Skip to main content

¿Tomar drogas es sólo
un problema mío?

Sufrir una adicción.- 11/08/2014 .-Entre las muchas definiciones de legalización hay una que se basa en el principio de que nadie tiene derecho a limitar la libertad de las personas a hacer lo que deseen con su propio cuerpo, y por lo tanto, estas tienen derecho a consumir cualquier droga que le apetezca. Según esta lógica la libertad del individuo va más allá del consumo y debería poder hacer con su cuerpo cualquier cosa, siempre que no afectase a otro individuo negativamente. La vieja máxima de que la libertad de uno termina donde empieza la de los demás. Este punto de vista parece lógico y es muy atrayente. ¿Pero es una perspectiva libertaria o egoísta?

centro de desintoxicacion

Las sociedades modernas, especialmente aquellas que cuentan con gobiernos representativos, tratan por medio de leyes de proteger a sus ciudadanos contra el daño. Y hay muchas fuentes de daño potencial que una persona corriente no siempre puede reconocer o evitar. Un ejemplo relacionado con el problema con la droga se refiere a las sustancias tóxicas en alimentos, a las drogas peligrosas prescritas por médicos o vendidas sin receta, o a la prohibición de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Proteger a los consumidores de peligros como estos es la función de los diversos organismos gubernamentales.

 

¿Quién sufre con el consumo?

¿Quién sufre con la adicción?

Un tipo diferente de prevención de daños se refiere a los peligros evidentes contra los cuales la gente prudente se protege a sí misma. En este caso, la conducta de algunos se considera que concierne a la sociedad porque las consecuencias adversas pueden dañar a otros o porque el daño que algunos se hacen a sí mismos representa una carga para los demás. Un ejemplo también clásico de este razonamiento son las leyes que obligan el uso del cinturón de seguridad en los coches y del casco en los vehículos de dos ruedas.

¿Quién sufre la adicción? ¿Sólo el individuo? ¿La propia sociedad? ¿Tiene derecho la socidad o las instituciones a legislar sobre cuestiones que afectan al individuo? Es un principio universalmente aceptado que la ley debe proteger a una persona de ser perjudicada por otra. Por lo tanto deberíamos preocuparnos especialmente del efecto que el consumo de droga materno tiene sobre la salud del feto y el futuro desarrollo del hijo.

Si aceptamos el papel del gobierno en la prevención de daños y en su reducción, tendremos que abandonar generalizaciones y enfrentarnos con los detalles. ¿Qué grado de regulación es apropiado para qué droga adictiva y por qué razón?

La propensión de los animales experimentales a auto-inyectarse heroína o cocaína y volverse adictos es universal. Sin embargo, puede ser modificada por factores ambientales. Tenemos que inferir que si las drogas adictivas fueran fácilmente asequibles para todos y no hubiese presiones sociales de ningún tipo para disuadir de su consumo, un número muy grande de personas se volverían adictas.

El alcohol y la nicotina dan una idea de lo que puede pasar cuando las drogas adictivas son francamente asequibles. Puesto que la heroína, la cocaína y las anfetaminas no tienen menor poder adictivo que el alcohol, la libre disponibilidad podría acarrear un número bastante mayor de adictos.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.