Skip to main content

Son muchas las causas por la cual alguien empieza a consumir. Pero las más habituales son las siguientes:

Curiosidad

Algo muy habitual, sobretodo en los jóvenes, es que inicien el consumo por simple curiosidad. Estos lo hacen influidos por la información recibida del entorno o de los media de comunicación.

Aunque el consumo haya sido por puro entretenimiento, puede llegar a originar una adicción.

Presión de grupo

Otra causa muy común en la drogadicción es la presión de grupo, habitual en los jóvenes también. Si el entorno del joven es consumidor, es muy probable que también acabe consumiendo. Ya sea por el punto comentado anteriormente, la curiosidad, o bien la presión de grupo.

El objetivo de consumir cuando uno se siente presionado es hacerlo para encajar y integrarse en dicho grupo.

Esta presión de grupo no solo se experimenta entre los jóvenes, también lo podemos ver en cualquier edad. Ámbitos como el trabajo o entrar a formar parte de nuevas clases sociales pueden ser factores de presión en adultos.

Influencia

Este punto tiene relación con el anterior. Ya que la presión de grupo también es influencia. Pero ahora nos centraremos más en el ámbito familiar.

Recuerdo traumáticos

Tener una vivencia traumática no es equivalente a desarrollar conductas o hábitos de drogadicción, pero si es verdad que se ha visto una relación. Muchas personas con recuerdos traumáticos encuentran en las drogas una vía de escape que les ayuda a llevar situaciones complicadas. Olvidar estos recuerdo es el objetivo del consumo.

Problemas de sueño

Muchas personas experimentan cada vez más problemas con el sueño. Este consumo se empieza cuando, por ejemplo, personas que trabajan por las noche y tengan que dormir durante el día. Sin embargo, si la persona comienza a obstinarse con las horas de sueño y el cansancio, el consumo repetitivo de estos medicamentos o drogas puede llegar a provocar una adicción seria.
Imitación

También se ha registrado casos de drogadicción que se inician al consumo por la influencia de personas conocidas o personajes públicos. Estos casos, los solemos ver en edades muy tempranas lo cuales quieren imitar sus conductas.