Skip to main content

¿Qué es el Síndrome de Abstinencia?

El famoso síndrome de abstinencia aparece cuando por algún motivo se deja de consumir de manera súbita la sustancia a la cual el individuo es adicto. Hay una gran variedad de motivos por los que pueda ocurrir el cese de consumo de un día para otro, como por ejemplo la carencia de droga o la dificultad para conseguirla. Con el este síndrome aparecen una serie de síntomas psíquicos y físicos que crean al individuo un malestar muy fuerte.

En muchas ocasiones el individuo consume por placer o gusto pero llega un punto que el adicto si ya ha sufrido una vez el síndrome de abstinencia, a partir de ese momento empieza a consumir por miedo a que vuelva a aparecer.

Como hemos comentado anteriormente la causa principal de este síndrome es el cese o reducción súbita de consumo. El cuerpo se ha acostumbrado a la sustancia y ha generado cierta tolerancia a esta por eso los adictos cada vez han de consumir más para llegar al mismo efecto. Si ese consumo se irrumpe de golpe, el cuerpo le pide dicha sustancia ya que se ha acostumbrado a funcionar con dicha sustancia.

¿Qué tipos de Síndrome de Abstinencia hay?

Estos son los diferentes tipo de síndrome de abstinencia que se conocen:

Síndrome de Abstinencia agudo

Es el más conocido, se trata del conjunto de síntomas y signos tanto orgánicos como psíquicos que aparecen ante la interrupción del consumo de la sustancia.

Síndrome de abstinencia tardío

En este caso, aparece un tiempo después conseguida la abstinencia. Puede perdurar meses o incluso años. Provoca problemas en el sistema nervioso neurovegetativo y en las funciones básicas, causando problemas psíquicos y físicos que dificultan la vida del paciente pudiendo provocar una recaída.

Síndrome de abstinencia condicionado

Se trata de la reaparición de un síntoma parecido a la del síndrome de abstinencia agudo en un individuo que ya no consume.

Esto sucede debido a que el individuo es expuesto otra vez a situaciones ambientales donde asocia al consumo de la sustancia a la que era adicto. Se crea mediante un proceso de asociación entre la sustancia y el estímulo ambiental.


Síndrome de Abstinencia según la sustancia

Síndrome de abstinencia alcohólica

El síndrome de abstinencia de este tipo de sustancia puede provocar al consumidor temblores, taquicardias, insomnio, sudoración, agitación y ansiedad entre otros muchos síntomas. También puede experimentar alucinaciones entre 6 y 48 horas. En casos extremos todos estos síndromes pueden derivar en un desarrollo del delirium tremens.

Síndrome de abstinencia del tabaco

Este síndrome es uno de los más conocidos ya que un alto porcentaje de la población es fumadora adicta y se plantea dejarlo alguna vez. Pude provocar irritabilidad, insomnio, ansiedad, depresión y alteraciones en la alimentación debido a los síntomas nombrados. Es un síndrome muy molesto pero en comparación con el de otras sustancia es el menos dañino y no suele revestir peligrosidad alguna.

Síndrome de abstinencia de la cocaína

Cuando un adicto deja de consumir cocaína puede sentirse vacío y agotado, los 5 días siguientes de dejar la droga dónde el adicto se sentirá peor. Este síndrome presenta los siguientes síntomas: insomnio, fatiga, cambios de humor, irritabilidad, ansiedad, depresión y ataques de pánico.

Síndrome de abstinencia del cannabis

El consumo de cannabis es muy común entre los jóvenes, sobretodo. El síndrome de abstinencia de esta sustancia se caracteriza por intranquilidad, sudoración, náuseas y vómitos, pérdida del apetito y alteración del sueño.

Si tienes problemas de adicción o algún ser querido lo tiene es muy importante pedir ayuda para que el proceso de desintoxicación sea lo más eficaz y menos complicado posible. El síndrome de abstinencia también se puede tratar y vencer con terapia, pero es vital que estén supervisadas por profesionales experimentados.

¿Qué tratamiento hay para el síndrome de abstinencia?

Este síndrome es un proceso necesario por el que tiene que pasar todo adicto que quiera dejar de consumir. Tiene que acostumbrar al cuerpo, otra vez, a funcionar sin ningún tipo de sustancia. El individuo tiene que saber en todo momento los síntomas que va a tener y se el proceso de deshabituación se realiza en un centro especializado, dichos síntomas se van a contrarrestar con medicamentos para suavizarlos. Esto va a depender del tipo de adicción que la persona padezca. Es fundamental para ayudar al paciente a superar el síndrome de abstinencia condicionado o psicológico, previniendo de esta manera las recaídas. La psicoterapia ayuda al paciente a identificar y controlar las situaciones que le llevaron a consumir la sustancia enseñándole estrategias alternativas al consumo de la misma.

El síndrome de abstinencia es muy recomendable tratarlo en un sitio especializado y con muchos años de experiencia como es Clínicas CITA. Si conoces algún caso de tu alrededor o tu mismo quieres dejar de consumir y asegurarte buenos resultados, no dudes en contactar con nosotros, te podemos ayudar.

¿Cómo controlar los síntomas del síndrome de abstinencia?

Existen una serie de recomendaciones según el síntomas que padezcas del síndrome de abstinencia. Al ser una lista muy larga, solo nombraremos los más comunes.

A los fumadores que los están intentando dejar, que aparezca un desea intenso de fumar es completamente normal. Para afrontar este deseo lo mejor es esperar, aunque parezca un consejo absurdo no lo es, ya que este deseo intenso solo va a durar de 2 a 3 minutos por lo que si sabes de su corta duración es completamente factible lograrlo. También va muy bien cambiar de lugar o situación y beber agua o zumo.

Para la aparición de irritabilidad, lo más común es dar un paseo despejar la mente. Ducharse o darse un baño será muy beneficioso a la hora de relajarse e ir reduciendo dicha irritabilidad. Y, obviamente, evitar bebidas con cafeína ya que lo único que lograremos es el efecto contrario.

El síndrome de abstinencia también puede generar aumento de apetito provocando así un aumento importante de peso. Lo recomendable en estas ocasiones es beber mucha agua o líquidos con pocas calorías. De esta manera reduciremos ese apetito sin aumentar de peso. También podemos comer mucha fruta y eliminar todos esos dulces que tanto nos gustan.

Para el insomnio, lo mejor es, evidentemente, evitar el café y bebidas con cafeína por la tarde, ya que sus efecto aún pueden durar hasta la noche. Aumentar el ejercicio físico por la tarde para llegar más cansados por la noche. Evitar las siestas también te ayudará a la hora de coger el sueño por las noches.

Por último, para controlar el cansancio o desánimo es importante mantener tus actividades, ya sean trabajo, deporte, hobbies, en definitiva, hacer lo que más te gusta. Buscar la compañía de tu amigos y así evitar la soledad te ayudará para subir el ánimo. Relacionado con el punto anterior, aumentar las horas de sueño y descansar mejor será vital.