Skip to main content
Category

Cocaína

¿Qué es un politoxicómano?

By Alcohol, Alcohol, Alucinógenos, Anfetaminas, Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Cocaína, Éxtasis, Heroína, LSD, LSD, Marihuana, MDMA, Metadona, Nicotina, Noticias, Tabaco

Una persona politoxicómana es la que, a lo largo de su vida de adicción, desarrolla el hábito de combinar, en períodos cortos, el consumo de diferentes estupefacientes, para conseguir diferentes sensaciones psicológicas, físicas y emocionales.

Read More

jugador bromeando con drogas

La cocaína y el deporte

By Cocaína, Noticias

Los motivos del uso de cocaína en gente que practica deporte son los mismos que los resto de la humanidad: para el propio disfrute, para ayudar a realizar el ejercicio, para enfrentarse al estrés, y para reducir el dolor físico y emocional. Las razones específicas en un caso dado dependen del individuo. Sin embargo, existen varios factores de riesgo por los que los deportistas tienen una especial posibilidad de abusar de la cocaína.

Read More

Consecuencias del consumo de Cocaína: física y mental

By Cocaína, Noticias
La cocaína es una droga extremadamente adictiva, y las consecuencias del consumo de cocaína, tanto físicas como mentalmente son aterradoras en consumidores habituales. Debido a ello, difícilmente una persona que la pruebe pueda predecir o controlar hasta dónde continuará deseándola o consumiéndola.

Si la persona se vuelve adicta, el riesgo de recaídas es muy alto aún después de periodos largos de abstinencia. Incluso el recuerdo de la euforia asociada a su consumo, puede generar un deseo incontrolable de consumirla.

Cuando el consumo de cocaína es por vía intravenosa, hay un mayor riesgo de contraer alguna enfermedad infecciosa, como la hepatitis o el VHI.

Es alarmante el aumento del consumo de la cocaína en España. Actualmente es la segunda droga ilegal más consumida, después del cannabis. España es el país de Europa en el que el consumo de cocaína es más elevado, y el segundo país en el mundo.

Encuestas recientes en varios países han registrado un aumento del consumo de cocaína entre jóvenes, así como pacientes con síndrome de abstinencia de cocaína.

Como consecuencia de todo ello, hay una gran demanda para seguir tratamientos de desintoxicación de la cocaína y para la deshabituación de esta sustancia. El tratamiento para la desintoxicación de la cocaínaes uno de los más demandados en un centro de desintoxicación de cocaína en España.

Riesgos y consecuencias del consumo de cocaína

Los daños de la cocaína actúan directamente sobre el cerebro, provocando sudoración y aumento de la potencia muscular, incremento de la actividad cardiaca y la presión sanguínea, aumento del ritmo respiratorio y de la temperatura corporal, e incluso convulsiones.

El sistema de dopamina es importante por que incide en el condicionamiento y la motivación. Está demostrado que estas alteraciones son responsables de la disminución en la sensibilidad a las gratificaciones naturales que ocurre con la adicción.

Consecuencias físicas

Las consecuencias de consumir cocaína más notables son: euforia, una sensación de aumento de la energía y disminución del apetito.

Estos efectos son casi inmediatos después de una dosis y desaparecen en cuestión de minutos u horas, dependiendo de la vía de administración.

Por estos efectos, nuestros psicólogos y médicos marcan los pasos para dejar la cocaína y también consciencia a los consumidores con consejos para dejar la cocaína.

Además, las consecuencias físicas producidas por el consumo de cocaína son muy desagradables cuando el consumo se prolonga en el tiempo. Es decir, que cuanto más se abuse y más tiempo se continue haciendo uso de la cocaína más probable es que sucedan los casos que les mostramos en estas imágenes.

Consecuencias en la boca

Inclusive para el calcio de los dientes y toda la boca, las consecuencias de la cocaína son arrolladoras para cualquier persona que la consuma.

Teniendo en cuenta que la cocaína causa un efecto de anestesia local, es común ver en adictos a esta sustancia como se disminuye el flujo sanguíneo, sobre todo en las mucosas. La cocaína es conocida por ser un potente vasoconstrictor que puede ocasionar la muerte de los diferentes tejidos (necrosis) y ocasionar que en el paladar se abran agujeros como el de la imagen.

