Skip to main content
Category

Noticias

chica fumando

¿Conoces estos efectos del tabaco en mujeres jóvenes?

By Noticias, Tabaco

Las mujeres jóvenes constituyen un segmento de población de fumadores particularmente vulnerable pero, irónicamente, fue uno de los objetivos de la industria del tabaco para mantener su cuota de mercado.

En general, las mujeres no fumaban o, al menos, no fumaban públicamente o en un número significativo, hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la tasa de fumadoras aumentó hasta el 25%, casi la mitad del índice de fumadores masculinos.

Sin embargo, la tasa de fumadores ha disminuido ha disminuido del 51,9 en 1965 al 26%, mientras que la de fumadoras ha disminuido sólo en una tercera parte, del 33,9 al 23,5%. No es improbable que pronto el número de mujeres que fuman sea el mismo o mayor que el de hombres fumadores.

Y estamos ante un problema muy grave, porque las adolescentes no comprenden en realidad las amenazas para su salud que implica fumar. Desgraciadamente, es difícil convencer a las adolescentes de que dejen de fumar.

Cómo afecta el tabaco a la menstruación

Existen también problemas biológicos relacionados con el hecho de fumar y las chicas jóvenes. Por ejemplo, parece haber una interacción definitiva, pero compleja, entre fumar cigarrillos y la regulación hormonal. Los estudios sobre el hecho de fumar cigarrillos y las variaciones en los estados hormonales femeninos durante el ciclo menstrual han observado que las mujeres fuman más durante la menstruación. Otro estudio ha mostrado una elevada relación entre menstruación y síntomas de abstinencia en mujeres fumadoras.

Como afecta el tabaco al embarazo

Una vez se ha distribuido por el organismo, la nicotina estimula diversos sistemas y puede desplazarse a cualquier área. Atraviesa la barrera placentaria y penetra directamente en el líquido amniótico y en el cordón umbilical. Cuando una mujer embarazada fuma, su hijo también fuma. El peso de la gestante y el peso del recién nacido tiende a ser inferiores en casos de madres fumadoras. Y se encuentra nicotina en la leche materna.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

jeringuilla y heroina

Testimonio Heroína: Empecé con 17 y CITA me curó

By Heroína, Noticias, Testimonios

Es importante para conocer la historia real de un expaciente de Clínicas CITA antes de ingresar, cómo una persona que ha estado 30 años consumiendo heroína acaba recurriendo al tratamiento profesional para abordar su enfermedad definitivamente.

‘En mi caso empecé tarde. A los 17 años, probé la heroína. Digo tarde porque resistí varios años sin hacerlo: con 14 todos mis colegas se estaban metiendo ya’. Pedro nació y creció en el madrileño barrio de Usera.

‘La primera vez la inhalé con un amigo. Fue una experiencia maravillosa, un colocón de paz y placer. La segunda vez ya me pinché’. Era 1988 o 1989, no recuerda exactamente. ‘Desde entonces nunca la he dejado. No puedo. Ni me lo planteo’.

Sí ha conseguido Pedro controlar la forma de drogarse. ‘Me inyecto dos veces al día. He conseguido que, con esas dos veces, sea suficiente. Pero como me pase la hora, me vuelvo loco. Me inyecto por las mañanas y cada noche’.

No siempre fue tan sencillo de explicar. Pedro tiene ahora 47 años y recuerda en lo que se convirtió su vida cuando acababa de cumplir 20. ‘No existía nada en la vida que no fuera el siguiente chute. Me llegué a inyectar en el escroto. Y cada vez necesitas más y todo lo que no sea estar colocado era perder el tempo. Entonces la heroína era mejor, ahora es una mierda’.

Pedro es portador de VIH y hepatitis. Trabaja con un contrato parcial y su salud es precaria. ‘Estoy muy flaco y tengo problemas en la boca, llagas y esas cosas. ¿Dejarlo? Se te pasa por la cabeza, pero es que no puedo. No me merece la pena el sufrimiento del monazo’.

Pedro opina que la heroína está volviendo a las calles en mayor medida. ‘Yo sí creo que hay más. Hay más cantidad. No es lo de los años 80, claro, porque hay más controles y eso. Pero yo creo que sí está creciendo’.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco

Comparativa entre tabaco de liar y tabaco convencional

By Nicotina, Noticias, Tabaco

El tabaco de liar y tabaco convencional siguen con el debate encima de la mesa en cuanto a sus consecuencias sobre el que los consume.

