Skip to main content
Category

Cannabis y Marihuana

¿Qué es un politoxicómano?

By Alcohol, Alcohol, Alucinógenos, Anfetaminas, Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Cocaína, Éxtasis, Heroína, LSD, LSD, Marihuana, MDMA, Metadona, Nicotina, Noticias, Tabaco

Una persona politoxicómana es la que, a lo largo de su vida de adicción, desarrolla el hábito de combinar, en períodos cortos, el consumo de diferentes estupefacientes, para conseguir diferentes sensaciones psicológicas, físicas y emocionales.

Read More

marihuana

Cannabis medicinal y el uso terapéutico

By Cannabis y Marihuana, Noticias

Aunque cada vez se acepta más que el cannabis medicinal puede ser un buen recurso terapéutico, los expertos siguen insistiendo en los perjuicios derivados de su consumo y abuso. Y este debate medico influye en otro debate social sobre si debería legalizarse su consumo: mientras varios Estados americanos ya lo han legalizado por sus posibles efectos terapéuticos, los investigaciones siguen alertando de sus peligros.

Enfermedades con uso del cannabis medicinal

Uno de los argumentos para justificar su legalización es que la marihuana tiene propiedades medicinales en diversas patologías, desde epilepsia a la enfermedad de Parkinson. Pero, sin cuestionar su posible importancia terapéutica, los científicos advierten que también causa empobrecimiento cognitivo y daño cerebral.

Por ejemplo, el consumo crónico de marihuana disminuye el nivel de flujo sanguíneo en numerosas regiones del cerebro, entre otras en el hipocampo, vital para la memoria a largo plazo, especialmente vulnerable en las primeras fases del Alzheimer, deteriorando el recuerdo de experiencias pasadas.

Consecuencias de no hacer uso terapéutico del cannabis

Es también conocido que el consumo regular de marihuana en la adolescencia induce cambios en las funciones y las estructuras en el cerebro que se manifiestan cuando son adultos.

Esos cambios se dan al reducir la conectividad entre regiones del cerebro fundamentales para el aprendizaje y en la memoria. Una investigación ha comprobado que a lo largo de la vida de los consumidores crónicos, la memoria verbal se deteriora cuando se les analiza en la edad adulta.

Es común vincular el consumo de marihuana con diversos trastornos psiquiátricos como la depresión, el trastorno bipolar, diversos trastornos de la ansiedad, ciertos trastornos de la personalidad y la adicción a otras sustancias.

Otro efecto, tal vez menos conocido, es el de la esquizofrenia, enfermedad en la que la marihuana exacerba los síntomas positivos de la enfermedad (los delirios y las alucinaciones) induciendo lo que se denomina psicosis cannábica.

¿Qué pasa después de dejar de consumir marihuana?

Después de dejar de consumir cannabis, en la mayoría de las personas esa psicosis desaparece poco a poco, pero en algunas permanece de por vida. Puede que la genética también influía en este proceso, ya que se ha comprobado que hay variantes genéticas compartidas entre predisposición a la esquizofrenia y consumo de cannabis.

El consumo de marihuana también tiene efectos sobre la salud del corazón, aumentando el riesgo de desarrollar una miocardiomiopatía de estrés, similar a un infarto aunque de menor gravedad.

Los fumadores intensivos de marihuana sufren una gran reducción en la densidad ósea si se les compara con los no fumadores, por lo que tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis y fracturas a lo largo de la vida.

Las encías también se ven comprometidas al fumar cannabis, ya que los consumidores tienen una higiene bucal más descuidada y más tendencia a ser adictos al alcohol.

La actividad visual también se ve alterada al fumar cannabis, ya que un consumo habitual de marihuana puede retrasar el procesamiento de la información visual.

Además, se cree que el cannabis, aunque tanga efectos relajantes, puede estar detrás de algunos trastornos de sueño al hallar que los fumadores habituales de marihuana padecían un porcentaje mayor de insomnio y alteración del sueño que los que lo consumían con menor frecuencia.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

marihuana

Como dejar de fumar porros ¡Empieza hoy mismo!

