Skip to main content
Category

MDMA

¿Qué es un politoxicómano?

By Alcohol, Alcohol, Alucinógenos, Anfetaminas, Blog, Cannabis, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Cocaína, Éxtasis, Heroína, LSD, LSD, Marihuana, MDMA, Metadona, Nicotina, Noticias, Tabaco

Una persona politoxicómana es la que, a lo largo de su vida de adicción, desarrolla el hábito de combinar, en períodos cortos, el consumo de diferentes estupefacientes, para conseguir diferentes sensaciones psicológicas, físicas y emocionales.

Read More

mdma

Qué es MDMA y que efectos tiene

By MDMA, Noticias

Los efectos del MDMA varían en función de la dosis ingerida, del contexto del consumo y del estado de ánimo de la persona consumidora, así como de sus expectativas y características personas.

¿Qué es MDMA?

La MDMA es un estimulante del sistema nervioso central, que además aporta efectos entactógenos (de estar en contacto con el interior) y empatógenos (capacidad de conectar con tu alrededor y compartir sus sentimientos). La vía de administración más habitual es la oral.

También hay personas que eligen la vía intranasal; los efectos serán de este modo más rápidos y menos duraderos. Se puede producir una pérdida de los efectos entactógenos y empatógenos a favor de los estimulantes. Además, tiene otras desventajas, como un agudo picor nasal, un sabor desagradable y el aumento de los riesgos.

EFECTOS DEL MDMA – Después de consumir

Aproximadamente media hora después de su consumo, comienzan a sentirse los efectos. Los primeros efectos serán discretos, se puede dar una leve sensación de ingravidez y un pequeño aumento de la sensibilidad sensorial. Durante la subida de estos efectos, es posible que el consumidor apenas perciba sus efectos. Con el tiempo, estos efectos aumentan, se da paso a un estado de felicidad, euforia, elevación de la autoestima, desinhibición, aumento de la sensibilidad sensorial, de la intensidad de los colores, de la música y de los sabores, percibiéndolos de una manera más placentera. Estos son los efectos más apreciados de esta sustancia.

A nivel físico, actúa como estimulante, aumentando el ritmo cardio-respiratorio, y reduciendo el hambre, el sueño y el cansancio. Produce también sequedad bucal y la dilatación de las pupilas. La estimulación física se corresponde con la de las anfetaminas, aunque en menor medida.

Secuelas de consumir MDMA

Las secuelas posteriores de la MDMA dependerán en gran medida de la mezcla de sustancias realizadas. Puede ocurrir una resaca más o menos intensa dependiendo de la mezcla de sustancias realizadas, la dosificación y el esfuerzo físico realizado. También la propia sustancia puede ocasionar secuelas positivas por los efectos emocionales o, al contrario, un importante bajón emocional y agotamiento físico.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

drogas

Duración de las drogas en el organismo, sangre y orina; ¿Cuanto tiempo duran?

By Alcohol, Anfetaminas, Cannabis y Marihuana, Cocaína, Heroína, LSD, MDMA, Noticias

La duración de las drogas en el organismo depende de cada droga, es decir, permanecen un tiempo variable en nuestro organismo. ¿Cómo son detectadas? ¿Con qué medios? ¿A partir de cuánto tiempo se hacen indetectables?

¿Cómo se detectan las drogas en el organismo?

La duración drogas en sangre y orina  son las más conocidas y efectivas a la vez. De hecho, la orina es el medio más utilizado para detectar si alguien ha consumido alguna droga, ya que en la orina la sustancia se acumula en mayor cantidad que en la sangre.

El cabello es otro recurso importante para detectar un consumo de drogas, dado que todas las sustancias se acumulan en el pelo durante meses y persisten en él a pesar de lavarse la cabeza o teñirse el pelo. Pero hay que tener en cuenta que para que la sustancia consumida llegue al pelo, tienen que pasar, como mínimo, 10 días del consumo, que la cantidad de droga que se acumula en el pelo es directamente proporcional a la cantidad consumida, y que el pelo puede revelar si se trata de un consumo ocasional o frecuente.