El tabaco de liar sigue al alza entre los fumadores por su precio de mercado –hasta un 20% menor que el de los cigarrillos convencionales– y por la falsa creencia de que es menos perjudicial para salud. Los datos comparativos se presentan a continuación.

Muchos consumidores pretenden no empeorar su salud por su adicción y pretenden conocer una comparativa entre tabaco de liar y tabaco convencional.

El tabaco de liar no es más ‘sano’, sino que es más dañino para las arterias.

El último estudio llevado a cabo por el centro colaborador de la OMS para el control de tabaco del Institut Català d’Oncologia revela que los fumadores de tabaco de liar captan más nicotina por cada inhalación de sus cigarrillos de liar que los fumadores de tabaco convencional.

“No es cierto que el tabaco de liar sea más natural ni más fácil de dejar”, secretario de Salud Pública de Cataluña en 2015, Antoni Mateu.

Los expertos aseguran que existen pruebas científicas que indican que los cigarrillos de liar cuentan con dosis superiores de nicotina y aditivos, y que los fumadores de este tipo de tabaco “no saben lo que consumen” porque los fabricantes no están obligados a indicar los contenidos de nicotina y alquitrán.

Es habitual recurrir a una clínica de adicciones para tratar de dejar la nicotina.

¿Tabaco de liar o tabaco convencional?

Según los últimos estudios realizados en el 2011, se descubrió que el tabaco de liar puede llegar a contener hasta el 70% más de nicotina de lo permitido en los cigarrillos convencionales, hasta el 85% más de alquitrán y el 84% más de monóxido de carbono.

Otra investigación que se realizó en 2014 que se publicó en la revista Prevención del Tabaquismo remarcaba que solo el 33% de las marcas de tabaco de liar indicaban los contenidos exactos y cantidades de nicotina y alquitrán en el paquete.

Es más, en cuanto al monóxido de carbono (CO), el etiquetado pasaba a ser “nulo” informativamente, y el estudio reveló que los fumadores de tabaco de liar presentan concentraciones más altas en su aire espirado que los de tabaco manufacturado (27,9 frente a 21,48 partículas por millón de unidades), a pesar de que estos últimos consumen más cigarrillos diarios (18,5 frente a 27,9). El motivo principal es que se quema más papel en cada calada.

Tabaco de liar: Más perjudicial y más barato

“Buena parte de los fumadores se pasan al tabaco de liar pensando que están avanzando contra la adicción al tabaco, pero es justo al revés”.

Estudio sobre tabaco de liar y tabaco convencional

Para realizar este estudio, analizaron el contenido de nicotina en la saliva de más de 2.500 entrevistados de más de 16 años que participaron en un estudio de consumo en Barcelona entre el 2004 y 2005 y 2011 y 2012.

Y lo que comprobaron es que, a pesar de que quienes lían sus cigarrillos fuman menos, los niveles medios de nicotina eran semejantes, por lo que, si la principal razón para optar por este tipo de cigarrillos es la creencia de que son menos perjudiciales y que así se fuma menos, están en un gran error: el resultado final es semejante.

Si la media de cigarrillos al día entre los que fuman manufacturado es de 15,4, entre los que lían los cigarrillos el promedio es de 12,3. Sin embargo, los niveles medios de nicotina eran de 185 para los de cajetilla y de 186 para los de liar.

La razón es que quienes fuman cigarrillos de liar fuman de forma más intensa, a veces sin filtro, y porque los de cajetilla están fabricados para mantenerse encendidos todo el tiempo y tienen una estructura de ventilación que no tienen los cigarrillos de liar.

Los consumidores crecientes del tabaco de liar, son sobre todo los más jóvenes, y es mucho más frecuente entre hombres que entre mujeres y con estudios secundarios o superiores.

Una de las consecuencias que se derivan de este estudio es la propuesta de que España debería adoptar medidas sobre el precio de este tabaco.

En conjunto estamos en la media de precios europeos, pero muy lejos de los que van en cabeza en su lucha contra el tabaquismo. Y subir el precio es una de las medidas más sencillas y eficaces de adoptar.

De todos modos, hay una buena noticia, y es que el hábito de fumar sigue en descenso. Durante el periodo analizado, el número de fumadores diarios pasó de 26,6% a 24,1%. Y los jóvenes también se han apuntado a esta tendencia decreciente: Si en el 2004 fumaba el 25% de las jóvenes de 14 a 18 años, ahora lo hace el 10%. Y entre los chicos la proporción es semejante.

