Skip to main content
deshabituación alcohólica

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo es la adicción a dicha sustancia, consumirla es una acción aceptada socialmente pero si abusas puede conllevar a una adicción con consecuencias muy graves. En muchas ocasiones se recurre a este sustancia para evadir problemas personales. El problema del alcohol es que si el consumo es recurrente el cuerpo acaba creando tolerancia hacia esta sustancia y el individuo cada vez tiene que beber mayores cantidades para tener el mismo efecto.

En este tipo de adicción no solo afecta al individuo de manera psicológica y física sino también a la familia y su círculo social cercano. Una persona alcohólica a lo largo del tiempo que es adicta se va deteriorando como persona ya que cada prioriza beber antes que quedar con sus familiares, tiene problemas económicos, provoca problemas en casa, es muy probable que pierda el trabajo debido a una desmotivación por sus responsabilidades laborales.

Durante el proceso de la desintoxicación alcohólica consta de tres grandes procesos. En primer lugar hablamos de la desintoxicación de la sustancia, después de la deshabituación y por último, la reinserción.

¿Qué es la deshabituación alcohólica?

En este post hablaremos concretamente de la segunda fase, la deshabituación alcohólica. Esta fase es la superación de la dependencia psicológica y la consecuencias psicopatológicas y sociales a causa de la adicción, con el objetivo de evitar futuras recaídas. Esta fase se lleva a cabo con pacientes que ya están desintoxicados y con el síndrome de abstinencia superado, el objetivo es lograr que el paciente llegue a vivir sin consumir y tener hábitos saludables. Es por eso que es muy importante que psicólogos y socioterapeutas que tratan al individuo sean capaces de fortalecer habilidades personales y sociales para lograrlo.

Clínicas CITA es un centro de desintoxicación con más de 40 años de experiencia en todo tipo de tratamiento de adicciones. Disponemos de un equipo de profesionales altamente cualificado para responder con profesionalidad ante cualquier situación. Ofrecemos un tratamiento totalmente personalizado para cada paciente según el nivel de adicción y sus necesidades, a partir de una primera sesión se elabora un tratamiento y se le asigna un equipo de profesionales que le seguirá durante todo el proceso de desintoxicación. En todo momento habrá comunicación con la familia para que estén al corriente de la situación.

Es importante acudir a profesionales para pedir ayuda y elegir el centro que mejor se adapte a las necesidades del individuo. Este es el primer paso hacía delante para recuperar la vida de la persona adicta y de las personas que le rodean.

¿Cuál es el objetivo de la deshabituación de la sustancia?

Como ya hemos dicho anteriormente, la deshabituación es la superación psicológica de la dependencia de la sustancia, en este caso, el alcohol. Los principales objetivos de esta segunda fase de un tratamiento de adicciones son:

Objetivos de corto plazo

  • Recuperación de las secuelas somáticas, como alteraciones fisiopatológicas, trastornos de los ritmos vitales. Recuperación también de las secuelas médicas y una definitiva eliminación de residuos tóxicos.
  • Restablecimiento de las secuelas psico-patológicas con una recuperación de los trastornos psicológicos connotativos a la drogodependencia.
  • Superación de los estigmas inherentes al tipo de vida llevado, como por ejemplo, descuido persona, aseo, alimentación, entre otros.

Objetivos a medio plazo

  • Es donde más efectivamente se lleva a cabo el proceso de deshabituación y reestructuración personal, por lo que es necesario un tiempo suficiente, un buen equipo profesional que haga seguimiento y los métodos de trabajo más adecuados para cada caso.
  • Introducción de mensajes saludables, constructivos y definitivos.
  • Maduración psicológica y culminación de la recuperación.
  • Formación cultural y/o académica.
  • Trabajo familiar continuado.
  • Gestión social, laboral, social individualizada.

Objetivos a largo plazo

  • Puesta a prueba de los elementos reestructuradores aprehendidos y fortificación de los mismos.
  • Resolución del trabajo familiar, sociolaboral, etc.
  • Comprobación de las pautas saludables de vida desarrolladas en el anterior ciclo.
  • Intensificación de las medidas de inserción social.