Skip to main content

Los partidarios de la prohibición del cannabis expresan su preocupación sobre el impacto a largo plazo del consumo de esta sustancia en la motivación, más conocido como síndrome amotivacional. A pesar de que los datos demuestran lo contrario, según algunos tópicos, los consumidores habituales de cannabis, en especial los adolescentes, se transforman en seres apáticos y desinteresados en la escuela, el trabajo o cualquier actividad productiva.

De hecho, los investigadores ya identificaron hace unos 100 años a un subgrupo de personas desmotivadas y alérgicas que fumaban cannabis, aunque estos datos no demuestran que el cannabis realmente altere la motivación. 

A finales de la década de los sesenta, los investigadores acuñaron la expresión ‘síndrome de desmotivación’ para describir a adolescentes fumadores de cannabis que mostraban una conducta indiferente y apática; sin embargo, la asunción tácita de que el cannabis era el causante de su falta de interés nunca fue probada.

Tanto los educadores como los padres desarrollaron una especial preocupación sobre si el cannabis destruía la motivación en los jóvenes. Algunos casos clínicos sugerían que el síndrome de desmotivación (o síndrome amotivacional) incluía una mala higiene y una conducta depresiva, así como una pérdida de energía, productividad y motivación. 

De esta manera, los autores insistieron de forma repetida en que el síndrome incluía tanto una ausencia de objetivos claros como una falta de esfuerzos para conseguirlos. Los investigadores sugirieron que la exposición repetida a esta sustancia producía estos efectos negativos, supuestamente a través de alteraciones en el sistema nervioso central

A pesar de las pruebas contrarias a este planteamiento, la preocupación sobre la influencia del cannabis en la motivación continúa en nuestros días. Los principales problemas en la investigación del síndrome de desmotivación hacen referencia tanto a la definición de sus síntomas como a la demostración de que la marihuana podría producirlos.

El síndrome amotivacional por cannabis

Cuando hablamos de síndrome amotivacional por marihuana, nos referimos a un trastorno psiquiátrico crónico caracterizado por signos vinculados a estados cognitivos y emocionales. 

Algunos de los efectos más visibles los encontramos en el desinterés o la falta de atención de forma generalizada, pero no son los únicos. Ahora bien, los estudios han concluido que la relación del síndrome amotivacional con el consumo de marihuana no está del todo clara

El rendimiento en estudiantes universitarios no se ve modificado con el consumo de cannabis, por ejemplo. En los estudiantes de bachillerato se observa que aquellos que fuman cannabis obtienen peores resultados académicos, aunque la mayoría ya los tenía antes de empezar a consumir cannabis. Además, el consumo de otras drogas también contribuye a sus malos resultados escolares.

Los datos en trabajadores no indican que haya una relación entre consumo de cannabis y los sueldos, la disminución en la calidad del trabajo realizado o haber tenido un mayor número de empleos. 

Los estudios llevados a cabo a partir de encuestas realizadas a consumidores de dosis altas de cannabis muestran que un porcentaje de estas personas creen que el cannabis disminuye su vigor, aunque es posible que el consumo de otras drogas o los problemas psíquicos o emocionales, sean la verdadera causa de su desmotivación.

No hay ningún estudio que constate la existencia de letargo persistente, ausencia de euforia o apatía en consumidores habituales, tal y como sugerían los primeros estudios. De esta manera, las pruebas sobre si el cannabis induce el síndrome amotivacional son inconsistentes, si bien un subgrupo de consumidores con depresión podría mostrar síntomas del síndrome de desmotivación. Estas personas podrían recibir como posible tratamiento una terapia cognitivo-conductual indicada para la depresión.

 

H2: ¿Por qué la marihuana produce el síndrome amotivacional?

Aunque ya hemos observado que esta relación no está totalmente demostrada, el síndrome amotivacional por marihuana se produce, según algunas investigaciones, por el consumo de cannabis. En concreto, por la dependencia que puede llegar a generar esta sustancia, y se relaciona principalmente con efectos a largo plazo.

Ahora bien, según el Manual de Psicofarmacología Clínica para Terapeutas, este síndrome amotivacional se da sobre todo en aquellas personas con tratamiento de la depresión clínica, y como efecto secundario de los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, los antidepresivos más frecuentes).

La forma en la que el síndrome amotivacional por marihuana tiene repercusión en nuestro cerebro es compleja. Se cree que afecta a la corteza frontal o el lóbulo frontal de este órgano por el deterioro de esa región. Esta es responsable de las funciones cognitivas y las habilidades relacionadas con las emociones y la toma de decisiones.

 

H2: ¿Cómo saber si tengo el síndrome amotivacional?

Los principales síntomas del síndrome amotivacional por marihuana son la apatía, el déficit de memoria a corto y largo plazo (amnesia), embotamiento emocional, desinterés, pasividad y renuncia a aquellas actividades que requieran atención.

La persona que sufre este síndrome amotivacional acaba siendo incoherente, deja de lado actividades diarias que antes desarrollaba con normalidad o siente una angustia emocional indescriptible. En casos más graves, se aísla socialmente, por lo que su tratamiento es aún más complejo.

Si quieres saber más acerca del síndrome amotivacional por marihuana y cómo proceder al tratamiento de la adicción, contacta con nosotros. El equipo de expertos de Clínicas CITA está formado por psiquiatras y psicólogos especializados, quienes te asesorarán y tratarán tu caso de forma personalizada. Recuerda: cuanto más tarde abordes el problema, más complejo será el camino a la solución. ¡Da el paso y cambia tu vida para siempre ahora!