Skip to main content

El Adderall es una anfetamina, las cuales pertenecen al grupo de los estimulantes del sistema nervioso central y provocan una estimulación tanto de la atención como el rendimiento físico, por eso se utiliza en el tratamiento de TDAH.

El problema viene cuando el individuo se toma este fármaco sin tener diagnosticada esta patología, ya que puedes sufrir efectos adversos.

En dosis pequeñas y pautas por un profesional, este fármaco

¿Cuáles son los efectos del Adderall?

Entre los principales efectos del Adderall, los podemos catalogar como efectos positivos y negativos. En cuanto a los primeros, ayuda a aumenta los niveles de energía y la motivación. También mejora el mantenimiento de la concentración, por eso se usa en tratamientos del TDAH. Este fármaco también ayuda a la disminución de la impulsividad mejorando su control.

En cuanto a los efectos negativos, puede aumentar la actividad física nerviosa provocando actos como el de rechinar los dientes, rascarse mucho, jalar el pelo. También provoca o empeora la taquicardia, hipertensión, los síntomas de psicosis, como la paranoia, entre muchos.

efectos del adderall

¿Y los efectos a largo plazo?

Los estimulantes como Adderall aumentan la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y el uso o abuso repetido, particularmente en dosis altas, pueden crear una variedad de problemas médicos desde un derrame cerebral hasta una convulsión o un ataque cardíaco.

Las personas que abusan de una gran cantidad de Adderall durante un largo período de tiempo pueden experimentar:

  • Dificultades para dormir
  • Incapacidad para concentrarse
  • Falta de motivación
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Letargo
  • Fatiga
  • Agresión
  • Pensamientos suicidas
  • Cambios de humor
  • Paranoia
  • Alucinaciones
  • Ansiedad
  • Ataques de pánica
  • Enfermedad del corazón
  • Pérdida de peso
  • Dolores de cabeza
  • Temblores
  • Estreñimiento

Las dosis del Adderall tiene que estar pautadas por un profesional, ya que si no se siguen la cantidad ni la frecuencia puede provocar unos efectos secundarios muy peligrosos. Esto es lo que pasa cuando se consume este fármaco como droga estimulante, no se controlan las dosis.

En dosis altas también puede generar neurotoxicidad y pérdida de facultades cognitivas, alucinaciones y delirios y problemas renales. Asimismo en determinadas dosis es posible que Adderall provoque adicción (si bien en las dosis terapéuticas este riesgo

Es por ello que resulta contraindicada para personas con problemas cardíacos, diabetes, problemas renales o hepáticos, trastornos psicóticos, anorexia nerviosa, glaucoma, problemas tiroideos, epilepsia, bipolaridad, síndrome de Tourette o depresión. También está contraindicada para diabéticos.

¿Genera adicción el Adderall?

Siempre que se sigan las pauta establecidas por el profesional en cuanto a dosis y frecuencia se ha podido ver que Adderall no es adictivo ni aumenta el riesgo de abuso

Sin embargo, el hecho de que las anfetaminas mejoren la atención y concentración en todas las personas y no solo en las que tienen TDAH, aumenta la probabilidad de que se usen incorrectamente. Por ejemplo, estudiantes que las usan para estudiar. También puede que las usen personas que tienen otras adicciones.

Si tienes alguna dependencia a un fármaco o alguien cercano a ti tiene algún tipo de adicción, ya sea a sustancia o comportamental. No dudes en contactar con nosotros. En Clínicas CITA somos expertos en tratamientos de adicciones, podemos recuperar tu vida.