Las consecuencias del consumo de cocaína también afectan considerablemente la salud dental. Los químicos activos en esta sustancia suelen mezclarse con la saliva, generando un ácido que desgasta el esmalte de los diente y los vuelve propensos a otras condiciones que hacen que se caigan.

Muchos adictos suelen frotar la sustancia sobre sus encías y esto también ocasiona un desgaste en los tejidos e incluso su inflamación. Otro de los efectos de la cocaína que son negativos para la boca tiene que ver con la presión en la mandíbula que ocurre el cocainómano está en plena sensación de euforia. Esto puede ocasionar dolor muscular y la unión temporomandibular, además de boca seca.

Efectos de la cocaína en la nariz

Perder parte del interior de la nariz como consecuencia del desgaste del cartílago como consecuencia del abuso de la cocaína provoca la siguiente imagen. Y es que el consumo de cocaína no deja de tener efectos devastadores en nuestro organismo, pero sobretodo en las partes de influencia más directa con esta sustancia.

Perforar el tabique nasal como consecuencia de esnifar la cocaína puede conllevar tener problemas respiratorios de por vida. También problemas para gestos tan habituales como el masticar o el beber agua.

La perforación del tabique nasal está presente en el 5% de los cocainómanos, y es uno de los efectos de la cocaína en la nariz más devastadores. Además de las repercusiones en la salud y el estilo de vida de la persona, trae consigo consecuencias estéticas que pueden ser costosas y riesgosas de corregir.

La pérdida de este cartílago vuelve propensos a los consumidores de cocaína a problemas de salud relacionados a su sistema respiratorio. Por ejemplo, se pueden sufrir de diversas infecciones y pequeñas heridas que desmejoran la calidad del proceso de respiración.

Ingerir cocaína por vía nasal tiene efectos inmediatos como irritación y sangrado; también puede ocasionar congestión nasal y exceso de flema que dificulte la respiración. La irritación ocasionada puede extenderse incluso a la garganta. Si se fuma la cocaína, sus efectos negativos se pueden extender hasta los pulmones causando neumonía.

Consecuencias psicológicas

Contrario a lo que pueden pensar los que consumen cocaína de forma recreativa, esta droga sí causa efectos negativos en la salud mental. Entre las consecuencias psicológicas de la cocaína más graves destacan los episodios de paranoia y psicosis que pueden aflorar en los adictos y que son muy parecidos a los que vive una persona con esquizofrenia.

Los efectos a largo plazo de la cocaína también pueden traer consigo consecuencias como depresión, que puede desencadenar pérdida de peso porque incita a la mala alimentación. El insomnio presente en los cocainómanos también puede desmejorar rápidamente la salud mental de las personas y generar irritabilidad.   

Consecuencias en el sistema nervioso

La principal consecuencia de la cocaína en el sistema nervioso tiene que ver con el desequilibrio de las vías de recompensa (núcleo de accumbens) presentes en nuestro cerebro. La sobrestimación de estas vías genera la dependencia a la sustancia y ocasiona efectos secundarios negativos como el síndrome de abstinencia.

Cuando consumes cocaína, los niveles de dopamina disminuirán considerablemente luego de que pasa la sensación de euforia. Esto ocasiona que se pierda la gratificación relacionada a otros estímulos como la comida o el sexo.

Por último vale mencionar que los efectos de ingerir cocaína pueden causar alteraciones en las conexiones sinápticas. Esto puede generar problemas neurodegenerativos, problemas de aprendizaje y de retención de la información.

En casos graves ocasiona pérdida neuronal, daño cerebral generalizado.

¿Cómo evitar las consecuencias del consumo de cocaína?

Es tan simple como decidir no consumir cocaína. Las drogas como la cocaína son potentes y extremadamente adictivas, y no responden a un único patrón de consumidor así como tampoco a un patrón post consumo. No saber los niveles a los que te puede afectar la cocaína es lo que la hace tan peligrosa. Para evitar las consecuencias de la cocaína solo puedes evitar el consumo definitivamente.

Aunque no hace falta llegar a estos extremos, los consumidores de cocaína pueden pedir ayuda a sus familias y/o acudir a un especialista en adicciones que le ayudará de inmediato a revertir los riesgos de la cocaína siempre que no sea demasiado tarde.

