Skip to main content
Category

Noticias

perfil

El testimonio del tratamiento de una adicción en el centro de desintoxicación CITA

By Noticias

El siguiente testimonio es el de una paciente que ingresó en Clínicas CITA para untratamiento de desintoxicación ydeshabituación del alcohol y de las benzodiacepinas. Su primer ingreso en CITA fue de un mes y medio y, aunque salió rehabilitada de su adicción a las benzodiacepinas, no tomó en cuenta que el consumo de alcohol, aunque inicialmente moderado, era la puerta de regreso a su doble adicción al alcohol y a las benzodiacepinas. Tras un segundo ingreso en CITA, también ha renunciado por completo al consumo de alcohol y ahora afronta con confianza una nueva etapa libre de drogas.

Tratamiento de la adicción a las benzodiacepinas en Clínicas CITA

Mi vida

Hola a todos.

Soy Karina y tengo 25 años. Os cuento mi historia desde mi ingreso en CITA.

Vine a CITA el 29 de abril de 2013. Mi adicción son las benzos y el alcohol. Llegué al centro con una depresión enorme, con la autoestima por los suelos, sin quererme nada y pensando que mi vida no valía la pena. De hecho, intenté quitármela en dos ocasiones tomando muchas benzos pero Dios no quiso que ocurriese aquello que yo deseaba.

Estuve ingresada en CITA un mes y medio y la verdad es que salí muy bien, queriéndome, valorándome, aceptándome. De esta primera estancia me llevé muchas herramientas para poder trabajar en mi nueva vida. No salí con la renuncia al alcohol pero sí a las benzos. Pensaba que por una cerveza no pasaba nada, pero lo que ocurrió no fue una cerveza sino muchas.

Salí de CITA y a las tres semanas recaí. Fue poco alcohol pero era una recaída. Poco a poco, dejé de hacer las actividades como el gimnasio, andar por las mañanas, en fin, me dejé caer. Y eso me llevó a CITA de nuevo. 

Mi segundo ingreso fue el 5 de agosto de 2013. Entré a Cita con mucho miedo, con la cabeza agachada y muy triste por mi recaída. Le había fallado a mi familia y a mi misma. Me costó adaptarme al grupo porque todos eran nuevos y yo esperaba encontrar al grupo que había dejado. No me costó hacer nuevos amigos por mi manera de ser y al cabo de una semana me adapté y me puse a trabajar.

Ahora llevo cuatro meses y siento la renuncia al alcohol y a las benzos. He trabajado mucho, he aprendido a anticiparme a los impulsos de consumo y a prevenir las recaídas, a tener más confianza en mi misma y a tomar decisiones acertadas. Tengo claro que nada de tonterías. En un par de días me voy a la Torre y espero seguir utilizando mis herramientas y poniéndolas en práctica.

Ahora me siento una mujer fuerte, con las ideas muy claras y con ganas de continuar mi vida en Bilbao.

Había una vez un vacío que llené con drogas.

Había una vez un vacío que llené de comida.

Había una vez un vacío que llené con palabras.

Había una vez un vacío que llené con gente.

Llegó el tiempo de silencio y el vacío fue miedo.

Llegué a mí y el vacío fue desconocimiento.

Floreció la oportunidad de hacer con mi vida algo diferente, sano y amoroso para mí y para los demás.

Gracias a todos por vuestro apoyo. Gracias por estar ahí, y gracias por lo que me habéis ofrecido. Os llevaré siempre conmigo.

Centro de desintoxicación CITA para el tratamiento de adicciones

En CITA tenemos más de treinta años de experiencia en el tratamiento de adicciones. Nuestro método de trabajo está acreditado por la elevadísima tasa de satisfacción de nuestros clientes. En nuestras instalaciones de Dosrius (a 30 min de Barcelona) y de la propia ciudad de Barcelona más de setenta profesionales forman la plantilla de uno de los centros de referencia en España y en Europa. Si quieres saber más sobre nosotros puedes visitar la página web de CITA. Si tienes alguna consulta concreta, puedes contactar con nosotros en el formulario de contacto o en los números de teléfono 93 791 80 80 y 93 791 80 08