Por eso se utiliza el análisis del cabello para comprobar un consumo de drogas por mandato judicial, en problemas que van desde la custodia de los hijos a un accidente de tráfico.

La saliva es otro detector de tóxicos, aunque tiene el inconveniente de que puede contener metabolitos que enmascaren el resultado, de forma que no siempre se trata de un análisis exacto, por lo que un positivo ha de confirmarse con otros análisis complementarios. A pesar de ello, se utiliza en los controles de conductores.

Y lo que ahora urge es poder desarrollar la tecnología necesaria para detectar drogas de síntesis en el organismo, ya que en la actualidad son muy difíciles de detectar porque varían de composición con mucha frecuencia.

¿Y cuánto tiempo permanece una droga en el organismo?

Cuanto dura la Marihuana en el organismo

La marihuana es detectable 14 días en sangre, 90 días en el pelo y 30 días en la orina.

Cuanto duran los barbitúricos en el organismo

Los barbitúricos permanecen 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Cocaína en el organismo

La cocaína se detecta 2 días en sangre, 90 días en el pelo, y 4 días en la orina.

Cuanto dura el MDMA en el organismo

El MDMA estará presente en el organismo 2 días en la sangre, 90 días en el pelo y 4 días en la orina.

Cuanto dura la Heroína en el organismo

La heroína la hallaremos en la sangre durante 8 horas, hasta 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el LSD en el organismo

El LSD está 3 horas en la sangre, 3 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto dura las Anfetaminas en el organismo

Las anfetaminas están presentes 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 3 días en la orina.

Cuanto duran las Metanfetaminas en el organismo

Las metanfetaminas se detectan 37 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 6 días en la orina.

Cuanto dura el Alcohol en el organismo

El alcohol está presente 12 horas en la sangre, 90 días en el pelo y 5 días en la orina.

(Fuente: Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones, y El País)

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

pastillas

Efectos del éxtasis, efectos secundarios y síntomas

By MDMA, Noticias

Hoy hablaremos del los efectos del éxtasis, una droga muy popular o conocida como la sustancia química denominada metilenodioximetanfetamina, MDMA es su abreviatura. También comentaremos los efectos secundarios y los síntomas que tiene consumir MDMA o éxtasis.
En CITA realizamos terapias de desintoxicación de drogas. Si necesitas o conoces a alguien que necesite un programa para eliminar esta sustancia del cuerpo, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a combatir esta adicción.
[toc]

Qué es el éxtasis o MDMA

El éxtasis provoca efectos combinados, pues es un estimulante con cierta acción alucinógena.
El éxtasis se describe como empatígeno, porque libera en el cerebro sustancias químicas que alteran el estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina, y causa sensaciones de amor y amistad. Como también es un alucinógeno, el mundo se torna colorido y distorsionado. El éxtasis hace que la gente se comporte de forma amable.
Esta droga se comercializa en píldoras de distintos tamaños y colores, por lo general con logotipos impresos.
Una píldora de MDMA puede estar ‘cortada’ con otras impurezas, como comprimidos antiparasitarios o talco, para que cunda más.
También se suele adulterar con otras drogas potentes, como anfetaminas, ketamina o selegalina, lo que puede provocar efectos colaterales inesperados y poco deseables. Sólo un tercio de las píldoras contienen la cantidad suficiente de MDMA para que la experiencia sea la correspondiente al éxtasis.
El éxtasis fue aislado en 1912. En un principio se utilizó para suprimir el apetito, pero cuando se descubrió que calmaba el enfado y potenciaba la empatía se utilizó en la terapia de parejas. En los 90 se popularizaron las raves y el éxtasis adquirió un nuevo papel al convertirse en la droga ‘de marcha’.
efectos del extasis