Recurrir a un especialista como los psiquiatras de CITA puede ayudar a recuperar la vida del cocainómano y a recuperar el entorno familiar desestructurado habitualmente.

Los riesgos del consumo de cocaína puedes evitarlos poniéndote en contacto ahora con los mejores médicos a tu disposición 24h. Rellena el formulario y pide ayuda inmediata.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

efectos adiccion cocaina

Efectos del abuso y Adicción a la Cocaína

By Blog, Cocaína, Cocaína, Noticias
efectos adiccion cocaina

La cocaína procede de la planta de la coca y su adicción es una enfermedad que puede tener cura si se interviene de forma inmediata mediante especialistas. No hacerlo, conlleva a efectos a largo plazo y a afrontar las secuelas que el abuso de cocaína produce.

Los efectos de la cocaína pueden causar estragos físicos, psicológicos y emocionales en la persona adicta a esta sustancia, por lo que es importante buscar ayuda para contrarrestarlos lo más pronto posible.

En cualquiera de nuestros centros de Clínicas CITA contamos con un equipo de profesionales cualificados para lograr mitigar los efectos secundarios de la cocaína.

Nos enfocamos en realizar terapias psicológicas, acompañadas de apoyo emocional y farmacéutico dependiendo de cada diagnóstico, para lograr nuestro objetivo principal; ayudar al paciente a completar el proceso de desintoxicación y brindarles las herramientas necesarias para que en su reinserción pueda evitar caer nuevamente en la adicción.

Las investigaciones sobre el consumo de coca han revelado que los efectos de la cocaína sobre el organismo se disparan después de una sola dosis; la sensación de euforia y gozo pasa en poco tiempo, dejando luego en el sistema nervioso y el torrente sanguíneo una variedad de componentes químicos que contribuyen al desmejoramiento de la salud física y psicológica del paciente.

Abuso y adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína es, hoy, la sustancia responsable de más ingresos en centros de desintoxicación de cocaína en España. Se trata de una sustancia que crea una fuerte dependencia, tanto física como psicológica.

Las sustancias psicoactivas y estimulantes como la coca, son sustancias capaces de atravesar la barrera hematoencefálica, afectando al sistema nervioso central y al cerebro produciendo alteraciones en la percepción, el comportamiento o el ánimo del consumidor.

El adicto a la cocaína no es sólo adicto a un efecto fisiológico, sino también a una forma de vida, a una forma de socializar, a un determinado ambiente…

En España, el abuso de la cocaína es uno de los consumos más significativos del mundo, ocupa el segundo puesto a nivel mundial y también de la Unión Europa.

La duración de la cocaína en el organismo y su consumo abusivo genera efectos que repercuten sobre el sistema nervioso, el cerebro en general, el aspecto físico. Las secuelas de la cocaína conlleva a padecer consecuencias físicas y psicológicas que pueden destrozar la vida del que la consume frecuentemente.

efectos de la cocaina en el cerebro

Efectos de la cocaína

Los efectos de la cocaína pueden tardar de quince a treinta minutos en función de la forma de consumo. Inicialmente el consumidor experimenta una sensación de euforia y autoconfianza, aunque también puede producir paranoia y ansiedad, además de:

  • Menor sensación de fatiga
  • Disminución de la necesidad de dormir
  • Eleva la tensión arterial y frecuencia cardíaca
  • Elevación del estado de ánimo
  • Sensación de mayor energía física
  • Sensación de mayor capacidad para realizar tareas
  • Mayor lucidez mental que permite generar gran cantidad de ideas
  • Mayor capacidad oratoria
  • Mayor confianza en uno mismo
  • Mayor esfuerzo cardíaco (posibilidad de infarto y hemorragias cerebral)

La tolerancia a la cocaína puede revertirse rápidamente con algunos días de abstinencia y con tratamiento de drogas adecuado en un centro.

La cocaína entra dentro del género de las drogas estimulantes, que son aquellas sustancias psicoactivas que aceleran el sistema nervioso central. Las sustancias psicoactivas son sustancias capaces de atravesar la barrera hematoencefálica y afectar al cerebro produciendo alteraciones en la percepción, el comportamiento o el ánimo del consumidor.

Efectos secundarios de la cocaína

Los daños de la cocaína no solo tienen sus primeros efectos sino que los efectos secundarios de la cocaína también están presentes tras el consumo abusivo.

