Skip to main content
centro de drogodependencia

¿Qué es un centro de drogodependencia?

En un centro de drogodependencia encontrarás la ayuda necesaria para poder superar cualquier tipo de adicción. Existe la posibilidad de hacer un tratamiento de adicciones a nivel ambulatorio o bien con ingreso, eso va a depender del nivel de adicción que presente el individuo y la valoración que haga el médico especializado.

Es muy importante saber elegir el mejor centro de desintoxicación, ya que debe ser uno que se adecue muy bien a tus necesidades y cumpla con todo. Probablemente seas un familiar o una persona cercana a alguien que necesita tratamiento de un profesional, pero antes de decidirte debes tener un mar de dudas que quieres resolver. Existen muchos factores para decidirte sobre cómo elegir el mejor centro de desintoxicación, si público o privado, el precio, la duración del tratamiento, las instalaciones, la experiencia de profesionales, etc.

¿En qué te puede ayudar un centro de drogodependencia?

Un centro de drogodependencia es útil cuando el individuo reconoce de su adicción y decide acudir a este tipo de centros. Cuando hay predisposición por parte de la persona adicta a superarla, es cuando vale la pena ingresar a un centro de drogodependencia, ya que los resultados serán mucho más eficaces y el paciente tendrá la voluntad de lograrlo, a diferencia de si el ingreso es obligado.

También existe el caso que el individuo acepte su adicción, pero rechaza la opción a ingresar a un centro, ya que de esa manera estará haciendo público su problema o bien estará retrasando dicha adicción el máximo tiempo posible para seguir teniendo acceso a la sustancia a la cual es adicto.

En una situación como esta, es primordial acudir a profesionales, ya que si no será imposible superar la adicción. Los profesionales experimentados serán los únicos que te podrán ayudar a hacerlo, ya que cuentan con todos los medios materiales para que puedas dejar esa adicción atrás. El equipo de profesionales hará seguimiento del tratamiento de adicciones y según su evolución se irá adaptando de una manera u otra.

El objetivo de este tipo de centros es que puedas mantenerte lejos de las drogas durante el tiempo necesario para que al volver a tu vida cotidiana elimines esos hábitos que te hacían consumir.

¿Cómo es el tratamiento en un centro de drogodependencia?

El tratamiento de adicciones en un centro de drogodependencia tiene como objetivo ayudar al individuo adicto a dejar la búsqueda constante de la sustancia y su consumo compulsivo. Este tipo de tratamiento no son estándar porque cada caso requiere de una tipología de tratamiento distinto. Hay muchos factores que influyen cómo, por ejemplo, el nivel de adicción del paciente, la evolución del tratamiento, el tiempo de tratamiento. Normalmente no suelen ser procesos de corta duración, para muchas personas es un proceso a largo plazo que implica varias intervenciones y supervisión constante.

El reconocimiento de la adicción y la petición de ayuda externa a profesionales son los dos primeros pasos que todo individuo debe dar para empezar a superar cualquier tipo de adicción. Reconocerlo y pedir ayuda no es signo de debilidad, al contrario, es un gran paso y un autoconocimiento brutal hacia una vida sana, llena y equilibrada.

Es muy importante comunicar el problema al entorno familiar y a los amigos más cercanos, de esta manera podrás recurrir a ellos cuando más lo necesites y te ayudarán en todo momento.

Podemos definir un proceso de tratamiento de adicciones en tres grandes fases:

Fase de desintoxicación

Esta es la fase dónde la persona se desintoxica físicamente de la sustancia a la que es adicto. Es normal que al ser la primera fase del tratamiento el individuo tenga miedo, pero en realidad es una de las más sencillas. Consiste en limpiar el cuerpo y dejar de consumir dicha sustancia.

Recomendamos que sea con la supervisión de un profesional ya sea de manera ambulatoria o en un centro de drogodependencia. Que el médico especialista apoye terapéuticamente al paciente con un abordaje multidisciplinar en el diagnóstico inicial y con soporte de fármacos a conveniencia de los síntomas.

