Skip to main content
Category

Tabaco

chica fumando

¿Conoces estos efectos del tabaco en mujeres jóvenes?

By Noticias, Tabaco

Las mujeres jóvenes constituyen un segmento de población de fumadores particularmente vulnerable pero, irónicamente, fue uno de los objetivos de la industria del tabaco para mantener su cuota de mercado.

En general, las mujeres no fumaban o, al menos, no fumaban públicamente o en un número significativo, hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la tasa de fumadoras aumentó hasta el 25%, casi la mitad del índice de fumadores masculinos.

Sin embargo, la tasa de fumadores ha disminuido ha disminuido del 51,9 en 1965 al 26%, mientras que la de fumadoras ha disminuido sólo en una tercera parte, del 33,9 al 23,5%. No es improbable que pronto el número de mujeres que fuman sea el mismo o mayor que el de hombres fumadores.

Y estamos ante un problema muy grave, porque las adolescentes no comprenden en realidad las amenazas para su salud que implica fumar. Desgraciadamente, es difícil convencer a las adolescentes de que dejen de fumar.

Cómo afecta el tabaco a la menstruación

Existen también problemas biológicos relacionados con el hecho de fumar y las chicas jóvenes. Por ejemplo, parece haber una interacción definitiva, pero compleja, entre fumar cigarrillos y la regulación hormonal. Los estudios sobre el hecho de fumar cigarrillos y las variaciones en los estados hormonales femeninos durante el ciclo menstrual han observado que las mujeres fuman más durante la menstruación. Otro estudio ha mostrado una elevada relación entre menstruación y síntomas de abstinencia en mujeres fumadoras.

Como afecta el tabaco al embarazo

Una vez se ha distribuido por el organismo, la nicotina estimula diversos sistemas y puede desplazarse a cualquier área. Atraviesa la barrera placentaria y penetra directamente en el líquido amniótico y en el cordón umbilical. Cuando una mujer embarazada fuma, su hijo también fuma. El peso de la gestante y el peso del recién nacido tiende a ser inferiores en casos de madres fumadoras. Y se encuentra nicotina en la leche materna.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco

Comparativa entre tabaco de liar y tabaco convencional

By Nicotina, Noticias, Tabaco

El tabaco de liar y tabaco convencional siguen con el debate encima de la mesa en cuanto a sus consecuencias sobre el que los consume.

El tabaco de liar sigue al alza entre los fumadores por su precio de mercado –hasta un 20% menor que el de los cigarrillos convencionales– y por la falsa creencia de que es menos perjudicial para salud. Los datos comparativos se presentan a continuación.

Muchos consumidores pretenden no empeorar su salud por su adicción y pretenden conocer una comparativa entre tabaco de liar y tabaco convencional.

El tabaco de liar no es más ‘sano’, sino que es más dañino para las arterias.

El último estudio llevado a cabo por el centro colaborador de la OMS para el control de tabaco del Institut Català d’Oncologia revela que los fumadores de tabaco de liar captan más nicotina por cada inhalación de sus cigarrillos de liar que los fumadores de tabaco convencional.

“No es cierto que el tabaco de liar sea más natural ni más fácil de dejar”, secretario de Salud Pública de Cataluña en 2015, Antoni Mateu.

Los expertos aseguran que existen pruebas científicas que indican que los cigarrillos de liar cuentan con dosis superiores de nicotina y aditivos, y que los fumadores de este tipo de tabaco “no saben lo que consumen” porque los fabricantes no están obligados a indicar los contenidos de nicotina y alquitrán.

Es habitual recurrir a una clínica de adicciones para tratar de dejar la nicotina.

¿Tabaco de liar o tabaco convencional?

Según los últimos estudios realizados en el 2011, se descubrió que el tabaco de liar puede llegar a contener hasta el 70% más de nicotina de lo permitido en los cigarrillos convencionales, hasta el 85% más de alquitrán y el 84% más de monóxido de carbono.

Otra investigación que se realizó en 2014 que se publicó en la revista Prevención del Tabaquismo remarcaba que solo el 33% de las marcas de tabaco de liar indicaban los contenidos exactos y cantidades de nicotina y alquitrán en el paquete.

Es más, en cuanto al monóxido de carbono (CO), el etiquetado pasaba a ser “nulo” informativamente, y el estudio reveló que los fumadores de tabaco de liar presentan concentraciones más altas en su aire espirado que los de tabaco manufacturado (27,9 frente a 21,48 partículas por millón de unidades), a pesar de que estos últimos consumen más cigarrillos diarios (18,5 frente a 27,9). El motivo principal es que se quema más papel en cada calada.