Efectos del éxtasis o MDMA

Los efectos del éxtasis comienzan después de unos 30 minutos, alcanzan su punto máximo al cabo de una hora y duran de dos a tres horas.
Los sentidos se alteran y se siente la piel tibia. Agudiza la percepción, la luz y los colores son más intensos y los sonidos más exquisitos. Se incrementa el nivel de energía

Efectos a corto plazo

  • -Taquicardia, arritmia e hipertensión
  • -Posibilidad de convulsiones
  • -Sudoración
  • -Deshidratación, escalofríos, náuseas, temblores
  • -Aumento de la temperatura corporal
  • -Posible perdida de conocimiento

Efectos a largo plazo

  • -Deshidratación aguda
  • -Insuficiencia renal y hepática
  • -Hemorragias y posibilidad de infarto
  • -Trastorno agudo del sueño
  • -Ataques de pánico y agresividad

Efectos secundarios del éxtasis

Los efectos secundarios del éxtasis suelen tener una mala experiencia si no es agradable:

  • tu corazón late fuerte, tienes náuseas e incluso vómitos
  • podrías recibir demasiada estimulación, ponerte nervioso y tener pánico
  • Posiblemente los músculos de tus brazos y piernas se vuelvan rígidos, tu mandíbula se tense y rechinen tus dientes
  • Se pueden tener alucinaciones
  • puedes quedar extenuado al bailar y, si te deshidratas, sufrir un golpe de calor
  • puedes padecer falta de coordinación y volverte torpe
  • al disiparse los efectos, puedes sentir desánimo
  • puedes sentir depresión y paranoia

La toxicidad del Extasis en el organismo

Síntomas del éxtasis

Los síntomas del éxtasis son desconocidos para muchos y conocida sólo por los que consumen. Esta droga afecta la regulación térmica del cerebro, tu temperatura podría elevarse muy por encima de lo normal. Es posible que delires y comiences a alucinar.
Podrías sufrir un golpe de calor que podría causarte la muerte. Al estar tan acalorado, probablemente quieras beber demasiada agua de golpe, lo que podría ocasionarte una inflamación cerebral, pérdida de conocimiento y la muerte.
Quienes lo consumen todos los fines de semana y durante todo el fin de semana, pueden sufrir una adicción semejante a la de las anfetaminas; padecen síntomas de abstinencia como agotamiento, muchas horas de sueño diurno, insomnio por las noches, depresión, paranoia y ansiedad.
El éxtasis tiene efectos colaterales cuando el consumo es prolongado.
El éxtasis priva al cerebro de una sustancia química llamada serotonina, que regula la sensación de bienestar. Si consumes a menudo, tu estado de ánimo, tu sueño y tu memoria pueden verse afectados o sufrir una depresión.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

extasis

El éxtasis y la fiesta

By MDMA, Noticias

Actualmente existe una preocupación latente sobre el consumo de éxtasis y la fiesta o en famosos festivales de música.

También en las preocupaciones razonables de muchos padres y madres, o de los educadores que se relacionan con los adolescentes, ocupa un lugar destacado saber qué toman los adolescentes cuando desaparecen por las noches de fin de semana y se van de marcha con sus amigos.

La expresión drogas de diseño sugiere que alguien está diseñando una sustancia a la carta para obtener determinados efectos. La realidad no es así, aunque algunos jóvenes consumidores lo creen.

Es preferible hablar de drogas de síntesis. Se trata de una activa carrera, en múltiples laboratorios clandestinos, para poner en circulación nuevos productos o nuevas variaciones de viejos productos, nuevas versiones a partir de la misma sustancia inicial.

Una carrera en la que jugará además un gran papel la preocupación por disponer de nuevas drogas que no estén incluidas en las listas de control internacional.

El consumo de éxtasis y las fiestas en discotecas

En los lugares de diversión de los jóvenes están presentes, entre otras drogas, u conjunto diverso de pastillas, de colores y formas distintas, que se toman en un contexto que tiene que ver con la diversión y la relación.

En los esquemas para clasificar las drogas, se habla de las estimuladoras de la actividad cerebral, como las anfetaminas. De esa familia y sus parientes son estas pastillas.