Fase de deshabituación

Tras superar el famoso “mono” entramos en la fase de deshabituación de la sustancia. Esta fase debe enfocarse en los efectos dañinos sobre la salud física y psicológica que provocó al individuo al inicio del consumo.

Es decir, esta fase se centra más en la parte psicológica y tiene el objetivo de eliminar la adicción psicológica, a diferencia de la primera fase que era la parte física. Nos centraremos en eliminar el habitado de consumo.

En la fase de la deshabituación se inician las terapias individuales y grupales, van a ser estas las que van a ser de gran ayuda para el individuo adicto, ya que podrá compartir sus problemas y experiencias y aprender de sus compañeros del centro de drogodependencia, por eso es tan importante realizar un ingreso.

Fase de reinserción

Una vez la persona ha superado tanto físicamente como psicológicamente su adicción, entramos en la fase de rehabilitarse como persona. En esta fase se tratan los problemas que al paciente le generan ansiedad, depresión o estrés crónico asociado al consumo.

En la fase de reinserción se trabaja la superación del miedo al cambio de hábito y de estilo de vida con el aprendizaje multidisciplinar de cómo tener mejores relaciones interpersonales. En definitiva, rehabilitar al individuo como ciudadano capaz de afrontar la vida sin recurrir a las drogas.

Nos encontramos ante la fase más larga del tratamiento y que se inicia dentro del centro de drogodependencia y sigue con la persona ya fuera del centro, pero con un seguimiento ambulatorio. En este punto de la fase, cuando el individuo está fuera del centro, es cuando suele haber más recaídas, pero eso es muy importante que el centro tenga un buen seguimiento ambulatorio.


Realizar un tratamiento de adicciones en un centro de drogodependencia es largo y caro, pero realmente es la mejor opción que puedes tomar. El objetivo de todo centro es conseguir que la persona recupere la normalidad laboral, social y familiar. Es por eso que para recuperar la vida de una persona vale la pena hacer un tratamiento. En CITA somos una clínica de drogodependencia especializada dónde podrás encontrar ayudar para todo tipo de adicción, ya sea a sustancia o comportamental. Si crees que tienes alguna adicción o bien algún familiar o amigo tuyo presenta síntomas, no dudes en contactar con nosotros, te podemos ayudar.

¿Cómo elegir el mejor centro de drogodependencia?

Elegir un buen centro de drogodependencia no es tarea fácil, ya que existen mucho factores que van a afectar en la decisión. En estos casos no es recomendable dejarse llevar por los impulsos, debes elegir el centro que mejor de adecue a tus necesidades. A continuación listamos una serie de aspectos que tienes que fijarte a la hora de la elección.

  • Debe ser accesible, cuando el enfermo pide ayuda dicho centro tiene que responder rápido y de manera eficaz. No puede hacer esperar al individuo que ya sea ha decidido a poder realizar el ingreso. Como centro debe estar preparado en todo momento para ofrecer ayuda.
  • Debe tener un equipo profesional cualificado. El tratamiento de adicciones es un proceso complejo que requiere experiencia. El seguimiento médico y terapéutico es fundamental.
  • Dicho centro tiene que ser capaz de ofrecer un tratamiento personalizado. Aunque adicción a sustancias concretar tienen síntomas propios, cada caso es un mundo. Se tiene que evaluar y elaborar un tratamiento de desintoxicación específico.
  • La duración del tratamiento debe ser adecuada para que realmente sea eficaz. Una adicción que se desarrolle durante años, no se puede tratar en pocos meses. Un centro de drogodependencia bueno debe cubrir todas la fases del tratamiento. Incluso, terapias de manera ambulatoria.

Clínicas CITA es un centro de drogodependencia con muchos años de experiencia, el cual cuenta con un equipo de médicos, psicólogos, psiquiatras y terapeutas altamente cualificados para saber guiar el paciente durante su tratamiento. Como es normal, evaluamos el paciente cuando ingresa y elaboramos un tratamiento específico para él.