By Cannabis y Marihuana, Noticias

Cuando nos preguntamos como dejar de fumar porros, cabe matizar qué fumar porros genera adicción, y la adicción a los porros conlleva que esta droga genere THC que permanecerá en nuestro cuerpo por un periodo de tiempo.
Muchos jóvenes empiezan fumando porros, habitualmente muy jóvenes, incluso menores de edad, y acaban generando una completa adicción a la marihuana de la que posteriormente, será difícil dejar sin ayuda médica y psicológica. Para dejar de consumir porros se requiere de fuerza de voluntad, intencionalidad y responsabilidad para determinar cuando uno se da cuenta que puede que necesite ayuda para dejarlos.
En el Centro de Investigación y Tratamientos de Adicciones, trabajamos para ayudar a miles de personas a dejar los porros con un tratamiento de desintoxicación de cannabis eficaz y eficiente, para que el paciente no sufra una recaída en los porros. Este tratamiento está supervisado por un equipo de especialistas en adicción a porros y se realiza mediante un enfoque multidisciplinar para superar cada uno de los pilares del tratamiento.

DEJAR LOS PORROS POR ABUSO DE CONSUMO

Objetivamente, no existe una cantidad de porros que determine el consumo excesivo de porros. El criterio propio y de tus familiares puede ayudarte a identificar si debes dejar los porros por abuso.
Otra forma de identificar si hay abuso o no de porros puede hallarse respondiendo a ciertas preguntas de carácter unipersonal.Los psicólogos de CITA plantean a pacientes este tipo de preguntas preguntas más avanzadas si el consumo de porros es prolongado.¿El consumo de porros está limitando aspectos de mi vida?

  • ¿Qué precio personal estoy dispuesto a pagar para no dejar los porros?
  • ¿Está dificultando tu aprendizaje?
  • ¿Está afectando a tu memoria el fumar porros?
  • ¿Está afectando en tu felicidad el consumo de porros?
  • ¿Está empezando a ver incompatibilidades entre tus estudios y/o tu trabajo?
  • ¿Fumar porros te está alejando de tus metas?
  • ¿Los porros están afectando a tu humor diario?

CONSECUENCIAS DE FUMAR PORROS

Las consecuencias de fumar porros a diario, son más complejas de las que habitualmente puede creerse. También hay que tener en cuenta cuanto dura el THC en el organismo, ya que cuanto más tiempo esté en nuestro organismo, más puede afectar en el día a día.
El consumo de porros, cannabis, marihuana o hachís puede llevar a padecer graves alteraciones mentales. Entre las más comunes se identifica la esquizofrenia de origen químico, que suele provoca, entre otros síntomas, alucinaciones, delirios, trastornos de pensamiento y trastornos de movimiento.
La mayoría de consumidores de porros que acude a un centro de adicciones como CITA son, o bien jóvenes menores de edad que son enviados por los padres en cuanto se enteran de la adicción o bien personas de entre 30 y 40 años que llevan años consumiendo sin ser conscientes de las consecuencias del hábito.
En CITA sabemos que no hace falta un consumo prolongado para que aparezcan las primeras consecuencias de fumar porros, junto a alteraciones mentales y físicas. Hay varios factores que influyen en los efectos sobre el organismo, entre ellos la vulnerabilidad del cerebro, la pureza de la droga y la cantidad de porros que se fume.
Otras consecuencias de consumir porros, son el padecer ciertos trastornos mentales relacionados estrictamente con el consumo de porros. Entre los trastornos más habituales están la ansiedad, trastornos afectivos, síndromes amotivacionales, esquizofrenias, ataques de pánico y trastornos de conducta.
Puedes leer más información aquí: Consecuencias del consumo de Cannabis

EL TRATAMIENTO PARA DEJAR LOS PORROS: Paso a paso

El tratamiento para dejar los porros tiene un protocolo estimulado médicamente que permite con la máxima efectividad dejar los porros. Este tratamiento, paso a paso, puede ser con ingreso terapéutico o sin ingreso mediante visitas ambulatorias de drogas. La mejor opción siempre es realizar un tratamiento en régimen de ingreso, pues desvincularse del entorno habitual para iniciar una etapa terapéutica donde médicos, psicólogos, y terapeutas ayudan día a día a la evolución y crecimiento personal del adicto a los porros.
El tiempo estimado para la recuperación por adicción a porros, no se puede determinar sin más. Hay que realizar una evaluación principal del paciente, donde el protocolo de análisis contempla el consumo diario, el tiempo de inicio de consumo, hábitos de consumo, etc. También influye el ritmo de vida del paciente, y la cantidad de THC que tiene almacenado en su organismo por el consumo de marihuana o cannabis.  
El protocolo más eficaz del tratamiento para dejar de fumar porros se inicia en una primera fase de desintoxicación de porros, una segunda fase de deshabituación de los porros, y una fase final de reinserción después de dejar los porros, superar la abstinencia y tener la suficiente fortaleza para no recaer.