Se está ante un tipo de producto en el que cualquier pequeña variedad molecular puede suponer una acción diferente en el cerebro, aunque todas tengan un cierto efecto estimulador común.

Si se trata de las anfetaminas y las sustancias próximas a ellas, sus efectos principales tienen que ver con la estimulación general, con la desaparición de la sensación de cansancio y el aumento del rendimiento físico, con la sensación de mayor lucidez y capacidad mental.

Entre estas sustancias se encuentra un producto muy buscado y consumido, el que da nombre a todas las otras, el éxtasis, técnicamente MDMA.

Extasis, droga fiestera desde los 80

El éxtasis tiene detrás de sí una larga historia. Desde su descubrimiento y patente en 1914, pasó varias décadas sin uso terapéutico ni social, hasta que en la década de los 70 comenzó a popularizarse en los ambientes contraculturales y universitarios de los Estados Unidos.

Después seguirían algunos intentos para que se permitiera su uso en la psicoterapia y una encendida discusión pública sobre sus bondades y maldades, que se zanjó en 1986 con su inclusión en la lista de sustancias de máximo control.

De poco sirvió la obsesión por su fiscalización y control. Su conversión en droga de uso masivo se produciría a finales de los años 80 y a principios de los 90, dentro de círculos de diversión. Hoy está masiva y predominantemente presente en un amplio sector del ocio y conectada con lo que genéricamente se suele llamar ‘música máquina’, aunque no sólo y exclusivamente.

No se trata de una moda pasajera. Pero su evidente presencia y su uso problemático no se parece al de otras drogas y otras épocas. La población que las usa está absolutamente normalizada, sin connotaciones de marginalidad social. El contexto de uso reviste características muy diferentes al de otras drogas y sus riesgos también son distintos.

Si se escucha a los jóvenes hablar de esta diversidad de píldoras, de todas ellas vienen a decir que obtienen efectos de estimulación: euforia, energía, felicidad… De manera que su función principal es la de mantenerlos despiertos para bailar y participar en las fiestas durante largos periodos de tiempo, fundamentalmente los fines de semana.

Pero cuando se trata del éxtasis, estos efectos –más moderados- son sólo una parte. La otra parte tiene que ver con la capacidad del MDMA para provocar u estado emocional positivo, caracterizado por la facilidad en la comunicación, por la intimación y la empatía.

Facilita la amistad entre los que están en elación, ayuda a expresar los sentimientos y a desbloquear los conflictos internos. Además, junto a estos efectos habría que añadir los eróticos, los facilitadores de un nuevo marco de sensaciones en la relación sexual.

Con las pastillas se está ante una droga que cubre perfectamente un conjunto de necesidades ampliamente sentidas por la población juvenil.

El desconocimiento de las pastillas de éxtasis

Pero es obvio que el riesgo principal comienza por el no saber nunca qué es lo que están tomando y cuál es su poder real. De esta manera, los principales problemas suelen surgir por un abuso no previsto en las cantidades o por unas combinaciones de pastillas que resultan nefastas.

Algunas de las dificultades son claramente fisiológicas. Todas estas sustancias también tienen otros efectos sobre el cuerpo, algunos especialmente importantes tienen que ver con la regulación dela temperatura y la pérdida de líquidos. Otros tendrán que ver con la pérdida de apetito y en el descontrol del sueño.

El otro grupo de problemas principales tiene que ver con su impacto sobre el cerebro y con algunas características individuales.

Sean unas u otras las pastillas, su uso intenso o en dosis descontroladas tienen efectos tóxicos bastante duraderos sobre el sistema nervioso. Si su abuso se mantiene, aparecerán trastornos psiquiátricos de importancia (paranoias) que llegarán incluso a la psicosis, a la despersonalización y pérdida de contacto con la realidad.

En todas las drogas, y especialmente en éstas y en los alucinógenos, los factores individuales juegan un gran papel. La diversidad de pastillas puede crear problemas importantes en pequeñas dosis, e incluso la primera vez a personas con susceptibilidades individuales concretas.