Usualmente, estos efectos se presentan luego de que el paciente deja de consumir coca por un tiempo; en el organismo se produce un choque a causa de la abstinencia y es allí cuando se revelan las consecuencias de la cocaína.

Las secuelas de la cocaína pueden tardar años en desaparecer, incluso después de haber pasado por el síndrome de abstinencia, la desintoxicación y la reinserción. Estudios han revelado que un aproximado del 40% de los adictos a la cocaína suelen ingerir otras sustancias psicotrópicas o alcohol después de estar limpios de coca.

Efectos a largo plazo de la cocaína

Ya mencionamos que los efectos secundarios de la coca pueden tardar meses o hasta años en desaparecer, pero seguro te estarás preguntando a qué se debe eso.

Pues bien, la cocaína es una droga altamente adictiva que obliga al cerebro a adaptarse rápidamente a los estímulos que proporciona, causando una rápida adicción y dependencia en poco tiempo.

La cocaína puede causar en los consumidores alteraciones en el pensamiento; en concreto, suelen tener la sensación de que son perseguidos por otras personas o de que les quieren hacer daño.

También puede provocar alucinaciones en el sentido del tacto, como la impresión de tener parásitos debajo de la piel; alucinaciones auditivas, como oír ruidos y voces; y visuales, como ver sombras que se mueven. Puede causar ansiedad y ataques de pánico.

Por vía fumada o intravenosa, puede producir eyaculaciones espontáneas sin que exista un estímulo genital directo. Sin embargo, la adaptación al estímulo sexual se desarrolla rápidamente y acaba provocando impotencia o frigidez.

Cuando desaparece el efecto provocado por la cocaína, aparece un período de baja energía, fatiga, se relentiza la capacidad para pensar, bajo estado de ánimo, falta de motivación, y aumento del apetito y del sueño.

El deseo de contrarrestar los efectos de la depresión y de repetir los placenteros puede conducir a un nuevo consumo. Si éste se produce, se desarrollará de nuevo la pérdida de energía y la depresión.

Se termina produciendo un círculo vicioso de consumo de cocaína seguido de depresión, y finalmente un consumo de cocaína crónico o compulsivo.

La cocaína tiene fama de ser una sustancia segura si se usa de forma recreativa, pero la realidad es muy distinta. Puede ser una sustancia muy peligrosa que provoque la muerte o complicaciones muy graves a personas sanas que la consumen esporádicamente.

Mientras más se consume coca, mayores son los efectos a largo plazo. Entre ellos se destacan los siguientes:

Dificultades respiratorias de la cocaína

Las dificultades respiratorias debidas a la cocaína son frecuentes, dado que la puerta de entrada puede ser el aparato respiratorio, bien sea consumida por inhalación intranasal o fumada.

La perforación del tabique nasal se produce en sujetos que esnifan la cocaína, y es debido a la falta de aporte de sangre al tabique nasal provocada por la disminución del grosor de los vasos sanguíneos. Los sujetos que esnifan cocaína también pueden desarrollar una pérdida de olfato.

La cocaína es la causa más frecuente de dolencias cerebrales en personas jóvenes, y éstas pueden producirse independientemente de las dosis y de la vía de administración.

Efectos psiquiátricos

Al ser una droga que genera excitación en el sistema nervioso, no es de extrañar que los efectos de la cocaína a nivel psiquiátrico sean tan devastadores. El consumo continúo de esta sustancia está estrechamente relacionado a cuadros depresivos y problemas de ansiedad.

Esos efectos psiquiátricos de la coca son los más leves. En casos de adicción o abstinencia aguda se pueden revelar episodios maníacos, agitación psicomotriz, paranoia, delirio y ataques de pánico.

Las alucinaciones visuales y auditivas también son comunes en casos graves, por eso es que muchos expertos encuentran similitudes entre los cocainómano y las personas que padecen de esquizofrenia.

efectos secundarios de la cocaina

Efectos neurológicos

Las drogas como la cocaína interfieren en el proceso natural de transmisión de estímulos e información que realizan las neuronas, y que procesas los neurotransmisores. En el caso particular de la coca se liberan cantidades anormales de neurotransmisores, lo que altera los procesos normales del sistema nervioso.

