Skip to main content

En CITA nos gusta brindar testimonios a través de la web. Testimonios de pacientes que están o han estado en el centro y que han superado o han tomado la decisión de llegar a superar una adicción. La lucha contra la adicción es dura y por eso estos testimonios nos parece que pueden ser una contribución valiosa para aquellos que pudieran estar a punto de recorrer ese camino, a veces difícil, pero que otros han caminado antes que ellos.

Papá vuelve a ser feliz

De repente, abrí los ojos. ¿Había sido sólo un sueño?  ¡Lamentablemente, NO !

Desperté después de varios días de un coma profundo con la tierna mirada de mi madre.

Fui cobarde. Muy cobarde. Una inexistente autoestima y una tortura longeva y  dolorosa, me llevaron a un pozo demasiado profundo, lleno de tristeza y amargura, que sólo me daba consuelo cuando podía estar contigo o escuchaba tu voz.

Quise trepar por una cuerda para salir de él, utilizando herramientas que creí serían de ayuda, pero volví a equivocarme. Sólo ayudaban a que mi pena fuera aún más grande, añadiendo una personalidad destructiva, solitaria y sin autoestima.

NO MERECIAS UN EJEMPLO ASÍ.

Decidí finalmente bajar los brazos.  Lo siento mucho.

Después del fin de semana de estar contigo, llegó el lunes. Nos dispusimos a ir al hospital ya que, después de estar en coma, era aconsejable realizar un TAC para descartar cualquier secuela.

Me pareció muy extraño ir hacia Dosrius y, aún más, por un camino de montaña. Todo encajó cuando leí “CITA: Centre d’Investigació i Tractament d’Adiccions “ Dos horas más tarde y, después de ser yo quién tomara esa decisión, estaba con un grupo de gente desconocida, en una casa desconocida, con unos profesionales desconocidos, en un pueblo desconocido, pero sentía que estaba en el sitio adecuado porque lo único que quería era recuperarme para ser feliz y ser un ejemplo para ti.

Han transcurrido tres semanas desde entonces.  No puedo expresar con palabras lo que siento. VUELVO A SER YO. Quizás todavía sea pronto, pero VUELVO A SER YO. CITA, los profesionales, mis seres queridos (familiares y amigos), mis amigos (me refiero a los pacientes que tanto han compartido conmigo y tanto me han dado), mis ganas de vivir, mis ganas de no volverte a fallar, saber que me necesitas, saber que soy tu referente, saber que me quieres…

Eres lo más importante en mi vida y haré todo lo que haga falta para que estés orgulloso de mí.

Te quiero Lucas. Papá vuelve a ser feliz.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.