Skip to main content
Category

Heroína

¿Qué es un politoxicómano?

By Alcohol, Alcohol, Alucinógenos, Anfetaminas, Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Cocaína, Éxtasis, Heroína, LSD, LSD, Marihuana, MDMA, Metadona, Nicotina, Noticias, Tabaco

Una persona politoxicómana es la que, a lo largo de su vida de adicción, desarrolla el hábito de combinar, en períodos cortos, el consumo de diferentes estupefacientes, para conseguir diferentes sensaciones psicológicas, físicas y emocionales.

Read More

pastillas y jeringuilla

Los opiáceos y el cuerpo humano ¿Cómo afectan?

By Cocaína, Heroína, Noticias, Opiáceos

La rapidez con la que los opiáceos llegan al cerebro depende principalmente de la forma en que el consumidor se los administra. La manera más rápida para conseguir un ‘viaje’ es inyectar la droga directamente en el torrente sanguíneo. La siguiente es fumarla. Cuando las drogas opiáceas se fuman o se inyectan, los niveles pico en el cerebro se producen en pocos minutos.

El fentanilo es la droga opiácea más soluble en sustancias grasas y alcanza concentraciones máximas en el cerebro al cabo de pocos segundos. La heroína es un poco más lenta, pero no mucho (cinco minutos). Cuanto más rápido es colocarse, mayor es el peligro de muerte por sobredosis, porque los niveles de la droga en el cerebro pueden aumentar con la misma rapidez.
Esnifar heroína permite una absorción más lenta, ya que la droga debe pasar a través de las membranas mucosas de la nariz para llegar a los vasos sanguíneos. En pastilla, el ‘viaje’ es mucho más lento, puesto que la droga debe metabolizar buena parte de la dosis antes de integrarse en la circulación. Este proceso tarda treinta minutos aproximadamente y, por consiguiente, no se produce la sensación de éxtasis tras la administración por vía oral. La ausencia de éxtasis explica por qué la metadona es tan útil en tratamiento de adictos y como medicación contra el dolor.

A veces, los consumidores aprenden a evitar las preparaciones opiáceas creadas para tener un principio de acción lenta. El Oxycontin es una forma de oxicodona de acción prolongada que se creó para liberar la droga gradualmente y que alivia el dolor durante horas, pero los toxicómanos descubrieron que al moler las pastillas consiguen una rápida liberación de la droga, obteniendo un éxtasis que el fabricante no había previsto.
La clínica de desintoxicación CITA es además de un centro de investigación para poder desarrollar las últimas y más innovadoras terapias para el tratamiento de adicciones como las nombradas. Se observa mucha menos variedad en la duración del efecto que en la rapidez con que empieza. El tiempo que dura la acción depende de la rapidez con que las enzimas que metabolizan la droga en el hígado degradan cada droga en particular.
La acción de muchas de las drogas opiáceas dura de cuatro a seis horas. El tiempo exacto puede variar de dos (morfina) a seis horas aproximadamente (propoxifeno), pero todas las drogas opiáceas son parecidas. Sólo hay dos excepciones importantes: la metadona dura de doce a veinticuatro horas, por lo que puede administrarse en una sola dosis diaria, mientras que el fentanilo y sus efectos duran sólo una hora.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

jeringuilla y heroina

Testimonio Heroína: Empecé con 17 y CITA me curó

By Heroína, Noticias, Testimonios

Es importante para conocer la historia real de un expaciente de Clínicas CITA antes de ingresar, cómo una persona que ha estado 30 años consumiendo heroína acaba recurriendo al tratamiento profesional para abordar su enfermedad definitivamente.

‘En mi caso empecé tarde. A los 17 años, probé la heroína. Digo tarde porque resistí varios años sin hacerlo: con 14 todos mis colegas se estaban metiendo ya’. Pedro nació y creció en el madrileño barrio de Usera.

‘La primera vez la inhalé con un amigo. Fue una experiencia maravillosa, un colocón de paz y placer. La segunda vez ya me pinché’. Era 1988 o 1989, no recuerda exactamente. ‘Desde entonces nunca la he dejado. No puedo. Ni me lo planteo’.

