Skip to main content

¿Cuándo se considera alcoholismo?

Beber alcohol es un fenómeno socialmente aceptado pero si este consumo empieza a generar problemas graves en tu vida y aún así sigues bebiendo es cuando significa que hay existencia de un trastorno. Los alcohólicos cada vez necesitan más cantidad de alcohol para lograr los mismos efectos.

El alcoholismo es una enfermedad crónica que puede llegar a ser incluso mortal. Es originada por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, que interfieren en la salud física, mental, social y/o familiar.

Podrías agrupar la dependencia en dos tipos, la física y la psicológica. En el primer caso, se revela por sí misma cuando se interrumpe la ingesta de alcohol con síntomas muy claros, como temblores, sudoración, etc. En cuanto a la dependencia psicológica, una vez superada la dependencia física comienza el verdadero trabajo y es enseñar a la persona a lidiar con sus emociones y situaciones sin recurrir al uso del alcohol. 

¿Cómo ayudar a un alcohólico?

Es muy habitual que en situaciones dónde algún miembro de la familia o entorno cercano es alcohólico no se sepa qué hacer y cómo actuar.  El primer paso para poder ayudar a un adicto es que el entorno reconozca el problema, ignorar su comportamiento con la bebida no ayudará en nada al individuo. Por eso es vital tener una posición de querer ayudarle y no de culpabilizar, se tiene que ser capaz de afrontar el tema de manera proactiva y colaborativa. Para ello, es muy importante tener en cuenta la manera con que hablamos con el adicto sobre la situación que se esta viviendo. Incluirnos en frases ayudará al individuo a ver que no esta solo y que tiene todo el apoyo de sus seres queridos, de esta manera tendrá más fuerza para afrontar el proceso de desintoxicación.

Para ayudar a la persona adicta el entorno tiene que tener algún control de la situación. Uno de los síntomas de ser adicto es que  pierdes el control y no se es capaz de gestionar el consumo del alcohol, en este caso. Una de las formas más útiles es controlar el dinero del individuo, de esta manera se sabrá cuanto dinero lleva y cuanto se gasta en todo momento.

El entorno cercano el cual está ayudando a la persona a salir del alcoholismo debe estar pendiente en todo momento y evitar la exposición de posibles estímulos

Como en cualquier adicción pedir ayuda a profesionales es vital para una buena recuperación y hacerlo es muy importante ya que das el primer paso hacia delante. Si el seguimiento esta seguido en todo momento por profesionales experimentados el proceso será mucho más llevadero y controlado. La elección de un centro de desintoxicación es muy personal y se tiene que adaptar completamente a las necesidades de la persona adicta.


¿Qué no debes hacer con un alcohólico?

No es fácil estar mantener una relación con una persona que tiene un problema con la bebida. Se necesita mucha paciencia y amor. Es muy importante establecer alguno límites para sus propias acciones de manera que no incite el comportamiento de la persona ni deje que lo afecte.

  • No mienta ni invente excusas para el consumo de alcohol de su ser querido.
  • No se haga cargo de las responsabilidades de su ser querido. Esto solo ayudará a la persona a evitar las consecuencias de no hacer las cosas que debería.
  • No beba con su ser querido.
  • No discuta con su ser querido cuando ha estado bebiendo.
  • No se sienta culpable. Usted no provocó que su ser querido bebiera y usted no puede controlarlo.

¿Cómo es la recuperación alcoholismo?

La recuperación del alcoholismo no es igual para todos ya que en CITA adaptamos el tratamiento de desintoxicación según las necesidades de cada paciente. A partir de una primera sesión se elabora un tratamiento el cual empezará por la desintoxicación de la propia sustancia. Durante esta fase es probable que aparezca el famoso síntoma de abstinencia el cual se realizará una prevención a partir de medicamentos. En la segunda fase de la recuperación del alcoholismo trabajaremos la deshabituación de la sustancia dónde se superará la dependencia física y se empieza a tratar la dependencia psíquica. Por último en la fase de rehabilitación se ofrece una terapia ambulatorio dónde el individuo puede utilizar para evitar posible recaídas. En todo momento mantenemos estrecho contacto con el paciente y sus familiares.