar que, con nuestras cualidades y nuestros defectos, somos ante todo personas importantes, valiosas y únicas.
  • Esforzarnos para mejorar: Una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos con los que no estemos satisfechos. Para ello, es útil que identifiquemos qué es lo que nos gustaría cambiar de nosotros mismos o qué nos gustaría lograr; luego, debemos establecer metas a conseguir y esforzarnos por llevar a cabo estos cambios. Una parte importante de nuestra autoestima viene determinada por el balance de nuestras experiencias de éxito o de fracaso. Así que lograr lo que queremos, satisfacer nuestras necesidades, proporciona emociones positivas que ayudan a incrementar nuestra autoestima. Cambiar las cosas que no nos gustan de nosotros mismos requiere esfuerzo y de ciertas pautas que pueden hacer más fácil el cambio:
  1. Plantearse una meta clara y concreta. Una ‘meta’ puede ser cualquier cosa que se desee hacer o conseguir. Para que las metas sean adecuadas y nuestra motivación no decaiga, es fundamental tener un objetivo que lograr y, en función de ello y como si fueran tareas que concretar para alcanzar nuestro objetivo, debemos establecer metas.
  2. La meta que nos propongamos ha de reunir una serie de requisitos. Debe ser una meta:
  • Sincera: Algo que realmente queramos hacer o deseemos alcanzar.
  • Personal: No tiene que ser algo que venga impuesto por alguien desde fuera.
  • Realista: Las metas deben movilizarnos y no paralizarnos. Por ejemplo, podemos plantearnos la meta de correr un 10% más que la semana pasada.
  • Tangible: Las metas no deben ser ambiguas y difíciles de comprobar.
  • Divisible: Que podamos determinar los pasos o cosas que hemos de hacer para conseguirla. De este modo, no sería adecuado decir: ‘Deseo correr lo más que pueda’, sino que sería mejor establecer ‘Quiero correr media maratón en un plazo de 6 meses’.
  • Medible: Que podamos comprobar lo que hemos logrado y lo que nos falta por alcanzar.
carta rota

Taller de escritura de Clínicas CITA: El sueño

By Blog, Talleres

Taller de escritura: el sueño

Cuántos corazones rotos,

cuántos sueños perdidos,

cuántas esperanzas demolidas,

cuántas almas atormentadas,

cuánto dolor, cuánto llanto,

qué soledad infinita,

qué amor desabrido,

qué de besos tirados,

qué sensación tan cerrada,

qué tristeza, qué desgana.

Tengo que volver a empezar

como si no hubiese vivido,

como si no hubiera nacido.

Pero ya he vivido,

pero ya he nacido

hace ya medio siglo,

y ya estoy cansado.

He sido tantas veces malherido.

No quiero volver a ser humillado,

ni perseguido,

ni otra vez calumniado,

ni otra vez insultado,

ni otra vez despreciado,

ni otra vez difamado,

ni otra vez estafado.

No quiero volver a ser oprimido.

Cómo arde esta pasión,

cómo quema mi pecho.

Si hubiera alguna persona en el mundo

que quisiera recibir este amor

que inunda mi entendimiento,

con qué placer lo daría.

Sueño día y noche con ese sueño.

Sueño y así voy muriendo.

Y al morir, se cumplirá eterno.

autor

¿Guerra contra las drogas? (Texto utilizado en los talleres CITA)

By Blog, Talleres

(En el centro de desintoxicación CITA hemos cogido un extracto del libro: ‘El primer y el último día de la guerra contra las drogas’, de Johann Hari)

‘Si sales hoy a correr y te rompes la cadera, probablemente te den diamorfina, el nombre médico de la heroína. En el hospital, hay mucha gente que recibe heroína como calmante durante un largo período. La heroína administrada por un médico tiene una pureza y una potencia mucho mayores que la heroína que se consume en la calle. Por lo tanto, si la antigua teoría de la adicción fuese cierta (las drogas provocan la adicción al hacer que tu cuerpo las necesite), entonces es obvio lo que debería ocurrir: un montón de gente, al salir del hospital, iría por las calles buscando heroína para seguir con su hábito.