Tabaco de liar: Más perjudicial y más barato

“Buena parte de los fumadores se pasan al tabaco de liar pensando que están avanzando contra la adicción al tabaco, pero es justo al revés”.

Estudio sobre tabaco de liar y tabaco convencional

Para realizar este estudio, analizaron el contenido de nicotina en la saliva de más de 2.500 entrevistados de más de 16 años que participaron en un estudio de consumo en Barcelona entre el 2004 y 2005 y 2011 y 2012.

Y lo que comprobaron es que, a pesar de que quienes lían sus cigarrillos fuman menos, los niveles medios de nicotina eran semejantes, por lo que, si la principal razón para optar por este tipo de cigarrillos es la creencia de que son menos perjudiciales y que así se fuma menos, están en un gran error: el resultado final es semejante.

Si la media de cigarrillos al día entre los que fuman manufacturado es de 15,4, entre los que lían los cigarrillos el promedio es de 12,3. Sin embargo, los niveles medios de nicotina eran de 185 para los de cajetilla y de 186 para los de liar.

La razón es que quienes fuman cigarrillos de liar fuman de forma más intensa, a veces sin filtro, y porque los de cajetilla están fabricados para mantenerse encendidos todo el tiempo y tienen una estructura de ventilación que no tienen los cigarrillos de liar.

Los consumidores crecientes del tabaco de liar, son sobre todo los más jóvenes, y es mucho más frecuente entre hombres que entre mujeres y con estudios secundarios o superiores.

Una de las consecuencias que se derivan de este estudio es la propuesta de que España debería adoptar medidas sobre el precio de este tabaco.

En conjunto estamos en la media de precios europeos, pero muy lejos de los que van en cabeza en su lucha contra el tabaquismo. Y subir el precio es una de las medidas más sencillas y eficaces de adoptar.

De todos modos, hay una buena noticia, y es que el hábito de fumar sigue en descenso. Durante el periodo analizado, el número de fumadores diarios pasó de 26,6% a 24,1%. Y los jóvenes también se han apuntado a esta tendencia decreciente: Si en el 2004 fumaba el 25% de las jóvenes de 14 a 18 años, ahora lo hace el 10%. Y entre los chicos la proporción es semejante.

Fuentes: 

Centro de investigación y tratamiento de adicciones

https://www.20minutos.es/noticia/2759614/0/tabaco-liar-cigarrillo-cajetilla-mitos-fumar-dia-mundial/
https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-08-23/el-tabaco-de-liar-mas-peligroso-que-el-cigarrillo_179556/

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco y marihuana

El problema de mezclar tabaco y marihuana

By Cannabis y Marihuana, Nicotina, Noticias, Tabaco

Fumar cannabis con tabaco es habitual entre los consumidores de cannabis europeos, sin embargo en Estados Unidos no es así. Los recientes informes de la organización británica Global Drug Survey aseguran que el 90% de los consumidores europeos de marihuana, cannabis o hachísmezclanmarihuana y tabaco.

Por contra, esta práctica tan extendida en Europa no es igual en los Estados Unidos, donde tan solo el 8% de los consumidores de cannabis hacen la mezcla con tabaco. Los estadounidenses prefieren consumir marihuana sola.

El problema de mezclar tabaco y marihuana es algo que desconocen la mayoría de consumidores. La mezcla en realidad no hace nada más que perjudicar a nuestra salud.

Según desveló el estudio conjunto entre instituciones y universidades inglesas, mezclar marihuana con tabaco eleva la dependencia a ambas sustancias. Además provoca que sea mucho más difícil abandonar el consumo de cualquiera de las dos.

Cabe matizar incluso, que la alta tasa de mortalidad de los usuarios de tabaco, que cada año se sitúa en torno a los 8 millones de personas, se ve afectada por este tipo de mezclas.

Efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana mezclada

Uno de los principales riesgos de fumar dicha mezcla, son los efectos nocivos de fumar tabaco y marihuana producen en el organismo, además del daño que provoca el propio tabaco.

Como bien se conoce, el tabaco contiene nicotina, una de las sustancias más adictivas que provoca una gran dependencia, provocando síndrome de abstinencia al tabaco cuando se deja de consumir.