Algunas personas tienen una sensibilidad especial que hace que produzcan grandes reacciones de tolerancia (de adaptación extrema a la presencia del tóxico) o de sensibilización (de reacciones desproporcionadas e importantes con escasa cantidad de droga).

Finalmente, hay que tener presente que la potencia de su acción psíquica puede hacer aflorar, con abuso o sin él, enfermedades mentales preexistentes en la persona (aparición de trastornos mentales graves ocultos, estabilizados, que las sustancias acaban movilizando).

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

ghb

El GHB o éxtasis líquido

By MDMA, Noticias

El GHB (gamma-hidroxibutirato) es la sustancia que se ha popularizado con el desacertado nombre de ‘éxtasis líquido’, ya que no tiene nada que ver con el éxtasis (MDMA). Este nombre se lo pusieron los traficantes para promocionar un nuevo producto. El GHB empezó a aparecer en el mercado ilícito de drogas español en 1996 y, desde entonces, su consumo se va extendiendo poco a poco, pese a no llegar a ser por el momento tan accesible como la LSD, el éxtasis o las anfetaminas.

El GHB está considerado una droga de síntesis; sin embargo, se encuentra presente de forma natural en el cerebro de los mamíferos, donde actúa como neurotransmisor y como neuromodulador, y sirve para que las neuronas se comuniquen.

Esto lo convierte en una sustancia especial respecto a otras drogas depresoras del sistema nervioso, ya que tiene su lugar específico de actuación en el cerebro.

El GHB tiene una historia de uso en medicina y aún hoy se sigue utilizando si que se hayan descrito efectos secundarios graves o problemas de abuso en los pacientes tratados.

El GHB se está popularizando como droga recreacional por sus efectos euforizantes.

Está clasificado como un depresor del sistema nervioso y, como todos los depresores consumidos a dosis bajas, actúa primero sobre los mecanismos cerebrales de inhibición, reduciendo su actividad y produciendo, por tanto, sensaciones de euforia.

Su margen de seguridad es muy estrecho, de modo que, si se triplica la dosis media, puede aparecer una sobredosis capaz de producir un coma, normalmente reversible, de varias horas de duración.

Los efectos del GHB son en cierta medida parecidos a los del alcohol. También inducen efectos ansiolíticos parecidos a los de algunas benzodiacepinas. Sus efectos principales son una desinhibición y locuacidad parecidas a una ligera borrachera de alcohol, pero con mayor lucidez. También aumenta la libido.

El GHB, al metabolizarse con gran rapidez, es considerablemente menos tóxico que el alcohol y no afecta tan intensamente al hígado, al sistema nervioso o a otros órganos, por lo que, desde un punto de vista estrictamente farmacológico, se puede decir que podría ser un buen sustituto del alcohol en el caso de que fuese legal.

La mayor preocupación relacionada con el GBH es su mezcla con el alcohol o con otras sustancias depresoras del sistema nervioso, ya que sus efectos se potencian, pudiendo dar lugar a accidentes graves en los que se puede perder el conocimiento e incluso llegar al coma.

Cuando se consume GHB a dosis muy altas, puede aparecer un ligero descenso de la temperatura corporal, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, pérdida de la visión periférica, confusión, agitación, alucinaciones y, si las dosis son más altas aún, disminución de la respiración, inconsciencia y coma que generalmente revierte espontáneamente de forma abrupta y que no deriva en secuelas orgánicas o psicológicas posteriores.

El GHB puede generar tolerancia cuando se consume de forma muy continuada; no obstante, ésta es menor que la causada por el alcohol.

No se han documentado casos de dependencia cuando se ha administrado para tratar la narcolepsia o el alcoholismo, aunque se han documentado algunos casos de habituación en personas que lo consumían habitualmente, si bien su retirada no produjo síndrome de abstinencia.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

pastillas

Efectos inmediatos del MDMA

By MDMA, Noticias

Hay una serie de psicodélicos sintéticos de la familia de las anfetaminas, que provienen de cambios químicos introducidos en la molécula anfetamina.


