Skip to main content

Desde Sevilla, con amor

Un ex paciente nos manda desde Sevilla un texto que descubrió durante su estancia en el centro de desintoxicación CITA, un texto que le ayudó a superar momentos muy difíciles y que, una vez de vuelta a casa, le sigue sirviendo de inspiración.

Se trata de la famosa columna de Maria Schmidt, publicada el 1 de junio de 1997 en el Chicago Tribune, que el director de cine Baz Luhrmann (Romeo y JulietaMoulin RougeAustralia y El gran Gatsby) convirtió en un videoclip que se ha hecho muy popular. Su título era “Advice, like youth, probably just wasted on the young”, pero se popularizó como “Wear Sunscreen” (Usa protector solar). En ella, la periodista daban consejos sobre cómo aprovechar la vida.

USA PROTECCIÓN SOLAR

Señoras y señores de la clase del 97, usen protector solar.

Si pudiera darles sólo un consejo para el futuro, sería éste: usen protector solar. Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del protector solar, pero el resto de mis consejos no son tan fiables y se basan sólo en mi experiencia. He aquí mis consejos:

Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud. No, no me hagas caso. Nunca entenderás la fuerza y la belleza de tu juventud hasta que se haya marchitado. Pero créeme, cuando dentro de 20 años mires las fotos de tu pasado, recordarás de una forma que no puedes comprender ahora, cuántas posibilidades tenías ante tí y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate sabiendo que preocuparse es tán efectivo como tratar de resolver una ecuación algebraica masticando chicle. Los verdaderos problemas de tu vida serán seguramente cosas que nunca se habían cruzado por tu preocupada mente: de esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un aburrido martes cualquiera.

Haz todos los días algo que temas.

Canta.

No juegues con los sentimientos de los demás ni toleres que otros jueguen con los tuyos.

Relájate.

No pierdas tu tiempo con los celos. A veces se gana y a veces se pierde. La carrera es larga y, al final, sólo compites contra tí mismo.

Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos. Pero si consigues hacerlo, dime cómo.

Guarda tus viejas cartas de amor, tira tus viejos recibos bancarios.

Estírate.

No te sientas culpable si no sabes qué quieres hacer con tu vida. Las personas más interesantes que conozco no sabían que querían hacer con su vida a los 22 años. Es más, algunas de las personas de 40 años más interesantes que conozco, todavía no lo saben.

Toma mucho calcio.

Cuida tus rodillas, las echarás de menos cuando te fallen.

Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los 40. Hagas lo que hagas, no te felicites ni te critiques demasiado: optarás por una cosa u otra, como todos los demás.

Disfruta de tu cuerpo, úsalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo, ni te preocupes por lo que piensen los demás. Es el mejor instrumento que tendrás jamás.

Baila, aunque no tengas otro sitio donde hacerlo que el salón de tu casa.

Lee las instrucciones, aúnque no las sigas.

No leas revistas de belleza, para lo único que sirven es para hacerte sentir feo.

Respeta a tus padres. Nunca se sabe cuándo se irán para siempre. Sé bueno con tus hermanos, son el mejor vínculo con tu pasado y probablemente las personas que te acompañarán en el futuro.

Comprende que los amigos van y vienen, pero hay unos pocos que deberías conservar. Esfuérzate por no desvincularte de algunos lugares y costumbres porque, cuanto más envejezcas, más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven.

Vive en una ciudad alguna vez, pero vete antes de que te endurezca. Vive en un pueblo alguna vez, pero vete antes de que te ablande. Viaja.

Acepta ciertas verdades indiscutibles: Los precios subirán, los políticos mentiran, y tú también te harás viejo. Y cuando lo hagas, añorarás los tiempos de cuando eras jovent: los precios eran razonables, los politicos no era tan malos y los niños respetaban a los mayores.

No esperes que nadie te mantenga. Tal vez recibas una herencia, tal vez te cases con alguien rico, pero nunca se sabe cuánto durará.

No maltrates mucho tu cabello, porque cuando tengas 40 parecerá que tienes 85.

Sé cauto con los consejos que recibes, pero ten paciencia con quienes te los den. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una manera de rescatar el pasado de la basura, limpiarlo, restaurar las partes más dañadas y venderlo por más valor del que tiene.

Pero hazme caso en lo del protector solar.

Mary Smith 

About the Author: Dr. Josep Mª Fàbregas

Especialista en adicciones y director psiquiatra del centro de adicciones y salud mental Clínicas CITA. Inicié mi carrera profesional en el Hospital Marmottande París, donde trabajé con el Profesor Claude Olievenstein. Posteriormente me trasladé a Nueva York y, tras varios años de experiencia profesional, en 1981 fundé CITA (Centro de Investigación y Tratamiento de las Adicciones) con el objetivo de desarrollar un modelo de comunidad terapéutica profesional, el cual lleva 32 años en funcionamiento.