DESINTOXICACIÓN DE PORROS: Primer paso

La desintoxicación de porros es la fase inicial del tratamiento, y su objetivo principal es eliminar la sustancia adictiva que segrega en nuestro cuerpo el cannabis y la marihuana, es decir, el THC.
La fase de desintoxicación por fumar porros puede durar días ya que en función del consumo del paciente, el cuerpo tardará más o menos en eliminar esta sustancia de su cuerpo. La desintoxicación de THC es necesaria pues se ha almacena en el cerebro y en la grasa corporal.
En esta primera fase, suele padecerse el síndrome de abstinencia del cannabis o “mono”, que es más grabe si la dosis de porros diaria es mayor. En CITA, el paciente supera esta fase sin grandes dificultados gracias al equipo de enfermería y control médico. En ocasiones se requiere de fármacos para tratar el malestar que produce la abstinencia a esta droga.

DESHABITUACIÓN DE PORROS: Segundo paso

Se inicia la segunda fase del tratamiento, la deshabituación de porros, mediante psicología para concienciar del mal hábito y alternativas para el cese del consumo.
El equipo de terapéutico, desde médicos, psicólogos, socioterapeutas y demás profesionales, supervisan cada detalle del proceso de forma personal e individual con cada uno de los pacientes.
Superando la fase de deshabituación de fumar porros, se asientan las bases para evitar recaídas posteriormente. Las terapias en grupo en esta fase son clave para desarrollar habilidades y técnicas para abordar obstáculos.

REINSERCIÓN POR CONSUMO DE PORROS: Tercer paso

El tratamiento psicológico ayuda a recuperar la voluntad y a subsanar los problemas personales que le llevaron al consumo.
También se trabaja con el paciente para que aprenda a identificar las sensaciones, pensamientos, y circunstancias que le rodean antes de consumir y desarrolle estrategias y habilidades concretas para modificarlas y rechazarlas con contundencia.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco y marihuana

El problema de mezclar tabaco y marihuana

By Cannabis y Marihuana, Nicotina, Noticias, Tabaco

Fumar cannabis con tabaco es habitual entre los consumidores de cannabis europeos, sin embargo en Estados Unidos no es así. Los recientes informes de la organización británica Global Drug Survey aseguran que el 90% de los consumidores europeos de marihuana, cannabis o hachísmezclanmarihuana y tabaco.

Por contra, esta práctica tan extendida en Europa no es igual en los Estados Unidos, donde tan solo el 8% de los consumidores de cannabis hacen la mezcla con tabaco. Los estadounidenses prefieren consumir marihuana sola.

El problema de mezclar tabaco y marihuana es algo que desconocen la mayoría de consumidores. La mezcla en realidad no hace nada más que perjudicar a nuestra salud.

Según desveló el estudio conjunto entre instituciones y universidades inglesas, mezclar marihuana con tabaco eleva la dependencia a ambas sustancias. Además provoca que sea mucho más difícil abandonar el consumo de cualquiera de las dos.

Cabe matizar incluso, que la alta tasa de mortalidad de los usuarios de tabaco, que cada año se sitúa en torno a los 8 millones de personas, se ve afectada por este tipo de mezclas.

Efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana mezclada

Uno de los principales riesgos de fumar dicha mezcla, son los efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana producen en el organismo, además del daño que provoca el propio tabaco.

Como bien se conoce, el tabaco contiene nicotina, una de las sustancias más adictivas que provoca una gran dependencia, provocando síndrome de abstinencia al tabaco cuando se deja de consumir.

Además, la nicotina es la responsable del incremento de determinadas hormonas en sangre que provocan alteraciones en el metabolismo o aceleran el ritmo cardiaco o la presión arterial, entre otras muchas consecuencias.

A pesar de esto, la combustión que se produce al fumar rompe los enlaces químicos de los compuestos orgánicos presentes en las plantas y los transforma en radicales libres.

Estas moléculas se encargan del envejecimiento de las células, a la vez que provocan enfermedades cardiovasculares y aumentan el riesgo de cáncer, principalmente en la zona bucal, la faringe y el esófago, principalmente.

Conclusión de mezclar tabaco y marihuana

Más allá de si produce más y mejores efectos, las consecuencias del consumo de estas drogas no son favorables para el organismo, en ninguna de sus características.