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

valencia

Testimonio desde Valencia

By Noticias

Desde el momento de la creación del centro de desintoxicación CITA, muchos han sido los pacientes de la Comunidad Valenciana que han recibido tratamiento en nuestros centros, ya que CITA fue una de las primeras comunidades terapéuticas profesionales de España. Al principio, fue el testimonio de los primeros pacientes lo que provocó un efecto de arrastre importante en otros usuarios valencianos que acudieron a CITA para someterse también con éxito a un proceso de desintoxicación y deshabituación al alcohol, las drogas o a otras dependencias comportamentales. En estos momentos, contamos también con una red de profesionales colaboradores que derivan pacientes de esta comunidad y que les ofrecen un seguimiento terapéutico una vez finalizado su tratamiento. Contamos a continuación el testimonio de uno de estos pacientes.

Llegó el momento de despedirse

He pasado cuatro meses en CITA con todos vosotros y con otros que ya se han ido. A todos os guardo un cariño muy especial y os llevaré siempre en mi recuerdo. Me habéis visto bien, muy bien, mal, y peor, y habéis sido uno de los principales apoyos para seguir aquí y no abandonar el tratamiento antes de tiempo.

Cuando uno lleva dos o tres meses en tratamiento, ha recuperado la confianza en sí mismo, se siente fuerte, y quiere marcharse. Afortunadamente, los responsables del centro le dicen que todavía no es el momento. A mí me pasó, y por eso puedo entender vuestras ganas de iros, pero os aconsejo paciencia y confianza en los terapeutas y en su incuestionable experiencia. Ojalá podáis manejar adecuadamente esta necesidad de salir, ojalá sepáis ser humildes con vosotros y sinceros con vuestros terapeutas.

 Es cierto que aquí se hace un cambio, que se aprende a manejar las situaciones difíciles, que se refuerza el carácter y que uno se encuentra bien después de haberlo hecho mal durante mucho tiempo, pero el verdadero cambio ha de producirse al salir, al recuperar la vida que todos hemos dejado fuera y que nos está esperando. Es por eso que debemos salir en las mejores condiciones posibles, cuando estamos realmente preparados, sino todo este proceso de tratamiento no sirve de nada.

Yo he aprendido en CITA a confiar en mí mismo, a resolver mis dudas con claridad, a tolerar mejor la frustración, a conocer mis estados de ánimo y mis emociones reales, a relajarme, a ocupar el tiempo… Ahora empieza de verdad el reto de aprender a vivir, de seguir mejorando en lo que ya se me daba bien y en lo que he aprendido aquí.

Aprovechad al máximo esta oportunidad. Que cada día sea un reto para hacerlo un poquito mejor. Enfrentaos a vosotros mismos delante del espejo sin esconderos nada, sacadle partido a la inversión y apostad por vosotros. Porque todos sois merecedores de una vida plena y libre, porque saldréis triunfantes si queréis, porque jugaréis el gran juego de la vida y ganaréis la partida. 

Por último, agradeceros a todos vuestra compañía en este proceso, especialmente a Marc, Javi R, Javi S, Jordi, Pedro, Susana, Enric…, y a todo el equipo terapéutico, sobre todo a Chelo, Kari, Marta, Checho y Elena. Mil gracias por la luz.

 

Clínicas CITA para el tratamiento de adicciones

El centro CITA se creó hace más de treinta años como una de las primeras comunidades terapéuticas para el tratamiento de adicciones en España. Desde entonces hemos ido evolu Nuestro método de trabajo está acreditado por la elevadísima tasa de satisfacción de nuestros clientes. En nuestras instalaciones de Dosrius (a 30 min de Barcelona) y de la propia ciudad de Barcelona más de setenta profesionales forman la plantilla de uno de los centros de referencia en España y en Europa para el tratamiento de adicciones. Si quieres saber más sobre nosotros puedes visitar la página web de CITA. Si tienes alguna consulta concreta, puedes contactar con nosotros en el formulario de contacto o en los números de teléfono 93 791 80 80 y 93 791 80 08

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

cartel

Como convertir la adicción en oportunidad

By Noticias

Hoy proponemos un taller que habla, por decirlo así, de darle la vuelta a la tortilla. Un centro de desintoxicacióncomo CITA es, en cierto sentido, eso mismo, un lugar en el que darle la vuelta a la tortilla, un sitio en el que las debilidades y las frustraciones derivadas de la adicción (y, por supuesto, la adicción misma) puedan ser reconvertidas en plataformas desde las que reemprender el camino.