Pero ahí está lo extraño: esto, virtualmente, nunca ocurre. Los consumidores clínicos lo dejan sin más, a pesar de haber estado drogándose durante meses. La misma droga, utilizada durante el mismo periodo de tiempo, convierte a los usuarios de la calle en adictos desesperados mientras que no afecta a los pacientes médicos.

Si sigues creyendo, como me pasaba a mí antes, que la adicción está provocada por sustancias químicas, esto te resultará incomprensible. Pero si crees la teoría de Bruce Alexander, el puzzle empieza a cobrar sentido.

Esto nos da una visión que va mucho más allá de la necesidad de entender a los adictos. El profesor Peter Cohen defiende que los seres humanos tienen una necesidad profunda de apego y de crear vínculos. Es así como obtenemos satisfacción. Si no podemos conectar con las personas, conectaremos con cualquier cosa que encontremos: el zumbido de una ruleta o el pinchazo de una jeringuilla. Afirma que deberíamos dejar de hablar de ‘adicción’ en general para empezar a llamarlo ‘apego’. Un adicto a la heroína se ha adherido a ella porque no ha podido vincularse a otra cosa hasta este punto. Por lo tanto, lo opuesto a la adicción no es la sobriedad. Es la conexión humana.

Cuando me enteré de todo esto, descubrí que, poco a poco, me estaba convenciendo, pero me seguían asaltando algunas dudas. ¿Decían estos científicos que las sustancias adictivas no tenían nada que ver? Entonces me explicaron que puedes hacerte adicto al juego y nadie piensa que te inyectas un paquete de cartas en las venas. Puedes tener todo tipo de adicciones sin que impliquen ningún componente químico. Un día, fui a una reunión de Jugadores Anónimos en Las Vegas y vi que eran tan adictos como los cocainómanos y heroinómanos que conocía. Y aún así, no había sustancias químicas de por medio.

Con todo, seguía preguntándome si los componentes químicos desempeñaban algún papel. Resulta que hay un experimento que daba la respuesta precisa. Todo el mundo sabe que fumar tabaco es uno de los hábitos más adictivos. Las sustancias químicas del tabaco proceden de una droga llamada nicotina. Cuando se crearon los parches de nicotina a principios de los noventa, creció el optimismo: los fumadores podían saciar su adicción sin sufrir los efectos perniciosos (y mortales) de los cigarrillos. Serían liberados.

No obstante, se revelo que el 17,7% de los fumadores son capaces de dejarlo usando parches de nicotina. Esto tiene su importancia. Si las sustancias químicas llevan al 17,7% de la adicción, como esto demuestra, son millones de vidas arruinadas a nivel mundial. Esto significa que la historia que nos han contado de que la causa de la adicción son las sustancias adictivas es verdadera, pero es sólo una pequeña parte de un panorama mucho mayor.

Todo esto tiene grandes implicaciones en la guerra contra las drogas que lleva lidiándose todo este siglo. Esta guerra está basada en la afirmación de que necesitamos erradicar físicamente un montón de sustancias químicas que interceptan el cerebro de la gente y provocan adicción. Pero si las drogas no son la causa de la adicción –si, en realidad, es el desapego lo que la provoca- vuelve a resultar incomprensible.