El MDA es el más viejo y mejor conocido de estos compuestos. Fue sintetizado por primera vez en Alemania en 1910, pero sus propiedades psicoactivas no se conocieron hasta mucho más tarde.
En dosis de 100 a 150 miligramos, produce sensación física y mental de bienestar. En la subcultura de la droga se la denomina ‘la droga del amor’ porque se cree que inspira sentimientos de amor entre las personas.
Al contrario que la mescalina, cambia verdaderamente las percepciones visuales. Aunque es un fuerte estimulante químicamente relacionado con las anfetaminas, quienes la toman dicen que les calma y produce relajación.
Algunas personas aseguran que les hace coordinar mejor los movimientos, les proporciona más energía y más eficiencia en sus actividades físicas. Al día siguiente de tomar MDA, el consumidor se siente por lo general perezoso y falto de energía.
Dosis altas pueden causar tensión muscular desagradable, especialmente en los músculos faciales y masticatorios.
Una droga más nueva, la MDMA (llamada comúnmente éxtasis), produce los mismos efectos generales que el MDA pero dura de cuatro a seis horas en lugar de osilar entre las diez y las doce. Debido a su menor duración, le exige menos esfuerzo al cuerpo y reduce la fatiga al día siguiente.
Ingerido por la boca en dosis razonables (125 miligramos) y en ambientes favorables, el MDMA rara vez causa malos viajes. Tiene gran reputación como estimulador de la empatía entre las personas y como ayuda en terapias. Se usa especialmente en discotecas en las que se pone música acid house.
Después de su aparición, el MDMA fue una droga no controlada durante varios años. Se hizo ilegal cuando algunos científicos sugirieron que podía causar daño permanente a ciertas células nerviosas del cerebro.
La combinación de cualquiera de estas dos drogas con alcohol u otros depresores aumenta el potencial de daño. Al igual que las drogas sexuales, estas dos drogas pueden aumentar el placer del tacto pero no interfieren en la erección o el orgasmo del hombre o la mujer. Se ha informado sobre algunos casos de dependencia de MDMA.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

anfetamina

Historia y derivados de las anfetaminas

By Anfetaminas, MDMA, Noticias

La anfetamina y sus análogos como la metanfetamina son algunas de las sustancias más consumidas en el mundo desde hace décadas. Las anfetaminas, junto con la cocaína, son el prototipo de droga estimulante por excelencia. Sus efectos incluyen disminución de la fatiga, incremento del estado de alerta, excitación, pérdida de apetito, mejora del estado de ánimo, euforia, locuacidad. A dosis altas, hiperactividad, ansiedad, insomnio e inquietud.

Inicio e historia de la anfetamina

La anfetamina se sintetizó en 1887, pero no fue hasta 1927 cuando se descubrieron sus propiedades psicoactivas. Por aquellos años se estaba buscando una sustancia segura y eficaz para el tratamiento del asma. En la medicina tradicional china se venía utilizando desde hacía más de 5.000 años la planta ma huang (Ephedra vulgaris) precisamente para tratar este tipo de problemas bronquiales. En 1923, investigadores de Lilly aislaron del ma huang el principio activo, al que denominaron efedrina. La efedrina también se puede sintetizar en laboratorio sin necesidad de extraerla de la planta.

Antes de que se conociese la posibilidad de sintetizar la efedrina prescindiendo de la planta, se inició un ambicioso programa de investigación para buscar sustancias similares que se pudieran sintetizar de forma artificial, sin necesidad de recurrir a la planta, ya que su extracción era relativamente costosa. Se llegaron a sintetizar más de dos mil compuestos análogos, de los que unos treinta se testaron en el hombre. De entre todos ellos, el más interesante resultó ser una sustancia a la que se llamó anfetamina. Desde entonces, la anfetamina se utilizó para el tratamiento de una amplia variedad de indicaciones médicas: como astringente nasal, antidepresivo, anorexígeno, antiasmático, antimigrañoso, entre otras, y no siempre con eficacia probada.