Sí ha conseguido Pedro controlar la forma de drogarse. ‘Me inyecto dos veces al día. He conseguido que, con esas dos veces, sea suficiente. Pero como me pase la hora, me vuelvo loco. Me inyecto por las mañanas y cada noche’.

No siempre fue tan sencillo de explicar. Pedro tiene ahora 47 años y recuerda en lo que se convirtió su vida cuando acababa de cumplir 20. ‘No existía nada en la vida que no fuera el siguiente chute. Me llegué a inyectar en el escroto. Y cada vez necesitas más y todo lo que no sea estar colocado era perder el tempo. Entonces la heroína era mejor, ahora es una mierda’.

Pedro es portador de VIH y hepatitis. Trabaja con un contrato parcial y su salud es precaria. ‘Estoy muy flaco y tengo problemas en la boca, llagas y esas cosas. ¿Dejarlo? Se te pasa por la cabeza, pero es que no puedo. No me merece la pena el sufrimiento del monazo’.

Pedro opina que la heroína está volviendo a las calles en mayor medida. ‘Yo sí creo que hay más. Hay más cantidad. No es lo de los años 80, claro, porque hay más controles y eso. Pero yo creo que sí está creciendo’.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

jeringuilla y heroina

¿Cómo se consume la Heroína?

By Heroína, Noticias

Como se consume la heroína, es una pregunta que habitualmente podemos hacernos. Aunque realmente existen varias formas de consumir la heroína.

Este tipo de presentación de las heroína a veces se disuelve en vinagre o zumo de limón, pero ambos contienen un hongo que, en caso de inyectarse, puede causar serios problemas en la vista.

Por otra parte, el ácido cítrico suele dañar las arterias. Aunque actualmente, y para evitar este problema, se puede suministrar en polvo a los heroinómanos, con lo que su uso es más higiénico.

La  heroína blanca es de más fácil disolución, generalmente en agua destilada, aunque no siempre es así.

SONY DSC

Como se consume la heroína en sangre

Como se consume la heroína en sangre parece una pregunta con una respuesta obvia, pero el procedimiento es lo sorprendente.

Se suele cargar con un filtro de cigarrillo pelado para que los grumos de la disolución no pasen a la jeringuilla. Los heroinómanos suelen guardar este filtro porque después de ocho o diez tomas pueden extraer la droga que ha quedado almacenada y tienen una dosis extra.

La principal vía de consumo de esta droga es la endovenosa, aunque últimamente esta forma de administración se ha ido sustituyendo por la inhalación e incluso se fuma. De esta forma, se evitan los contagios, sobre todo de VIH derivados de los inyectables.

Cómo se consume la heroína inhalada

En cuanto a cómo se consume la heroína inhalada, existen más opciones.

El sistema de inhalación o esnifado es mucho menos peligroso que la inyección y produce un efecto inicial similar. Es intenso y se siente en muy poco tiempo.

A veces la heroína es fumada en pipa o cigarrillo liado a mano, o se calienta sobre un trozo de papel de aluminio, una cuchilla o una cucharilla, poniendo siempre un encendedor por debajo.

Si conoces a alguien que sufre adicción a la heroína o eres consumidor de esta droga, en CITA podemos ayudarte mediante un tratamiento de desintoxicación de heroína.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

drogas

Duración de las drogas en el organismo, sangre y orina; ¿Cuanto tiempo duran?

By Alcohol, Anfetaminas, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Heroína, LSD, MDMA, Noticias

La duración de las drogas en el organismo depende de cada droga, es decir, permanecen un tiempo variable en nuestro organismo. ¿Cómo son detectadas? ¿Con qué medios? ¿A partir de cuánto tiempo se hacen indetectables?

¿Cómo se detectan las drogas en el organismo?

La duración drogas en sangre y orina  son las más conocidas y efectivas a la vez. De hecho, la orina es el medio más utilizado para detectar si alguien ha consumido alguna droga, ya que en la orina la sustancia se acumula en mayor cantidad que en la sangre.