Además, la nicotina es la responsable del incremento de determinadas hormonas en sangre que provocan alteraciones en el metabolismo o aceleran el ritmo cardiaco o la presión arterial, entre otras muchas consecuencias.

A pesar de esto, la combustión que se produce al fumar rompe los enlaces químicos de los compuestos orgánicos presentes en las plantas y los transforma en radicales libres.

Estas moléculas se encargan del envejecimiento de las células, a la vez que provocan enfermedades cardiovasculares y aumentan el riesgo de cáncer, principalmente en la zona bucal, la faringe y el esófago, principalmente.

Conclusión de mezclar tabaco y marihuana

Más allá de si produce más y mejores efectos, las consecuencias del consumo de estas drogas no son favorables para el organismo, en ninguna de sus características.

Es más, la mayoría de consumidores de marihuana, cannabis o hachís, acaban necesitando ayuda médica y terapéutica para poder dejar los porros mediante un tratamiento de desintoxicación de cannabis.

En CITA realizamos tratamientos multidisciplinares para rehabilitar a adictos a drogas. Puedes informarte del tratamiento en la web de nuestro centro de adicciones.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco

Lo que NO sabes de los cigarrillos electrónicos

By Nicotina, Noticias, Tabaco

Las nuevas tendencias en el mercado del tabaco nos sitúan frente a un producto innovador conocido como; Cigarrillos electrónicos.
El tabaco es mundialmente conocido desde tiempos inmemorables por la adicción a la nicotina. En la mayoría de los casos se produce mediante el consumo de cigarrillos y con menor frecuencia a través del consumo de habanos, cigarros, pipas y otros. Se diagnostica como fumador aquella persona que fuma con mayor o menor frecuencia, solo o acompañado, a lo largo del día.
Cada país tiene un consumo distinto y se podría decir que en función de la zona geográfica, se consume una mayor o menor cantidad. Entonces, vamos a hablar sobre este nuevo producto extendido también por todo el mundo.

Algunos cigarrillos electrónicos son más peligrosos que la nicotina

Científicos norteamericanos han llegado a la conclusión de que algunos componentes que contienen ciertos cigarrillos electrónicos son más tóxicos que la propia nicotina.
En concreto, los líquidos que sirven de aditivos para los cigarrillos electrónicos son de muchos tipos y algunos de ellos, como el propilenglicol y la glicerina vegetal, ofrecen más toxicidad que la nicotina.
El debate que se abre es importante si tenemos en cuenta, por ejemplo, que entre el 15 y el 25% de los norteamericanos de entre 16 y 18 años, y el 15% de los adultos, han hecho uso de los cigarrillos electrónicos.

Los investigadores hablan de los cigarrillos electrónicos

Los investigadores desarrollaron un sistema para evaluar niveles de toxicidad que utiliza placas de plástico con cientos de pequeñas hendiduras, en las que células humanas de rápido crecimiento están expuestas a diferentes líquidos para cigarrillos electrónicos. Cuanto más reducen estos líquidos las tasas de crecimiento de las células, mayor es su toxicidad. Los principales ingredientes de estos líquidos, el propilenglicol y la glicerina vegetal, han sido considerados no tóxicos cuando se administran por vía oral pero, en este caso, el usuario inhala los vapores del cigarrillo electrónico.

Cigarrillos electrónicos al detalle

Los científicos de la UNC descubrieron que pequeñas dosis de estos dos compuestos orgánicos reducen significativamente el crecimiento de las células estudiadas.
Además de estos ingredientes básicos, los líquidos incluyen pequeñas cantidades de nicotina y compuestos aromatizantes, que también aumentan la toxicidad de estos cigarrillos.
Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron 148 líquidos para cigarrillos electrónicos, realizando una cromatografía de gases estándar y una prueba de espectrometría de masas de los ingredientes.
Los biólogos descubrieron que, por un lado, los ingredientes varían enormemente entre los distintos productos probados y, por otro, que el uso de más ingredientes significa una mayor toxicidad en estos dispositivos. Además, se descubrió que los mayores efectos de toxicidad provienen de dos compuestos de sabor, la vainillina y el cinamaldehído, que se usan ampliamente en los líquidos de los cigarros electrónicos.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

mapa europa

¿Cómo está el mercado del tabaco en Europa?

By Nicotina, Noticias, Tabaco

¿Te has preguntado alguna vez sobre el mercado del tabaco en Europa? Parece razonable pensar que en cada región, país y zona geográfica haya un tipo de consumo distinto a otra, y así es. El tabaco es una adicción a la nicotina, y esta adicción puede tratarse de igual que todas las adicciones.

