Skip to main content
Category

Talleres

señor

Un poema de Rudyard Kipling

By Blog, Cuentos terapéuticos, Talleres

Rudyard Kipling es uno de los autores clave de la literatura inglesa del S XIX. Su libro más conocido es, seguramente, El libro de la selva (o El libro de la jungla), revitalizado de cara al público por la adaptación de Disney. Pero la obra de Kipling es mucho más amplia. Como novelista, se le puede considerar representante de una de las generaciones de novelistas más importantes de la historia de la literatura universal y, dentro de ella, como uno autor heterodoxo que hizo un retrato personal del mundo de la naturaleza, la colonización etc.

Otra de sus obras maestras es el famoso poema If (Sí). If es uno de los poemas más representativos de la literatura inglesa. En Inglaterra es objeto de estudio en las escuelas y en las universidades. Aunque se ha dicho de él que es la representación de las virtudes inglesas de la época imperial y, aunque quizás haya tenido un par de lectores sospechosos, If conserva todavía una emocionante impronta de serenidad y fortaleza.

La obra de Kipling es mucho

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance runYours is the Earth and everything that’s in it,And—which is more—you’ll be a Man my son!
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando los que te rodean
la han perdido y te culpan a ti.Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptar que tengan dudas.Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no dejas lugar al odio
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes experimentar el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores exactamente igual.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.Si puedes hacer un montón con todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola tirada ;
y perderlas, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tu deber mucho después de haberlos agotado,
y resistir cuando ya no te queda nada
más que la voluntad de decirles: “¡Resistid!”.Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, y no perder el buen sentido.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el inexorable minuto,
con una trayectoria de sesenta valiosos segundosTuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,y lo que es más: ¡serás un Hombre, hijo mío!

Tratamiento profesional de adicciones

CITA es un centro dedicado al tratamiento profesional de adiccionesdesde hace maś de treinta años.

perfil chico

Sentirse mal respecto a la adicción

By Blog, Talleres

¿Por qué tenemos emociones negativas?

Sentirse mal respecto a la adicción

Mucha gente experimenta las emociones como una perturbación, como algo que está fuera de control. Pero son respuestas naturales ante lo que experimentamos a través de los sentidos. Las emociones son la materia prima de la vida humana y hacen el papel de sistema de guías de nuestras decisiones y acciones. Es normal sentirse mal respecto a la adicción. El paciente siente que no es libre y que sus bienestar depende de un factor que ya no puede controlar.

¿Por qué tenemos emociones negativas y dolorosas, en lugar de tener sólo emociones positivas y agradables?  El dolor físico es una señal de aflicción que nos dice que alguna parte de nuestro cuerpo precisa de ayuda. Del mismo modo, el dolor emocional es una señal de aflicción que nos dice que algún aspecto de nuestra vida precisa de ayuda. La palabra emoción procede de la palabra latina emovere, que significa retirarse, apartarse. La desesperación, la preocupación, la cólera, los celos y el temor son maravillosos maestros que nos motivan con su aguijón a retirarnos, a apartarnos, y a buscar la armonía, la alegría y el coraje.

La tragedia de la vida moderna es que somos muchos los que no nos permitimos sentir el dolor natural y aprender las lecciones de las emociones turbulentas. Desperdiciamos nuestro tiempo paralizados por el miedo, la negación y la represión. Nos auto-medicamos con comida, alcohol, fármacos, drogas, juegos electrónicos, entretenimiento, sexo, exceso de trabajo… Y nuestro cuerpo paga el precio con malestar y enfermedad, y nuestra mente con la separación y la alienación de nuestro verdadero yo.

Enfrentarse, aprender de estas emociones y transformar nuestros sentimientos negativos es un acto de coraje. Reconcer esa sensación de sentirse mal respecto a la adicción ya es un primer paso, y un paso fundamental. Es una decisión consciente para la que hay que tener paciencia, hay que ser honesto con uno mismo, hay que perdonar y hay que tener determinación. Precisa de un compromiso en el tiempo. Es un proceso exigente.

limon

La fuerza de voluntad es los bíceps del ego

By Blog, Cuentos terapéuticos, Talleres

Es muy habitual la utilización en los centros de desintoxicación de Clínicas CITA la utilización de textos literarios como herramienta de trabajo terapéutico en las sesiones de grupo. En esta ocasión, el autor del cuento es un colaborador de Clínicas CITA: Juanjo Zendera.