Cómo convertir la adicción en una oportunidad

Cuando uno emprende la recuperación, es muy probable que sólo tenga una meta: dejar de usar la droga. Pero, dado que la droga en sí misma no es todo el problema, apartarse y mantenerse aparte de ella no es toda la solución. A menos que se aborde la raíz del problema –el malestar interior que originalmente impulsó a buscar un alterador del estado de ánimo- seguirá siendo vulnerable a reincidir, o a cambiar una adicción por otra, o a ambas cosas. El malestar interior continuará mostrándose de un modo u otro. Aparecerá donde pueda.

Si se poseen las condiciones internas que fomentan  la enfermedad adictiva, como ciertas condiciones fomentan la proliferación de bacterias, hay que cambiar estas condiciones de modo que ya no favorezcan la adicción. Hay que crear un estado de cosas más sano en la propia vida para que las soluciones adictivas pierdan todo atractivo. 

Lo que esto significa es que hay que cambiar la manera de verse a uno mismo y de vivir la vida de cada día. Significa incorporar a la vida fuentes positivas de gratificación para que la exaltación o el alivio momentáneos no resulten tan seductores. Significa aprender a vivir de acuerdo con ciertos principios, como la sinceridad en lugar de la negación y el autoengaño, la humildad en lugar de la presunción, la responsabilidad en lugar de  la irresponsabilidad, la cooperación y el servicio en lugar del egocentrismo y la auto-aceptación en lugar del auto-desprecio.

Las personas que llevan algunos años en recuperación, a menudo se consideran afortunadas por haber sido adictas, ya que eso les ha dado la oportunidad de descubrir qué es lo verdaderamente importante en la vida. La forma de vida que adoptan para mantenerse abstinentes les brinda una satisfacción mucho mayor que el modo de vida anterior.

Sin embargo, la transformación personal no se puede lograr a la perfección. La recuperación no es un acto sino un camino que dura toda la vida. Obsesionarse con la recuperación y tratar de que ocurra mejor y más rápido es una nueva manifestación de viejos hábitos. Lo que sí puede hacerse es propiciar ciertas condiciones que sean los antídotos naturales contra la adicción: la auto-aceptación, la sinceridad, la humildad, y la disposición a no tratar de controlarlo todo.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

sevilla

Centro de desintoxicación Testimonio desde Sevilla

By Noticias

Desde Sevilla, con amor

Un ex paciente nos manda desde Sevilla un texto que descubrió durante su estancia en el centro de desintoxicación CITA, un texto que le ayudó a superar momentos muy difíciles y que, una vez de vuelta a casa, le sigue sirviendo de inspiración.

Se trata de la famosa columna de Maria Schmidt, publicada el 1 de junio de 1997 en el Chicago Tribune, que el director de cine Baz Luhrmann (Romeo y JulietaMoulin RougeAustralia y El gran Gatsby) convirtió en un videoclip que se ha hecho muy popular. Su título era “Advice, like youth, probably just wasted on the young”, pero se popularizó como “Wear Sunscreen” (Usa protector solar). En ella, la periodista daban consejos sobre cómo aprovechar la vida.

USA PROTECCIÓN SOLAR

Señoras y señores de la clase del 97, usen protector solar.

Si pudiera darles sólo un consejo para el futuro, sería éste: usen protector solar. Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del protector solar, pero el resto de mis consejos no son tan fiables y se basan sólo en mi experiencia. He aquí mis consejos:

Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud. No, no me hagas caso. Nunca entenderás la fuerza y la belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado. Pero créeme, cuando dentro de 20 años mires las fotos de tu pasado, recordarás de una forma que no puedes comprender ahora, cuántas posibilidades tenías ante tí y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate sabiendo que preocuparse es tán efectivo como tratar de resolver una ecuación algebraica masticando chicle. Los verdaderos problemas de tu vida serán seguramente cosas que nunca se habían cruzado por tu preocupada mente: de esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un aburrido martes cualquiera.

Haz todos los días algo que temas.

Canta.

No juegues con los sentimientos de los demás ni toleres que otros jueguen con los tuyos.

Relájate.

No pierdas tu tiempo con los celos. A veces se gana y a veces se pierde. La carrera es larga y, al final, sólo compites contra tí mismo.

Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos. Pero si consigues hacerlo, dime cómo.

Guarda tus viejas cartas de amor, tira tus viejos recibos bancarios.

Estírate.

No te sientas culpable si no sabes qué quieres hacer con tu vida. Las personas más interesantes que conozco no sabían que querían hacer con su vida a los 22 años. Es más, algunas de las personas de 40 años más interesantes que conozco, todavía no lo saben.

Toma mucho calcio.

Cuida tus rodillas, las echarás de menos cuando te fallen.

Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los 40. Hagas lo que hagas, no te felicites ni te critiques demasiado: optarás por una cosa u otra, como todos los demás.

Disfruta de tu cuerpo, úsalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo, ni te preocupes por lo que piensen los demás. Es el mejor instrumento que tendrás jamás.

Baila, aunque no tengas otro sitio donde hacerlo que el salón de tu casa.

Lee las instrucciones, aúnque no las sigas.

No leas revistas de belleza, para lo único que sirven es para hacerte sentir feo.

Respeta a tus padres. Nunca se sabe cuándo se irán para siempre. Sé bueno con tus hermanos, son el mejor vínculo con tu pasado y probablemente las personas que te acompañarán en el futuro.

Comprende que los amigos van y vienen, pero hay unos pocos que deberías conservar. Esfuérzate por no desvincularte de algunos lugares y costumbres porque, cuanto más envejezcas, más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven.

Vive en una ciudad alguna vez, pero vete antes de que te endurezca. Vive en un pueblo alguna vez, pero vete antes de que te ablande. Viaja.

Acepta ciertas verdades indiscutibles: Los precios subirán, los políticos mentiran, y tú también te harás viejo. Y cuando lo hagas, añorarás los tiempos de cuando eras jovent: los precios eran razonables, los politicos no era tan malos y los niños respetaban a los mayores.

No esperes que nadie te mantenga. Tal vez recibas una herencia, tal vez te cases con alguien rico, pero nunca se sabe cuánto durará.

No maltrates mucho tu cabello, porque cuando tengas 40 parecerá que tienes 85.

Sé cauto con los consejos que recibes, pero ten paciencia con quienes te los den. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una manera de rescatar el pasado de la basura, limpiarlo, restaurar las partes más dañadas y venderlo por más valor del que tiene.

Pero hazme caso en lo del protector solar.

Mary Smith 

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

dejar el tabaco

testimonio smile

By Noticias

Gracias

Cayó la noche. Tan sólo el frío en mi piel y mi alma teñida de blanco nieve. Culpable, sin más aliento que el amor, un amor olvidado por la vida, el amor por la gente que perdí. Sin rumbo ante el cruce más importante de mi vida.

Así llegué a CITA, con muchas ganas de volver a ser yo, un yo que apenas podía levantar la mirada. Lleno de miedo, de culpa y vergüenza. Duro fue este viaje pero, aún sin saber qué camino tomar, siempre he sabido por dónde sale el sol: Este es mi rumbo.

dejar el tabaco

Aquí me encontré con muchos compañeros, y es que aquí hay de todo, como en el mundo. Algunos nos parecemos y buscamos lo mismo. Otros aún no lo saben, pero lo sabrán. Por mi parte, TODOS estamos aquí por lo mismo: EMOCIONES. Prisioneros de nosotros mismos pero con cadenas invisibles a nuestros ojos. TODOS IGUALES.

Me llevo la experiencia más grande de mi vida, pero también la más dura. ¿No es así como se consiguen las grandes hazañas? TODOS, cada uno de mis compañeros de CITA me aportó una lección inolvidable. A cada uno de vosotros, GRACIAS.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

mesa

El hábito de posponer

By Noticias

Resistencia al cambio

Hay como mínimo tres mecanismos a través de los cuales las personas se resisten a cambiar sus tendencias a posponer. Estos mecanismos son: la racionalización, la impulsividad y la huida.

Racionalización

Quizás la técnica más comúnmente utilizada por los postergadores es la racionalización. Normalmente justifican su retraso diciéndose a sí mismos que empezarán mañana, cuando estén más preparados para hacer el trabajo. Esta actitud autoderrotista de dejarlo todo para mañana, acaba siendo un freno definitivo.