Si no leíste el post sobre desintoxicación del tabaco te recomendamos que lo leas ya que habla un poco más a fondo de por qué el tabaco es adictivo y como este afecta sobre nuestro propio cuerpo.

El mercado del tabaco en Europa

El matemático y lingüista checo, Jakub Marian, ha elaborado un mapa de Europa tomando como referencia los datos de consumo de cigarrillos por persona y año.

A partir de estadísticas del año 2016 de The Tobacco Atlas, constatamos en el mapa que el país con mayor consumo de cigarrillos por cabeza es Bielorrusia, con 2.911 cigarros. A continuación, se sitúa Macedonia, con 2.785; Albania, con 2.492; Bélgica, con 2.441 y la República Checa, con 2.428 cigarrillos.

En el extremo opuesto, los países donde menos se fuma son: Noruega (con 553 cigarrillos), Suecia (con 716), Reino Unido (con 828), Islandia (con 848) e Irlanda (con 976). Estos son los únicos países en los que se fuman menos de 1.000 cigarrillos por año y habitante.

España, el mercado del tabaco en Europa

España no está cerca de los peores países, pero sí por encima del millar de cigarrillos, con 1.499 por cabeza al año. En este sentido, España supera a Portugal (1.133), Francia (1.090) o Italia (1.493 cigarrillos).

Por lo tanto, España no está en el top de países con mayor consumo de tabaco, pero si estamos por encima de algunos de nuestro vecinos europeos. Es decir, que el mercado del tabaco en Europa tiene a España en el punto de mira.

Los sustitutos del tabaco ¿Sí o no?

Muchos fumadores prueban sustitutos como chicles o parches de nicotina, pero, muchas veces, en lugar de ayudarles a liberarse, prolongan y refuerzan la adicción.

Se ha invertido grandes cantidades de dinero para tratar de encontrar una alternativa inocua al tabaco.

Hace ya algún tiempo, algunas compañías tabaqueras intentaron crear cigarrillos sin nicotina. Gastaron una fortuna en investigación y promoción, pero después lo fueron dejando. Las compañías tabaqueras se dieron cuenta de que, sin nicotina, podrías fumar sustitutos más limpios pero nunca tendrías la falsa sensación de disfrutarlos. Se dieron cuenta de que la adicción a la nicotina no es sólo uno de los peligros de fumar, sino que es el único motivo de que la gente siga fumando.

Los adictos a la heroína no disfrutan inyectándose. Es sólo el ritual por el que pasan para tratar de acabar con el pánico que les produce la ausencia de la droga. Fumar es el ritual que los adictos a la nicotina realizan para tratar de obtener exactamente lo mismo.

Los no fumadores no pueden imaginar el pánico que te hace encender un cigarrillo. Hay grandes similitudes entre la adicción a la nicotina y la adicción a la heroína. No obstante, hay una diferencia clave: los adictos a la heroína saben que sólo se inyectan para obtener heroína, mientras que los adictos a la nicotina creen que fuman porque disfrutan fumando. Fumar es una adicción mucho más sutil que la heroína.

Mientras sigamos viendo el fumar como algo que proporciona placer, seguiremos atrapados en la trampa de la nicotina, bien sea fumando o buscando sustitutos. Creemos que los disfrutamos porque parecen rellenar esa sensación de vacío e inseguridad de la falta de nicotina en el cuerpo. Lejos de liberarnos de esta sensación, el primer cigarrillo la inició, y cada cigarrillo siguiente simplemente ha ido haciendo que la suframos una y otra vez. Una de las maravillosas ventajas de dejar el tabaco es saberse permanentemente libre de esa sensación.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco

Todos los fumadores mienten

By Nicotina, Noticias, Tabaco

La mayoría de los fumadores se enganchan debido a la influencia de sus amigos y familiares fumadores.

Si tratas de escapar de la trampa pero no dejas de volver a caer en ella una y otra vez, el momento en el que regresas suele estar vinculado con una crisis y con la inevitable buena intención de un fumador dispuesto a confortarte con un cigarrillo.

Los fumadores enganchan a otra gente al propagar el mito de que fumar es agradable, y no se paran ahí. Algunos exfumadores se ven fascinados por la idea de un cigarrillo y un amigo fumador que selo proporciona, pero no ven la advertencia: ‘Vas a volver a engancharte’

‘Nunca voy a comprar’, afirma el exfumador reincidente. Mientras tanto, el fumador disfruta en secreto del hecho de que su amigo necesite un cigarrillo porque le hace sentirse menos estúpido sobre su propia adicción.

