Skip to main content
Pastillas para estudiar

Hay una amplia variedad de sustancias las cuales ayudan y aumentan la actividad cerebral proporcionando mayor concentración. El consumo de dichas sustancias es muy común entre los estudiantes para mejorar su rendimiento.  Estas sustancias son diseñadas con fines sanitarios. Es decir, que se venden bajo una receta médica a persona que padecen trastornos psicológicos. El problema viene cuando estos pacientes que la adquieren con receta después venden  dichos medicamentos en el mercado negro.

Este tipo de pastillas, comúnmente conocidas como las pastillas de la inteligencia, es cada vez, más común entre los estudiantes. Son sustancias estimulantes que inciden en la actividad cerebral mejorando la capacidad de atención y concentración. Reducen el cansancio, el estrés y aportan más energía mental.

¿Cuál es el objetivo de tomar pastillas para estudiar?

Como hemos comentado anteriormente, estos fármacos aportan energía mental para poder realizar cualquier tarea con mayor eficacia, inmediatamente después de tomarlos.

Pero en realidad este tipo de fármacos se crearon para controlar algunos trastornos psicológicos, como por ejemplo el TDAH. Los medicamentos más comunes que se recetan son el Adderall, Dexedrine y Vyvanse que contienen anfetaminas o bien, el Ritali y Concerta los cuales contienen metilfenidatos.

Las principales sustancias que utilizan los adolescentes para estudiar mejor son:

  • Gamalate: este tipo de pastillas se utilizan para mejorar la concentración y la memoria. También son útiles para combatir el estrés y el cansancio. Es muy común en épocas de exámenes.
  • Mentix: es una de las más utilizadas ya que ayuda a estar despierto más horas promoviendo el estado de vigilia.
  • Las bebidas energéticas también es una sustancia muy común ya que provoca un aumento de la hiperactividad.
  • Por último el Ritalin, se usa para provocar relajación en aquellos niños hiperactivos.

¿Cuáles son los síntomas que producen estas pastillas para estudiar?

Consumir este tipo de pastillas para estudiar, obviamente no es un remedio sano ya que la mayoría de consumidores no tienen ningún trastorno psicológico. Abusar de ellos provoca efectos negativos sobre el organismo y a largo plazo, puede conllevar el desarrollo de varias enfermedades graves.

Los principales que provocan el consumo de pastillas para estudiar son el aumento de alerta, una mayor producción energética del organismo, un incremento del ritmo cardíaco, una aceleración de la frecuencia respiratoria y un aumento de la tensión arterial.

¿Qué consecuencias provocan este tipo de fármacos?

Los médicos que recetan este tipo de medicamentos lo hacen con dosis muy pequeñas. Pero cuando se toma estos fármacos de manera ilegal con fines recreativos o para estudiar, la dosis son mucho más elevadas. Ya que el consumidor no tienen en cuenta la dosis administrada. Además, las personas que consumen para estudiar mejor lo hacen de manera recurrente, incluso a veces combinando con otro tipo de sustancias como bebidas energéticas.

Esto puede provocar una serie de graves consecuencias, las más comunes son:

  • Hipertensión arterial
  • Insuficiencia cardíaca
  • Convulsiones
  • Problemas cerebro-vasculares
  • Paranoias

¿Qué alternativas existen a las pastillas para estudiar?

Para aumentar la concentración, no es necesario recurrir a sustancias químicas. Hay muchas otras opciones que serán igual de útiles las cuales no provocaran consecuencias graves a tu organismo. Estás técnicas sirven tanto para combatir el estrés, descansar mejor y mejorar la concentración:

  • Meditación: para reducir mucho el estrés, hacer meditación es muy útil si lo haces de manera recurrente cada día.  Hacerlo justo antes de empezar a estudiar te ayudará a despejar la mente y te concentrarás mucho mejor.
  • Dormir: descansar bien y dormir las horas que tocan es fundamental para que el cerebro se centre en el estudio.
  • Ejercicio: Haz que tu sangre bombee de forma natural haciendo deporte, una clase de gimnasia, yoga o solo una caminata a ritmo rápido.
  • Comer de forma saludable: Una buena nutrición es fundamental para tener el cuerpo sano y la mente sana.

En Clínicas CITA te podemos ayudar si crees que tienes alguna dependencia a este tipo de fármacos. No dudes en contactar con nosotros y recibirás atención personalizada.