Algunas variantes son: “Siempre hay un mañana”, “Sólo tengo que llegar al trabajo más temprano mañana”, “Si duermo la siesta, después me sentiré con más ánimos de trabajar”, “Lo haré mas tarde”, “Si espero obtener más información, el trabajo me saldrá mejor”, etc., etc., etc. El sentido de esta actitud es que se sienten menos ansiosos porque han decidido hacer algo en el futuro y ahora no necesitan preocuparse.

Normalmente no sienten la presión. No obstante, a pesar de este “momento de alivio”, algunos postergadores dicen que casi inmediatamente sienten preocupación cuando deciden hacer algo al día siguiente, porque en el fondo se dan cuenta, saben, que no tienen la más mínima intención de hacerlo mañana, y es cuando se reprochan continuar con la misma actitud cuando ya deberían haberla cambiado. La culpa se va acumulando y el postergador termina atrapado en su propia red. Una estrategia defensiva muy popular es admitir ser postergador y hacer una broma o un chiste y continuar excusándose. Esta actitud a menudo desarma a los demás, que lo ven como a un irresponsable pero, como es simpático o cariñoso, no hay que tomarlo muy en serio. Sin embargo, el resultado final es que el trabajo tampoco se hace por estas excusas.

Algunos postergadores piensan que, de alguna manera, el trabajo al final se hará, que milagrosamente desaparecerá, que vendrá alguien y les ayudará. En ocasiones, si se espera lo suficiente, la tarea deja de existir porque alguien lo ha hecho o simplemente es demasiado tarde ya para hacerla.

A menudo, el hábito de posponer se ve reforzado cuando una persona está levantada toda la noche para acabar justo antes de la fecha límite un trabajo y finalmente consigue un buen resultado. Este tipo de situaciones tienden a generar más postergación debido a que la gente olvida con demasiada facilidad la angustia de intentar acabar el trabajo en una sola noche u otras circunstancias en las que posponer tiene aún peores consecuencias.

Este tipo de racionalizaciones expresan la idea de que es mejor jugar hoy y trabajar mañana y que placer pospuesto implica placer perdido. “Disfrutar” se convierte en la máxima de su existencia. Pero, como se dedica tanto tiempo y energía a posponer, al final el tiempo dedicado al placer acaba no siendo tan agradable.

Impulsividad

La impulsividad viene generalmente de la baja tolerancia a la frustración. Cuando se ha decidido que la tarea es demasiado dura o que no vale la pena esforzarse, aunque se desee el resultado, hay gente que simplemente se rinde y decide no esforzarse por períodos de tiempo que pueden variar en su duración. Estos períodos se ven de repente sustituidos por períodos de “frenética actividad”.

Es cuando se dan cuenta de que no obtienen resultados e intentan conseguir rápidamente lo que desean. Invertir en un negocio sin haberlo analizado antes a fondo, dejar un trabajo sin tener otro disponible, o creer en las relaciones amorosas instantáneas, son ejemplos de este tipo de conductas. A menudo, la consecuencia de esta impulsividad es que la gente tarda aún más en alcanzar las metas propuestas y que finalmente llegan a la conclusión de que el fracaso de su comportamiento impulsivo es una prueba de que el mundo es demasiado duro para ellos.

Mecanismos de Huida

Los postergadores, a menudo, relacionan su incapacidad de invertir esfuerzo para conseguir lo que desean con creencias en lo mágico. De alguna manera, lo bueno llegará si se es paciente y se espera lo suficiente. Esta racionalización esconde la intolerancia de muchos individuos por el trabajo y se basan además en una visión muy fantasiosa y poco realista de cómo se van alcanzando los objetivos en la vida. En la imaginación, encontrar pareja con la que se pueda mantener una relación estable y satisfactoria, puede ocurrir sin esfuerzo en un abrir y cerrar de ojos. En la fantasía, los libros se pueden escribir en poco tiempo o llegar a ser un buen comercial o director de una empresa importante simplemente se logra contando hasta tres.

Lamentablemente, la realidad no es tan simple y este tipo de actividades escapatorias como soñar o fantasear pierden valor cuando se las lleva a un extremo y cuando sirven a un propósito defensivo y no productivo. Además de fantasear, el postergador suele acudir a otras actividades como mirar la televisión, leer, dormir, comer, escuchar música, pasear, quitar el polvo o ir de compras el día antes de un examen o de un negocio importante. Aunque estas actividades pueden reducir la ansiedad, a la larga tienden a crear más ansiedad.

