Skip to main content

Los trastornos de la alimentación son manifestaciones extremas del individuo por la preocupación del peso y la comida. Son trastornos mentales que afecta principalmente a mujeres y mayormente con edades entres 13 y 25 años

Este tipo de trastornos tienen un impacto negativo en la salud del individuo y a la calidad de vida. También afecta al aspecto físico de la persona y a las relaciones con familiares y entorno social cercano.

Los trastornos alimentarios pueden provocar problemas bucales, ya que una mala alimentación puede dañar y provocar que las encías y otros tejidos blandos sangren con facilidad. Las glándulas que producen saliva pueden inflamarse y el individuo pueden experimentar sequedad en la boca. Comer comida o bebida caliente o fría puede ser incómodo.

Existen varios tipos de trastornos de alimentación que a continuación comentamos.


Anorexia Nerviosa

Más conocida como “Anorexia”, se caracteriza por la auto negación de comida y la gran pérdida de peso. El individuo con este tipo de trastorno tiene un peso extremadamente bajo y la percepción del peso completamente perdida. Para las personas con anorexia es muy importante el control de peso de su cuerpo hasta tal punto de hacer sacrificios que suelen interferir en su vida de manera significativa. En este trastorno podemos ver varios tipos de síntomas, los físicos y los emocionales:


Síntomas físicos:

  • Pérdida de peso excesivo
  • Aspecto delgado
  • Mareos o Desmayos
  • Insomnio
  • Deshidratación
  • Pérdida de cabello
  • Estreñimiento

Síntomas emocionales:

  • Poner excusas para no comer
  • No querer comer en público
  • Comer solo pocos alimentos
  • Mentir sobre la cantidad ingerida
  • Cubrirse con capas de ropa
  • Mirarse con frecuencia al espejo
  • Sentir temor por el aumento de peso

Bulimia Nerviosa

Este trastorno, comúnmente conocido como Bulimia, se caracteriza por episodios de atracones de comida, ingerir grandes cantidades de comida y luego vomitar para tratar de deshacerse de las calorías.  Para ello, las personas con este tipo de trastornos acuden a varios tipos de métodos, uno de ellos, como hemos comentado, es inducirse al vómito con regularidad. Pero también pueden consumir laxantes con frecuencia, suplementes para bajar el peso, diuréticos, entre otros.


Los principales síntomas de la bulimia son:

  • Preocuparse por la forma del cuerpo y el peso
  • Tener miedo a aumentar de peso
  • Pérdida de control durante el atracón
  • Repetir episodios de comer grandes cantidades
  • Forzar el vómito
  • Hacer demasiado ejercicio
  • Ayunar, restringir calorías

Desafortunadamente las personas con estos trastornos alimentarios no quieren ser ayudados por profesionales ya que la obsesión de estar delgado no son consciente del problema de salud que esto comporta. Es importante empezar a tratar estos trastorno cuanto antes, por lo tanto si crees que tienes algún síntoma de los que hemos comentado anteriormente, es vital que busques ayuda.

En CITA tratamos este tipo de trastornos, ofrecemos un servicio personalizado para cada paciente. Después de una primera sesión y evaluar el paciente, se realiza dicho tratamiento adaptado al individuo.


Atracones de comida

Este trastorno alimenticio es básicamente comer sin control. Las personas con trastorno por atracón siguen comiendo incluso después de estar llenas. Darse atracones de comida con demasiada frecuencia puede causar aumento de peso y obesidad.

Los signos y síntomas conductuales y emocionales del trastorno por atracones incluyen los siguientes:

  • Comer cantidades inusualmente grandes de comida en un tiempo determinado, por ejemplo, durante un período de dos horas.
  • La conducta alimenticia está fuera de control.
  • Comer incluso cuando estás lleno o no tienes hambre.
  • Comer con rapidez durante los episodios de atracones.
  • Comer hasta que estás demasiado lleno.
  • Comer solo o a escondidas con frecuencia.
  • Sentirte deprimido, enojado, avergonzado, culpable o molesto por tus hábitos alimentarios.
  • Hacer dietas con frecuencia, posiblemente sin bajar de peso.