Teniendo eso en cuenta, no es de extrañar que algunos de los efectos de la cocaína a nivel neurológico sean las apoplejías, convulsiones, cefaleas frecuentes y visión borrosa. Los ataques cerebrovasculares, y hasta un coma pueden ser ocasionados por el consumo de coca.

Efectos cardíacos

Cuando la cocaína se ingiere, sobre todo de forma intravenosa, causa estragos en el sistema cardiovascular. Eso se debe a que bloquea los canales de sodio generando una especie de anestésico local, esto sumado a otros efectos, causa afecciones cardiacas como las arritmias, cardiopatía isquémica y aumento de la tensión arterial.

En casos de adicción aguda se presentan efectos como infartos, trombosis coronaria, aterosclerosis acelerada, aumento de la necesidad de O2, entre otras.

Efectos de la cocaína en el cerebro

La cocaína bloquea el receptor de la dopamina y la dopamina destruye neuronas en el lóbulo frontal del cerebro.

Esto es lo que afirman doctores especializados del Servicio de Neurofisiología del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena.

En un reciente estudio, estos expertos han analizado el comportamiento del cerebro de los consumidores de cocaína crónicos y han comparado esos resultados con el de otros pacientes que no eran consumidores. Al realizar un electroencefalograma en los pacientes consumidores, gente joven de unos 40 años, observaron una lentificación focal, en la mayoría de las ocasiones, y una lentificación difusa de la actividad eléctrica de la corteza cerebral, en otras, circunstancia que se da en gente de edad avanzada o que padece Alzheimer.

El área frontal del cerebro es el responsable del auto control en las personas y está a cargo de complejos procesos cognitivos que se denominan funciones ejecutivas.

Se trata de operaciones mentales que hacen posible la capacidad de elegir, planear y tomar decisiones. Una alteración en esta área, causa alteración de las funciones de ejecución, deterioro mental y alteraciones en el comportamiento y la personalidad.

Estas secuelas de la cocaína no acaban aquí, sino que también provocan otro tipo de alteraciones.

Enfermedades relacionadas con la cocaína

Estas enfermedades están provocadas por hemorragias o por infartos cerebrales. Es la droga que con más frecuencia produce convulsiones o crisis epilépticas, pudiendo provocarlas con un consumo aislado; con una administración repetida aumenta la probabilidad de las mismas.

Además de un aumento de la temperatura corporal, ocasiona dolor de cabeza y produce o agrava los tics. Todos estos trastornos pueden finalizar tras el cese del consumo.

Entre las complicaciones cardíacas más frecuentes están las taquicardias, es decir, la aceleración del ritmo cardíaco. La cocaína, independientemente de la dosis o de la vía de administración, puede causar infarto cardíaco, que consiste en la destrucción del músculo cardíaco debido a una falta de aporte de oxígeno. Al disminuir el diámetro de los vasos sanguíneos, provoca un aumento de la tensión arterial. Las lesiones más frecuentes provocadas por este efecto son las hemorragias cerebrales. Otra complicación muy grave puede ser la rotura de arterias como la aorta.

Las complicaciones más graves causadas en el estómago e intestino son debidas al espasmo en los vasos sanguíneos. La cocaína es tóxica para el hígado, debido a que en su proceso de degradación en el organismo una pequeña cantidad se transforma en sustancias que pueden lesionarlo.

Entre los consejos para dejar la cocaína, el más efectivo es el ingreso inmediato en una clínica de desintoxicación para ponerse a la mano de profesionales.

En cada uno de nuestros centros de Clínicas CITA ofrecemos tratamientos de primera que buscan mitigar los efectos de la cocaína en los consumidores. Ofrecemos tratamientos personalizados y eficaces en diferentes idiomas y con tarifas asequibles. 

PIDE AYUDA PARA DEJAR LA COCAÍNA




    About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

    Testomonio cocaína

    La última oportunidad de mi vida; Testomonio cocaína

    By Cocaína, Noticias, Testimonios

    El consumo lo hacíamos tras dos copas, y aunque comenzamos consumiendo solo los sábados para no engancharnos, pronto no íbamos a ser nosotros los que decidíamos cuando consumir y cuando no. Mi cabeza pedía cada vez más, mi cuerpo necesitaba cocaína para despertarse… y aunque me provocaba náuseas de primeras, la sensación de satisfacción después de consumir era satisfactoria para todos los que consumíamos del grupo.