Anfetamina en la actualidad

En la actualidad se siguen utilizando varios análogos de la anfetamina, como el metilfenidato, para el tratamiento de trastornos por déficit de atención. En 1934 se sintetizó otro análogo de la anfetamina de efectos muy similares, la metanfetamina. De entre las drogas de síntesis con efectos puramente estimulantes más consumidas en la actualidad con fines no médicos, la metanfetamina (speed) es la más popular.

Derivados de las Anfetaminas

El speed o metanfetamina

Los usos no terapéuticos de las anfetaminas también se remontan al menos a los años veinte, cuando se utilizó para incrementar el rendimiento en deportes como el ciclismo o el atletismo. Las anfetaminas fueron también profundamente utilizadas durante la guerra con fines militares, administrándosela a los combatientes para hacerlos más feroces y mitigar el cansancio. Sin duda, el uso más popular de las anfetaminas en el mundo occidental fue el que hicieron los estudiantes durante los años setenta para preparar los exámenes. En 1983 se retiraron de las farmacias la mayoría de los preparados que contenían algún análogo de la anfetamina.

El éxtasis o MDMA

Hablamos del éxtasis o MDMA como la droga de diseño más conocida en la actualidad. Podemos decir que se trata de una mezcla entre la metanfetamina y sus efectos estimulantes y los alucinógenos de la mescalina, aunque sus consecuencias no son exactamente la mezcla de ambas.

Se trata de un efecto vigorizante y de bienestar además de una sobreestimulación de todos los sentidos, creando conexiones especiales con aquellos que te rodean.

A parte de un consumo por vía oral en forma de comprimidos, pastillas o tabletas, se ha extendido su consumo en la forma denominada cristal, ya sea vía oral, inhalado, inyectado o fumado. Hay veces que se injiere mezclado con alcohol, algo que incrementa sus riesgos.

Uno de los mayores riesgos de consumir éxtasis es el hecho de no conocer la cantidad de MDMA que contiene cada pastilla, pues la adulteración combina otras sustancias que aumentan el riesgo de intoxicación.

Efectos secundarios del consumo de anfetaminas

Entre los efectos secundarios de su consumo, puede aparecer irritabilidad, ansiedad, sensación de falta de aire y palpitaciones; las intoxicaciones graves pueden inducir cuadros psicóticos que requieran tratamiento psiquiátrico. Éste es precisamente el efecto a largo plazo más indeseable del abuso de estimulantes tipo anfetamina (y cocaína): la instauración de una psicosis tóxica caracterizada por ideas delirantes, paranoias, suspicacia y alucinaciones. En la mayoría de los casos, este cuadro psicótico desaparece con la interrupción del consumo o tras un tratamiento farmacológico.

A pesar de que las anfetaminas no crean adicción biológica, sí tienen un elevado potencial de abuso y muchas veces dan lugar a la instauración de un patrón de consumo compulsivo que se prolonga en el tiempo y una adicción psicológica. La duración de las drogas en el organismo puede variar en función de esta y de cada organismo, pero si se estima un tiempo medio a partir del cual se habla de desintoxicación biológica. La acción específica de las anfetaminas sobre las zonas cerebrales que regulan las sensaciones placenteras puede ser la base neuroquímica que explique estos patrones de abuso. Además, las anfetaminas crean tolerancia, circunstancia que facilita la aparición de una sobredosis con el uso continuado.

Por eso es tan importante llevar el tratamiento de desintoxicación de anfetaminas con auténticos especialistas con años de experiencia, como los profesionales de Clínicas Cita.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

pastillas

Consumir drogas de síntesis

By MDMA, Noticias

Se engloban con la denominación de drogas de síntesis una serie de sustancias psicoactivas sintetizadas químicamente de forma ilegal que pertenecen a varios grupos farmacológicos, aunque destacan las de tipo anfetamínico. La de consumo más común es el éxtasis (MDMA).