Resolver el hábito de posponer

Mientras que el hábito de posponer aporta algunos beneficios, superar dicho hábito puede hacer la vida más fácil y satisfactoria, además de promover el crecimiento personal. Los postergadores pueden reducir y/o minimizar su tendencia a posponer de maneras muy diferentes.

Las técnicas siguientes pueden usarse como técnicas de autoayuda. Un punto de partida importante es darse cuenta de lo que te estás diciendo a ti mismo para mantener tus conductas autoderrotistas. Esas frases irracionales son importantes porque, si no las analizas, no te das cuenta de cómo te estás frenando a ti mismo. Y entonces te será muy difícil cambiar. Ejemplo: “¿Qué ocurre si no empiezo ya? Todavía hay tiempo.” “Esto me pone muy nervioso y además es aburrido, ya tendré tiempo de hacerlo” La fantasía es que el tiempo no pasa, pero no es así, pasa y es inexorable. 

Otra clave consiste en jerarquizar nuestras prioridades. Ser impuntual premeditadamente en una cita o reunión o una corbata mal anudada a propósito, pueden servir de antídoto contra la manía perfeccionista porque nos sirven para comprobar que no ocurre nada por no ser perfecto de oficio. Por regla general, nuestras acciones pasan a los ojos de los demás bastante más inadvertidas de lo que creemos.

Empezar ahora: Hay personas que erróneamente piensan que han de esperar a que les venga la inspiración antes de ponerse a resolver un problema que han estado posponiendo. Esta actitud de espera, de dejarlo todo para mañana, casi nunca funciona. Es mejor que los postergadores se den cuenta de que esperar los momentos de inspiración es tan eficaz como los propósitos que solemos hacernos en año nuevo. Suelen quedar sólo en buenas intenciones. Resolver un problema requiere mantener el esfuerzo, la inspiración inicial sirve sólo para empezar pero no para continuar resolviendo el problema. Además, la inspiración, como dice Serrat: “puede estar de vacaciones” y, si es que llega, puede tardar mucho en hacerlo. Es mejor empezar la tarea sin estar inspirado, es más probable que llegue la inspiración mientras se hace algo que sin hacerlo y si finalmente la inspiración no llega, el trabajo ya estará hecho y habrá una cosa menos de la que preocuparse.

Busca las Frases que te dices a ti mismo: Ansiedad, depresión, rabia e impotencia son señales de que algo va mal. Este algo es el conjunto de creencias irracionales y autodespreciativas. Se puede aprender a identificar las afirmaciones negativas preguntándose: “Cuando estoy deprimido o ansioso ¿qué pienso sobre mí mismo?” Después puedes empezar a combatir tus ideas creadoras de depresión, desesperanza y autocompasión. Puedes hacer lo mismo con tus pensamientos generadores de desprecio hacia ti mismo y/o hacia los demás, así como los generadores de intolerancia y frustración.

Tratar de pensar por qué es demasiado duro realizar actividades que a la larga son beneficiosas:Aceptar el hecho de que tu hada madrina se ha marchado a la Antártida y si quieres conseguir algo en la vida sólo cuentas con tus propios recursos para hacerlo. Si deseas dejar de jugar con tu vida, es mejor que dejes de actuar como un niño cuando las cosas no te son fáciles y empieces a esforzarte para mejorarlas. Identifica tus metas y desarrolla un plan de acción que sea viable. Comprométete a alcanzar una meta realista cada semana.

Escribir Recordatorios: El uso de recordatorios escritos puede ser una buena ayuda para que no te olvides de trabajar en el problema que estás posponiendo. Frases que pueden ayudarnos:

“Haciéndolo es como acaba hecho”, “La única manera de saber que puedo hacerlo, es haciéndolo”, “Puedo probar hacer las cosas de otra manera ya que la forma en que lo estuve haciendo hasta ahora no me sirvió” ¿Por qué no intentas hacer las cosas paso a paso, pequeñas metas diarias que puedas ir cumpliendo? Escribe tarjetas con estas frases u otras que se te ocurran y ponlas donde puedas verlas.