    Read More

    Empecé consumiendo por curiosidad cuando salía de fiesta con mis amigos, amigos por decir algo. Cada semana quedábamos para salir a la misma discoteca donde veíamos a la misma gente y teníamos la misma rutina: beber cubatas y si estaba “esa persona” pedirle un gramo por cabeza.

    Testimonio de cocaína

    El consumo lo hacíamos tras dos copas, y aunque comenzamos consumiendo solo los sábados para no engancharnos, pronto no íbamos a ser nosotros los que decidíamos cuando consumir y cuando no. Mi cabeza pedía cada vez más, mi cuerpo necesitaba cocaína para despertarse… y aunque me provocaba náuseas de primeras, la sensación de satisfacción después de consumir era satisfactoria para todos los que consumíamos del grupo.

    Read More

    Empecé consumiendo por curiosidad cuando salía de fiesta con mis amigos, amigos por decir algo. Cada semana quedábamos para salir a la misma discoteca donde veíamos a la misma gente y teníamos la misma rutina: beber cubatas y si estaba “esa persona” pedirle un gramo por cabeza.

    Testimonio de cocaína

    El consumo lo hacíamos tras dos copas, y aunque comenzamos consumiendo solo los sábados para no engancharnos, pronto no íbamos a ser nosotros los que decidíamos cuando consumir y cuando no. Mi cabeza pedía cada vez más, mi cuerpo necesitaba cocaína para despertarse… y aunque me provocaba náuseas de primeras, la sensación de satisfacción después de consumir era satisfactoria para todos los que consumíamos del grupo.

    Read More

    pastillas y jeringuilla

    Los opiáceos y el cuerpo humano ¿Cómo afectan?

    By Cocaína, Heroína, Noticias, Opiáceos

    La rapidez con la que los opiáceos llegan al cerebro depende principalmente de la forma en que el consumidor se los administra. La manera más rápida para conseguir un ‘viaje’ es inyectar la droga directamente en el torrente sanguíneo. La siguiente es fumarla. Cuando las drogas opiáceas se fuman o se inyectan, los niveles pico en el cerebro se producen en pocos minutos.

    El fentanilo es la droga opiácea más soluble en sustancias grasas y alcanza concentraciones máximas en el cerebro al cabo de pocos segundos. La heroína es un poco más lenta, pero no mucho (cinco minutos). Cuanto más rápido es colocarse, mayor es el peligro de muerte por sobredosis, porque los niveles de la droga en el cerebro pueden aumentar con la misma rapidez.
    Esnifar heroína permite una absorción más lenta, ya que la droga debe pasar a través de las membranas mucosas de la nariz para llegar a los vasos sanguíneos. En pastilla, el ‘viaje’ es mucho más lento, puesto que la droga debe metabolizar buena parte de la dosis antes de integrarse en la circulación. Este proceso tarda treinta minutos aproximadamente y, por consiguiente, no se produce la sensación de éxtasis tras la administración por vía oral. La ausencia de éxtasis explica por qué la metadona es tan útil en tratamiento de adictos y como medicación contra el dolor.

    A veces, los consumidores aprenden a evitar las preparaciones opiáceas creadas para tener un principio de acción lenta. El Oxycontin es una forma de oxicodona de acción prolongada que se creó para liberar la droga gradualmente y que alivia el dolor durante horas, pero los toxicómanos descubrieron que al moler las pastillas consiguen una rápida liberación de la droga, obteniendo un éxtasis que el fabricante no había previsto.
    La clínica de desintoxicación CITA es además de un centro de investigación para poder desarrollar las últimas y más innovadoras terapias para el tratamiento de adicciones como las nombradas. Se observa mucha menos variedad en la duración del efecto que en la rapidez con que empieza. El tiempo que dura la acción depende de la rapidez con que las enzimas que metabolizan la droga en el hígado degradan cada droga en particular.
    La acción de muchas de las drogas opiáceas dura de cuatro a seis horas. El tiempo exacto puede variar de dos (morfina) a seis horas aproximadamente (propoxifeno), pero todas las drogas opiáceas son parecidas. Sólo hay dos excepciones importantes: la metadona dura de doce a veinticuatro horas, por lo que puede administrarse en una sola dosis diaria, mientras que el fentanilo y sus efectos duran sólo una hora.

    About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

    Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.