A veces, el ‘incitador’ se empeña en proporcionar cigarrillos a su amigo y luego llega el lamentable momento en que el exfumador (que unos días antes se sentía libre de las garras del cigarrillo) tiene la opción de escapar o de comprar un paquete y sentirse humillado delante de su familia y amigos. El resultado es inevitable. Tratará de mtigar sus sentimientos de humillación con la excusa de que sólo ha comprado el paquete para devolver los cigarrillos que le habían ofrecido, pero es obvio que, de hecho, ha vuelto a caer en la trampa.

Todos los fumadores mienten. No sólo se mienten a sí mismos, también a los demás. Y es así porque ¡tienen que hacerlo! Ya es suficientemente malo ser un fumador y cerrar nuestra mente al veneno, a la tos, al carraspeo, a la esclavitud y a la humillación. Si tenemos que enfrentarnos a ello, la pesadilla será increíble. Al final terminamos creyendo nuestras propias mentiras y las del resto de fumadores.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

señor antiguo

Los orígenes del tabaquismo

By Noticias, Tabaco

A causa del efecto embriagador del tabaco, esta nueva droga fue en un primer momento mal vista por la autoridad. El puerto de Barcelona fue uno de los lugares donde se vio fumar por primera vez tabaco en Europa.

El rey Jacobo I de Inglaterra prohibió el tabaco en 1604 porque ‘su humo evoca un infierno insufrible’. Otros reyes nórdicos opinaban igual: Gustavo Adolfo III de Suecia opinaba que ‘no hay nada tan abominable es este mundo como este humo, excepto la lengua alemana’.

En Oriente, los primeros fumadores fueron objeto de una persecución particularmente salvaje: en el Imperio Otomano eran conducidos al cadalso. En Irán, a unos comerciantes de tabaco se les cortó públicamente la nariz en 1610, procedimiento definitivo que evitaba que pudieran volver a aspirar rapé. En Rusia, un zar ordenó la tortura de los fumadores hasta que denunciasen al proveedor y que se les cortase la nariz a los dos; los reincidentes eran azotados o condenados a muerte. Los mercaderes propagaron el tabaco con tanta rapidez que, en China se empezó a fumar poco tiempo después que en Europa, a pesar de que también allí, su carácter subversivo de los valores tradicionales le costó la cabeza a más de uno.

En tierras cristianas, el Papa Urbano VIII excomulgaba, hacia 1642, a quien fumaba cerca de los templos.

Pero a pesar de las prohibiciones o quizás estimulado por ellas, el tabaco se extendió de tal manera que en el siglo XVII ya se consumía en todas partes, ya fuese en pipa, masticado, en cigarro o esnifado en polvo. De este modo, el tabaco se fue popularizando por el viejo continente, no como medicina sino por sus propiedades embriagadoras y narcóticas.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

tabaco de liar

La realidad sobre el tabaco de liar

By Noticias, Tabaco

Hace unos días se conmemoró el Día Mundial Sin Tabaco, un hábito que causa unas 60.000 muertes al año en España. Además, el tabaquismo es la principal causa de muerte evitable en el mundo y es responsable de una pérdida media aproximada de 10 años de vida.

Se relaciona con más de 25 enfermedades y tiene una relación causal con el 30% de todos los cánceres, con enfermedades respiratorias (75% de bronquitis crónica, enfisema y asma) y con enfermedades cardiovasculares (25% de cardiopatía isquémica).

tabaco de liar

Y sin embargo, esta adicción cuenta aún con falsas creencias, como, por ejemplo, que el tabaco de liar es más natural y sano que el tabaco empaquetado.

La subida de los precios de la cajetilla de tabaco y la crisis económica hizo que muchos fumadores sustituyeran las cajetillas convencionales por envases de tabaco de liar, más baratos y sobre los cuales existe una creencia popular de que es menos dañino para la salud.

Cosas que no sabes sobre el tabaco de liar

Pero esta creencia está lejos de la realidad. Ya en 2014, expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) advertían de que al fumar tabaco de liar se aspira más monóxido de carbono que si se fuma un cigarrillo convencional. No es cierto, por tanto, que el tabaco de liar sea más natural ni más fácil de dejar.

