Skip to main content

Droga es una sustancia que en pequeñas cantidades produce cambios significativos en el cuerpo y/o la mente.

Esta definición no hace una diferencia clara entre las drogas y ciertos alimentos. Tampoco deja clara la diferencia entre droga y veneno. En dosis altas, todas las drogas se convierten en venenos y, en dosis suficientemente pequeñas, muchos venenos producen efectos favorables. ¿Es el alcohol un alimento, una droga o un veneno? El organismo puede quemarlo como combustible, igual que hace con el azúcar, pero puede intoxicar y, en sobredosis, mata. Mucha gente que bebe alcohol, lucha contra el abuso de otras drogas sin reconocer que ellos mismos están jugando con una droga muy poderosa. De igual manera, muchos adictos al tabaco no tienen la menor idea de que el tabaco es una droga fuerte y muchas personas que dependen del café no se dan cuenta de que son adictos a un estimulante.

La decisión de llamar drogas a ciertas sustancias y a otras no, es a menudo arbitraria. En el caso de las medicinas, la distinción es fácil de hacer. Pero cuando se habla de psicofármacos (sustancias que afectan el ánimo, la percepción y el pensamiento) es bastante más arriesgado.

Alimentos, drogas y venenos no son categorías claramente definidas. Y además, la gente tiene profundas reacciones emocionales ante las drogas.

Cuando una persona toma psicofármacos por su cuenta para cambiar de ánimo o sentirse mejor, el problema aún se hace más difícil. En general, el tema del placer desata intensas controversias.

El uso de la droga es universal. Toda cultura, en todas las épocas, ha consumido una o más sustancias psicoactivas. En realidad, tomar drogas es tan común que parece ser una actividad humana básica. La sociedad deberá aprender a convivir con la fascinación que la gente siente por ellas. Por lo general, el uso de algunas drogas está integrado y aceptado. La aprobación de algunas drogas para ciertos propósitos va por lo general mano a mano con la desaprobación de otras con otros motivos.

Además, las actitudes ante las drogas estipuladas como buenas o malas en un momento dado, tienden a cambiar a lo largo del tiempo dentro de una misma cultura. Cuando el tabaco llegó a Europa provocó una gran oposición, pero no habían pasado cien años cuando el uso del tabaco fue aceptado y hasta promovido por los gobiernos, ávidos de explotar su potencial impositivo.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.