Skip to main content

Las propuestas del anteproyecto de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en la conducción quedarán plasmadas en la nueva Ley de Seguridad Vial. La normativa endurecerá las sanciones por ingesta de drogas con multas de mil euros y eliminará los resquicios de la norma vigente, que condenaba su influencia pero no su presencia en el organismo.

En el capítulo de drogas, la nueva ley castigará la mera presencia de drogas en el organismo del conductor por la vía administrativa, con una multa de mil euros y la detracción de seis puntos del carné de conducir. En la norma anterior era necesario demostrar la influencia de las drogas en la conducción para imponer la multa (que era de 500 euros) y restar los puntos. Sin embargo, a diferencia del alcohol, respecto al cual el nivel máximo permitido es claro, en las drogas no existen estudios precisos ni consenso científico para determinar qué nivel de cada tipo de droga afecta al automovilista. La nueva ley lo resuelve sancionando el más mínimo rastro de haber ingerido drogas.

Precisamente, el término “influencia”, contemplado en la actual ley, ha generado muchos problemas a los jueces. La Audiencia Provincial de Murcia condenó en 2012, por un delito contra la seguridad vial, a un conductor que había dado positivo por drogas y que circulaba a gran velocidad, de forma agresiva y saltándose semáforos en rojo. Sin embargo, fue absuelto en segunda instancia porque el juez determinó que era imposible afirmar que su conducción obedeciera a las drogas que había tomado. Con la nueva norma, esto no habría ocurrido: habría pagado mil euros y perdido seis puntos.

La futura ley de Seguridad Vial explicita, además, la forma de verificar la ingesta de drogas: Una prueba de saliva y un posterior análisis de la muestra. Si existen razones justificadas que impidan realizar la prueba, se podrá ordenar un reconocimiento médico o análisis clínicos en un centro. Además, el conductor podrá exigir un análisis de contraste, preferentemente de sangre, que deberá abonar si el resultado es positivo.

Y en cuanto al alcohol, aumenta la multa de 500 a 1.000 euros por conducir con tasas de alcoholsuperiores a lo permitido —0,25 miligramos por litro de aire espirado, y 0,15 para conductores noveles y profesionales—. Según el anteproyecto de ley, tanto las drogas como el alcohol están detrás de un porcentaje muy importante de accidentes graves, por lo que se considera necesario aumentar su penalización.

(Fuente: El País)


Clínicas CITA para el tratamiento de adicciones

En Clínicas CITA tenemos más de treinta años en el tratamiento de adicciones. Nuestro método de trabajo está acreditado por la elevadísima tasa de satisfacción de nuestros clientes. En nuestras instalaciones de Dosrius (a 30 min de Barcelona) y de la propia ciudad de Barcelona más de setenta profesionales forman la plantilla de uno de los centros de referencia en España y en Europa para el tratamiento de adicciones. Si quieres saber más sobre nosotros puedes visitar la página web de CITA. Si tienes interés en el programa para desintoxicación del alcohol en CITA pulsa aquí. Para cualquier consulta concreta que quieras hacernos puedes contactar con nosotros en el formulario de CITA o en el número de teléfono 93 791 80 80