Skip to main content

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha recordado que el tabaquismo pasivo puede causar múltiples enfermedades respiratorias y cardiacas en niños y, por ello, plantea que es posible pensar en el tabaquismo pasivo infantil como una forma de maltrato dado el daño sobre la salud que provoca.

Esta postura considera que definir el tabaquismo pasivo como sospecha de maltrato infantil permitiría que esta conducta fuera denunciada ante los juzgados o autoridades competentes.

Sin embargo, hay otros profesionales asistenciales que consideran esta medida como una respuesta que refuerza el castigo ante una adicción que daña tanto a los niños como a los padres y que quizá es necesario potenciar aún más las acciones informativas sobre los efectos del tabaquismo pasivo para que los padres puedan adoptar las medidas necesarias.

Los daños causados por este tipo de tabaquismo en la población infantil van en aumento y es la causa de múltiples enfermedades respiratorias infantiles, como el asma y la neumonía, y de patologías cardíacas graves además de muerte súbita del lactante.

También conlleva múltiples hospitalizaciones evitables y hay estudios que apuntan que cuando este tabaquismo pasivo se produce durante el periodo gestacional y en la infancia se asocia con un aumento del 40 por ciento de probabilidad de desarrollar fibrilación auricular en la edad adulta.

A este efecto nocivo también se puede añadir que la exposición al humo de segunda mano estimula el crecimiento de las bacterias que causan las caries, así como la predisposición a sufrir diabetes.

En cualquier caso y dadas las consecuencias nocivas del tabaco en la salud, es necesario acelerar las estrategias de protección de los niños a la exposición al pasiva al humo de tabaco.

Por ello se plantea nuevas medidas como regular el consumo de cigarrillos en sitios cerrados, tales como hogares o coches, y seguir endureciendo la prohibición de fumar en ciertos sitios abiertos, ya que eliminar el tabaco en los espacios interiores protege completamente a los no fumadores de la exposición al humo de tabaco ambiental.

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.