La perfección, ay la perfección: La búsqueda de la perfección puede ser magnífica, excelente, pero… recordemos que no existe “la perfección”, siempre hay algo que falla. En ese constante anhelo de querer alcanzarla, es donde aparece la falla. Quienes desean ser perfectos, generalmente viven tensos, su minuciosidad les hace ser lentos y con frecuencia son demasiado exigentes con quienes no son tan perfeccionistas como ellos, catalogándolos muchas veces de inferiores.

Es importante recordar que los fracasos son algo natural al hombre, le siguen como la sombra al cuerpo. No existe persona en el mundo que no se haya equivocado alguna o muchas veces. Debemos aprender a darnos cuenta de que no es una tragedia equivocarse, puesto que la calidad y superación de toda persona no está en no fallar, sino en saber reponerse de sus errores y simplemente, seguir adelante.

Código del que pospone

– Debo ser perfecto

– Todo lo que haga debe resultar fácil y no acarrear esfuerzo alguno

– Es más seguro no hacer nada que asumir un riesgo y fracasar

– No debería tener limitaciones

– Si las cosas no se hacen bien es preferible no hacerlas

– Debo evitar desafíos

– Si tengo éxito, alguien saldrá lastimado

– Si lo hago bien esta vez, siempre lo tendré que hacer bien

– El cumplir las normas de otra persona significa rendirse y no tener

autocontrol

– Si me muestro tal y cómo soy, no voy a gustarle a los demás

– No puedo arriesgarme, saldrá mal

Evaluando el posponer

Haz tres columnas en un papel.

– Columna 1: Indica las formas más frecuentes de posponer que usas

– Columna 2: Resume situaciones breves en las que pospones

– Columna 3: Piensa y apunta las creencias o sentimientos que a menudo contribuyen a posponer. Pueden ser:

– Baja tolerancia a la frustración

– Perfeccionismo

– Miedos

– Vergüenza

– Enojo

Utiliza el auto-diálogo durante el trabajo, con el fin de aceptar y superar el posponer. Confronta los pensamientos causantes del posponer.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

botellas

Un medicamento contra el alcoholismo

By Noticias

El día mundial contra el alcoholque se celebró el pasado 15 de noviembre, nos sirvió en CITA para reflexionar de forma especial sobre el alcohol y elalcoholismo. Ya hemos comentado la dramática incidencia de esta adicción: una de cada 25 muertes en el mundo se produce por culpa del alcohol, en España este tipo de adicción lo padecen entre un 2,5% y un 5% de la población y es la primera causa de cirrosis. Su abuso produce ictus, infartos y aumenta el riesgo de cáncer. Sin embargo, la lista de medicamentos para tratar el alcoholismo sigue siendo muy reducida.

Por ello, y con independencia de todos los recursos terapéuticos que centros profesionales dedicados a tratar las adicciones, como Clínicas CITA, puedan ofrecer para su tratamiento, siempre son bienvenidas las noticias de que la investigación sanitaria va abriendo nuevas vías de investigación para que podamos contar con medicamentos auxiliares en el proceso de desintoxicación y deshabituación del alcoholismo.

Un nuevo medicamento contra el alcoholismo

Concretamente, la noticia a la que hacemos referencia es que un antiepiléptico, la Gabapentina, logra buenos resultados de abstinencia y reducción de consumo de alcohol. Y que, a diferencia de otros antiepilépticos, no origina vómitos, náuseas ni descamación en la piel.

Esto es lo que asegura un equipo de científicos del Scripps Research Institute de California (Estados Unidos), que ha presentado un ensayo clínico que respalda el uso que ya hacen algunos psiquiatras españoles de la Gabapentina.

De hecho, hay muy pocos medicamentos con una indicación específica para el tratamiento de la dependencia del alcohol. En España, contamos con cuatro: acamprosato y naltrexona, para disminuir el deseo por la bebida, y disulfiram y cianamida cálcica, que son aversivos. Pero, con independencia de los señalados, muchos médicos ya usan otros fármacos que saben que son útiles, como sería el caso de antiepilépticos como el topiramato, que actúan normalizando una serie de neurotransmisores que se alteran en el alcohólico crónico. Si no beben alcohol, empiezan a disminuir y el paciente se pone nervioso. Es decir, los antiepilépticos alivian los efectos provocados por el uso continuado del alcohol.

Pero el problema de los antiepilépticos comunes es que pueden producir efectos secundarios indeseables, mientras que la gabapentina no ha mostrado estos efectos adversos.