Es más, la mayoría de consumidores de marihuana, cannabis o hachís, acaban necesitando ayuda médica y terapéutica para poder dejar los porros mediante un tratamiento de desintoxicación de cannabis.

En CITA realizamos tratamientos multidisciplinares para rehabilitar a adictos a drogas. Puedes informarte del tratamiento en la web de nuestro centro de adicciones.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

marihuana y cocaina

Ojos rojos por consumo de drogas, inconsciente del peligro que supone

By Cannabis y Marihuana, Noticias

Una forma de identificar síntomas visibles producidos por le consumo de sustancias, legales o ilegales, es el caso de los ojos rojos por consumo de drogas.
Es común en ocasiones detectar el enrojecimiento en los ojos (hiperemia conjuntival) derivado del consumo de drogas, desde drogas como el alcohol y el cannabis o marihuana, hasta en el caso del consumo de cocaína.
En el caso de ser un hábito en el día a día del consumidor de drogas, ya sea por adicción a la marihuana que es lo más habitual, o por el abuso de alcohol o cocaína, lo más recomendable es que hables con un especialista o realizar una visita gratuita en un centro de adicciones.
La alteración oftalmológica provocada por el consumo abusivo de drogas genera problemas a corto y largo plazo. La mayoría de las drogas suelen afectar negativamente sobre los ojos de distintas formas, y ya sabemos cómo afectan las drogas en el cerebro.
Generalmente muchos de estas alteraciones podemos verlas a simple vista, como por ejemplo: alteración de las pupilas dilatadas (midriasis), o afecciones internas mucho mas severas que afectan al nervio óptico o la retina, que puede producir una perdida de agudeza visual.
En muchos casos la visión puede ser recuperada, en otros en cambio la afectación puede ser permanente o incluso provocar la pérdida total de la visión.

Ojos rojos por consumo de Marihuana

Los ojos rojos por consumo de marihuana o cannabis, se produce principalmente por que al consumir sustancias cannabioides, como consecuencia del THC, se expanden los vasos sanguíneos de los ojos.
Además del enrojecimiento del blanco de los ojos, el consumo de marihuana provoca sequedad en la boca, aumenta la presión arterial y desciende la temperatura corporal que en conjunto, puede provocar problemas conjuntivales.
La actividad visual se ve alterada al fumar porros, ya que un consumo habitual de marihuana, demás de provocar relajación muscular, puede retrasar el procesamiento de la información visual afectando al cerebro.
Aún sin determinar científicamente, se cree que la marihuana, aunque tenga efectos relajantes, puede estar relacionada directamente con algunos trastornos del sueño al hallar que los fumadores habituales de cannabis padecían un porcentaje mayor de insomnio y alteración del sueño que los que lo consumían con menor frecuencia.
La desontoxicación de cannabis puede revertir en muchos casos estos síntomas.

ojos de marihuana

Ojos rojos por consumo de Cocaína

En cuanto al problema de ojos rojos por consumo de cocaína, es un caso mucho más peligroso que con cualquier otro consumo de drogas, pues actúa más rápidamente en el sistema nervioso central.
Consumir cocaína, produce un inmediato aumento de la presión arterial, provoca una ruptura de vasos sanguíneos del ojo que genera hemorragias en los ojos y puede provocar una perdida de visión total. Además de taquicardia y pupilas dilatadas.
Los adictos a la cocaína pueden sufrir frecuentemente una inflamación de los canales lagrimales si la cocaína se toma aspirada, produciendo edemas en el saco lagrimal que provocan mucho dolor ocular.
En algunos casos se puede llegar a producir desprendimientos de retina provocando automáticamente una disminución de la agudeza visual.
Además de los síntomas de abstinencia, el adicto a la cocaína puede sufrir muchos problemas severos en el organismo si no realiza urgentemente una desintoxicación de cocaína.

Ojos rojos por consumo de Alcohol

Por último, los ojos rojos por consumo de alcohol, la droga más consumida de forma legal en todo el mundo, es habitual el enrojecimiento de ojos y problemas de visión por el hábito y abuso de bebidas alcohólicas.
En el caso del alcohol, la tasa de alcohol es determinante a la hora de detectar verdaderos problemas visuales. Podemos detectar los siguientes trastornos visuales:ojos rojos

  • Ceguera nocturna (nictalopía), la visión recurrente con poca luz o enfoque nocturno, se ve afectada y distorsionada.
  • Campo visual distorsionado, desenfocado y disminuido, pues el cerebro no funciona a la velocidad suficiente como para interpretar y reaccionar a una visión normal.
  • Perdida de capacidades estrictamente funcionales del ojo como detectar y diferenciar colores, o perdida del equilibrio por afectación en el nervio óptico frente al proceso de información.