Fuentes: 

Centro de investigación y tratamiento de adicciones

https://www.20minutos.es/noticia/2759614/0/tabaco-liar-cigarrillo-cajetilla-mitos-fumar-dia-mundial/
https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-08-23/el-tabaco-de-liar-mas-peligroso-que-el-cigarrillo_179556/

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

sombra corriendo

¿Cómo saber si soy un adicto? Hábito y Adicción

By Noticias

Cómo saber si soy adicto, es una reflexión personal que sólo los consumidores habituales se plantean, pero…

¿Qué es un hábito y qué es una adicción?

Por ejemplo, consumir cada día no es una condición necesaria de la adicción. Se puede ser adicto sin consumir a diario. De hecho, muchos adictos no consumen a diario sino que hacen un uso esporádico de la droga, alternando un consumo diario con periodos de abstinencia o de consumo controlado. Por lo tanto, una adicción no se mide por las frecuencia del consumo. Y no consumir a diario no significa que uno pueda controlar la sustancia.

¿Qué es un hábito y qué es una adicción?

Por ejemplo, consumir cada día no es una condición necesaria de la adicción. Se puede ser adicto sin consumir a diario. De hecho, muchos adictos no consumen a diario sino que hacen un uso esporádico de la droga, alternando un consumo diario con periodos de abstinencia o de consumo controlado. Por lo tanto, una adicción no se mide por las frecuencia del consumo. Y no consumir a diario no significa que uno pueda controlar la sustancia.

¿Cuándo un hábito se convierte en una adicción?

¿Y apoyarse en un criterio de cantidad? Tampoco es una buena idea. Alguien que toma cocaína cada fin de semana y, comparándose con un consumidor diario, cree que dispone del control sobre la sustancia, probablemente se está engañando, ya que las dosis o cantidades que cada persona consume son singulares.

Y si no se trata entonces ni de frecuencia ni de la cantidad, ¿de qué se trata? Se trata de los efectos que provoca en cada uno, tanto en el momento del consumo como en el contexto global de la vida. Es decir, podemos hablar de adicción si se trata de una práctica que causa problemas, pero se sigue incurriendo en ella a pesar de las consecuencias negativas que comporta.

Otro elemento distintivo de la adicción es la función que tiene dicho consumo. Si se consume para “olvidar” una situación o sensación o si se consume para “evitar” pensar en algo que es intolerable, ya no nos encontramos en una situación de diversión sino que movemos en el campo de la adicción.

Identificando cómo saber si soy un adicto

Los elementos distintivos de una adicción serían:

– La obsesión: Cuando se es adicto a algo, con frecuencia no se puede dejar de pensar en ello. El pensamiento de consumir lo ocupa todo y nos deja sin energía para cualquier otra cosa. En una adicción, la persona hará todo lo posible para acceder al consumo y no habrá límites para conseguir este objetivo. Se trata de un impulso impostergable. Cuando se está cerca de volver a consumir, es probable que se experimenten sensaciones de ansiedad y nerviosismo que remiten cuando se efectúa el consumo.

– Consecuencias negativas: Lo que convierte un hábito en una adicción es que sus consecuencias se vuelven contra nosotros mismos. Aunque al comienzo se obtengan beneficios aparentes, después las consecuencias negativas se hacen evidentes (relaciones, trabajo, economía, salud psíquica, conducta y salud física)

– Falta de control: A pesar de estas consecuencias negativas, la persona se ve incapaz de controlar el consumo. Un solo consumo desencadena los demás. A veces los adictos consiguen estar ciertos periodos sin consumir, sin embargo lo más probable es que se vuelva a reincidir. Si el consumo viene a cubrir un problema interior y no se trabaja este conflicto, la abstinencia va a ser problemática.

– Negación: A medida que se acumulan los problemas, los adictos generalmente comienzan a negar que la droga sea un problema que no puedan controlar y que los problemas que tienen tengan nada que ver con el consumo.

Por la negación, el adicto evita advertir los problemas que le genera el consumo, ya que si los advirtiera tendría que tomar alguna medida. Gracias a la negación, el adicto consigue mantenerse apartado de los problemas que el consumo le genera y conservar la ilusión de que lo puede controlar.

Aun así si tienes dudas, puedes realizar el test de adicción básico.

Soy adicto, ¿Qué hago?

Si tienes la firmeza para confirmar “soy adicto” y no sabes que hacer, te recomendamos que valores la opción de contactar con un centro de adicciones como CITA para valorar la posibilidad de realizar un tratamiento de adicciones personal y adaptado a ti.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

marihuana

Como dejar de fumar porros ¡Empieza hoy mismo!