La fuerza de voluntad es los bíceps del ego

Un cuento terapéutico para los pacientes de Clínicas CITA

Pepita era una semilla de remolacha como otras tantas semillas de remolacha. Pero, aunque muy parecidas, cada una contenía una irrepetible peculiaridad. Y es que, siendo eso, remolacha, algunas eran más oscuras, otras más grandes, otras más dulces, etc. Y Pepita era muy clara. Tan, tan clara, que de hecho era casi blanca.

Por aquella época, el gurú de la moda, el señor Marco Tenden y su empresa “Marco Tenden CIA” dijeron que este siglo se lleva el limón amarillo. Y como Pepita era más amarilla que roja, Pepita quiso ser limón. Como era una semilla voluntariosa, se esforzó la hostia en ser limón. Cada mañana se acortaba, se redondeaba y bebía mucho zumo de limón para oler igual que un limón. Todas las verduras, frutas y hortalizas sentían admiración por la valiente y voluntariosa Pepita. Decían: “Mira a Pepita, cada día es más limón y menos “demodé” remolacha. Y la comenzaron a imitar.

Igual que nosotros al nacer estamos condenados a morir, los limones al nacer están destinados a que alguien se los beba. Y llegó el día de Pepita, la valiente remolacha-limonera. Cuando el señor Severo Vega Nodelto se disponía a aderezar su ensalada, pensó: “Mmmm…limón” Y de entre todos los limones vio uno muy, pero que muy bonito. Era redondeado, amarillo y muy aromático. Lo tomó, lo cortó, y cuando lo apretó para obtener el zumo, salió un líquido rojo y apestoso. Era como una remolacha agriada, o un limón podrido, o algo muy asqueroso. Inmediatamente, lo tiró y escogió otro limón menos espectacular pero limón al fin y al cabo

Y ahí tienen ustedes a la valiente Pepita en el cubo de la basura. Tanto se esforzó, que ya ni era remolacha ni era limón, sólo era una víctima de la moda, de la tradición. Y es que querer ser diferente de lo que ya eres, llamar a eso fuerza de voluntad y encima parecernos admirable es lo que tiene al mundo repleto de guerras y violencia, porque la fuerza de voluntad acaba por convertirse en los bíceps del ego para parecerse lo más posible a un modelo que no escribimos ni dibujamos nosotros. Sigue siendo quien eres y descubre a dónde te lleva eso. Lo que ya eres es tal como fuiste creado y el universo/dios/energía/azar/cosmos, etc, no suele equivocarse.

cocinar

Curso de Cocina como terapia en cita

By Actualidad, Blog, Talleres

Un taller de cocina en CITA. Algo que todos tenemos que aprender. En la clínica la laborterapia forma parte de los tratamientos utilizados para afrontar las adicciones. Dejamos aquí algunas fotos, incluidos algunos de los resultados del evento. Bon appétit

En el curso de cocina, la incorporación de un nuevo fichaje produce resultados tan suculentos como se suponía. Aquí dejamos algunas imágenes que lo prueban. Felicidades a los chefs y bon appétit.

icono fiesta

Cuento terapéutico: Alegría

By Blog, Cuentos terapéuticos, Talleres

CITA es un centro de desintoxicación. Con más de treinta años de experiencia, somos un centro de referencia en el tratamiento de adicciones, con una metodología de trabajo que ha sido refrendada por las elevadísimas cotas de satisfacción de nuestros pacientes y por el apoyo de una extensa red de colaboradores nacional e internacional. En CITA utilizamos una terapia integral y multidisciplinar, que incluye una gran atención a a las estrategias indirectas de prevención de recaídas. Pensamos que, más allá del tratamiento de desintoxicación, la garantía de la abstinencia no debe recaer únicamente en el control o la fuerza de voluntad sino que debe fiarse del trabajo personal en el ámbito psicoterapéutico, una de cuyas herramientas son los grupos de gestión de emociones y de crecimiento personal. En este contexto os invitamos a reflexionar sobre uno de los últimos textos de Juanjo, quien durante muchos años ha sido el profesor de yoga de CITA.