En el estudio de referencia, participaron 150 personas con dependencia al alcohol moderada (una edad media de 40 años, bebían cinco días a la semana unas seis o siete copas cada día). De forma aleatoria, se les asignó un medicamento diferente. A unos, tratamiento placebo, a otros 900 miligramos en pastilla de gabapentina, y al resto 1.800 miligramos de la misma sustancia. Después de 12 semanas, quienes habían recibido dosis altas consiguieron una abstinencia total cuatro veces mayor que el grupo placebo y el doble de participantes lograron reducir el consumo en comparación con los del segundo grupo.

En cuanto a los pacientes que recibieron 900 miligramos de gabapentina, mostraron beneficios intermedios en comparación con el grupo de dosis alta. Y esto, según los expertos, es un buen indicio de que el tratamiento realmente funciona.

Otra de las ventajas de la gabapentina es que parece realmente efectiva a la hora de reducir la ansiedad, la depresión, el insomnio y otros síntomas de abstinencia.

Y gracias a su tolerancia, se puede ofrecer en dosis altas desde el principio para paliar el síndrome de abstinencia.

(Fuente: diario El Mundo)

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

amatriain

Entrevista: Dani Amatriain presenta "Desde el Muro"

By Noticias

Dani Amatriain, amigo de Clínicas CITA, presentó su libro “Desde el muro” coincidiendo con el fin de la temporada de motociclismo, el pasado día 8 de Noviembre. En la presentación contó con la colaboración de Jose María Fábregas, director de CITA (ver noticia: Dani Amatriain presenta “Desde el muro”).Dani habló del tiempo que estuvo con nosotros, de cómo pudo superar aquel momento difícil y volver a los circuitos, al asfalto y las carreras: detrás del muro.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

amatriain

Dani Amatriain presenta su libro “Desde el muro” con Jose María Fábregas, Director de CITA

By Noticias

Dani Amatriain presentó su libro Desde el muro con ocasión del Gran Premio de Valencia el pasado Viernes 8. En su libro, Amatriain repasa los últimos cuatro años y relata cómo pudo superar la adicción que lo llevó a ingresar en CITA para encontrar ayuda con la que superar su adicción. En estos cuatro años Dani no sólo ha conseguido superar su adicción, sino que ha podido volver con éxito a los circuitos.
Desde el asfalto ha seguido recordando los momentos difíciles que ha tenido que superar y su caso puede resultar un ejemplo para quienes puedan estar atravesando una situación similar.

Dani Amatriain presenta su libro “Desde el Muro”

Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo, 8 de noviembre de 2013. Dani Amatriaín ha aprovechado el GP de Valencia para presentar su libro Desde El Muro en el que cuenta de manera transparente y honesta las experiencias vividas en los últimos cuatro años desde que se retiró del mundo de la competición, cuando estaba en lo más alto siendo manager de Jorge Lorenzo en el Mundial de MotoGP, debido a la adicción que sufría.

El periodista deportivo Josep Lluís Merlos fue el encargado de presentar el evento al cual acudieron cabezas de fila como Ángel Nieto y Sito Pons, pilotos como el actual campeón del Mundo de Moto2 Pol Espargaró, Ricky Cardús, Axel Pons y Ezequiel Iturrioz. Dani Amatriain contó con la colaboración del director del Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo el Sr. Gonzalo Gobert y el director de la Clínicas CITA, Josep María Fábregas quién dibujó el perfil del Dani Amatriain que ingresó en su día en la clínica CITA de Dosrius y el Dani Amatriain recuperado que se reincorporaba al año y medio a su vida profesional y el que en pocos meses ha conseguido reinventarse y volver a liderar proyectos deportivos en el mundo del motor de la mano de ETG Racing; no sólo en el Mundial de MotoGP, sino también, en la Liga Interescuelas con Jorge Lorenzo y Chicho Lorenzo, en la Copa de España de Velocidad con el “Team 99”, en el Campeonato de España de Velocidad y en el Mundial de Superbikes con Toni Elías.

El libro de Dani Amatriain se publicará en Gassbook, la nueva red social donde sólo se habla de motor. A partir del 1 de diciembre se pondrá a disposición de los usuarios un capítulo cada semana de manera totalmente gratuita.

 

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.