By Cannabis y Marihuana, Noticias

Cuando nos preguntamos como dejar de fumar porros, cabe matizar qué fumar porros genera adicción, y la adicción a los porros conlleva que esta droga genere THC que permanecerá en nuestro cuerpo por un periodo de tiempo.
Muchos jóvenes empiezan fumando porros, habitualmente muy jóvenes, incluso menores de edad, y acaban generando una completa adicción a la marihuana de la que posteriormente, será difícil dejar sin ayuda médica y psicológica. Para dejar de consumir porros se requiere de fuerza de voluntad, intencionalidad y responsabilidad para determinar cuando uno se da cuenta que puede que necesite ayuda para dejarlos.
En el Centro de Investigación y Tratamientos de Adicciones, trabajamos para ayudar a miles de personas a dejar los porros con un tratamiento de desintoxicación de cannabis eficaz y eficiente, para que el paciente no sufra una recaída en los porros. Este tratamiento está supervisado por un equipo de especialistas en adicción a porros y se realiza mediante un enfoque multidisciplinar para superar cada uno de los pilares del tratamiento.

DEJAR LOS PORROS POR ABUSO DE CONSUMO

Objetivamente, no existe una cantidad de porros que determine el consumo excesivo de porros. El criterio propio y de tus familiares puede ayudarte a identificar si debes dejar los porros por abuso.
Otra forma de identificar si hay abuso o no de porros puede hallarse respondiendo a ciertas preguntas de carácter unipersonal.Los psicólogos de CITA plantean a pacientes este tipo de preguntas preguntas más avanzadas si el consumo de porros es prolongado.¿El consumo de porros está limitando aspectos de mi vida?

  • ¿Qué precio personal estoy dispuesto a pagar para no dejar los porros?
  • ¿Está dificultando tu aprendizaje?
  • ¿Está afectando a tu memoria el fumar porros?
  • ¿Está afectando en tu felicidad el consumo de porros?
  • ¿Está empezando a ver incompatibilidades entre tus estudios y/o tu trabajo?
  • ¿Fumar porros te está alejando de tus metas?
  • ¿Los porros están afectando a tu humor diario?

CONSECUENCIAS DE FUMAR PORROS

Las consecuencias de fumar porros a diario, son más complejas de las que habitualmente puede creerse. También hay que tener en cuenta cuanto dura el THC en el organismo, ya que cuanto más tiempo esté en nuestro organismo, más puede afectar en el día a día.
El consumo de porros, cannabis, marihuana o hachís puede llevar a padecer graves alteraciones mentales. Entre las más comunes se identifica la esquizofrenia de origen químico, que suele provoca, entre otros síntomas, alucinaciones, delirios, trastornos de pensamiento y trastornos de movimiento.
La mayoría de consumidores de porros que acude a un centro de adicciones como CITA son, o bien jóvenes menores de edad que son enviados por los padres en cuanto se enteran de la adicción o bien personas de entre 30 y 40 años que llevan años consumiendo sin ser conscientes de las consecuencias del hábito.
En CITA sabemos que no hace falta un consumo prolongado para que aparezcan las primeras consecuencias de fumar porros, junto a alteraciones mentales y físicas. Hay varios factores que influyen en los efectos sobre el organismo, entre ellos la vulnerabilidad del cerebro, la pureza de la droga y la cantidad de porros que se fume.
Otras consecuencias de consumir porros, son el padecer ciertos trastornos mentales relacionados estrictamente con el consumo de porros. Entre los trastornos más habituales están la ansiedad, trastornos afectivos, síndromes amotivacionales, esquizofrenias, ataques de pánico y trastornos de conducta.
Puedes leer más información aquí: Consecuencias del consumo de Cannabis

EL TRATAMIENTO PARA DEJAR LOS PORROS: Paso a paso

El tratamiento para dejar los porros tiene un protocolo estimulado médicamente que permite con la máxima efectividad dejar los porros. Este tratamiento, paso a paso, puede ser con ingreso terapéutico o sin ingreso mediante visitas ambulatorias de drogas. La mejor opción siempre es realizar un tratamiento en régimen de ingreso, pues desvincularse del entorno habitual para iniciar una etapa terapéutica donde médicos, psicólogos, y terapeutas ayudan día a día a la evolución y crecimiento personal del adicto a los porros.
El tiempo estimado para la recuperación por adicción a porros, no se puede determinar sin más. Hay que realizar una evaluación principal del paciente, donde el protocolo de análisis contempla el consumo diario, el tiempo de inicio de consumo, hábitos de consumo, etc. También influye el ritmo de vida del paciente, y la cantidad de THC que tiene almacenado en su organismo por el consumo de marihuana o cannabis.  
El protocolo más eficaz del tratamiento para dejar de fumar porros se inicia en una primera fase de desintoxicación de porros, una segunda fase de deshabituación de los porros, y una fase final de reinserción después de dejar los porros, superar la abstinencia y tener la suficiente fortaleza para no recaer.