Alegría (Cuento terapéutico)

Se quejaba un niño a un sabio porque sus semillas no habían florecido.

El niño las había plantado en buena tierra y las había regado y cuidado con esmero.

El niño había esperado y esperado y, pese a sus cuidados y esfuerzos, las semillas no brotaron.

-¿Qué he hecho mal? – preguntó el niño al sabio- ¿Dónde me he equivocado?

El sabio contestó: No has hecho nada mal, pero te has equivocado.

Entonces el sabio preguntó: ¿La alegría es una semilla o una flor en sí misma?

El niño, confuso, dijo: Bueno, es las dos cosas, ¿no? Es semilla (intención) y flor (resultado)

– Ahí está tu error –le contestó el sabio- La intención niega la realidad presente de aquello que se intenta. El resultado no es sino la consecuencia de una intención y en nada de todo esto puede florecer la alegría.

-Entonces, ¿por qué se venden semillas de alegría si no sirven para sentirla –preguntó molesto el niño.

– Porque si las plantaran con alegría no necesitarían esperar que broten y aun así brotarían.

Centro para la Investigación y el Tratamiento de Adicciones (CITA)

CITA es un centro especializado en el tratamiento de adicciones.  Contamos con una plantilla de más de setenta profesionales (psiquiatras, psicólogos, socioterapeutas, educadores) que son los que llevan a cabo un modelo de tratamiento en el que la personalización de la terapia y el seguimiento intensivo del paciente son los dos pilares básicos de nuestro trabajo. En nuestras instalaciones de Dosrius (a 30 min de Barcelona) y de la propia ciudad de Barcelona más de setenta profesionales forman la plantilla de uno de los centros de referencia en España y en Europa para el tratamiento de adicciones. Si quieres saber más sobre nosotros puedes visitar la página web de CITA. Si tienes alguna consulta concreta, puedes contactar con nosotros en el formulario de contacto o en los números de teléfono 93 791 80 80 y 93 791 80 08

neurotransmisores

Radiografía de un Yogui

By Blog, Cuentos terapéuticos, Talleres

Con su habitual perspectiva irónica, Juanjo (el Sócrates de Clínicas CITA), nos ayuda a reflexionar sobre un mundo hecho de dualidades que nos separan y nos convierten en individuos infelices que buscan  permanentemente librarse del dolor y la angustia (y también de las drogas) por la infructuosa vía de ahondar en la separación. Aceptar nuestras sombras, en cambio, puede ser el primer paso para reconciliarnos con ellas y con nosotros mismos.

Radiografía de un yogui (¿O era autobiografía?)

Les quisiera presentar a dos neurotransmisores que todos portamos dentro. Y, aunque ustedes les llamen como quieran, yo, que soy cariñoso, les llamo: Solvencio y Hambrosio.

Ustedes les conocen muy bien. Mientras Solvencio piensa y piensa para solventar los problemillas que se nos presentan, Hambrosio y sus insaciables apetitos no paran de crear nuevos problemas.

Varias son las soluciones que ustedes y sus ancestros han intentado para escapar de su aprisionante pinza del “quiero y no debo”, “no quiero pero tengo que”, etc.

Uno de sus intentos fue “la fuerza de voluntad”, que consiste en que Solvencio se ponga violento con Hambrosio y domine sus apetitos hasta dejarlo como un pedrusco inmóvil. Pero, ¿vivir una vida pétrea?

También hubo un movimiento llamado “hippi”, que sugería dejar a Hambrosio campar a sus anchas y decirle a Solvencio que se aguante. Claro que acabaron todos drogados y se reconvirtieron en “yuppis”.