Otro aspecto en el que afecta el alcohol sobre el ojo y la visión, es que la ingesta de alcohol provoca pérdida de vitaminas importantes como las B1 y B6, además de la riboflavina y el ácido nicotínico.
Cuando es insuficiente la cantidad de estas sustancias en nuestro cuerpo, el alcohol puede provocar la pérdida progresiva de la visión, y en algunos casos, la perdida de la visión central, que se identifica como la más importante.
El consumo diario y en cantidades importantes de alcohol, pueden presentar síndrome de Wernicke cuyos principales síntomas son una alteración en el nervio que mueve los ojos, produciendo un movimiento involuntario del ojo (nistagmo) y la caída del párpado superior (ptosis palpebral). Por eso es tan importante realizar que los adictos alcohol hagan realicen un tratamiento de alcoholismo.

drogas

Duración de las drogas en el organismo, sangre y orina; ¿Cuanto tiempo duran?

By Alcohol, Anfetaminas, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Heroína, LSD, MDMA, Noticias

La duración de las drogas en el organismo depende de cada droga, es decir, permanecen un tiempo variable en nuestro organismo. ¿Cómo son detectadas? ¿Con qué medios? ¿A partir de cuánto tiempo se hacen indetectables?

¿Cómo se detectan las drogas en el organismo?

La duración drogas en sangre y orina  son las más conocidas y efectivas a la vez. De hecho, la orina es el medio más utilizado para detectar si alguien ha consumido alguna droga, ya que en la orina la sustancia se acumula en mayor cantidad que en la sangre.

El cabello es otro recurso importante para detectar un consumo de drogas, dado que todas las sustancias se acumulan en el pelo durante meses y persisten en él a pesar de lavarse la cabeza o teñirse el pelo. Pero hay que tener en cuenta que para que la sustancia consumida llegue al pelo, tienen que pasar, como mínimo, 10 días del consumo, que la cantidad de droga que se acumula en el pelo es directamente proporcional a la cantidad consumida, y que el pelo puede revelar si se trata de un consumo ocasional o frecuente.

Por eso se utiliza el análisis del cabello para comprobar un consumo de drogas por mandato judicial, en problemas que van desde la custodia de los hijos a un accidente de tráfico.

La saliva es otro detector de tóxicos, aunque tiene el inconveniente de que puede contener metabolitos que enmascaren el resultado, de forma que no siempre se trata de un análisis exacto, por lo que un positivo ha de confirmarse con otros análisis complementarios. A pesar de ello, se utiliza en los controles de conductores.

Y lo que ahora urge es poder desarrollar la tecnología necesaria para detectar drogas de síntesis en el organismo, ya que en la actualidad son muy difíciles de detectar porque varían de composición con mucha frecuencia.

¿Y cuánto tiempo permanece una droga en el organismo?

Cuanto dura la Marihuana en el organismo

La marihuana es detectable 14 días en sangre, 90 días en el pelo y 30 días en la orina.

Cuanto duran los barbitúricos en el organismo

Los barbitúricos permanecen 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Cocaína en el organismo

La cocaína se detecta 2 días en sangre, 90 días en el pelo, y 4 días en la orina.

Cuanto dura el MDMA en el organismo

El MDMA estará presente en el organismo 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Heroína en el organismo

La heroína la hallaremos en la sangre durante 8 horas, hasta 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el LSD en el organismo

El LSD está 3 horas en la sangre, 3 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto dura las Anfetaminas en el organismo

Las anfetaminas están presentes 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto duran las Metanfetaminas en el organismo

Las metanfetaminas se detectan 37 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el Alcohol en el organismo

El alcohol está presente 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 5 días en la orina.

(Fuente: Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones, y El País)

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

actriz

Famosos que han confesado su adicción a las drogas

By Cannabis y Marihuana, Cocaína, Heroína, Noticias

Como bien sabéis, la adicción a las drogas no es algo a lo que las super estrellas de Hollywood sean inmunes. De hecho, parece que muchos de ellos han sufrido mucho por culpa de sustancias adictivas. ¿Tiene la fama, algo que ver con el consumo de drogas? ¿Es difícil controlar el éxito?
Ser famoso suena divertido, pero conlleva una serie de presiones y sacrificios que no todos están capacitados para asumir. Algunas de estas estrellas no son capaces de reconocerlo, pero hay otras que sí. Ahí va una lista de celebrities que han confesado tener adicciones a las drogas:


Robert Downey Jr. dice que su padre fue quién le introdujo al mundo de las drogas a los 8 años. En varias ocasiones fue arrestado por consumir cocaína y heroína.