DESINTOXICACIÓN DE PORROS: Primer paso

La desintoxicación de porros es la fase inicial del tratamiento, y su objetivo principal es eliminar la sustancia adictiva que segrega en nuestro cuerpo el cannabis y la marihuana, es decir, el THC.
La fase de desintoxicación por fumar porros puede durar días ya que en función del consumo del paciente, el cuerpo tardará más o menos en eliminar esta sustancia de su cuerpo. La desintoxicación de THC es necesaria pues se ha almacena en el cerebro y en la grasa corporal.
En esta primera fase, suele padecerse el síndrome de abstinencia del cannabis o “mono”, que es más grabe si la dosis de porros diaria es mayor. En CITA, el paciente supera esta fase sin grandes dificultados gracias al equipo de enfermería y control médico. En ocasiones se requiere de fármacos para tratar el malestar que produce la abstinencia a esta droga.

DESHABITUACIÓN DE PORROS: Segundo paso

Se inicia la segunda fase del tratamiento, la deshabituación de porros, mediante psicología para concienciar del mal hábito y alternativas para el cese del consumo.
El equipo de terapéutico, desde médicos, psicólogos, socioterapeutas y demás profesionales, supervisan cada detalle del proceso de forma personal e individual con cada uno de los pacientes.
Superando la fase de deshabituación de fumar porros, se asientan las bases para evitar recaídas posteriormente. Las terapias en grupo en esta fase son clave para desarrollar habilidades y técnicas para abordar obstáculos.

REINSERCIÓN POR CONSUMO DE PORROS: Tercer paso

El tratamiento psicológico ayuda a recuperar la voluntad y a subsanar los problemas personales que le llevaron al consumo.
También se trabaja con el paciente para que aprenda a identificar las sensaciones, pensamientos, y circunstancias que le rodean antes de consumir y desarrolle estrategias y habilidades concretas para modificarlas y rechazarlas con contundencia.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

poker

La adicción a los juegos de azar por internet

By Ludopatía, Noticias

La adicción a los juegos de azar por internet aumenta, y mucho más cuando hablamos de jóvenes. Ya hablamos de los tratamientos de la ludopatíaaquí. Y hoy os presentamos algunos datos concretos de estudios actuales que nos hacen entrar más en contexto.

La adicción a los juegos de azar

Según las conclusiones de un estudio elaborado por la Unidad de Juego Patológico del Consorcio Sanitario del Maresme la adicción a los juegos de azar por internet ha aumentado en los últimos cinco años y afecta a una población de edad cada vez más temprana.

El estudio afirma que uno de cada cuatro nuevos pacientes que llega a la unidad para recibir tratamiento lo hace por problemas con los juegos por internet. Afirma que las personas afectadas por esta dependencia son cada vez más jóvenes. Y se vuelven más adictos que en otros juegos de azar.

La media de edad del jugador en línea (un 40% de ellos adictos a apuestas deportivas) es de 28 años. Y el tiempo que transcurre desde que empieza a jugar hasta que desarrolla la adicción es de 4 años.

En cambio, en las personas adictas a las máquinas tragaperras, los jugadores tienen una media de edad de 33 años. Por lo que tardan tardan  alrededor de 9 años en desarrollar la patología.

El informe también asegura que la mayoría de apuestas que se hacen en línea son deportivas, ya que representan hasta el 40%.

Crece la ludopatía en Adolescentes

Los expertos consideran que, las dos circunstancias que están provocando el crecimiento exponencial de la ludopatía entre los adolescentes y los jóvenes, son la legalización del juego online (2012) y el auge de la oferta. Y sería sobre todo la creciente facilidad para jugar lo que provocaría el incremento de los casos de ludopatía en jóvenes de entre 16 y 18 años.

En estos momentos, el juego a través del ordenador ha superado al juego en casinos, bingos o máquinas tragaperras. Y es que antes los menores no podían entrar en los casinos u otros espacios de juego, pero vulnerar la prohibición en la red accediendo a una casa de apuestas virtual es mucho más fácil, por lo que la adicción a los juegos de azar por internet en los menores se ha hecho visible y se ha multiplicado.

Requisitos para jugar a los juegos de azar online

Para hacer alguna apuesta deportiva o jugar en un casino virtual sólo se requiere en muchas ocasiones registrar una tarjeta de crédito, lo que parece un obstáculo mínimo para algunos menores con adicción comportamental o sin ella.