Aunque predominan sus efectos estimulantes, tampoco son extraños los efectos alucinógenos; los problemas de desorientación y las distorsiones perceptivas son menores que las de los alucinógenos clásicos, como el LSD.

Este tipo de drogas se pueden obtener fácilmente en un laboratorio a partir de la metanfetamina y otras sustancias adictivas, sin necesidad de sustancias naturales ni de productos químicos sofisticados, sino de sustancias de fácil compra para combinar con la anfetamina.

Estas sustancias, al igual que la cocaína, ejercen una acción estimulante sobre el SNC. Sus principales efectos son elevación del estado de ánimo, aumento de la empatía, disminución de la inhibición, disminución de la sensación de fatiga y del apetito, aumento del estado de alerta, etc. Al finalizar los efectos estimulantes iniciales, surge la depresión y la fatiga. La supresión súbita del consumo provoca la aparición de signos contrarios a la intoxicación: agotamiento, sueño excesivo, apetito voraz y depresión. Su intoxicación produce euforia, un sentimiento de espiritualidad y cercanía, incremento de la presión sanguínea, de las pulsaciones y de la sudoración. También se asocia con ansiedad, ataques de pánico, contracciones musculares, sequedad de boca y estado de ánimo lábil. Este tipo de drogas va muy unido a la vida recreativa, ya que con ellas es posible aguantar mejor la marcha y el cansancio.

Aunque existen catalogadas alrededor de 100 especies alucinógenas en el mundo vegetal, destacan la psilocibina, la mescalina y el LSD. A los alucinógenos también se les conoce con el nombre de psicodélicos. Producen cambios en la percepción, el pensamiento y el estado de ánimo sin producir confusión mental, pérdida de la memoria o desorientación en el espacio y el tiempo.

Las alucinaciones que producen estas sustancias se ven influidas de modo importante por las expectativas del individuo.

La ingestión de LSD produce mareos, debilidad, náuseas y visión borrosa; pero también alteraciones de las formas y los colores, dificultad para enfocar objetos y agudización del sentido del oído. Puede igualmente producir alteraciones del estado de ánimo, dificultad para expresar los pensamientos, despersonalización y alucinaciones visuales; estos efectos suelen considerarse efectos agudos. Los efectos crónicos incluyen estados psicóticos prolongados, depresión, estado de ansiedad crónica y cambios de personalidad. Algunos consumidores pueden seguir teniendo efectos durante meses o años, especialmente trastornos perceptivos.

Los alucinógenos tienen con frecuencia efectos adversos, como reacción aguda de pánico, alucinaciones desagradables, miedo por las sensaciones experimentadas, estados psicóticos flashbacks o volver a revivir posteriormente lo que se experimentó durante la intoxicación.

Las anfetaminas son, como la cocaína, estimulantes del SNC. Sus principales efectos son elevación del estado de ánimo y diminución de la sensación de fatiga y del apetito. Finalizados los efectos iniciales, surge la depresión y la fatiga. El consumo se detiene cuando el consumidor queda físicamente exhausto o no puede obtener más anfetaminas. El síndrome de abstinencia de las anfetaminas cuando la dosis es alta, dura muchos días. Para evitar los efectos negativos de la intoxicación por anfetaminas, también suelen consumir, abusar o depender del alcohol, sedantes hipnóticos o ansiolíticos.

La metanfetamina es estructuralmente similar a la anfetamina, pero más potente. Los estudios sugieren que los consumidores crónicos de metanfetamina sufren cambios estructurales en el cerebro y se observan cambios cognitivos en la memoria y el aprendizaje.

Los inhalantes se consumen inhalados, bien a través de la nariz o la boca. Los compuestos químicos que producen efectos psicoactivos son los hidrocarbonos alifáticos y aromáticos, que se encuentran básicamente en la gasolina, pinturas y disolventes.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.