Al contrario, existen pruebas científicas que indican que los cigarrillos de liar cuentan con dosis superiores de nicotina y aditivos, y que los fumadores de este tipo de tabaco no saben lo que consumen porque los fabricantes no están obligados a indicar los contenidos de nicotina y alquitrán.

Conclusiones del estudio

Según las conclusiones de un estudio publicado en 2011 por el Centro de Investigación y Control de la Calidad del Instituto Nacional de Consumo, el tabaco de liar puede llegar a contener hasta el 70% más de nicotina de lo permitido en los cigarrillos convencionales, hasta el 85% más de alquitrán y el 84% más de monóxido de carbono.

Asimismo, la investigación llevada a cabo en 2014 por Separ y publicada en la revista Prevención del Tabaquismo incidía en que sólo el 33% de las marcas de tabaco de liar indican los contenidos de nicotina y alquitrán en el paquete, y, en el caso del monóxido de carbono, el etiquetado es nulo.

Conclusión: ¿Es mejor el tabaco de liar que el normal?

Dicho estudio sobre el tabaquismo revelaba que los fumadores de tabaco de liar presentan concentraciones más altas de monóxido de carbono (CO) en su aire espirado que los de tabaco manufacturado, a pesar de que estos últimos consumen más cigarrillos diarios.

El motivo principal es que se quema más papel en cada calada. Los resultados de la investigación constataron que el 30% de los fumadores de tabaco de liar confesó que cambiaron al consumo de este tipo de tabaco pensando que era más saludable. Como consecuencia, todos ellos presentaban una mayor dependencia por la nicotina y menor motivación para abandonar el hábito que los fumadores de cigarrillos convencionales.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

chica rompiendo tabaco

Propuestas para reducir la adicción a la nicotina

By Noticias, Tabaco

En el centro de desintoxicación sabemos que la nicotina es una poderosa y peligrosa droga adictiva que es muy fácil de adquirir a un precio demasiado bajo, y que consecuentemente provoca un daño enorme a los individuos y a la sociedad.

El peligro de la adicción a la nicotina para la salud pública consiste en las enfermedades crónicas, muerte causada por fumar, daño al feto de la embarazada, grandes adictos al tabaco y efectos menores para la salud de los fumadores pasivos. En un mundo ideal, los productos del tabaco deberían prohibirse por completo, no ser manufacturados ni vendidos.

Posiblemente, si hace un siglo se hubiese conocido su coste para la salud, la prohibición total de productos de nicotina podría haber salvado millones de vidas. Sin embargo, establecer la prohibición ahora, cuando millones de personas ya son adictas, acarrearía nuevos costes significativos de muchos tipos. Desde la perspectiva de la reducción de daños, se pueden utilizar pasos que serían efectivos, excepto la prohibición absoluta.

Primero: Hacer más difícil para los menores la obtención de cigarrillos. Numerosos países tienen leyes que prohíben la venta a los menores, pero no siempre se cumplen. Prohibir las máquinas que expenden cigarrillos tendría un impacto beneficioso.

La medida más útil podría ser la restricción de la venta de productos de tabaco a las tiendas de licores, donde los medios efectivos de evitar la venta a menores han sido eficaces. Al mismo tiempo, si negar a ningún adulto el derecho a comprar productos del tabaco, sería menos cómodo para ellos que ir simplemente a la tienda de al lado.

Segundo: Regular más estrictamente la publicidad de cigarrillos e invertir fondos públicos en carteles sobre los mostradores de venta.

Tercero: Aumentar los impuestos sobre los productos del tabaco para reducir el consumo, pero sin subirlo demasiado para no generar un mercado negro significativo, y destinar exclusivamente los impuestos generados a la educación de la prevención (incluyendo anuncios antitabaco), al tratamiento de los fumadores empedernidos y a la investigación en la adicción a la nicotina.

Las principales razones de este cambio serían romper el acuerdo inmoral por el cual el gobierno se beneficia de la venta de esta sustancia verdaderamente destructiva, y evitar cualquier ambivalencia por parte del gobierno sobre la conveniencia de reducir el consumo de tabaco. Además, sumas sustancialmente más importantes estarían disponibles para la educación preventiva, el tratamiento y la investigación, sumas que irían decreciendo en proporción a la disminución de la necesidad conforme el consumo bajase.

Cuarto: Continuar estableciendo nuevas regulaciones restrictivas sobre dónde y cuándo se permite fumar. Como el número de adictos a la nicotina decrece, tales restricciones serán progresivamente aceptadas y reclamadas por la mayoría.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.