Por irónico que parezca, la guerra contra las drogas incrementa todas estas causas de adicción. Y hay una alternativa. Se puede construir un sistema diseñado para ayudar a los adictos a reconectar con el mundo y dejar atrás sus adicciones. No es algo teórico. Está ocurriendo.  Lo he visto. Hace casi 15 años, Portugal tenía uno de los peores problemas de dogas de Europa: el 1% de la oblación era adicta a la heroína. Probaron una guerra contra las drogas y el problema no hizo más que empeorar. Entonces decidieron hacer algo radicalmente diferente. Pensaron despenalizar todas las drogas y utilizar todo el dinero que antes gastaban en arrestar a los drogadictos en reinsertarlos y reconectarlos con sus propios sentimientos y con la sociedad. El paso más importante es conseguirles un alojamiento seguro y un trabajo para que tengan un objetivo en la vida. Los resultados de todo esto ahora están aquí. Un estudio independiente descubrió que la adicción había disminuido y que el uso de drogas inyectadas había bajado un 50%.

Esto no sólo afecta a las personas drogadictas. Es relevante para todos nosotros porque nos obliga a pensar de forma diferente sobre nosotros mismos. Los seres humanos son animales de vínculos. Necesitamos apego y amor. Pero hemos creado una cultura y un entorno que nos impide la conexión o que sólo ofrece una parodia de ello a través de internet. El aumento de adicción es un síntoma de una enfermedad más profunda de la forma de vida que llevamos y que dirige constantemente nuestra mirada hacia el próximo objeto brillante que deberíamos comprar en lugar de hacia los seres humanos que nos rodean’

celebracion

testimonio de un paciente por abuso de anfetaminas

By Blog, Cine forum, Talleres

(Homenaje a El club de los poetas muertos)

El Club de los poetas muertos es una película estadounidense de 1989, dirigida por Peter Weir, e interpretada, en sus principales papeles, por Robin Williams, Robert Sean Leonard, Ethan Hawke y Josh Charles. Es un film encuadrado en el género dramático.

El argumento gira en torno a un elitista y estricto colegio privado de Nueva Inglaterra, donde un grupo de alumnos descubrirá la poesía y la importancia de vivir el momento a través de un excéntrico y apasionado profesor de literatura.

La película recibió numerosos premios: César 1990 a la mejor película extranjera; Oscar 1989 al mejor guión original y nominación a mejor película, mejor director y mejor actor; 4 nominaciones al Globo de Oro por mejor película dramática, mejor director, mejor actor y mejor guión; y 2 Premios BAFTA a la mejor película y mejor banda sonora, además de ser nominada a mejor director, mejor actor, mejor guión y mejor montaje.

¡Capitán, capitán, oh mi capitán!
Te veo, capitán, tan deslavazado
Tu larga figura parece, si cabe, más desmayada.
¿Estás armado y dispuesto para la batalla?
¿Nos guiarás de nuevo por el desfiladero?
¿Echarás el miedo de nuestro estómago, oh mi capitán?
¿Serás siempre nuestro capitán?
Sí, hijos míos. Siempre seré vuestro capitán, siempre.
¡Oh, mi capitán!WhatsAppFacebookTwitterPinterestCompartir

escritura a maquina

Perdonar y soltar (Taller de escritura)

By Blog, Talleres, Testimonios

Hoy estoy triste, pero no siento una tristeza incapacitante ni la desesperación del que no ve futuro ni arreglo a su dolor. No, no es eso.

Lo que intuyo es la pena de la despedida. Sí, sé que mi corazón se aferra a su recuerdo con tal fuerza que me duele hasta el alma al tener que arrancarlo de mi ser.

Pero te dejo ir, te dejo marchar libremente. Yo, el apóstol de la libertad propia, debo serlo aún más de la ajena.

Sé que ella ya no se acuerda de mí, que me ha olvidado. ¿O quizá no? Si me recuerda, será sólo con rencor o incluso con odio. Pero yo te perdoné desde el principio y te pedí perdón. Te juro que en mí no cabe rencor, sólo amor y comprensión. Te quiero, te comprendo, te perdono, te abrazo por última vez. ¡Última vez! ¡Cómo se me parte el corazón! Sí, última vez. Te beso y te dejo ir, libre. Te soñaré y te recordaré siempre con amor.

Ahora me siento libre yo también. Adiós, adiós.