Demi Lovato confesó que cuando despegó su carrera no podía pasar más de 30 minutos sin consumir cocaína. Actualmente está ingresada en estado grabe por sobredosis.


Elton John confesó su adicción hasta 1990: «Consumía tanta cocaína como Withney Houston, es increíble que no esté muerto.»

Los amigos de Charlie Sheen confiesan que podía gastarse hasta 20.000 dólares en cocaína durante una noche de fiesta.

Drew Barrymore. «A los nueve años ya era alcohólica. Con diez empecé a fumar marihuana y a los doce ya consumía cocaína.

Angelina Jolie aseguró que había probado casi todas las sustancias conocidas en el mundo, durante una época muy oscura de su vida.

Al principio de su carrera, ningún director quería trabajar con Samuel L. Jackson, por sus problemas con las drogas. Afirma que el momento más duro de su carrera fue cuando tuvo que decirle a su mujer y a su hija, en el hospital, que era un drogadicto.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

preocupado

La sobredosis de cannabis ¿Es posible?

By Cannabis y Marihuana, Noticias

La sobredosis de cannabisletal es prácticamente imposible. Ocasionalmente, la gente habla de una sensación de ansiedad o miedo después de fumar o después de una dosis particularmente alta. La conversación relajada y tranquilizadora con el consumidor es la mejor manera de tratar un episodio de este tipo.

Aunque nadie se ha muerto por una sobredosis de marihuana, si perjudica la capacidad de juicio y el tipo de coordinación compleja que se requiere para conducir un vehículo. Los accidentes automovilísticos y los errores peligrosos son los riesgos más grandes de intoxicación con marihuana.

No obstante, las personas con afecciones cardíacas o problemas de tensión arterial pueden estar en riesgo porque el uso del cannabis le añade una carga adicional al trabajo del corazón. La marihuana también puede poner en peligro a consumidores involuntarios.

Hay pruebas de que el consumo repetido de cannabis durante la adolescencia puede producir a largo plazo efectos en las funciones cerebrales como los que controlan ciertos aspectos de la visión, y puede acabar en adicción hasta necesitar desintoxicación de cannabis.

Además, otros estudios indican que los adolescentes corren mayor riesgo que los adultos con respecto al daño inducido por el THC en el aprendizaje y la memoria, y que el uso prolongado durante la adolescencia puede incrementar el riesgo de problemas psicológicos tiempo después.

Existen posibles peligros de interacciones del cannabis con medicamentos para el corazón y la tensión arterial o inmunodepresores. Además, la combinación de marihuana y cocaína puede dañar al corazón.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

marihuana

¿Legalización de la marihuana?

By Cannabis y Marihuana, Noticias

Un variado grupo de voces de todo el espectro político, profesionales médicos y científicos, personalidades políticas, etc, piden con insistencia la reestructuración de la respuesta legal a las drogas recreativas.


Algunos abogan por la legalización total de todas las drogas, mientras que otros piden cambios menos radicales, pero está claro que algo tiene que cambiar.
El debate legal sobre el cannabis sigue siendo complejo, incluso desde los centros de desintoxicación.

Por un lado, ahora tenemos claros usos médicos para la droga y obviamente es menos nociva en términos terapéuticos y menos dañina socialmente que nuestra droga legal predilecta, el alcohol.
Por otro lado, el cannabis no es inocuo, como algunos de sus defensores afirman. Pero simplemente porque no sea tan dañina como tras drogas que sí son legales, esto no significa que no deba ser regulada.
El cannabis tiene efectos relativamente duraderos aún después de una sola dosis, puede acarrear riesgos significativos para los consumidores adolescentes, y todavía no se sabe si produce daño cerebral o aumenta el riesgo de cáncer de pulmón con el consumo abusivo y prolongado.
El debate continúa abierto. No obstante, intuimos que las leyes relativas a las drogas van a cambiar notablemente en un futuro no muy lejano y que la legislación sobre el cannabis formará parte de este cambio.
La reforma delas leyes sobre el cannabis puede ser la primera, porque, aunque no hay buenas razones para legalizar otras drogas recreativas, sí que las hay para cambiar la legislación sobre esta droga.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.