El cabello es otro recurso importante para detectar un consumo de drogas, dado que todas las sustancias se acumulan en el pelo durante meses y persisten en él a pesar de lavarse la cabeza o teñirse el pelo. Pero hay que tener en cuenta que para que la sustancia consumida llegue al pelo, tienen que pasar, como mínimo, 10 días del consumo, que la cantidad de droga que se acumula en el pelo es directamente proporcional a la cantidad consumida, y que el pelo puede revelar si se trata de un consumo ocasional o frecuente.

Por eso se utiliza el análisis del cabello para comprobar un consumo de drogas por mandato judicial, en problemas que van desde la custodia de los hijos a un accidente de tráfico.

La saliva es otro detector de tóxicos, aunque tiene el inconveniente de que puede contener metabolitos que enmascaren el resultado, de forma que no siempre se trata de un análisis exacto, por lo que un positivo ha de confirmarse con otros análisis complementarios. A pesar de ello, se utiliza en los controles de conductores.

Y lo que ahora urge es poder desarrollar la tecnología necesaria para detectar drogas de síntesis en el organismo, ya que en la actualidad son muy difíciles de detectar porque varían de composición con mucha frecuencia.

¿Y cuánto tiempo permanece una droga en el organismo?

Cuanto dura la Marihuana en el organismo

La marihuana es detectable 14 días en sangre, 90 días en el pelo y 30 días en la orina.

Cuanto duran los barbitúricos en el organismo

Los barbitúricos permanecen 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Cocaína en el organismo

La cocaína se detecta 2 días en sangre, 90 días en el pelo, y 4 días en la orina.

Cuanto dura el MDMA en el organismo

El MDMA estará presente en el organismo 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Heroína en el organismo

La heroína la hallaremos en la sangre durante 8 horas, hasta 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el LSD en el organismo

El LSD está 3 horas en la sangre, 3 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto dura las Anfetaminas en el organismo

Las anfetaminas están presentes 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto duran las Metanfetaminas en el organismo

Las metanfetaminas se detectan 37 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el Alcohol en el organismo

El alcohol está presente 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 5 días en la orina.

(Fuente: Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones, y El País)

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

actriz

Famosos que han confesado su adicción a las drogas

By Cannabis y Marihuana, Cocaína, Heroína, Noticias

Como bien sabéis, la adicción a las drogas no es algo a lo que las super estrellas de Hollywood sean inmunes. De hecho, parece que muchos de ellos han sufrido mucho por culpa de sustancias adictivas. ¿Tiene la fama, algo que ver con el consumo de drogas? ¿Es difícil controlar el éxito?
Ser famoso suena divertido, pero conlleva una serie de presiones y sacrificios que no todos están capacitados para asumir. Algunas de estas estrellas no son capaces de reconocerlo, pero hay otras que sí. Ahí va una lista de celebrities que han confesado tener adicciones a las drogas:


Robert Downey Jr. dice que su padre fue quién le introdujo al mundo de las drogas a los 8 años. En varias ocasiones fue arrestado por consumir cocaína y heroína.

Demi Lovato confesó que cuando despegó su carrera no podía pasar más de 30 minutos sin consumir cocaína. Actualmente está ingresada en estado grabe por sobredosis.


Elton John confesó su adicción hasta 1990: «Consumía tanta cocaína como Withney Houston, es increíble que no esté muerto.»

Los amigos de Charlie Sheen confiesan que podía gastarse hasta 20.000 dólares en cocaína durante una noche de fiesta.

Drew Barrymore. «A los nueve años ya era alcohólica. Con diez empecé a fumar marihuana y a los doce ya consumía cocaína.

Angelina Jolie aseguró que había probado casi todas las sustancias conocidas en el mundo, durante una época muy oscura de su vida.

Al principio de su carrera, ningún director quería trabajar con Samuel L. Jackson, por sus problemas con las drogas. Afirma que el momento más duro de su carrera fue cuando tuvo que decirle a su mujer y a su hija, en el hospital, que era un drogadicto.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

drogas

Tipos de Heroína: La variedad más tóxica

By Heroína, Noticias

Se conocen varios tipos de heroína o caballo como las mas habituales, además de la pura: la brown, la base y la tailandesa.

