Skip to main content

Tabaquismo en Cataluña

Unas 70.000 personas dejaron de fumar el año pasado en Cataluña. Estos ex fumadores recibieron ayuda en los centros de atención primaria, en los hospitales, en una treintena de unidades de referencia, en las farmacias, y también del apoyo profesional telefónico que presta el 061 CatSalut Respon.

En concreto, el año pasado dejaron este hábito un total de 59.812 personas atendidas por los equipos de atención primaria, un hecho que supone que, de media, dejaron de fumar cada día más de 160 personas. Además, unas 7.400 siguieron un tratamiento de cesación en los centros integrados en la Xarxa Catalana d’Hospitals Sense Fum, mientras que 515 fueron tratadas de forma especializada en algunos de los centros de la Xarxa d’Atenció a les Drogodependències.

La Agència de Salut Pública de Catalunya han hecho públicos estos datos en el marco de la presentación de la XVIII Setmana Sense Fum. En este sentido, y para conmemorar el 15º aniversario del programa de atención primaria sin humo, se han elaborado dos nuevas guías para dejar de fumar: una dirigida a personas fumadoras y otra a los profesionales que las ayudan en el proceso de dejarlo.

De media, en Cataluña se produce una muerte cada hora relacionada con el tabaquismo, así como de u conjunto de patologías asociadas. De hecho, según los datos facilitados por la Agència de Salut Pública, una de cada seis muertes que se producen en Cataluña se relaciona con el consumo de tabaco. El año 2014, 9.125 personas murieron por enfermedades directamente atribuibles al consumo de tabaco.

En Cataluña, el consumo de tabaco sigue bajando –des de un 33,7% el 1990, hasta el 24,7% del año pasado–, pero aún fuman casi 1,5 millones de personas de 15 años o más. También sigue bajando la venta de cigarrillos –que se ha reducido a la mitad entre el 2005 y el 2016– y la de cigarros. Per edades, destaca que el consumo diario en escolares de 14 a 18 años se redujo a la mitad entre el 2004 y el 2014.