Tratamiento de las adicciones comportamentales

Las adicciones comportamentales se pueden describir como aquellas que hacen referencia a una pérdida de control sobre un comportamiento o conducta. Infórmate y consigue una conducta sin adicciones con la ayuda de Clínicas CITA.

Preguntas Frecuentes sobre adicciones comportamentales

Los tratamientos de adicciones comportamentales son necesarios para que las personas puedan afrontar una problemática clínica como está, a la que muchos le restan importancia. Contrario a lo que puedas pensar, las adicciones conductuales pueden generar graves consecuencias en la salud física, mental y emocional de quienes la padecen y su entorno.

Por esa razón los centros de desintoxicación como Clínicas CITA son importantes; ofrecen tratamientos eficaces para contrarrestar conductas negativas de todo tipo: adicciones sexuales, adicciones a la ludopatía, videojuegos, a las compras, al internet o al móvil. Descubre más información a continuación sobre cómo puedes hacerle frente a estas nuevas adicciones.

 

➔ ¿Qué son las adicciones de conducta?

Antes de indagar en qué son las adicciones comportamentales es importante definir qué es un comportamiento. “El comportamiento o conducta es, en términos de psicología, el conjunto de respuestas, bien por presencia o por ausencia, que presenta un ser vivo en relación con su entorno o mundo de estímulos. Puede ser consciente o inconsciente, voluntario o involuntario”.

Por ende, el término “adicciones comportamentales” hace referencia a conductas recurrentes que tiene una persona hacia una actividad concreta, y que comparten características con las adicciones a las drogas o el alcohol. Es decir, son hábitos que si bien no tienen un efecto negativo directo sobre la salud del individuo, tienen repercusiones perjudiciales en otros aspectos.

Por ejemplo, las adicciones conductuales, como también se les conoce, afectan negativamente el aspecto mental y emocional del paciente. En muchos casos también tiene efectos negativos en la interacción social, finanzas personales, entre otros.

 

➔ ¿Qué efectos producen las adicciones conductuales?

Podríamos decir que las adicciones de conducta tienen el mismo patrón que aquellas adicciones a las sustancias químicas, es decir, repetir de forma cada vez más frecuente el comportamiento para lograr una satisfacción cada vez más complicada. Y producen dependencia, síndrome de abstinencia y tolerancia.

 

➔ ¿Cuáles son las causas de este tipo de adicciones?

Las causas pueden ser varias, tantas como características personales y sociales te rodeen, pero para que se llegue a la adicción suele haber tres factores diferentes:

  • Factores de riesgo individuales: los que afectan a la persona sin la influencia externa del entorno.
  • Factores de riesgo personales: aspectos de la personalidad que pueden ser influenciables desde el entorno en el que se socializa.
  • Influencia de los micro-grupos y del contacto social: todo aquello que esté relacionado con el grupo social.

Lo importante es ser consciente de que no existe un único factor a la hora de desencadenar una adicción conductual; existen varios, y deben confluir varios de ellos (o no) para que se desarrolle un trastorno.

➔ ¿Qué tipo de adicciones conductuales existen?

Algunas de las adicciones de conducta que existen son:

  • Ludopatía
  • Videojuegos
  • Sexo
  • Compras
  • Internet
  • Móvil
  • Redes sociales

Todas ellas tienen un elemento en común, y es el hecho de satisfacer necesidades que se observan como prioritarias, sin serlo; o aún siéndolo, se alcanza una obsesión de forma rápida y obstructiva.

➔ ¿En qué consiste el tratamiento de adicciones comportamentales?

Los tratamientos de adicciones comportamentales, al igual que los que se utilizan para tratar la adicción a las drogas, no cuentan con un método único. Dependiendo del tipo de adicción y el perfil del paciente, el centro o profesional encargado debe elaborar un sistema que sea eficaz. Sin embargo, todos los tratamientos para adicciones conductuales suelen tener una parte enfocada en la terapia conductual y otra al uso de medicamentos.

En principio, lo más importante es comenzar el proceso de desintoxicación en el que el paciente se verá privado de los hábitos que realiza de forma compulsiva. Luego entra en escena el tratamiento psicológico, que por lo general es el más empleado para ayudar al afectado a identificar, evitar y afrontar los patrones que puedan reactivar estas nuevas adicciones.

La siguiente parte del tratamiento de adicciones comportamentales abarca los medicamentos; estos actúan como refuerzos para neutralizar efectos o síntomas que puedan llevar a una recaída. Por lo general se utilizan para controlar síntomas de ansiedad, alteraciones del ánimo, alta impulsividad, pensamientos obsesivos, entre otros efectos.

 

➔ ¿Qué tipo de fármacos se utilizan para el tratamiento de adicciones comportamentales?

A pesar de que no hay medicamentos específicos para tratar estas nuevas adicciones, los centros y profesionales emplean ciertos fármacos en el tratamiento de adicciones comportamentales. La naltrexona es uno de ellos, este medicamento es utilizado comúnmente para bloquear los receptores de los opioides, como la heroína o morfina, y también para ayudar a prevenir la recaída en casos de adicciones al alcohol.

Este fármaco ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la adicción al juego y la cleptomanía. También han sido publicados estudios que demuestra que la naltrexona es un buen aliado contra la adicción sexual y el consumo excesivo de internet. Esto se debe a que los receptores opioides se comportan de forma similar cuando se padece una adicción conductual, a cuando se es adicto a una sustancia psicoactiva.

Otros medicamentos que han demostrado ser efectivos en el tratamiento de adicciones comportamentales son aquellos que alteran la actividad en las neuronas glutamatérgica. El Topiramato o la N-acetilcisteína ayudan a regular los niveles de dopamina en estas neuronas, lo que afecta el sistema de recompensa y ayuda a superar la adicción. Para la adicción a internet se han realizado estudios en lo que se emplean antidepresivos como parte del tratamiento de los pacientes, pero los resultados no son concluyentes.

Teniendo en cuenta que estas son nuevas adicciones, no es de extrañar que todavía hagan falta más avances en el desarrollo de opciones de tratamiento terapéuticos y farmacéuticos.

 

➔ ¿Cuál es la mejor terapia conductual para adicciones?

El tratamiento de adicciones comportamentales está compuesto de terapias conductuales que pueden ser de tipo ambulatoria o en la que haga falta que el paciente sea internado. Estas terapias ayudan a comprender, enfrentar y controlar los estímulos condicionados que pueden desencadenar que vuelva la adicción. Los objetivos de estas terapias son:

  • Controlar los gastos.
  • Planificar hábitos de consumo a los que el paciente debe apegarse.
  • Fortalecer las relaciones con familia y amigos que no inciten a una conducta compulsiva.
  • Identificar situaciones de riesgo.

Menospreciar las adicciones conductuales es un error que cometen muchos. Esta patología puede acarrear graves problemas si no se trata a tiempo. Por suerte, Clínicas CITA y sus profesionales de la salud han desarrollado tratamientos de adicciones comportamentales que son eficaces.

Nuestros servicios tienen la calidad que se espera de un centro de tratamientos de adicciones comportamentales, y se enfocan en tratar adicciones a videojuegos, al juego (ludopatía), al sexo, a las compras, a internet, al móvil y a las redes sociales. ¿Crees que necesitas ayuda? Confía en los expertos de Clínicas CITA y empieza a vivir la vida que mereces.

Miniatura del vídeo sobre las adicciones comportamentales

 

 

Obtén la ayuda que necesitas