Son ustedes tan ocurrentes, que incluso inventaron el calendario laboral, que consiste en que de lunes a viernes mande Solvencio austeramente y, el finde, ¡¡¡sexo, drogas y rock and roll!!! de la mano de Hambrosio.

Se crearon dos grandes grupos en su especie humana que seguían a ambos neurotransmisores y, aunque con diferentes nombres, siempre eran los mismos dos grandes grupos: putas y monjas, yonkis y políticos, yoguis y obesos, etc.

Misteriosamente, pronto comenzaron los primeros casos de monjas putas, políticos adictos a todo (especialmente a la pasta), yoguis muy, pero que muy gordos, etc. Pero, nada, ustedes no dejan de intentar separarlos.

Y como ustedes también crearon la separación más allá de la vida, diciendo que los seguidores de Solvencio irán al cielo y los de Hambrosio al infierno, se buscaron un buen lío, porque, ¿una monja muy puta, un yogui muy gordo o un político muy adicto, van al cielo o al infierno?

Sentimos una gran alegría cuando la práctica del yoga se extendió por su planeta, pero aunque “yoga” en su lengua significa “unión”, siguieron dale que dale en el intento de separar a Hambrosio de Solvencio diciendo que uno es bueno y el otro malo.

Y como su empeño de separar no tiene límites, aquí hemos decidido sugerirles un remedio a esa necesidad compulsiva de separar las cosas. Recuerden ustedes que intentar separar algo que es una sola cosa ¡¡¡es demencia!!!

  1. Invéntense a Solvambre
  2. Sean muy buenimalos
  3. Practiquen la castputidad
  4. Háganse flaquigordos
  5. Sean politiyonkis
  6. Digan muchas mentiverdades
  7. Practiquen ayunoatracones
  8. Sean muy adultifieles
  9. Recen mucho a DiabliDios

En fin, sean, hagan, digan, etc. lo que les venga en gana, pero dejen de identificarse con ello.

Dejen de guerrear con ustedes mismos e igual se acaban las guerras.

Dejen de joderse la vida e igual salvan al planeta.

Sean como son…. ¿O es que hay otra cosa que se pueda hacer?

pulseras

Taller en CC

By Actualidad, Blog, Talleres

En Cita Clínica tuvieron ocasión de organizar un taller de bisutería. Os dejamos algunas fotos del acontecimiento como muestra de la creatividad que derrocharon todos los participantes.

¡Felicidades a todos por el trabajo bien hecho!

blanco negro

Sombra y luz, Testimonio de un paciente

By Blog, Talleres, Testimonios

Todos los adictos tienen pérdidas no lloradas. Cuando se deja la conducta adictiva, empiezan a aflorar intensos sentimientos de pérdida. Y hay que dejar que estos afloren, hay que sentirlos en lugar de bloquearlos,. Y así uno va curándose interiormente.

Sombra y luz, Testimonio de un paciente

Al principio de la recuperación puede ser conveniente no experimentar demasiados sentimientos dolorosos. Pero, ahora, el siguiente paso de la recuperación es permitirse sentirlos y trabajarlos. Ésta es una de las finalidades de los talleres de creación de Clínicas CITA: asumir el dolor para que no siga influyendo en nuestra conducta.

Sombra y luz

Ramas caídas, hojas muertas,
añoranza de un tiempo que parece lejano.
Camino borrado, incierto, tintes fúnebres en la arena.

Luz de mi alma, ¿dónde estás?
Te hice daño y dañados fuimos.
En el corazón lograste anclar la fuerza de tu ser.

Amor, dulce y fuerte como el mar.
Mañanas de primavera en tu rostro.
Otoño en tu mirada y sueños en el altar.

Embarqué solo, pero tú siempre estuviste.
Remando juntos día y noche.
En el sol tu rostro y en las estrellas tu alma.

Saboreo la vida, tú la creas y le das forma.
Ondeo la bandera, la mía, la que te entrego.
Largo es el camino, pero a tu lado.WhatsAppFacebookTwitterPinterestCompartir