Otras webs exigen un registro para validar la edad, pero en estos casos algunos menores utilizan a un intermediario mayor de edad para jugar sin problemas.

Y aunque en muchos casos la cuantía de la apuesta es baja, el proceso de adicción ya se ha iniciado. Todo eso sin contar que muchas webs utilizan promociones económicas para motivar y enganchar a los usuarios,

Según Francesc Pereandreu, el presidente de la Asociación Catalana de Adicciones Sociales, estamos ya ante una pandemia juvenil y cada vez acuden más menores a pedir un tratamiento para su adicción al juego.

Informe Percepción social; El juego de azar

Según el VIII Informe Percepción social sobre el juego de azar en España 2017, que puedes ver aquí, realizado por la Fundación Codere y la Universidad Carlos III de Madrid, unos 100.000 españoles se encontraban en 2016 en el umbral del juego problemático, lo que supone un 0,3% de la población de entre 18 y 75 años.

El mayor incremento en juegos de azar se registró en el uso de máquinas tragaperras: un 5,6% de la población de entre 18 y 75 años jugó en estas máquinas, el doble que en 2015.

En 2016, el número de jugadores online se cifró en 1,38 millones, 100.000 personas más que el año anterior. Actualmente hay entre 27.000 y 95.000 jugadores con adicción a los juegos de azar por internet. El perfil de este tipo de usuario, que sobre todo apuesta en deportes, es el de hombre menor de 35 años.

Más datos sobre adicción a los juegos de azar por internet

El 5,1% de los españoles jugó dinero en locales de apuestas deportivas (frente al 3,8% de 2015), el 6,4% acudió a algún salón de juego (en 2015, el 4,9%), el 9% apostó en la quiniela (frente al 8,2%) y el 6,8% invirtió en un casino (frente al 6,3% del año anterior).

El informe también destaca que aumentó considerablemente el número de españoles que apostaron en Euromillones y loterías Primitivas: del 32,6% de 2015 se pasó al 37,6% de 2016.

Los juegos públicos de Loterías y Apuestas del Estado son los preferidos: en 2016, el 75,9% jugó a la lotería de Navidad (frente al 73,9% de 2015); y en enero de 2017, el 47,5% invirtió dinero en el Niño (frente al 44,6% de 2016). Y aunque el 21,1% de los españoles mayores de edad no juega nunca, el 21,4% lo hace una vez a la semana, el 4,3%, varias veces y el 0,7% apuesta a diario.

A pesar de estos datos, las conclusiones del estudio son que el juego de azar en España es una alternativa de ocio más. No existe un problema social de adicción. Aunque en 2016 había en España 100.000 personas en riesgo de perder el control sobre el juego. Esto significa un 0,3% de la población de entre 18 y 75 años de edad (en 2015, la tasa era del 0,1%).

España se encuentra al mismo nivel que Suecia en tasas de juego problemático y tiene una tasa inferior a la registrada en Alemania, Francia y Reino Unido.

En nuestros centros de desintoxicación, tratamos problemas de ludopatía con expertos y psicólogos. Te damos 10 motivos para elegir Clínicas CITA para tratar adicciones.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

clinica cita tv3

Entrevista Clínicas Cita en TV3

By Noticias

J.M. Fàbregas: ‘En nuestra clínica de desintoxicación CITA fuimos los primeros en plantearnos que hacía falta preguntarnos por el porqué de la adicción’

Divendres es un programa magacine de la televisión catalana TV3, que presenta Helena García y co-presenta Espartac Peran, quien visita diferentes localidades catalanas.

La pasada semana, las cámaras de Divendres y Espartac Perán, visitaron las instalaciones de nuestra Clínica de desintoxicaciónCITA en Dosrius y entrevistaron al director de la clínica, José Maria Fàbregas, a un paciente actual y a otra persona que hizo el tratamiento en CITA hace 10 años.

clinica cita tv3

Recogemos aquí algunos momentos de la entrevista:

