Skip to main content
las drogas más adictivas

¿Qué drogas son las más adictivas? ¿Qué criterios hay que utilizar para evaluarlas?

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.

La capacidad de una droga para ser adictiva puede establecerse en función del daño causado, de su capacidad de activar el sistema dopamínico del cerebro, del placer subjetivo que aporta al consumidor, de la intensidad del síndrome de abstinencia provocado, y de la facilidad de enganchar a quien la consuma.

Según algunos especialistas en drogadicción, ésta sería una posible clasificación orientativa, teniendo en cuenta la totalidad de las variables que pueden considerarse:

  • La heroína es considerada la droga más adictiva y recibe el máximo de puntuación, si consideramos que es también la más peligrosa ya que la dosis que puede causar la muerte es sólo cinco veces mayor que la utilizada para colocarse. Asimismo, la heroína ha sido etiquetada como la segunda droga más nociva, si tenemos en cuenta el daño que causa tanto a los consumidores como a la sociedad.
  • La cocaína interfiere directamente en el uso que el cerebro hace de la dopamina para transmitir mensajes de una neurona a otra. En experimentos realizados con animales, la cocaína hizo que los niveles de dopamina se elevasen más de tres veces por encima del nivel normal. Se calcula que entre

14 y 20 millones de personas consumen cocaína en el mundo. Alrededor del 20% de las personas que prueba la cocaína se convertirán en dependientes de ella. Esta droga es parecida a otros estimulantes adictivos, como la metanfetamina y la anfetamina.

  • La nicotina es la principal sustancia adictiva del tabaco y podría ser considerada la tercera

sustancia más adictiva. Puede que haya más de 1.000 millones de fumadores en todo el mundo y se prevé que, para 2030, el tabaco acabe con la vida de más de ocho millones de personas al año.

  • Los barbitúricos, que se utilizaron inicialmente para tratar la ansiedad e inducir el sueño. Interfieren en las señales químicas del cerebro, lo cual hace que diversas regiones cerebrales dejen de funcionar. A dosis bajas producen euforia, pero a dosis más elevadas pueden ser letales porque inhiben la respiración.
  • El alcohol causa múltiples efectos en el cerebro. Alrededor del 22% de las personas que han tomado una copa, desarrollarán una dependencia al alcohol a lo largo de su vida. La Organización Mundial de la Salud ha calculado que, en 2002, 2.000 millones de personas consumieron alcohol, y que en 2012 murieron tres millones por el daño causado por la bebida causó a su cuerpo. Sin embargo, otros especialistas consideran que el alcohol debería ser considerada como la droga más perjudicial de todas.