  • Heroína Brown sugar: La más común. Tiene un aspecto más amarronado, aunque el color va del blanco crema al marrón oscuro según su pureza.
  • Heroína Base: Tiene distintas tonalidades, desde el color gris claro, al gris pardo u oscuro. Puede tener incluso un color amarillento o rosado.
  • Heroína Tailandesa: con el porcentaje más elevado de principio activo, puede llegar al 90% de pureza. Es un polvo fino de color blanco, aunque también puede ser amarillento o crema.
  • Heroína Negra: conocida por su color negro alquitrán, con una pureza inexacta.
  • Heroína Pura: difícilmente se puede encontrar, pues suele mezclarse para conseguir multiplicar las dosis.

El contenido de heroína suele estar entre el 10% y el 60% en el mercado. El resto son adulterantes, por lo que el uso de heroína provoca distintos efectos y consecuencias en función del tipo de heroína que se esté consumido.

La heroína es una droga semisintética derivada del opio. Es una de las drogas más adictivas que se conocen. Por eso si necesitas tratamiento por adicción a la heroína, hazlo ahora, luego puede ser tarde.

>Ponerte en manos de expertos puede salvarte la vida.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

chica drogandose

Sobredosis de heroína y otros opiáceos

By Heroína, Noticias

Las sobredosis de heroína y opiáceos de laboratorio legales e ilegales, mezclados en cócteles de una potencia aniquiladora, son una epidemia en Estados Unidos y cuenta con un saldo de muertes masivo que no deja de aumentar (33.091 en 2015 frente a 28.647 en 2014).

El presidente Trump lo instrumentaliza culpando a los inmigrantes mexicanos del problema, y el cauce de noticias sobre el tema es incesante y se renueva cada día con historias cada vez más truculentas.

Por ejemplo, las empleadas de una biblioteca pública de Filadelfia, han recibido un curso de atención de sobredosis y han sido equipadas con naxolona (un antídoto que se insufla por la nariz), ya que en los dos últimos meses han atendido un importante número de sobredosis dentro de la biblioteca o en su entorno, conocido como el Parque de las Jeringuillas, en una zona de Filadelfia llamada Badlands (Malas tierras o Baldíos) a donde llegan consumidores de otros Estados por la fama de su heroína.

Desde que se desató la crisis de los opiáceos, es común que las bibliotecas públicas -espacios de puertas abiertas en una sociedad de cotos privados- lidien con el problema de los drogadictos que se refugian en ellas buscando rincones sin vigilar para drogarse y quedar a cubierto mientras no salen del colocón. Otras bibliotecas valoran la opción de capacitar a sus empleados contra las sobredosis, como se ha hecho en Filadelfia. La policía ha sido la primera en adaptarse a la situación. Desde el año pasado es habitual que los agentes municipales carguen porra, pistola y naxolona. A medida que la epidemia ha ido creciendo, la policía ha asumido que sus patrullas deben estar preparadas para auxiliar a toxicómanos. Lo mismo ha sucedido con los bomberos, que ahora también apagan sobredosis.

Los agentes también están expuestos a los peligros de los cócteles estupefacientes en su trabajo. Un agente de Maryland sufrió una sobredosis recogiendo pruebas en casa de un adicto que a su vez estaba siendo atendido por una sobredosis. Pese a que el policía llevaba guantes, entró en contacto con la droga y en segundos pasó de un mareo a ser atendido por los paramédicos. Le dieron naloxona y lo salvaron. Días antes el sheriff de su condado había enviado un correo a los agentes pidiendo que fueran cuidadosos manejando sustancias por la existencia de opiáceos químicos tan fuertes que intoxican con solo tocarlos o respirarlos. Este mes, otro policía, en Ohio, fue rescatado de una sobredosis tras tocar el polvo de una bolsa.

Un medio de comunicación de Lynchburg (Virginia) alertaba asimismo de que se estaban detectando en la zona sobredosis de heroína con carfentanil, un tranquilizante para elefantes que es 10.000 veces más potente que la morfina y 50 veces más que la heroína pura. Con todo, el ingrediente adicional más común en las sobredosis de heroína es el fentanilo. Ambos, carfentanil y fentanilo se combinan con heroína y con otro sintético llamado pink[rosa] para producir un cóctel descubierto recientemente por la policía y denominado Muerte gris.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.