  • ¿Por qué, a pesar de haber en España muchas clínicas de desintoxicación y deshabituación de drogas, Clínicas CITA es un referente?
  • CITA fue pionera en las terapias de desintoxicación y tenemos más de 30 años de experiencia. Fuimos los primeros en plantearnos que en lugar de ir contra la sustancia, hacía falta preguntarnos el porqué, el cómo y la razón de la adicción. Creemos que detrás de las dependencias a veces lo que hay es un intento de auto-medicarse y, si lo único que hacemos es ir contra el síntoma, perderemos una oportunidad de entender cuál es el motivo, cuál es el desencadenante, cuál es la razón de que esto suceda. Si no resolvemos esto, la abstinencia es complicada.
  • Cada vez observamos más la presencia de publicidad del juego en camisetas de deportistas. ¿La adicción al juego ya es un problema real?
  • Si no lo es, lo será. Si hay una presión del entorno y a los jóvenes se les enseña a ganar dinero fácilmente y de manera inmediata, esto puede convertirse realmente un grave inconveniente. La adicción es la pérdida de la capacidad de controlar una sustancia, una conducta. Cuando uno pierde la posibilidad de escoger, tenemos una adicción.
  • Dices que el juego puede ser un grave problema en el futuro. ¿La adicción a los medicamentos ya lo es ahora?
  • Es un problema grave, indudablemente. Los sedantes mal prescritos o auto-medicados ya se han convertido en una epidemia. La factura de consumo de estos fármacos ha aumentado de manera alarmante y supongo que desproporcionada con respecto a la necesidad real que haya de ellos.
  • ¿En qué momento se sabe que es adicción un acto que uno hace diariamente?
  • Una adicción no tiene que ver con la cantidad ni con la frecuencia, quizás tampoco con los problemas que comporta, sino que tiene que ver con la pérdida de la capacidad de decidir sobre un consumo o una Hay que distinguir entre un consumidor de riesgo, que es un adicto potencial, y un adicto. Adicto es quien quiere dejarlo y no puede.
  • ¿Cuál es el indicador de estar enganchado al móvil? ¿Qué te lo digan varias personas?
  • Por supuesto. Uno de los problemas de los adictos es la subjetividad, la dificultad que a veces tienen para reconocer su problema, y esta primera indicación viene muchas veces del entorno, cuando le dicen: ‘Cuidado que bebes demasiado’, ‘Cuidado que estas enganchado al móvil’. Es preciso meditar si esto es efectivamente así y ponerse a prueba. Si consigues controlarlo, se trata de un abuso, sino es una adicción.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

antes y despues

El speed, efectos y consecuencias

By Anfetaminas, Noticias

El speed, en el contexto de la droga, nos referimos generalmente al sulfato de anfetamina, mezclada con diluyentes como glucosa, sacarosa, manitol, celulosa…  En ciertos países europeos se reconoce a la metanfetamina con el nombre de Speed. Los adulterantes del Speed o sulfato de anfetamina más habituales son la cafeína, el ibuprofeno, ácido acetilsalicílico u otros derivados anfetamínicos.

Forma de consumo del Speed

La forma de consumo del Speed más frecuente actualmente es esnifada, aunque también se consume por vía oral. La dosis media activa se cifra en 50 mg esnifada, y una cantidad menor en caso de consumir el speed vía oral, ya que la absorción del principio activo es mayor.

 

Efectos del Speed y efectos secundarios

La cantidad o la dosis de Anfetamina que se consume es determinante para padecer los efectos más o menos agudos de esta droga. factor difícil de controlar debido al alto grado de adulteración que presenta la anfetamina.
El estado de ánimo de la persona consumidora también influirá en los efectos, así como sus expectativas y características personales. Además, también el contexto influye en los efectos.
La anfetamina es un potente estimulante del sistema nervioso central, por lo que aumenta el ritmo cardio-respiratorio. Produce una fuerte excitación y euforia, y mejora el estado de ánimo, la sensación de seguridad, la confianza y la habilidad para hablar, aunque en ocasiones no de escuchar.
Genera un aumento de energía y desinhibición, combinado con un relativo aumento de la capacidad de concentración y observación. Produce también sequedad bucal y dilatación de las pupilas. A dosis mayores, produce sensación de alerta y tensión muscular, con rigidez mandibular.
Reduce el hambre, el sueño y el cansancio, por lo que puede llegar a provocar con el tiempo cambios en la percepción y un estado de agotamiento agudo.

INFORGRAFIA ACV

Efectos del Speed a corto plazo

Los efectos del Speed a corto plazo generalmente provocan malestar y pueden provocar problemas en el corazón y en las funciones respiratorias.

  • Aumento de atención y reducción de fatiga
  • Aumento de actividad física
  • Disminución del apetito y del sueño
  • Sensación de euforia o “rush”
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Latidos cardiacos rápidos o irregulares
  • Hipertermia

Efectos del Speed a largo plazo

Los efectos del speed a largo plazo son peligrosos, además de que pueden provocar enfermedades como la adicción, psicosis y otro problemas mentales y cardiovasculares.

