Skip to main content
Adicción a los descongestionantes nasales

Cuando uno está resfriado, es muy común utilizar descongestionantes nasales para poder respirar bien, ya que su función principal es abrir las vías respiratorias. El problema de los sprays nasales es que contienen oximetazolina, es una sustancia química la cual puede desarrollar adicción a los descongestionantes nasales.

Esta adicción es muy común en personas con rinitis, ya que necesitan el uso de este tipo de sprays muy a menudo. Las rinitis constituyen la enfermedad crónica más frecuente de todas las conocidas, afectando a entre un 30 y un 40 por ciento de la población.

¿Cómo se genera la adicción a los descongestionantes nasales?

La adicción a los descongestionantes nasales, como hemos comentado anteriormente, es debido a la sustancia adictiva que llevan, la oximetazolina. Su uso es debido cuando una persona con rinitis sufre de congestión u obstrucción de las vías nasales. En consecuencia, le cuesta respirar y necesita utilizar este tipo de productos para volver a hacerlo con normalidad. En una primera fase, el individuo acostumbra a consultar a un médico sobre un tratamiento adecuado para curar su dolencia. Sin embargo, hay una alta frecuencia de casos que tras visitar a un profesional sanitario deciden automedicarse. Además este tipo de productos se puede comprar en farmacias sin necesidad de receta médica.

Los sprays nasales son un producto que su uso está socialmente normalizando, ya que se pueden comprar en farmacias e incluso lo podemos ver en anuncios de la televisión. No obstante, es una práctica no recomendada según los especialistas médicos, ya que sus sustancias químicas, como la oximetazolina, actúan sobre el sistema cardiovascular. Por lo que un abuso de los sprays nasales puede llegar a generar graves consecuencias sobre la salud.

¿Cuáles son las consecuencias de la adicción a los descongestionantes nasales?

El consumo habitual de los sprays con oximetazolina puede derivar en patologías sobre el corazón y el sistema nasal. Algunos de los efectos más comunes son:

  • Dificultades cardiovasculares
  • Hipertensión
  • Cardiología isquémica
  • Reducción del flujo sanguíneo en la región nasal
  • Sensación de ahogo constante
  • Rinitis crónica
  • Atrofia nasal
  • Necrosis y perforamiento del tabique nasal
  • Trastorno adictivo por oximetazolina

Como en toda adicción, es muy probable que un consumidor habitual acabe desarrollando tolerancia a dicha sustancia. Esto provocará que sea necesario consumir en mayores cantidades para lograr el mismo efecto.

¿Cuáles son los síntomas de la adicción a los descongestionantes nasales?

A pesar de los efectos que puedan provocar los sprays nasales, no todos generan adicción. Los descongestivos adrenérgicos contienen la oximetazolina, uno de los componentes responsables. La xilometazolina y la nafazolina, son sustancias del mismo grupo que pueden causar dependencia. Los anticongestivos se venden frecuentemente para aliviar un catarro que no se ha superado durante el período de tiempo esperado. Sin embargo, existen otras causas por las que una persona puede llegar a utilizarlos:

  • Alergias
  • Trastornos no alérgicos
  • Sinusitis crónicas
  • Desviación del tabique nasal

A grandes rasgos, los sprays nasales no son perjudiciales para la salud, sino su forma de utilización. El abuso y el cálculo incorrecto de la toma de dosis de fármacos descongestivos con oximetazolina son el factor principal de padecer dependencia y adicción hacia ellos. Utilizarlos proporciona una sensación de alivio y placer que puede “enganchar” a la persona. Por lo que es importante prestar atención a la persona que los utilice habitualmente y controlar su administración de forma segura y con moderación.

¿Cómo evitar la adicción a los sprays nasales?

Hay una serie de recomendaciones para no tener que utilizar este tipo de sprays con tanta frecuencia y así evitar una posible adicción:

  • Realizar lavados nasales con agua de mar o solución salina.
  • Mantener unas condiciones de humedad y temperatura adecuadas, evitando el exceso de humedad, los cambios bruscos de temperatura, así como las temperaturas extremas.
  • No fumar.
  • Beber  abundantes  líquidos.
  • Como la congestión empeora al estar tumbado, mantener la cabeza más elevada, durmiendo con una almohada alta.
  • Intentar dejar de forma paulatina el consumo del spray, alternando su uso con soluciones naturales.
  • Tratar de utilizar los sprays nasales como máximo una semana continuada.

¿Cómo superar la adicción a los descongestionantes nasales?

Como en toda adicción, es muy importante que el individuo reconozca que realmente hay un problema. Será el primer paso para superar la adicción. Pedir ayuda a un profesional será vital para lograrlo, ya que realizar un tratamiento de manera individual es prácticamente imposible.

En Clínicas CITA tratamos cualquier tipo de adicción, elaboramos un tratamiento totalmente personalizado para cada paciente para que se adecua a sus necesidades.