  • Adicción
  • Psicosis, incluyendo
    • paranoia
    • alucinaciones
    • actividad motora repetitiva
  • Cambios en la estructura y función del cerebro
  • Pérdida de memoria
  • Comportamiento agresivo o violento
  • Trastornos emocionales
  • Graves problemas dentales
  • Pérdida de peso

Las consecuencias de acabar en adicción son muy duras físicamente y muy peligrosas para el organismo. Si eres adicto a las anfetaminas o al speed, ponte en contacto inmediatamente con un centro de adicciones especializado en drogas como CITA.
El tratamiento comenzará con una desintoxicación de anfetaminas tras una evolución inicial para que puedas dejar el speed.

Efectos psicológicos a largo plazo del Extasis

Es difícil comprender los efectos psicológicos a largo plazo del MDMA porque la mayor parte de los consumidores crónicos de éxtasis también consumen otras drogas, incluyendo marihuana, alcohol, estimulantes y narcóticos, que influyen en su salud y en sus funciones cerebrales.
El consumo intenso de MDMA ha sido relacionado con episodios de ansiedad persistente, participación en conductas de riesgo y otros problemas psicológicos. Además, hay investigaciones que relacionan un consumo fuerte de éxtasis con daños en la memoria, aunque no se sabe si estos cambios son reversibles.

Efectos físicos del Speed en la cara

efectos físicos del speed

Consecuencias del Speed

En los días posteriores al consumo, puede suceder que afloren sentimientos negativos, acompañados de una cierta apatía. En el plano físico, será común sentir dolores musculares, agujetas y alteraciones en el ciclo del sueño.
El consumo habitual de anfetaminas genera tolerancia, es decir, para lograr los mismos efectos se necesitará aumentar la dosis, con lo que también se incrementan los riesgos. De este modo, el consumo habitual minimiza los efectos y los placeres.
Si bien la anfetamina no genera dependencia física, sí puede generar una intensa dependencia psicológica, según diferentes factores personales, del contexto y del patrón de consumo.

Abuso de Speed

El consumo abusivo tiene consecuencias sobre el organismo. La estimulación que provoca la anfetamina, consumida durante largos períodos de tiempo, provoca problemas en el aparato cardíaco y respiratorio, además de sufrir problemas renales y hepáticos.
Pueden aparecer también problemas psicológicos. Además de los bajones del estado de ánimo, se pueden dar episodios de ansiedad o agresividad y, en casos más severos, trastornos depresivos.
Y más allá de los problemas de salud, el consumo abusivo puede acarrear también problemas sociales. El entorno familiar, laboral o social puede verse afectado, y también es habitual tener problemas económicos o legales.
Más información sobre Anfetaminas: Historia y actualidad de las Anfetaminas

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

icono productividad

Test de Adicción ¿Soy adicto?

By Noticias

Este test de adicción está planteado de forma que puedas identificar, por ti mismo, si tu consumo de drogas puede tener el vínculo de la adicción.

Realizar este test te llevará un minuto, y la efectividad del test funciona en base a la sinceridad del que la responde.

IDENTIFICA SI ERES ADICTO CON EL TEST DE ADICCIÓN

CONTESTA CON SINCERIDAD PARA SER MÁS EFECTIVO

 

 

 

 

  1. ¿El consumo está generando más problemas que beneficios?
  2. Cuando estas consumiendo o comienzo a consumir, ¿Te cuesta mucho parar de consumir?
  3. Cuando planeas dejar de consumir durante un periodo de tiempo, corto o largo, ¿Incumples los periodos planeados de abstinencia de consumo?
  4. ¿Consideras que el consumo ya no te resulta tan divertido como hace tiempo pero insistes en consumir?
  5. ¿Has incrementado la dosis de consumo tras haber consumido con un patrón durante un periodo de tiempo considerable?

EVALUACIÓN DEL TEST DE ADICCIÓN

Si has contestado «SÍ» a tan solo una pregunta, se confirman la sospechas sobre tu adicción.  Eres adicto.
Si aun así tienes dudas sobre el test, puedes contactar con un centro especialista en adicciones como CITA, sin compromiso. La primera visita es gratuita.
Si confirmas ser adicto, contacta inmediatamente con un centro de adicciones para realizar una evaluación y comenzar un tratamiento. Comenzar a tiempo puede ayudarte a recuperar tu vida y solucionar posibles problemas con tu entorno.
Puedes llamar directamente al 937918008 o rellenar este formulario de contacto.

*Test elaborado por el Centro de Investigación y Tratamiento de Adicciones.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.